HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE General de División (R.) Juan Chicharro Ortega

hasta-el-ultimo-hombre

hasta el último hombre

Señor dame fuerzas para salvar uno más

Señor dame fuerzas para salvar uno más

Señor dame fuerzas para salvar uno más………….

Y así hasta 75 veces rezó al Señor el soldado norteamericano Desmond Dash demandando su ayuda para salvar y retirar a 75 soldados heridos del terreno en la batalla de Okinawa, en concreto en la colina de “Hacksaw” durante la II GM.

Por esta acción dicho soldado fue condecorado con la medalla de Honor del Congreso, la condecoración militar más importante de los EEUU.

Mel Gibson recoge con maestría sublime esta hazaña en su última película: “hasta el último hombre” y durante dos horas largas asiste el espectador a conversaciones de gran calado en las que valores morales como la fe en Dios, las convicciones personales y los principios que rigen la conducta de un soldado son tratados tanto en la paz, como luego en la guerra, con amplitud y profundidad. En ellas vemos como conjuga un soldado, adventista del último día y por lo tanto objetor de conciencia a tomar las armas,  su patriotismo y su sentimiento del deber para con su Patria (por cierto, ¿hasta cuándo la manía de traducir la palabra “country” por “país” cuando quiere decir Patria?).

Hoy, cuando nos movemos en un relativismo moral que todo lo invade cobra especial relevancia el mensaje claro que Mel Gibson nos da , y, por cierto, es curioso y lamentable que, por manifestar sus ideas, este actor y director sea calificado como católico integrista y radical. ¡Hala, ya está el sambenito de siempre!

Y es que somos muchos los que pensando como pensamos, entre otros los que escribimos en este BLOG, tenemos que aguantar ese calificativo u otros similares.

Pues bien, hartos andamos ya de la pusilanimidad de tantos y tantos que incapaces de mostrar su bonhomía (que la tienen) sólo saben esconder la cabeza debajo del ala a la espera de que vengan otros a defender sus ideas.

Vivimos en una España relativista que se rompe y faltan voces que clamen contra los traidores y contra los débiles de toda la vida. Hoy todas las voces son necesarias y cuando salgan a la luz se podrá comprobar que somos muchísimos más los que queremos una España cristiana, una España grande, una España unida. Queremos un respeto para nuestra historia, un respeto para quienes forjaron nuestra Patria en mil años.

¿Por qué callan tantos?

presentacic3b3n1

Por España. Todo por España

Si uno se da una vuelta por nuestras ciudades y  pueblos constatará que el españolito normal, el de a pie, tiene los mismos sentimientos y es difícil encontrar las manifestaciones de odio y rencor que podemos observar en no pocos de  nuestros políticos. Algo falla en este nuestro sistema político y así lo vemos cuando los que nos representan ocupan su “poltrona” y se transforman enzarzándose en disputas, y más disputas, hasta extremos esperpénticos. Lo que debería ser una exposición de ideas diferentes y contrastables se convierte en luchas partidistas a mayor gloria de cada uno de los diferentes partidos políticos, y de sus intereses, para mantenerse en el poder o en la mamandurria. Y siquiera aún es más enervante, en estos momentos, cuando lo que algunos llaman consenso se convierte en una clara abdicación de las ideas por las que les eligieron. Alguien dijo alguna vez que llegar a acuerdos es muy fácil pues basta simplemente rendirse a lo que el adversario proclama. Así es como yo veo la presente actitud de nuestros gobernantes en la defensa, por ejemplo, de la legalidad constitucional y sobre todo de la irrenunciable unidad de España. Apenas hace algunos días escribía en esta columna que nos encontramos en una confrontación de ideas-fuerza: el “derecho a decidir” de unos pocos contra el de la clara acepción de que la soberanía nacional reside en el conjunto del  pueblo español. Y la legítima defensa que los responsables de la legalidad constitucional y de la historia de España deben hacer no puede pasar de ninguna manera por ninguna componenda que minimice lo que explícitamente marca la Constitución. Andan ahora manifestando que hay que acercarse a lo que algunos llaman el  sentimiento catalán y se atisban medidas ciertamente desconcertantes. No quiero ni pensar en cuales pueden ser pero las intuyo ya. Pues claro que hay que aproximarse a ese sentimiento pero desde luego desde la perspectiva de la nación española en su conjunto y para eso existen muchos medios a disposición del gobierno de la nación que no veo yo  por ninguna parte, empezando por la aplicación sin rémora de la propia Ley: la del ejercicio de la autoridad contra los que se manifiestan en abierta rebeldía contra la misma desde las propias Instituciones del Estado como lo son la Generalitat de Cataluña y el Parlamento catalán.

