UNAS LÍNEAS DIRIGIDAS A LA COPE JUAN CHICHARRO ORTEGA GENERAL DE DIVISIÓN DE INFANTERÍA DE MARINA (R.)

La COPE

La cadena de radiodifusión  COPE (acrónimo de Cadena de Ondas Populares de España) es en la actualidad la segunda emisora de radio generalista más escuchada en España. Conocida antiguamente como Radio Popular pertenece al Grupo COPE junto a 13 TV y además está asociada al grupo Vocento, editor del diario ABC.

Según consta en su ideario, aprobado por el pleno de la Conferencia Episcopal Española en 1991 y vigente desde entonces, la COPE se considera una cadena confesionalmente católica y asume el objetivo de difundir la doctrina de la Iglesia.

Reconozco ser uno de los 2824000 oyentes, según la primera oleada del Estudio General de Medios, EGM, de 2017.

La cadena tiene magníficos programas entre los que para mí destaca el que Carlos Herrera dirige por la mañana. Magnífico siempre este periodista.

Dicho esto, escribo desde el hartazgo que me supone el continuado calificativo de dictadura franquista que, desde esta emisora – mejor dicho: desde algunos programas -, se aplica al sistema político que gobernó España durante 40 años bajo el liderazgo del General Franco así como a diferentes Instituciones de aquella época.

Se acaban de conmemorar 40 años de las primeras elecciones democráticas que tuvieron lugar el 15 de junio de 1977 y como no podía ser menos la citada emisora ha participado de esta efemérides con profusión.

La historia es la que es y las sociedades evolucionan, en algunos casos a mejor y en otros a peor, y no seré yo quien no se congratule de este acontecimiento; ahora bien, la machacona insistencia  de esta emisora en recordarnos ese día porque con aquellas elecciones se acabó con la dictadura franquista , la “oprobiosa dictadura” y que desde entonces Instituciones caducas como el Ejército de entonces han cambiado, sin que el actual tenga nada que ver con aquél, son expresiones que requieren cuando menos una matización , al menos para conocimiento del Sr. Juan Pablo Colmenarejo y sus acompañantes.

Nada tendría de extraño – estamos en una sociedad afortunadamente plural – oír estas afirmaciones en cualquiera otra cadena, pero, ¡hombre!, ¿en la COPE?

No voy a entrar en la polémica de dilucidar si el régimen franquista fue realmente una dictadura o más bien un régimen autoritario. Es evidente que este régimen surgió de la victoria en la lejana guerra civil de 1936/39 del General Franco. Obvio. La pregunta que yo le haría a esta emisora, de corte  católico, es si se han parado a pensar alguna vez qué habría sucedido  si de  haber sucedido lo contrario, es decir, la victoria del Frente Popular, esta emisora existiría hoy.

Oiga, todo es posible, más no sé porqué intuyo que aquellos responsables del asesinato y martirio de más de 13 obispos, 4184 sacerdotes, 2365 frailes  y 283 monjas, de haber ganado la guerra, no permitirían hoy la existencia de la emisora actual. Más bien tengo la impresión – ya histórica – que de no haber sido por la denostada dictadura franquista – como les gusta llamarla – que los periodistas que tanto hablan en esta emisora estarían no sé donde. Oiga , a lo mejor bajo tierra.

¡ Qué ingratitud la de esta gente! y hablo de ingratitud por no denominarlo de otra manera más fuerte.

Y ahora vamos a la otra perla preferida de estos locutores: la referida al Ejército. La verdad es que se entusiasman proclamando que el Ejército actual no tiene nada que ver con el de la época franquista.

A ver, las sociedades evolucionan y las Instituciones también; cierto es que los ejércitos actuales han modificado sus estructuras, han sufrido innumerables reformas y que siendo mucho más pequeños que los anteriores son desde luego diferentes en muchos aspectos. No escondo que la apisonadora normativa impuesta ya desde los 80 por el innombrable Ministro Serra han hecho mucho daño en aspectos que afectan al  personal y desde luego al orgánico. Sería prolijo el extenderse en dar detalles que por otra parte ya se han expuesto en este BLOG.

Pero vayamos al fondo de la cuestión: el Ejército surgido después de la guerra, al margen de su organización, se caracterizaba por su profundo amor a España y era celoso guardián de su secular unidad territorial. Era un ejército en el que sus cuadros de mando, pese a las penurias de la época, mantuvieron incólume el espíritu y la moral que siempre caracterizaron a nuestras Fuerzas Armadas. Era un Ejército celoso transmisor de las mejores tradiciones patrias.

Miren, señores periodistas de la COPE, andan Vd,s algo despistados cuando se vanaglorian, equivocándose de plano, cuando piensan que nuestras actuales FAS son diferentes en lo que se refiere al  mantenimiento de estas virtudes militares. Son iguales por la sencilla razón de que proceden de aquellas pese al inmenso esfuerzo de políticos de todo signo por que no fuera así. De ellas aprendieron a amar  a España, de ellas aprendieron el concepto del honor, de ellas aprendieron lo que significa la disciplina, etc. Siento darles un disgusto pero no han aprendido Vd,s nada; y eso que alguno de Vd,s ha estado “empotrado” en alguna de nuestras unidades en Irak, Afganistán, Líbano o en el Indico. Quiero que sepan y ¡entérense! que la referencia moral de nuestros cuadros de mando y tropa son precisamente – y todavía – todos aquellos que una izquierda sectaria está eliminando de nuestras ciudades y a quienes Vd,s deben su existencia.

Sí, desengáñense y dejen de decir memeces una y otra vez. Es lastimoso oírles precisamente a Vd,s proclamar tantas inexactitudes.

Ingratos.

JUAN CHICHARRO ORTEGA

GENERAL DE DIVISIÓN DE INFANTERÍA DE MARINA (R.)