VIAJAR EN LOS TIEMPOS DEL COVID Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

El año 2021 acaba de empezar y parece que llevamos en él una eternidad. El confinamiento lo llevo regular, necesito ampliar horizontes y solo puedo hacerlo a través de este blog.
Primero me hablaron de una «curva» y de la necesidad de frenarla con todo tipo de medidas, casi al mismo tiempo que los expertos se referían a la curva, me explicaron que en un momento dado alcanzaríamos un «pico», y que cuanto menos agudo fuera ese pico mejor, al final con la cuarentena ese pico me lo convirtieron en «meseta».
Creo que ya estará todo dicho, sé que llego tarde. Muy bien. Me da lo mismo.

***

Desde mi sofá he viajado por nuestra querida España y como resultado lo que encontré fue, que tuvimos largos años de ilusión, bienestar y ascenso social; por contra, lo que hoy mejor define nuestras aspiraciones y formas de vida es, sencillamente una actividad radicalmente individual. Siento que cada vez quedan menos lazos afectivos, menos vínculos comunitarios, y los pocos que permanecen tienen frecuentemente contenidos nacionalistas y separatistas. Con lo que veo, no me salen versos por los dedos, sino sapos y culebras por la boca.
A pesar de todo, salgo el sábado a dar una vuelta, y el cierre total de bares y restaurantes me baja la moral. Lo único bueno que ha traído esta pandemia es que el consumo del vino en los hogares españoles creció, en cada ola del virus, un nuevo trago. Así que vuelvo a casa a tomarme uno y ver en la tele las mentiras y contradicciones del Gobierno, que no hacen más que llamadas a la responsabilidad, cuando los primeros irresponsables son ellos.
También veo en la tele que muchos están haciendo una invitación a la violencia en las redes sociales, como acabamos de ver en Barcelona y otras ciudades españolas. Resulta incomprensible que Podemos incite a los disturbios callejeros y jalee los enfrentamientos con las fuerzas de orden. El mensaje de los morados alertando a los manifestantes es muy grave, con ellos se puede predecir el movimiento de los cuerpos celestes, pero no la locura de sus seguidores.
¡ Por Dios, que nadie les vote !, si es que alguna vez hay elecciones.
Y entre tanto, me asombra que la ministra locuaz e inoportuna de siempre, haya vuelto a despertarme la ilusión por viajar, cuando de sobra sabe que aún no estamos en condiciones de hacerlo. Nadie del Gobierno se atreve a contradecirla, faltaría más, ni ese oráculo de la pandemia, que guardando las distancias, cada día me recuerda más a Simón o Simeón el Estilita y a los 37 años que pasó subido en su columna…cada día más alta, intentando alejarse del trajín humano. (La primera columna en la que vivió era de sólo 3 metros, la segunda de 7, pero como aún la gente trataba de subirse a ella, hizo levantar la definitiva de 17 metros).
Mal lo tenemos los viajeros. Tengamos paciencia y no hagamos caso de los discursos de la precipitada señora, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, a la que no le vendría mal, tener a mano un ejemplar de «La prudencia en la mujer» posiblemente escrito en el Cigarral del «Santo Ángel Custodio» de Toledo donde nuestro clásico, solía reunirse con otros literatos «bolos» bajo los auspicios del Cardenal Sandoval y Rojas.
Lo único que me agrada de este confinamiento, aparte de lo del vino, es que al no poder viajar no me encontraré con gente que me eche en cara cómo hemos sido capaces los españoles de votar, y entre unos otros, hacer gobernantes a esta ralea de vividores de tan escasa valía.
« Añoramos la prudencia en la mujer de Tirso de Molina».
Apago la televisión y sigo con mi viaje que me lleva hasta el Nuevo Mundo. Me voy con los primeros caballos españoles que pisaron tierras americanas.(Hacía mucho tiempo que no hablaba de mis queridos caballos).
Los hijos de esos caballos son conocidos hoy como: «galiceño» en México, «llanero» en Venezuela, «paso-saltero» en Perú, «paso-fino» en El Caribe y Puerto Rico y «criollos» en Chile. Gracias a su gran resistencia, pocas alzadas y capas discretas, lograron sobrevivir a los depredadores de las Pampas de América del Sur.