Mucho me temo que estos que nos representan nunca comprenderán el heroísmo que el soldado Desmond Dash demostró en defensa de sus convicciones y principios a riesgo de perder su propia vida. Pese a la extrema dureza de los combates que tuvieron lugar en la colina “Hacksaw”, el soldado norteamericano condecorado con la medalla de Honor del Congreso no titubeó nunca hasta salvar “hasta el último hombre” y lo hizo con una firmeza de principios que ya quisiera ver yo cuando de defender la unidad de nuestra Patria España se trata.

General de División de Infantería de Marina (R.) Juan Chicharro Ortega

13 pensamientos en “HASTA EL ÚLTIMO HOMBRE General de División (R.) Juan Chicharro Ortega

  1. Hace algo más de dos años que el cardenal Antonio María Rouco Varela dejó su puesto como arzobispo de Madrid habiendo sido la principal figura de la Iglesia española de las últimas décadas: un obispo que ha marcado una etapa de cambio y que ha sido tan querido por sus fieles como odiado por la izquierda. Rouco se produjo con naturalidad, sin temor ni cortapisas. No dudó en alertar del riesgo que corre la nación española ante “posibles rupturas” y tampoco dudó en criticar el “bajo nivel intelectual” del discurso público. Tampoco faltó su defensa de la familia y su llamada a la misión, lo que ha hecho de Madrid una de las diócesis con más vitalidad de la vieja Europa. Creo que un solo hombre ha contenido en Madrid y en España la oleada de secularización general de la sociedad. Sabedor de la importancia de la formación y la educación, Rouco creó de la nada la Universidad Eclesiástica de San Dámaso, referente nacional que atrae a seminaristas de toda España y una de las más pujantes a nivel internacional, en un tiempo récord.
    Presidente de la Conferencia Episcopal de 1999 a 2005 y del 2008 hasta 2014, nunca nadie había acumulado cuatro mandatos. Desde este cargo ha defendido de manera férrea la unidad de España como bien moral y, por tanto, alertado de los riesgos del separatismo y del terrorismo. La izquierda no le ha perdonado que hable sin pelos en la lengua poniendo siempre los puntos sobre las íes, guste o no guste a sus destinatarios. A lo largo de su trayectoria ha sido caricaturizado y vilipendiado por la izquierda como ningún otro obispo lo ha sido en España, siendo incluso agredido por las Femen en abril de 2014, gritándole, insultándole y lanzándole ropa interior manchada de sangre.
    Su defensa de la unidad de España, sus críticas al nacionalismo exacerbado, al terrorismo, al laicismo radical y su defensa a ultranza de la vida y de la libertad religiosa le ha granjeado un sinfín de enemigos.
    Este hecho quedó de manifiesto por ejemplo durante el funeral por el décimo aniversario del 11-M en La Almudena y en las elecciones a la Conferencia Episcopal que se produjeron dos días después. Durante esas jornadas los medios de comunicación de izquierdas dedicaron agrios artículos contra él y su histórica trayectoria. Llegaron incluso hasta desearle la muerte.
    Con el ascenso al poder del PSOE de la mano de Rodríguez Zapatero, el gobierno se convirtió en el más anticatólico de la democracia y diseñó una ingeniería social frontalmente opuesta a las enseñanzas de la Iglesia: Educación para la Ciudadanía, la nueva ley del aborto, el matrimonio homosexual o la propaganda anticatólica promocionada por el PSOE. Al mismo tiempo, la Conferencia Episcopal, impertérrita afirmaba en varios documentos que la unidad de España representaba un bien moral a preservar.
    El precio a pagar fue que las terminales mediáticas creadas por Zapatero en sus años de gobierno se lanzaron sin piedad contra el arzobispo, al que el tiempo empieza a hacer justicia, como en este día. Así que hoy quiero reivindicar a este octogenario que también luchó, pero con la espada de la fe, por rescatar hasta el último hombre, y decir que los españoles que amamos a España y que estamos llamados a defenderla a todo trance, hemos de ser un poco monjes para bien servir a Dios; un poco soldados para servir a la Patria; y otro poco letrados, para mejor servir a la Justicia.
    ¡Arriba ESPAÑA!

