SEVILLA: LA IGLESIA DE SAN HERMENEGILDO Y LA HERMANDAD DE NUESTRO SEÑOR DEL GRAN PODER Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

La antigua iglesia de San Hermenegildo de Sevilla. / JUAN CARLOS MUÑOZ

Terminada la guerra civil había que volver a la normalidad y para ello contar con la Autoridad Militar era imprescindible. Sevilla quería ser pionera en el regreso a sus tradiciones y en 1940 organiza su primera Feria de Abril después de la contienda. El Teniente de Alcalde mostraba su agradecimiento al Capitán General de Sevilla ya que «su decidido interés por servir a la ciudad ha hecho el milagro. Y yo, el más modesto de los munícipes, con mi sola y exclusiva representación le reitero mi agradecimiento». A D. Manuel Bermudo le correspondió el empeño de la primera Feria de Abril de Sevilla en el año 1940.

No solo los festejos tradicionales eran objeto de revisión y puesta en marcha, sino que hubo peticiones lógicas a la Autoridad militar para revertir a su función y propietario de lo que podríamos denominar «situación de guerra». Dos casos resaltan sobre el conjunto.

Franco saluda desde el Palacio de Yanduri

EL PALACIO DE YANDURI

Una de las joyas arquitectónicas de Sevilla, el palacio de Yanduri en la plaza de Jérez, construido por orden de los marqueses de Yanduri entre 1901 y 1904 y situado junto al Real Alcázar albergó al general Franco y a su Cuartel General en el momento que alcanzó la península con sus tropas.

El palacio, a la muerte de su propietaria, la señora Teresa Parladé y Heredia (1933), se convirtió bajo testamento en Fundación que fue entregada a las Hijas de la Caridad con una dotación de un millón quinientas sesenta y cinco mil pesetas para asilo de huérfanas de padre y madre y un taller dedicado a la confección de ropas.

No pudo llevarse a acabo la misión encomendada por la situación política española, pero una vez finalizada la guerra civil el Albacea de la Fundación invitó al Patronato a su constitución y así se hizo el 28 de junio de 1939 con la asistencia de las Hijas de la Caridad y con el capital fundacional a disposición del Patronato. Todo estaba en regla, pero la casa palacio estaba requisada y a disposición de residencia accidental en Sevilla del Jefe del Estado además de haber sido designada como enlace del Cuartel General del Generalísimo. Esa razón llevó al albacea, D. Francisco Villagrán a elevar consulta para conocer la actitud que debían adoptar, todo ello «con gran respeto y sumisión a las órdenes que reciban». Así la Fundación pudo iniciar su andadura, pero a principio de los años ochenta dejó de cumplir con los fines fundacionales.

El edificio del Palacio Yanduri fue abandonado y objeto de expolio hasta que la Junta de Andalucía se hizo cargo de la Fundación constituyendo un nuevo Patronato.

El Palacio de Yanduri no podrá usted visitarlo, sino se lo pide a los del Banco Santander, sus actuales ocupantes.

LA IGLESIA DEL CUARTEL DE SAN HERMENEGILDO Y LA HERMANDAD DE NUESTRO PADRE JESÚS DEL GRAN PODER. SEVILLA

En septiembre de 1940 la Hermandad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder de Sevilla se dirigió al Caudillo solicitándole su intervención para que al llevarse a cabo el derribo del Cuartel de San Hermenegildo en Sevilla, como se rumoreaba, fuese respetada por su interior histórico y artístico la Iglesia anexa al antiguo Colegio de San Hermenegildo, que entonces era almacén del Regimiento de Infantería Granada.

Deseaba la Hermandad según manifestaba en carta al ministro del Ejército, D. José Enrique Varela Iglesias, «que el Ramo de Guerra ceda en nombre del Generalísimo dicha Iglesia para establecer en ella la citada Cofradía, recogiendo la observación hecha por el Caudillo durante su visita la pasada Semana Santa al Señor del Gran Poder, en que se sorprendió de las reducidas proporciones de la Capilla que ahora tiene».

La petición fue puesta en marcha por el Jefe de la Casa Civil del Caudillo, D. Julio Muñoz Aguilar, pero aquello no pudo llevarse a cabo porque de acuerdo con la contestación de la Capitanía General de la Región Militar «hasta el presente  no hay nada sobre el derribo del mencionado Cuartel que en la actualidad sirve de alojamiento al Regimiento de Infantería de guarnición en esta Plaza, sin que pueda adelantarle nada sobre el particular ya que como le dejo indicado dicho local es necesario para acuartelamiento y aún no existe plan que permita asegurar haya de procederse a su derribo».