Podemos decir que los caballos de la Conquista eran españoles y se hicieron con América caracoleando al son entre otros de Francisco Pizarro y Hernán Cortés. Este último paseó sosegado, sobre su caballo «Romo», que era castaño oscuro, ante los ojos admirados de Moctezuma.
La alzada de nuestros caballos fue siempre un impacto definitivo en el alma de los indios que en un principio creyeron que eran dioses. Su prestigio divino disminuyó al comprobar que no eran carnívoros ( para ellos condición imprescindible de toda divinidad) , y acabó de hundirse cuando vieron morir al primer caballo. Entonces se dieron cuenta de que no eran dioses, pues bien sabían que la inmortalidad era su atributo esencial.
Nuestras señorías a pesar de no tener las alzadas de aquellos caballos, y aún comiendo de todo, más bien carnes y mariscos, su pretendida ascendencia divina hace tiempo que acabó por los suelos. Merecido lo tienen por ignorar y ningunear las conquistas españolas en tierras americanas.
«A pesar de comer carnes y mariscos, ellos con su cinismo predican el veganismo».
Y de los caballos del Nuevo Mundo nos retrotraemos a los de la Antigua Grecia.
Lo que un día nos contó Platón me hace pensar que con tanto «penco» resabiado en el hemiciclo, lo más fácil es que a los que guían alguno de los muchos coches de este Gobierno, se les vaya de «caña» la collera, pierdan las alas y al no poder seguir a los dioses, caigan del escaño a modo de pescante, entre nubarrones, a la oscuridad y pierdan la cabeza. De cualquier manera a estos impresentables hay que cortarles las alas.
Al vicepresidente Pablo Iglesia y su particular forma de entender la plena normalidad democrática de España, le diría que si fuera el vicepresidente del gobierno de cualquiera de sus «repúblicas bananeras favoritas» su suerte no sería la misma. Es posible que por aquellas tierras, se hubiera llevado ya a cabo, cosa que nunca desearé, su envenenamiento con polonio, como nos contó su polémico y provocador portavoz Echenique.
Todo este personal, lo mejor de cada casa, ya no practican el «stalking» al Congreso pues se han instalado dentro, pero su estrategia sigue siendo apoyar y respaldar a todos los que se enfrentan a España y denigran su diseño constitucional y sus instituciones, aunque lo más sorprendente, lo más inquietante y lo más peligroso, sea el continuo silencio del presidente, admite que la situación es insoportable pero cree que la ruptura sería un suicidio. Situación que convierte al Ejecutivo en rehén de un peligroso extremismo.
Recientemente hemos visto que los ganadores de las elecciones catalanes gritaban, saltaban, tiraban cohetes, bailaban. Muy bien. Lo malo es que desgraciadamente ¿los nuestros?, se conforman con esperar al próximo «congreso nacional de resurrección», que es donde solucionan todo (o nada) tras sus aciagas noches electorales.
Después de tres noches seguidas de altercados violentos en varias ciudades de España por la entrada en prisión, del para mí desconocido rapero Pablo Hasel, en pretendida defensa de la libertad de expresión, aunque creo que lo que circula por las letras de sus raps no es precisamente el amor, sino el odio más profundo.
Propongo que el rapero por mí desconocido, siga donde está, y a los vándalos, que los manden a hacer trabajos sociales, pero de los duros, de los que producen callos en las manos.
Y mientras tanto entre los Mossos d´Esquadra, parece ser que crece la sensación de desamparo, se sienten huérfanos después de que ningún miembro del Govern haya condenado con contundencia los disturbios violentos de estos días, llegando a afirmar que«les hieren más los silencios de los políticos que las piedras».
Una vez más, con sus contradicciones internas, el Ejecutivo nos ha demostrado su vergonzante y peligrosa manera de actuar.
Como mucha gente, estoy cansado de esta pandemia y de sus consecuencias. Cansancio producido por el covid-19, con sus «olas», sus «picos» y sus «mesetas» y sobre todo con tantas muertes diarias, a las que nunca debemos acostumbrarnos.
Cansancio que no me hace olvidar, a aquellos que sin tocarles, ya tienen puesta la vacuna.
Pero, ya veis, vienen unos vándalos y me trastocan estas notas, este viaje y mi buena voluntad.
«Mientras la encina alimenta a las ovejas, otros dan de comer al lobo que a su vez provocará al rebaño».
Zaragoza febrero 2021.

Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

Blog: generaldavila.com

24 febrero 2021

15 pensamientos en “VIAJAR EN LOS TIEMPOS DEL COVID Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

  1. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    Entrañable y querido CORONEL CERDIDO,
    Ha vuelto al pasado para comparar el futuro. y nada menos que remontando a galope tendido las torres de babel de protección humana.
    San Simeón ya el Joven o El Viejo , sobre todo el Viejo unos cien años de diferencia recitaban y se aprendían de memoria la tira de proverbios.
    A los jóvenes podemitas no se les puede decir nada de eso ni a la portavoz tampoco. Los bailarines prepararán otro 8-M para iniciar la cuarta ola como han hecho dejando votar a los infectados en las últimas elecciones.
    Me alegra su amor por los caballos, me lleva de nuevo a SILVINA y sus “CABALLOS INFINITOS” que :….”Trémulos anunciaban las batallas/ anunciaban el miedo y la constancia, /como el redoble del tambor trotaban, / como un aplauso en un profundo teatro.”
    Hay que olvidarse de la curva sedentaria y mesetaria que diría algún amigo nuestro. La reducción ha comenzado de los 7.700 millones no se puede rebajar a 1.500 que serían los óptimos. Esperemos que EL GRAN BLANCO CABALLO TRUMPICO para de una vez por todas el rumbo catastrófico de los OJOS DE LA OSCURIDAD. Por algo ha sido CAP. DE CABALLERÍA.
    Muchas gracias por tan buena exposición. Pasaremos como no por EL SANTO ÁNGEL junto al ESPEJO DE LOPE y recitemos :”Ésta es SEÑORA , LA IMPERAL TOLEDO….”
    Un enorme abrazo y a la orden de V.I
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA LA CABALLERÍA ESPAÑOLA
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 10 personas

  2. A las órdenes de V. I., mi Coronel.

    A veces sueño que todo esto que nos aflige y nos tiene maniatados, lo resolverá no un jinete solitario como el General Pavía, sino un escuadrón de centauros con los cuatro jinetes del Apocalipsis a la cabeza, a los acordes wagnerianos de La Cabalgata de las Walkirias.

    No se vislumbra otra cosa.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 10 personas

  3. Buenos días mi Coronel, y todos; esto durará lo que quieran que dure los chinos, que NO han creado el (los) virus, la peña de de Davos, y los Gobiernos más Liberticidas, sin señalar, que NO han encargado el (los) virus a los chinos, y lo que digan, cuando lo digan, la ONU y la OMS, que NO encubren a los chinos. “Yo no he sido” (Bart Simpson)

    Le gusta a 7 personas

  4. Por aquello delos versos y por alusiones, también a mí, querido Ángel me salen sapos y culebras por la boca; y me siento totalmente identificado con tus pensamientos y sensaciones, con el estado de ánimo que de manera tan “cicilizada” expones en tu magnífico artículo.

    Tú combates la situación – aislamiento, desesperanza- con el sueño de tus viajes y yo lo hago mediante la marcha -“paso legionario-trote cochinero”- con la que a diario me machaco por los alrededores incomparables de mi pueblo de adopción. (Cuando puedas venir date una vuelta por ese cigarral del Ángel que recuerdas en tus letras: un paraíso en la tierra).
    Y mientras se me pasan volando esas dos horas voy enhebrando los versos con los que martirizo a los sufridos lectores: pasarlos a la pantalla al llegar a casa es, ya, pan comido.

    Y al día siguiente, vuelta a empezar tratando de hacer que la rutina haga, como digo, que el tiempo pase rápido; lo cual es una sangrante contradición, ” a estas alturas de curso”. Cuando quisiérmos que se detuviera; pero eso sí disfrutando de las cuatro cosas buenas que nos da la vida: la familia, los amigos, la lectura, ver una buena película… Ya ves, de las cuatro, la mitad y más importantes no nos son permitidas.

    En fin, ¡p… Covid!
    Un abrazo, y muchas gracias.

