GENERAL LUIS CARVAJAL RAGGIO. SU MEJOR SALTO Rafael Dávila Álvarez

Una necrológica más. Inevitable. No callaré, permítanmelo, aunque solo sea para lanzar el desgarro que llevo en el espíritu de amistad al irse mi amigo, mi General; el roto que me produce abandonarle, que se te vaya, así, sin poder acompañarle. Déjenme que mi silencio, con el de tantos amigos del General Carvajal, hable.

Grito que lanzo con todos, ¡Con Nosotros! ¡Espíritu Paracaidista, Espíritu Legionario, Soldado!, envuelto en un hondo amor y agradecimiento a nuestro General.

No lean mis palabras, olvídenlas. Luis Carvajal era un soldado ejemplar. Todo lo que diga después de eso sobra.

Era mi amigo, pero era algo más. Permanecí en su rotunda amistad, pero nunca quise sobrepasar la distancia del alumno que sabe respetar la altura moral de su maestro. Digo sin rubor, sin callarme, que ha sido uno de los ejemplos de mi vida militar.

He intercambiado con él consejos y mensajes en estos tiempos duros en los que el espíritu deambula sin encontrarse, y siempre me dio un juicio ecuánime, la visión equilibrada, la razón de soldado, el amor a España.

Sentí el uso certero del vuelo paracaidista para posar su figura en el lugar adecuado, no en otro.

Cuando muere un soldado no se escribe, se reza, se adopta la posición de firmes que se hace rígida, se mira al infinito militar elevando los ojos al Cielo, allí la esperanza, a la vez que se ocultan, en vano intento, las inevitables lágrimas. Es la única ocasión en la que el soldado llora ¡A Dios compañero!

Tiene que estar allí. No necesitamos señal alguna: La muerte no es el final. Hemos vivido con ella, convivido, y alguno de sus secretos se nos ha confiado. Vosotros lo sabéis. Por eso oramos:

¡Señor Dios y Jefe Nuestro!

¡Por ir a tu lado a verte!

No han pasado cuarenta y ocho horas desde que un amigo y compañero, el Teniente General César Muro, me avisó de la situación casi final del General Carvajal. Me pedía reproducir en este humilde blog las palabras que un día cercano, el 23 de febrero de 2020, escribía mi amigo, mi general, en el LXVI aniversario fundacional paracaidista. SER PARACAIDISTA. SU ESPÍRITU.

Así lo hice. Queríamos llegar con él, a su lado, antes de que embarcase para su mejor salto. Me costó un verdadero esfuerzo reproducir sus palabras. Mucho. Me negaba ante lo evidente. Léanlas; lo que él dejó escrito son hoy letras de oro para un soldado.

«No te vayas maestro. Mi General, no te vayas».

Ha embarcado para lanzarse sobre el mullido Cielo de soldado, legionario y paracaidista.

Mi querido general, mi entrañable Luis, desde hace unos días en los que te vi en el área de embarque empecé a sentirme más solo. Tu mirada, tu recuerdo me persigue.

No sigo. No es necesario. Consciente aún, con toda su fuerza moral y paracaidista, tuvo el valor de despedirse en lo que es el testamento de un hombre valiente y de Honor, fiel a su compromiso.

No debería ni un solo Centro de Enseñanza Militar donde no se leyese, donde no figuren sus palabras para la posteridad y ejemplo a futuros soldados.

Estas fueron sus últimas palabras que nos dejó escrito antes de irse para dar su mejor salto: Al Cielo Paracaidista.

«Anoche soñaba que estaba en el Área de Embarque, BA Torrejón. Pero era todo distinto Había a pie de pista en las plataformas, un enorme y extraño avión. Una formación militar, con sus guiones y banderines ondeando al viento LA BRIGADA PARACAIDISTA. Un poco más allá, entremezclados, Veteranos Paracaidistas y Paracaidistas Veteranos. Y allá a lo lejos la imagen difusa de los Tercios de Flandes…» Por España y el que quiera defenderla…» Me ordenan embarcar Me dicen de parte del Comandante del Avión, San Miguel, que el Señor Dios y Jefe nuestro ha tomado los mandos¡¡¡ El mejor PILOTO del mundo!!! Qué mientras no ponga luz verde ni se me ocurra saltar, como tantas veces has hecho. El avión está lleno de caras conocidas, que dicen que si hay lanzamiento me acompañaran pero que a tomar tierra, no, prefieren quedarse en los vientos de la Patria. Así que aquí estoy en la puerta del avión esperando órdenes (unas personas con bata blanca y aparatos me ordenan interrumpir. Deben mandar mucho). Os dejo compañeros, amigos todos. Según vaya la Meteo os informaré.

Con todo mi compañerismo, afecto, lealtad, cariño y amor, el mejor y más grande abrazo Paracaidista por tanto que os debo y que generosamente, siempre me habéis dado. A ver qué decide el PILOTO.

Os quiere el Caballero Legionario Paracaidista Luis Carvajal Raggio».

¡Dios mío! Te llevas al mejor.

Mi general: ¡Cuánto te queremos!

Rafael Dávila Álvarez

9 febrero 2022

 

 

23 pensamientos en “GENERAL LUIS CARVAJAL RAGGIO. SU MEJOR SALTO Rafael Dávila Álvarez

  1. Al Excelentísimo TG General DON Luis Carvajal Raggio
    —————————————————
    7-2-22
    Emocionante y patriótica lección
    la de Vuecencia. Mi General,
    desde mi humilde condición
    con el respeto y la admiración
    que merece la integridad.

    De los que en ella se forman
    dando ejemplo a los demás
    y fulminando las sombras
    en la honestidad se nombran
    POR ESPAÑA Y SU UNIDAD.

    8-2-22 a las 12:48
    En este mismo momento
    me comunican su muerte.
    Quiero rayar los fragmentos
    Con el profundo respeto
    que merecen los valientes.

    Que sin haberlo conocido
    he escuchado su trayectoria
    por Militares distinguidos,
    sencillos, leales y comedidos
    lejos de las vanaglorias.

    9-2-22
    Me uno a las condolencias
    de quienes lloran su muerte
    y lamentando su ausencia
    le ofrendan las eminencias
    que están haciendo presente.

    España día 9 de febrero de 2022

    Cabo 1º Legionario Paracaidista Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 5 personas

  2. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    EXCELENTISIMO CABALLERO LEGIONARIO PARACAIDISTA D.LUIS CARVAJAL RAGGIO : QUE DIOS LE CONCEDA TAN MERECIDA GLORIA Y A NOSOTROS NOS LA NIEGUE HASTA QUE NO SEPAMOS RECOGER PARA ESPAÑA LA COSECHA QUE SEMBRÓ TAN EJEMPLAR MUERTE!
    ¡LA ALEGRÍA DE SU VIDA LA HA DADO LA CAMPANADA INMORTAL DE SU ABRAZO PARACIDISTA!
    GENERAL CARVAJAL:¡PRESENTE!
    El GRAN ALEJANDRO lo clava:» Por mi parte, considero que para los HOMBRES DE ESPIRITU, no hay más meta o fin de sus labores que las labores mismas. (Debemos saber pararnos para vivir el momento y reflexionar)
    Coincide con un recordado día «EL ESTUDIANTE CAIDO»
    SILENCIO, LUZ Y ETERNIDAD Y LA ORACIÓN AL CRISTO DE LA BUENA MUERTE DE MENA.
    D.E.P ¡DESPERTA FERRO!
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA EL GENERAL CARVAJAL
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 3 personas

  3. Era, ES, mi compañero, amigo y hermano. Fue mi Jefe y mi padrino cuando ascendí a General.
    Supo aplcar en todos sus empleos el principio que aprendimos en el Decalogo del Cadete en nuestra Academia General
    «Hacerse Querer y Respetar». Su Ejemplo fue y será guía para todos los soldados.
    Un fuerte abrazo mi General, querido Luis, Esperanos en el Cielo.

    Le gusta a 5 personas

  4. Mi General : Triste noticia. 🇪🇸🇪🇸 D.E.P. 🇪🇸🇪🇸.
    Desde el Cielo, mirará a sus PARACAS. y nosotros siempre lo tendremos presente.
    Que cada uno de nosotros, piense en él, y recé un oración.🇪🇸
    ¡¡¡ VIVA LOS PARACAIDISTAS !!! ¡¡ VIVA ESPAÑA !!

    Le gusta a 6 personas

  5. A las órdenes de V. E., mi General.

    Vaya mi más sincero y sentido pésame a V. E., a la familia del General fallecido, a toda la Legión, al Ejército, y a cuantos tuvieron el honor de conocerle y servir bajo su mando.