Lo que posteriormente ocurrió es conocido. Fue sede del Parlamento de Andalucía y ahora se barajan otras opciones.

Como ocurre con todo ahora: no sirve quien vale, sino que vale quien tiene.

Todo es de los Bancos o de las Instituciones y debes buscarte la vida; como los sindicatos de gorriones que se alimentan, pues eso, como las aves del cielo.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

17 enero 2022

Blog: generaldavila.com

5 pensamientos en “SEVILLA: LA IGLESIA DE SAN HERMENEGILDO Y LA HERMANDAD DE NUESTRO SEÑOR DEL GRAN PODER Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. A las órdees de V. E,, mi General.

    Hablando de Sevilla, de su riqueza aequitectónica y de su historia, un profundo sentimiento y nostalga embargan el alma, y vuelven tantos y tan agradables recuerdos, que es inevitable un nudo en la farganta y hasta alguna lágrima.

    Muchas veces me he parado a contemplar desde la acera de enfrente ese balcón del Palacio de Yanduri, intentando vivir la escena e imaginando el fervor que debió sentir aquel gentío que fue Aquel balcón en el que se hizó por primera vez, tras los años de república, la bandera bicolor, la de España. Y en ese acto presidido por el Caudillo. Ese balcón, testigo de tantos hechos históricos como se sucedieron en Sevilla en tan pocos días. y que fueron determinantes para la gran gesta, que aún hoy parece era imposible, de rescatar y liberar a España, en una segunda reconquista, del estado de coma irreversible al que había llegado.

    Sevilla fue el escenario de la primera gran batalla y gran victoria de la guerra. Y fue también donde primero comenzó la reconstrucción desde el primer día. La sabiduría, el acierto, el heroismo, y hasta la audacia que derocharon los protagonistas de aquella gesta, quizás no se haya cuantificado y valorado en su justa medida todavía. Algún día alguien tendría que contar la historia, por ejemplo, de la peripecia sufrida por la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza Macarena, y de la reedificación, desde los cimientos, de su preciosa iglesia, por suscripción popular y por iniciativa del entonces Capitán General.

    Eso sí es auténtica «memoria histórica», y no la de andar aventando reliquias de héores cuando ya no pueden defenderse, y desgraciadamente, parece que no tienen quien los defienda.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 2 personas

  2. Le extrañaba mi General, con sus comentarios tan informativos, para los que como yo, somos profanos en estos lares. Como bien dice, ahora la mayoría de los palacetes y conventos los tienen los banqueros. Muchas gracias y saludos para todos.

    Me gusta

  3. Atentamente y con el debido respeto

    A Sevilla
    ———————————
    Capital de Andalucía
    y de España Embajadora
    conocida en todo el mundo
    por su gracia seductora.

    Donde la Semana Santa
    es pasión idolatrada
    y la Giralda señorial
    no rehúye a las miradas.

    La Maestranza se hace ver
    frente a la Torre del Oro
    con la grandeza Nacional
    en tardes que son de Toros.

    Y el Río Guadalquivir
    con su puente de Triana
    construido por franceses
    con la gracia sevillana.

    Sevilla es un manantial
    de arte y sabiduría,
    la grande del Sur de España
    y orgullo de Andalucía.

    España día 13 de abril de 2022

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 3 personas

  4. Buenas noches General Dávila y a todos

    Tengo que agradecer a D. Ramón Lencero las cosas tan bonitas que dice de Sevilla, que es mi tierra, allí donde nací hace bastantes años, exactamente en la plaza del Museo de Murillo.

    Y cómo no, esos recuerdos que guarda D. Rafael Hervías, que casi puedo hacer míos

    Como también de allí era mi padre, capitán de La Falange en la época que estamos rememorando, me imagino que muy orgulloso de que nuestra ciudad fuera la primeras que se ganó para el bando Nacional y donde se pudo izar por primera vez nuestra Bandera.

    En cuanto a esos grandes palacios y al hecho de que ahora estén en manos de los bancos, a veces pienso que quizás fue una suerte si consiguieron reconstruirlos y mantenerlos en buen estado y no cayeran en manos de especuladores que hicieran edificios modernos sobre el terreno que ocupaban. Todo hubiera sido posible en la época en la que no nos podíamos permitir mantener nuestro patrimonio arquitectónico, tanto tiempo abandonado y mal considerado. También ha ocurrido, y no sólo en Sevilla.

    Saludos

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s