    Me gusta

  2. Y mientras tanto, nosotros menospreciando los valores y el comportamiento ejemplar de unos héroes ” los últimos de Filipinas”. Que buenas películas se podrían hacer con ciertos pasajes de nuestra dilatada historia; División Azul, Blas de Lezo, Hernán Cortés….y tantos y tantos otros. Al menos tendrían un efecto didáctico y de reconocimiento a nuestros héroes.

    Me gusta

  3. Mi General,
    Brillante comentario, y si me lo permite, con el debido respeto, comparto. El responsable máximo que debe afrontar el enorme desafío, padece “tancreditis aguda” y de esa manera no salimos del embrollo.
    Felicito a todos los que en Cataluña, a día de hoy, se encuentran comprometidos con la Unidad de España y públicamente lo manifiestan.

    Me gusta

  4. Mi General, sin el menor ánimo de ofensa, luego de haber leído su patriótico comentario y con los conocimientos que lo hace además de los ejemplos clarificadores que no dejan lugar a la menor duda a cualquier persona medianamente normal.
    Disculpe que me exprese de esta forma, mas, no sé de otra, y como doy porque me va a entender, pues ahí me expreso.

    Los problemas que hay en España. No son culpa de los políticos, ellos son y hacen lo que se les deja ser y hacer.

    ¿Por qué no actúan como debería actuar los que están para que España siga siendo España tal y como está dispuesto en las leyes?.

    ¡¡¡El pueblo que desprecia a su Ejército y lo hace como en esta Nación llamada España, ese pueblo está condenado al fracaso completo, y ello será más bien antes que después!!!

    Cuando ciertos bastardos de la política bananera llaman a España país y a su región le dan el nombre de Nación, entonces es que no vamos bien. Y cuando estos mismos esperpentos se atreven a desafiar al Estado Central, ahí vamos mucho peor.

    Y tampoco vamos bien cuando en los medios de comunicación de ámbito Nacional en lo referido a España ciertos actores se permiten menospreciar la lengua castellana en el beneficio de la catalana. Ahí es para decir y hacer lo que no me atrevo a pronunciar para que no se caigan de espaldas cierto talentos de la retórica cobarde y bastarda que en muchos casos es la que venimos padeciendo desde que murió el General de Generales.

    ¡¡¡Parece ser Que el Excelentísimo Don Francisco Franco Bahamonde se adelantó a su época, claro está que entonces había menos sangre traidora, y que la Nación no premiaba a los cobardes como es el caso de ahora!!!

    Tanto si lo publican como no, les pido que me juzguen con el juicio que merece el momento que estamos atravesando. Ya saben que mi expresión es el sentir de muchos españoles, aunque yo lo hago en el mío, y a ello me atengo.

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  5. A los españoles nos ha caído la desgracia de tener politicos egoístas,bolcheviques y apátridas, hoy 10 de diciembre pido a Nuestra Señora de Loreto, Patrona del Ejercito del Aire, nos libre de esta desgracia. Siempre a las ordenes de Vuecencia, Mi General. Julio de Felipe