    Se deduce que era un hecho ya asumido por él mismo, aceptado con la valentía y serenidad propias de un Soldado. Y es envidiable esa forma de despedirse con plena consciencia, y entregando, casi en el último minuto, su mejor legado, su ejemplo de vida y patriotismo, su recuerdo a todos los que con él compartieron glorias y honores, escrito para las generaciones futuras de soldados.

    La apasionada breve semblanza que V. E. hace del Jefe, amigo y compañero, y ese dolor imposible de ocultar, me impide contener las lágrimas y me hace sentir la misma emoción incontenible que en tantas ocasiones experimenté ante la pérdida trágica de jefes y compañeros, cuando todavía estábamos en la flor de la vida.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 5 personas

  6. Por lo inacostumbrado del momento me causó extrañeza la publicación, de nuevo, del artículo SER PARACAIDISTA. SU ESPIRITU del General Carvajal; me temí que nuestro director ya contaba con «información privilegiada» como así efectivamente ha sucedido; emocionado leo sus últimas palabras: hay que ser muy valiente, tener mucha Fe y ver las cosas muy claras para escribir así mientras esperaban «unas personas con bata blanca».

    Reig, Santamaría, Olegario, Colldefors, Ledesma, G. de Paadín, Carvajal…, una pléyade de curtidos capitanes, caballeros de la Milicia; nuestros antiguos tenientes Sierra, Braulio… Fueron nuestros superiores, compañeros y amigos, los mentores de pipiolos tenientes que en sus manos nos poníamos: de sus dotes de Mando, de su experiencia, de sus conocimientos y de su saber estar, cuánto aprendimos para nuestra vida de Servicio.

    Con ellos compartimos saltos, marchas, ejercicios, salidas, convivencias en el duro camino de una unidad paracaidista de Infantería, nuestra añorada III Bandera, Ortiz de Zárate. Con ellos subimos y descendimos del cielo infinidad de veces: unos están entre nosotros: para ellos un abrazo y mi fraternal recuerdo; otros, Reig, Colldefors, Carvajal decidieron quedarse Allá arriba a las órdenes del Señor Dios y Jefe nuestro; para ellos mi gratitud y mi oración. Decidieron quedarse pero sólo en apariencia, porque siempre estarán. ¡CON NOSOTROS!

    Le gusta a 5 personas

  7. Con permiso de Vuecencia, mi General. Dios siempre se lleva a los mejores.
    D. Rafael Hervías, los Legionarios también lloran.
    General D. Luis Carvajal !! Presente !!.
    ! Arriba España y viva La Legión con todos los Ejercitos españoles !. Julio de Felipe Jimeno

    Le gusta a 3 personas

  8. Preciosas palabras de recuerdo para el General Carvajal y conmovedora su despedida. Tuve la suerte de que le diera a mi hija sus mejores consejos este año cuando apenas llevaba un mes en la Academia General Militar. Entre ellos me quedo con uno que espero que mi hija lo incorpore a su decálogo de cadete y lo practique con su misma dignidad: «El ejemplo es la forma más elocuente de hablar en silencio».
    Que pena no poder escuchar más, gracias por todo y buen aterrizaje en el reino de los cielos. Un abrazo. DEP.

    Le gusta a 4 personas

  9. Mi General, con estas palabras sentidas y salidas del alma, me uno a todo lo dicho. Sin conocerlo me siento también su amigo, un honor, y su alumno.
    Estoy seguro que Dios le ha dado un sitio preferente.
    Descanse en Paz.

    Le gusta a 5 personas

  10. D.E.P. el General Carvajal, mi General, su amigo, su maestro y su ejemplo según nos cuenta.

    Tuvo que ser una gran, grandiosa persona, para merecer sus palabras y habernos puesto un nudo en la garganta a todos con su último testimonio.

    Mi más sentido pésame para V.E. y para la familia. Todos lo que le querían y admiraban estarán orgullosos de él, y tendrán la seguridad de que ahora está en las manos de su Gran Jefe, que le tendrá en su Gloria por los siglos de los siglos.

    VIVA ESPAÑA y sus leales servidores, siempre !PRESENTES!

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 5 personas

  11. Gracias mi general Dávila por esa hermandad y ese cariño entre hermanos legionarios y por ende entre camaradas del Ejército.Mis disculpas por la extensión y va para quellos que no lo pudieran leer por otros entornos.Mi general se lo merece.Siempre estará con nosotros.

    A UN CABALLERO LEGIONARIO PARACAIDISTA
    A UN GENERAL DE PARACAIDISTAS
    SER PARACAIDISTA. EL RESCATE DE LA TRADICIÓN
    A LUIS CARVAJAL RAGGIO
    UN ÁGUILA DORADA
    A vos mi general y jefe; a vos os tengo que escribir en este día, que no por no esperado es menos ingrato. Sé bien porque he quitado tratamientos militares y he colocado tal cual el nombre y apellidos de la misma manera que se que te gustaría verlo escrito.
    Se bien de lo que hablo, los paracaidistas jamás perderíamos el respeto a ninguno de los que nos mandó y a la vez fue jefe nuestro, todo lo contrario: quien así lo obtuvo de doble manera y forma, bien sabe que la cercanía en el trato y en los apelativos engrandece doblemente lo citado.
    Hoy el paracaidismo del orbe y en particular el de la Negra Legión de los cielos, la Brigada Paracaidista está de luto; nunca se puede decir que más que otras veces, pero sí me atrevo a decir que nuestro general con su impronta y su manera de llevar a cabo el último salto, ha sentado una cátedra especial en la salida al aire…
    Recuerdo haber oído contar que allá sobre los finales de mayo de 1961 otro capitán mítico en nuestra historia, Eliseo Gutiérrez del Alámo sufrió unas heridas irreversibles en un salto y tras varios días de agonía se despedía de esa manera tan propia y valiente como si ello fuera algo banal con esa frase que era refrendo de la calidad humana y militar de los llamados para la gloria:
    “Páter, esto si que es un buen tinglado, pero oiga…si usted ve la cosa mal, comience su sagrado ministerio…”
    Apenas hace unas horas nos han llegado unas letras de vuestra mano que refrendan los que digo y trato de mostrar….
    En esas letras nos habéis querido dejar claro mi general que quien se despide de sus amados paracaidistas no es otro que el Caballero Legionario Paracaidista Luis Carvajal Raggio… qué grandeza…!
    Hoy os tengo que escribir mi general, debo daros las gracias “por todo en nombre de todos”, lo ganasteis sin duda y lo merecéis por derecho.
    Hace muchos años que los de mi generación que ya no son noveles legionarios sino viejos centuriones hemos podido aprender de otros que nos precedieron, tanto en referencias tácticas o técnicas como de las que creo que son las más importantes: las morales.
    Yo he compartido varias veces con vuestra persona tiempos y momentos de manera aún más directa que otros. Fuiste mi comandante allá por mediados los 80, mi coronel, mi general y también camarada de vuelos y lanzamientos.
    Nos llevaste a la voluntariedad del combate en aquellas lejanas tierras de la extinta Yugoslavia y de aquella Bosnia i Herzegovina en la que tus paracas con su sangre y la de sus hermanos del Ejército escribieron más páginas de gloria en el Libro Sagrado. Móstar irá unida a vuestro apellido y a España.
    Todavía recuerdo no hace mucho tiempo aquella comida homenaje que los muchachos de tu escolta te realizaron aquí en Torrejón como si fueras un padre para ellos. Honor haber estado allí como invitado.
    Muchas cosas se pueden decir de vos mi general, y hoy estoy bien seguro de que las dirán por todos los rincones y que muchos paracaidistas pasarán buenos ratos recordando vuestra manera y vuestro carácter.
    Yo quiero resaltar dos que son piedras angulares de nuestros fundamentos.
    El paracaidismo.
    La tradición.
    En el paracaidismo cogiste el testigo de aquel insigne capitán Sagaseta y llevaste los procedimientos, el desarrollo de la técnica, el espíritu de combate y a la vez deportivo que ello conlleva a la excelsa categoría. El extinto Grupo de Lanzamiento Paracaidista (El GLAPAC) da fe de lo que aquí relato. Servir en esa unidad fue un honor.
    Su lema “A pesar de todo” lleva vuestra marca.
    De la “tradición paracaidista” se podrían escribir libros, sobre esa profunda inquietud de llevar a cabo esa frase tan tuya “No trato de inventar nada, solo trato de recuperar lo que siempre fue nuestro…”
    No solo doy fe de ello, sino que hoy al igual que antes, sigo creyendo que ese santo grial del que penden nuestros hilos tiene que ver mucho con vuestra manera de rescatar de un olvido temporal parte de todo aquello que siempre nos hizo diferentes y a la vez grandes: SER PARACAIDISTAS.
    He tenido la increíble suerte de poder ser custodio del museo de nuestra historia, tengo delante de mí ese tomo incunable y pude leer en su día los comentarios y los desvelos a ese trabajo de todos y en especial de otro custodio, Antonio Guerrero que con esas líneas sentaban esas referencias que son el camino.
    Hoy cuando vemos desfilar a nuestros paracas con ese uniforme verde tan nuestro podréis saber que el general Carvajal puso mucho de su parte en esos logros. La tradición paracaidista no murió mi general y permanecerá… bien claro lo podréis observar desde allá arriba.
    Hoy mi general, camarada y hermano CLP creo que por vez primera en mi vida cuando escribo sobre una partida, no estoy triste, sino que me siento contento y orgulloso por que con vuestras letras nos habéis vuelto a demostrar que sois heredero y máximo exponente de aquella frase de un periodista en la lejana guerra de Ifni -Sáhara de 1957-1958:
    “Los paracaidistas se toman la guerra como si fuera un deporte…”
    Nuestras teresianas y dagas plateadas en este día se elevarán al cielo y yo os pido a los “paracas” que cuando oigáis un avión, miréis allá arriba y que sepáis de que el jefe de salto es Luis Carvajal Raggio.
    Y al mundo le pido que eleve un rezo por nuestro hermano y que sepáis que hoy más que nunca nuestra oración paracaidista subirá al Cielo por nuestro general, que como no, es parte fundamental de esa plegaria.
    Excmo. Sr. General de División D. Luis Carvajal Raggio
    ¡¡ CON NOSOTROS..!!

    Le gusta a 2 personas

  12. Todavía hoy, ya entrada la noche, vuelven las lágrimas a mis ojos leyendo todas vuestras palabras, que adornan brillantemente su «testamento». Ayer tarde, en el Tanatorio tuve noticias de que Luís había escrito una «despedida». Tuve ganas, desde el principio, de hacerme con sus palabras. Yo sabía que iba a ser un monumento a la forma de ser de un extraordinario soldado español. Siempre se le había dado muy bien escribir, por lo que estaba seguro que iba a ser un canto a su forma de ser. Somos amigos íntimos, compañeros de Promoción y yo un completo admirador de su figura. Es cierto que su ejemplo ha trascendido. Ha subido al cielo con un enorme equipaje de reconocimientos. Por cierto, por si alguno no lo sabe todavía, ayer fueron a su capilla ardiente en el Tanatorio de Tres Cantos, en Madrid, un sin fin de amigos suyos y hasta la Embajadora de Bosnia en España quiso ir a presentarle sus respetos. Un detallazo. Luís fue reconocido por Mostar y sus gentes. Los que le conocíamos lo entendemos. ¡Luís, querido amigo, acuérdate un poco de nosotros. Desde allí arriba podrás seguir echándonos una mano!. Ahora, más fácil.

    Le gusta a 2 personas

  13. Ya estoy de vuelta. Mi general. General Dávila.

    Mi mas sentido pésame, por el fallecimiento del General D. Luis Carvajal Raggio. A sus familiares, y a todas las fuerzas militares, D.E.P.

    Josefa del P.S. López del Moral Beltrán

    Le gusta a 2 personas

  14. Estoy firmemente convencido, General Carvajal,, que aunque sea inevitable que mis oraciones le acompañen en su último vuelo, no habian sido necesarias, pues su destino -ya alcanzado-habra sido alla arriba,bajo la mirada y el amor del Supremo Hacedor,
    donde encontraremos ese silencio que tanto nos concentraba en nosotros mismos al encontrarnos suspendfidos en el aire observando la pequeñez del mundo bajo nuestras plantas. No tuve el Honor de servir a España a sus órdenes, pero siento su marcha, la de un Soldado ejemplar, y me ha emocionado su despedida. No me cabe duda alguna que su magistral ejercicio del Mando, ha creado los mejores discípulos para la defensa de nuestra Patria.
    Mi mas profundo pésame a los familiares de tan prestigioso militar, y a V.E., mi General que por sus sentidas frases advierto con claridad su dolor por la pérdida de tan querido camarada. .

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s