    Le gusta a 6 personas

  5. Magnífico relato Ángel, no cabe duda de que tienes un preciado “Don”, con eso se nace y dichoso el que lo tiene.
    Muy bonito lo escrito y por supuesto , no faltan los caballos . Las subidas y bajadas, de la dichosa curva de la Pandemia, está muy viva y activa. Las “ autoridades “, planean dejar el día “8/3/21, manifestaciones, en grupos de 500 personas, creo que como recuerdo de hace un año , son impresentables.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 8 personas

  6. Buenos días mi Coronel:
    La columna de san Simón la han cambiado algunos amigos por el exilio voluntario a otros países con mejores gobiernos y menor presión fiscal.
    Respecto al virus hago mía la ironía de D. Félix Fernández de Castro. Y espero que no nos impongan el “pasaporte sanitario” para poder viajar. De lo contrario un servidor lo va a tener crudo.
    Y por lo que se refiere a Pablo Iglesias, la ausencia de malos deseos por su parte, mi Coronel, no hace sino confirmar su bonhomía. Que ya hace falta ser bien nacido para no tener malos pensamientos para con el citado vicepresidente y su portavoz. ¿Qué pecado cometimos en Aragón para que nos cayera semejante individuo?
    Saludos cordiales.

    Le gusta a 5 personas

  7. Está muy bien los elogios y es de agradecer tales elogios pero, el problema o los problemas que hoy acontecen en España no tiene solución, mientras la derecha siga desunida o dividida en tres partidos la situación en Cataluña y el resto de España con un gobierno de España ni esta ni se le espera para la solución de los problemas que nos acontece como el problema de los radicales de izquierdas destrozando todo lo que se encuentra en su camino y un vicepresidente que alienta a los radicales y a los antisistema y una batalla emprendida contra la jefatura del estado, con un presidente que sale comentando que el pacto con el coletas y los antisistema está funcionando sin fisuras, los ciudadanos de a pie como todos nosotros debemos de exigir que es necesario la unidad de los tres partidos de la derecha, en un solo partido

    Me gusta

  8. Pues con la ajutorización y dispensa de V. ., mi General:

    A tenor de la tan deseada, traída y llevada solución mediante la unión de los partidos de la derecha, que en efecto, podrían sumar siquiera un voto más que los de toda esta chusma antinatura junta, creo que la única posibilidad de unificación, que no de unión, pues eso es imposible en España, y más entre las llamadas derechas, es más sencilla que todo eso, siendo “el pueblo”, bueno, la mayor parte de él, quienes la tenemos en nuestras manos, y sería votar todos a un mismo partido, dejando a los otros en blanco y con salva sea la parte al aire..

    No quiero sugerir qué partido me parece el más idóneo, porque en eso creo que vamos a coincidir todos, y porque nadie piense que pretendo estar en posesión de la verdad absoluta y viciado de imparcialidad.

    Pero así lo veo. Perdón de nuevo y…

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 4 personas

  9. Muy buenas, Coronel Cerdido, D. Angel, y compañía

    Me gusta su estilo escribiendo, es suave, como el lomo de un caballo recién cepillado, pero definitivo como un buen galope.

    Está claro que cada uno escoge su columna del Estilita a su manera, pero yo prefiero el estilo del coronel Torres. La familia, los amigos, la lectura, si se puede, una buena película. Y por cierto ¿Ya terminó su serie Leftover? Yo si, vi la serie entera en menos de una semana, pero para no chafarle el final si usted aún no ha llegado no le diré mi opinión. Cuando la haya terminado, si es que aún no lo ha hecho, me gustaría la suya sobre el asunto, por aquello de que una no siempre está segura de si es que no entendió o es que las conclusiones se me hacen difíciles.

    Llegar a conclusiones nunca es fácil, en casi nada en ésta vida, y a mi me inunda el desconcierto cuando veo transcurrir los hechos que día tras día contemplamos. Esa violencia más o menos jaleada desde dentro del propio gobierno, con un pretexto absurdo e inconsecuente (yo tampoco había oído jamás el nombre de ese energúmeno enemigo de todo y de todos) se me hace difícil de comprender si no se juzga desde la mentalidad de quienes también son odiadores profesionales y persiguen objetivos de destrucción y aniquilación del bienestar general por motivos que tampoco entran en mi cabeza, que siempre supuse bien amueblada, y que ahora anda de mudanza sin saber dónde colocar cosas que me sobran, y echando de menos cosas que creo que me faltaban.