    Me gusta

  6. Acabo de ver la película y me ha gustado, es dura pero emotiva, un ejemplo de valentía basado en unas creencias, en unos valores,… ratifico y asumo todo lo dicho aquí por mi querido General Chicharro, al que felicito por su artículo.
    Un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  7. Como bien dicen otros ilustres colaboradores de ésta bitácora…que pena de no tener un cine español “de cascos, alabardas y ballestas” para refleja las mil y un gestas heroicas de nuestros ejércitos: Barranco del Lobo, Cavite, Lomas de San Juan. Sidi Ifni, Pavía, Los 13 de la fama, Conquista de Mexico, Héroes de Baler, Héroes del Alcázar, Batalla y sitio de El Callao, Cartagena de Indias y mojada de oreja a los Hijos de la Gran Bretaña, Krasny-Bor, El Pingarrón, Batalla de Muelhbeg (1549), y …cientos de gestas heroicas.
    Mel Gibson está vetado en Hollywood desde que filmó ” La Pasión de Cristo” y el actor Jim Cazievel ha sido vetado desde hace ya muchos años por el lobby de la kipáa y de la banderita arcoiris.
    Si fueramos EEUU, tendríamos ya unos estudios Nacionales de Cinematografía, con una producción media de 1-2 filmes cada año. Y tenemos temas de sobra para motivar , a una generacion perdida sin valores y desquiciada con sublimes estupideces que sólo echan curriculums para consursa en Gran Hermano.Como bien dijo el Gedneral Davial; !Aquñi no cabe un tonto mas”.
    En lugar de un cine que represente unos ciertos valores morales y castreses , aparece un iluminado un casposo miserable ese de “Ojo de Halcón” que dice no se siente español “ni cinco minutos”…pues que le den y que se coma su película con patatas.Ya va siendo hora de plantarse.
    Y me comentan que “Los ültimos de filpinas” hacen una sarta de blasfemias, defrauda su contenido, despresigia a los héroes que allí lucharon y mas de lo mismo…pues va a a ir a ver a película mi prima rita, la cantaora, acompañada de su puta madre,porque yo no me rasco el bolsillo a ver bodrios anti españoles.
    Lo dicho: Aquí no cabe un tonto mas.

    Me gusta

  8. Una vez más agradezco los comentarios e insisto en que si quieren meditar en profundidad sobre la fe y las convicciones de un soldado ejemplar no dejen de ver la película

    Me gusta

  9. Vuelvo, después de mucho tiempo, a hacer un comentario en este blog, del que no he dejado de estar conectado en ningún momento y mis dudas y mis argumentos siguen siendo los mismos.
    Nací en Nador, pero llegué a Cataluña con siete meses y me puedo jactar de conocer bien Cataluña y sus gentes y haber vivido el dia a día, desde la muerte del General Franco y vuelvo a repetir, para quiénes no viven en Cataluña no se pueden hacer una idea de la verdadera situación del dia a dia y la sensación, de que esto no tiene marcha atrás, si no es, mediante un golpe de estado. Se que esto suena fuerte, pero a este mismo sentimiento se une el de que S.M. el Rey Felipe VI, será el último de su Dinastia, a menos que sea Él, quien de ese golpe de mano y luche por la Corona y por España.
    Por otra parte, hace mucho tiempo y lo digo desde mi humilde opinión y posiblemente también ignorante, que creo que toda aquella intelectualidad patria y muy encarecidamente el Generalato, aún a riesgo de posteriores represalias, debería haberse dejado oír, cuando menos en los oídos del Rey.
    España se encamina a su ruina, no hace falta ser muy docto, para comparar esta España con la del 31y sacar conclusiones.
    Soy, reconozco, un comodón sin ganas de follones en la madurez de mi vida, pero, como dije en otro comentario, ¿qué España nos dejaron nuestros padres y que España vamos a dejar a nuestros hijos y nietos?
    A poco que un honrado y patriota general diga, seguidme por Dios y por España, dejaré mi comodidad y lucharé y si es preciso, derramaré hasta la última gota de mi sangre.
    Pero ojo, con las manipulaciones y las traiciones, como sucedió en el 81.
    Quedo a la espera de respuestas, consejos y reprimendas.
    Francisco E. Padilla Pita
    Caballero Legionario.

    Me gusta

  10. John F. Kennedy, que no era fascista ni comunista, envió a la Guardia Nacional a Mississippi para garantizar el cumplimiento de una sentencia del Tribunal Supremo. Ningún demócrata sin complejos o, si se quiere, que no esté apesadumbrado por un supuesto pecado original, tiene reparo en utilizar la debida y proporcionada fuerza para restaurar la legalidad. ¡ Ya está bien!. Esta gente está equivocada: una cosa es la dudosa teoría de “no caer en la trampa” y otra la demencial estrategia política de intentar “matar un cerdo a besos”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s