    No es que sea negacionista, palabra nueva para ciertas actitudes en contra de lo que ocurre, es que yo me pregunto cuantos muertos por una gripe se producían en años anteriores, o por neumonías, sobre todo en personas mayores, pero a veces también en más o menos jóvenes. Yo quiero recordar que no eran muchas menos de las que en éstos momentos se producen, y no es que no nos duelan, como antes nos dolían, es que ya no se si el verdadero peligro está en el covid o en la importancia que se le da a esta pandemia, que les viene de perlas a los que desgobiernan, para deshacer lazos familiares, amistades y reuniones, y sobre todo, la posibilidad de manifestarse contra lo que hacen, sin protestar, ésta pandilla de inútiles.

    Está claro que es un virus peligroso, pero sobre todo extremadamente contagioso, pero ¿es que las gripes normales no nos hacían la vida imposible si nos metíamos en un ambiente cerrado sin ventilación o con aire acondicionado? La diferencia puede estar en el grado de letalidad de éste virus, y la incapacidad del sistema nacional de salud de hacerle frente con los medios adecuados. Por ignorancia, posiblemente, por ineptitud, seguro.

    Total, que después de un año TODOS estamos cansados, aburridos, desmotivados y encima cabreados por lo que ocurre con el gobierno y las consecuencias que puede traer, como si no fuera bastante ya el saber que tenemos nuestra vida pendiente de un hilo, pensar que nuestro país también lo está no mejora precisamente las cosas. Yo intento reflexionar, y creo que mi inquietud más grave y la que más me afecta es la segunda opción, o sea España. Porque intelectualmente uno puede asumir la propia muerte como algo inevitable, que puede producirse antes o después, y que tendremos que afrontar de la mejor manera posible cuando llegue. No estamos preparados, o al menos yo no lo estoy, para presenciar la muerte o paralización de nuestro país, y la impotencia es casi un estado de ánimo constante, no precisamente positivo.

    Dichoso el que puede desahogarla con “paso legionario o trote cochinero” hilando al mismo tiempo sonetos en su mente. Yo lo pago con el piano, que añora mejores tiempos, pero que tampoco puede protestar. Menos mal, sólo me faltaría eso.

    Gracias mi coronel por dedicarnos su tiempo, su esfuerzo y lo que le queda de buena voluntad. A mi la voluntad se me va hacía el polonio, que ni tengo a mano ni posibilidad de administrarlo. Suerte que tienen algunos.

    Afectuosos saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  10. Respetado general Dávila, es admirable la destreza y la finura con la que usted maneja la pluma y la espada. Mi más sincera felicitación.

    Le gusta a 4 personas

  11. Buenas noches a todos , muchas gracias coronel por su tiempo y energías en escribir en el blog del GENERAL D.RAFAEL DÁVILA….¿ DOMINE, QUO VADIS….??, ¡ EXTREMA SPE OPTIME PRAEPARARE…!,¡ SCIO ME NIHIL SCIRE….!!

    Le gusta a 2 personas

  12. A las órdenes de V.I. mi Coronel, Gracias a tan nobles animales fué posible que los españoles llegaran a todos los rincones de América. No hay nada comparable a la belleza y nobleza de un caballo!!.
    En cuanto a la pandemia, La denuncia que presenta la viróloga Li-Meng Yan se basa en que las primeras alertas sobre lo que empezaba a anunciarse como un virus letal y muy peligroso fueron ignoradas y silenciadas durante semanas por las autoridades chinas, incluso por la propia OMS. Yan subraya que ambos organismos conocían el peligro que suponía el contagio mucho antes de que lanzaran alertas internacionales.
    Mientras tanto, uno ve las noticias y pero qué es esto? Qué mareo!!! Curva va y curva viene. Subidas y bajadas. Frenazos. Muertes que sube y que bajan. Como si fueran la acciones del mercado bursatil.
    Vacunas que nunca se sabe nada ni se sabrá cuando ni a quién le toca.
    Esto se está convirtiendo en una pesadilla o en una broma de mal gusto.
    Que si hay que salvar el verano, la fiestas navideñas. ahora toca el 8-M y suma y sigue…con el cuento chino del virus que nunca se acaba.
    Me quedo con los caballos y si pudiera con un unicornio alado que me lleve lejos de esta farsa.
    Un saludo afectuoso a todo el Blog.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .