¡OTRA VEZ NO POR FAVOR! (General Emilio Pérez Alamán)

98821_1

Honor a nuestros muertos

El próximo 26 de Mayo se cumplirán 14 años de aquella malhadada mañana del mismo día de 2003 en la que aceleré mi llegada al Cuartel General de la División en Burgos. Mientras me preparaba para la rutina diaria recibí la noticia del accidente del Yak-42 en el que regresaban a España veinte hombres del Regimiento de Ingenieros de la BRUNETE.

Como Jefe de dicha Gran Unidad tenía que poner en marcha todas las medidas para hacer frente a tamaña tragedia sobrevenida, especialmente para atender a las familias de los fallecidos, pero también a toda la División y a sus Ingenieros en concreto.

Cuando me reunía con mi Jefe de Estado Mayor para tomar las disposiciones inmediatas, recibo la llamada directa del GE JEME, que me comunica que en unas horas saldrá un avión de Torrejón a Turquía con el Ministro y un séquito, quiere que me incluya en el viaje para tener información directa mía de lo que en él suceda.

No tengo más tiempo, dejo el encargo de que un representante del Regimiento permanezca junto a cada familia y a través suya se traslade a la División todo lo que precisen, saliendo a continuación por carretera hacia Torrejón.

Llego a la Base Aérea minutos antes del despegue, en la sala de Autoridades está el Ministro con su Jefe de Gabinete y el General de la Fuerza de Maniobra junto a otras personas civiles que no conozco. La cara del Ministro es un poema al verme aparecer. Me presento y sin mencionarme absolutamente nada de los veinte Ingenieros de la División que han perecido, me pregunta nervioso ¿Qué hace aquí? Le contesto el motivo y la posibilidad de colaborar en la inspección que van hacer en la zona. Sin ninguna palabra más se encierra en una habitación de la sala con su Jefe de Gabinete y pocos minutos después éste me dice que no hay sitio en el avión y no puedo embarcar. Comunicada la novedad al JEME, regreso a la misma velocidad a Burgos para estar con las familias y tomar las decisiones necesarias. Después de las actitudes observadas en Torrejón, me iba preparando para una comprometida pelea en la que la prioridad sería la dignidad de mis soldados y el respeto por sus familias.

Si el mazazo recibido al llegar la noticia del accidente fue el más duro de mi vida profesional, el calvario pasado aquella tarde en unión del Coronel Febrel  y el Pater Serrano,  Jefe del Regimiento y Capellán de la División, solo se podría comparar a lo que pasarían otros Jefes de Unidad en mis circunstancias. La grandeza y generosidad de aquellas viudas jóvenes, padres y hermanos ante el drama que estaban sufriendo, nada tenía que ver con la fría y calculada escena de Torrejón y dejó bien claro en mi interior donde estaría en caso de confrontación, como así fue, entre los intereses espurios de la política y la dignidad de mis soldados y el respeto a sus familias.

scan0004

¡Gracias Burgos!

Adopté y mantuve sin reservas esta actitud en todo lo referente a lograr el trato digno y respetuoso que se les debía, consciente de que en nada me correspondía la parte del contrato de los aviones y los correspondientes recursos judiciales.

  Mantuve, como no podía ser de otra forma, el conducto reglamentario y confidencial en mis reclamaciones sobre los posibles errores en la identificación de los cuerpos por las prisas en repatriar los restos y la forma de atender a las familias.

Por ejemplo: En el caso del funeral de Estado en Torrejón, de cuya mala organización ya se ha escrito suficiente, asumí la decisión particular, sin contar con los organizadores del Acto, de que la Brigada XII destacara 20 equipos para trasladar los féretros de la División del avión a los túmulos asignados. Ello obligó a hacer lo mismo con los demás, evitando así que el traslado se llevara a cabo formando una cadena de soldados, como si de paquetes se tratara.

Finalizado el Funeral, el Ministerio que había obrado hasta entonces sin preguntar, entregó los ataúdes a las respectivas Unidades para traspasarlos a las familias sin más explicaciones. Después  hizo mutis por el foro, no sin antes ordenar la prohibición absoluta de abrir los féretros. De esta actuación también se hizo llegar la queja correspondiente al Mando.

Finalizado el entierro colectivo en Burgos de los que así lo decidieron, con todos los Honores por parte de la División y el apoyo del Ayuntamiento de la ciudad con su Alcalde, Sr. Olivares, al frente, se realizó un Funeral público en la Base del Cid Campeador, presidido por el GE JEME y al que asistió el Presidente de la Comunidad Sr, Herrera. (Nada que ver con el de Torrejón, mi General), fueron las palabras de muchos familiares.

En las semanas siguientes, incluso meses, se sucedieron acciones para olvidar por parte del Ministerio con la pretensión de arreglar lo que no tenía arreglo. Por otra parte, la oposición política aprovechó la ocasión para morder a su oponente y no soltar la presa, Por supuesto sin la menor consideración por lo que estaban pasando las familias, peor aún, utilizando su sentimiento y frustración por el comportamiento del Ministerio.

La tensión entre el Jefe de la División y el Ministro, sus colaboradores y Mandos intermedios, no resultó nada gratificante para este General, pero el acercamiento de las familias y la entrega de toda la Unidad para ampararlas en su sufrimiento y en el acoso de los partidos para aproximarlas a sus intereses.

trillo-yak

Un paraguas no es suficiente

Ante esta situación, la División se esforzó en todo lo que estuvo en su mano para paliar los efectos que tales acciones. De nuevo la disconformidad con la postura oficial se hizo llegar a la superioridad, que respondió con advertencias, pero no con soluciones adecuadas.

En consecuencia y con la máxima corrección, pero sin eufemismos, expresé de forma pública mi preocupación y disgusto por la forma que se había tratado tan delicado suceso y el aprovechamiento sin miramientos que lo utilizaba la oposición política para su beneficio. Para ambos las familias eran lo de menos.

Hoy, catorce años después, aparece de nuevo la disputa como consecuencia de un informe del Consejo de Estado, que varios años después de haberse solicitado, se dicta en Octubre del año pasado, pero se da a conocer varios meses más tarde ¿Por oportunidad política?, ¿Una baza para estrenarse la nueva Ministra? ¿De nuevo Bono y sus papeles? ¿Con las familias como meros instrumentos?

  Se propone un Homenaje a los caídos de todos juntos,  los mismos que hace catorce años ya los humillaron por separado.  Disculpen, pero suena a más de lo mismo.

Si aceptan mi opinión, el Homenaje debe estar precedido por una auténtica petición de perdón personal de todos los que obraron mal y no de un ente genérico como es el Estado, constituido por muchas Instituciones y Organizaciones que nada tienen que hacerse perdonar.

Si se acepta esta propuesta, creo que es exigible que, sea la que sea la creencia de las responsables, el perdón se pida cumpliendo las condiciones que enseña el catecismo: “examen de conciencia, dolor de corazón, propósito de la enmienda, explicar sus faltas y errores cometidos y cumplir la penitencia”.

Si fuera así, nunca es tarde para perdonar y recuperar, todos, la dignidad ignorada, especialmente la de nuestros soldados.

   En caso contrario, estaríamos repitiendo los mismos errores de hace catorce años 

                                       “OTRA VEZ NO POR FAVOR”

Emilio Pérez Alamán Teniente General (R.)

26 enero 2017

22 pensamientos en “¡OTRA VEZ NO POR FAVOR! (General Emilio Pérez Alamán)

  1. Buenos dias
    Esclarecedor articulo que deja muchas cosas en su sitio
    Iba siendo hora de que un alto mando del Ejército explicará públicamente el desastre increíble y malvado que el que el ministro Sr Trillo hizo de la muerte en acto de servicio de los militares fallecidos en el avión de transporte YAK 42.
    Se perfectamente que Vd dio la cara en su momento y que corrió serio riesgo de ver truncada su magnífica carrera profesional, aún así hizo lo que debía como militar y se expuso al correctivo político que su viril actuación le mereció al poder del momento.
    Si, y esto es una crítica directa, los demás mandos del Ejército hubieran adoptado una actitud parecida a la de Vd Trillo no hubiera tenido la desvergüenza de hacer lo que hizo y las familias de los fallecidos vivirian con el ánimo menos destrozado.
    Se de muchos generales que se pusieron de su parte pero se tambien de muchos otros que se pusieron de perfil y nada quisieron saber del asunto, al menos públicamente y eso es lo que hace que el Ejercito haya perdido fuerza moral de cara a la sociedad.
    En cualquier caso es evidente que utilizar a dia de hoy esta catástrofe para hacerla látigo de la política actual deja claro el nivel ético, moral y de valores que tienen los políticos españoles.
    Los españoles admiran a sus Ejércitos, aunque sea de forma confusa y difusa saben que se puede confiar en ellos y estos mismos españoles deberían saber que hay muchos, muchisimo, casi todos, que tienen sus mismos y claros valores.
    Y deberían saberlo
    Es muy importante.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi General, sigo sin entender que todavía haya 3/4 partes sin desclasificar de ese informe secreto que a buen seguro permitiría reabrir el caso y hasta solicitar medidas penales a todos los implicados.

    Como dice, “la cara del Ministro al verle” ¿como fue la suya cuando le dicen que no hay plazas?.

    A su orden Mi General.

    Me gusta

  3. Muchas gracias mi General por la importante aportación a la verdad.

    Me temo que el problema de Defensa, sigue estando en Defensa y el criterio seguido para nombrar a su responsable…sólo cambiamos el “collar” o no. ¡¡¡Cuando el ego supera al cargo…!!!

    Un respetuoso saludo.

    Me gusta

  4. El señor Trillo ha demostrado, con su actitud, ser un prepotente, soberbio e insolidario elemento indeseable.
    Los adjuntos acólitos “lame culos”… unos pelotas, babosos e inútiles que si no es trepando no suben en la escala por sus propios méritos.
    Y como dice mi querido General: “que el perdón se pida cumpliendo las condiciones que enseña el catecismo: examen de conciencia, dolor de corazón, propósito de la enmienda, explicar sus faltas y errores cometidos y cumplir la penitencia; si fuera así, nunca es tarde para perdonar y recuperar, todos, la dignidad ignorada, especialmente la de nuestros soldados”.
    Pero yo, además, añado: si, mi querido General, yo asiento con su afirmación de perdonar, pero eso no es suficiente para olvidar… porque ya que perdonar es algo espiritual y obligado para un católico; olvidar pertenece a la racionalidad humana que Dios nos ha concedido, fundamental para la experiencia, y eso es lo que hace al hombre superarse y mejorar para agradar a Dios.
    Gracias por su aportación para poder entender tan desagradable asunto, felicitarle por su correcta actuación y un fuerte abrazo de este humilde veterano amigo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  5. buenos dias mi general muy bueno el articulo y muy claro si todo se hubiera hecho asi en su dia los españoles creerian mucho mas en el ejercito que quizas es lo que nos hace un poquito de falta le alabo en su claridad y sin miedo a las replesalias un saludo a la orden de V.E. mi general un cabo 1º veterano paracaista

    Me gusta

  6. Gracias a todos, no son necesarios los elogios, solo pretendo que las familias reciban no solo la recompensa que les corresponde, tambien el respeto que se merecen para que que no se repitan los hechos pasados.

    Me gusta

  7. Por fin alguien se atreve y sincera lo que sucedió en aquellos penosos días. Algo que ya barruntaba en mis recuerdos y sospechas.
    A día 26 de Enero del año 2017, me vienen recuerdos de conversaciones entre mi persona y el T.Coronel de la 4° sección de EM del C.General de la D.A.C situado en el Pardo durante mi prestación del Servicio Militar Obligatorio del 1° reemplazo de 1997 como conductor de dicha sección.
    Por entonces el T.Coronel Montenegro y yo tuvimos una charla por mi presentación a las pruebas con el fin de ser militar profesional de España, para España y para los Españoles.
    La mezcla de la política y la sangre militar que por entonces corría por el aire de nuestras dependencias, decidí no aceptar la posibilidad de con mi nota obtenida, optar a un puesto en un ejercito que yo no podía reconocer como militar para España y los españoles dado lo que mis ojos veían y mis oídos escuchaban durante aquellos meses.
    Por España y para España un español que a día de hoy forma parte del Grupo de Veteranos de RCLAC Villaviciosa XIV que es donde besé la bandera de todos, la bandera que beso en mi casa a diario por todos los caídos por España a lo largo de los siglos.

    Me gusta

  8. Mi General: Con el permiso de Vuecencia y el respeto que merece. Largo ha sido su comentario, mas, a mí me ha perecido corto y muy triste, yo lo viví como la mayoría de cualquier español que no se enteró más de lo que contaban en las noticias. Es cierto que se escuchaban críticas, pero ellas eran acalladas y tergiversadas como sólo saben hacerlo los cobardes y traidores a esta Nación llamada España.

    Lo que aún sigue siendo incomprensible, entre otras muchas cosas, es el hecho de que este personajillo, no sólo NO lo echaron de la política y degradado como jurídico por mala fe, tergiversador y otras muchos delitos consumados por él, como Ministro de la OFENSA y más de los mismo. Porque ya se sabe que ha sido has recompensado en cierta manera para más indignidad y ofensa contra los que perdieron la vida por culpa de malos políticos.

    Es vergonzoso para el PP lo que hicieron para seguir en el poder, aunque no lo consiguieran en aquella ocasión, y en parte es comentado que fue por la mala actuación en esta tragedia. Y no menos vergonzoso es para el PSOE que lo tomó como esa partida que ganaron sin haberla merecido, pero que les vino bien esta desgracia y así nos fue luego y en estos momentos que podemistas y otras rarezas siguen haciendo su agosto en las formas que lo vienen haciendo y siempre en el perjuicio de los que entregan su todo.

    Disculpe que me alargue, mas, no puedo poner menos y me ha quedado corto.

    Este que queda a la orden de Vuecencia. Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 1 persona

  9. Siento diferir de algunas opiniones, no de la de mi General, porque no creo en la maldad del Sr. Trillo que, sinceramente, no creo que tuviese. Sí lo achaco – y esto no es eximente- a la precipitación motivada por la impresión y magnitud de la tragedia. No digo que no tuviera culpa en el trato y honor debido a los fallecidos y familias, que, sin paliativos, la tuvo. Pero en absoluto,y hay constancia de ello, en las causas que motivaron el horroroso accidente.

    Me gusta

  10. Parece ser por su escrito y mis humildes entendederas, Sr. Aleman, de que las responsabilidades del accidente se quedan difuminadas en el aire ya que el gobierno mafioso del PP no se dió por aludido por los hechos probados… algo normal en una organizacion criminal (dicho por un Juez) como es el PP actual a la vista de los delitos de corrupcion que han salido, salen y saldran con el tiempo.. MI PREGUNTA ES PARA UD.: ACASO NO LEYÓ LAS DENUNCIAS QUE SUS SUBORDINADOS HICIERON POR ESCRITO Y POR EL CONDUCTO REGLAMENTARIO SOBRE EL PESIMO ESTADO DE LOS AVIONES DE TRANSPORTE CUANDO YA SE HABIAN HECHO VARIOS VIAJES PREVIOS???.. La mision del comandante en Jefe no era mirar para otro lado, como hizo Ud. y muchos otros generales.. o seguir el conducto reglamentario derivando la responsabilidad a la politica del ministerio de Defensa de entonces. Ud. deberia de haberse plantado y decir BASTA ante sus mandos y hacer de altavoz unico, incluso a costa de sacrificar su carrera, con los medios de comunicacion si hubiera hecho falta ya que en este pais solo se toman decisiones si el daño mediatico al partido de turno (PP o PSOE, son lo mismo) es muy fuerte. Sincerese con la opinion publica. De lo contrario todo este blog es simple y llanamente una confesion personal para lavar su mala conciencia de que SÍ pudo hacer algo mas util y NO lo hizo por temor a su futuro.. A todo pasado… no?. Saludos, Sr. Aleman.. Espero una contestacion sincera en mi correo o en su blog. Mi hermano, al cual asesinaron en aquel avion por la inaccion de TODOS, politicos del Gobierno y mandos afines., se lo agradecerá.

    Ps. NO culpe a la oposicion politica de su inactividad en el asunto, vale? Eso es desviar la atencion y eso denota mala fé en su actuacion actual

    Le gusta a 1 persona

  11. Para Nui: Su comentario, por ignorancia o mala intención, hace romper mi norma de no contestar anónimos sin saber si me dirijo a el, ella o ello. Así que le responderé pero no en el ámbito de los comentarios.
    El suyo merece más espacio y sobre todo mayor difusión.
    Por ello en breve tendrá en el blogla aclaración que disipe sus dudas.

    Le gusta a 1 persona

  12. Serví, durante el servicio militar, a un teniente general, Don Javier Murcia Rubio, y aunque la nostalgia pueda hacerme flaquear la memoria y hoy los recuerdos hayan ganado en benignidad, no puedo por menos reprocharles a todos ustedes, generales, su lejanía del pueblo, de los ciudadanos que con sus impuestos sufragan tanto sus guetos exclusivos como sus estrellas y juguetes de guerra. Ustedes lo saben, pero lejos de ello, vilipendian a aquellas ovejas negras -para ustedes- que se atreven a salir en defensa de esos que son su sustento y en última instancia, su razón de ser. Por eso no son queridos y se les mira como gente que están ahí, no para defenderlos sino para masacrarlos.

    Y hoy, a años de que el general Murcia desapareciera, contemplo su foto con emocionada nostalgia, no con rencoroso recuerdo.

    Me gusta

  13. Sentimos su personal visión. Debe ser triste vivir con ese rencor. Se equivoca y le ánimo a conocer y profundizar en la vida de soldado. ¡Ah! Olvidaba lo principal: la gente mis quiso y nos quiere. Puede usted mismo comprobarlo. Nosotros a ellos también, incluido usted al que respetamos y publicamos su tristeza que lamentamos. No insulte por favor. Eso de “masacrar” es un término que no debe utilizar

    Me gusta

  14. El desprecio de Trillo y del gobierno hizo tanto daño que no si llegaron valorar a quienes estaban ofendiendo, soldados que juraron defender España y lo hicieron, soldados que amaron con su servicios a España, muy al contrario de los que tenían que defenderlos. Una mala lección para el futuro y la historia.

    Me gusta

  15. Mi General,

    Me gané la antipatía de un General (ya fallecido), por no darle apoyo moral, en aquellos momentos en los que la bochornosa actuación forense -que sucumbió a las presiones políticas- reveló el desprecio con que dirigentes de España trataban a los soldados que entregaban su vida por ella.

    Esta falta de respeto fue la culminación de un largo proceso en el que el aerotransporte se efectuaba sometiendo a las tropas a un riesgo inaceptable y, aún así, mantenido conscientemente por el Gobierno. Dicho riesgo fue puesto en conocimiento de las autoridades militares, entre las que probablemente se encuentra usted. Cabe suponer que a través de la cadena de mando alcanzó el CISET, y finalmente Defensa, que hizo caso omiso del mismo según ha resuelto el Consejo de Estado.

    General, si usted contribuyó resueltamente a que el informe de seguridad llegara al Ministerio, la persona ‘Nui’ no tiene razones objetivas en mi opinión para recriminar su actuación.

    Para finalizar, estoy de acuerdo en la propuesta que formula sobre una petición de perdón de todos los que obraron tan lamentablemente en el proceso de identificación de los cuerpos. Es más importante aún que también se haga por la negligencia letal con que actuó Defensa en el aerotransporte. Lo reitero porque no me ha quedado claro si usted lo incluye en su propuesta.

    Con el debido respeto.

    Alejandro Bárcena Orbe – Coronel (R.)

    Me gusta

  16. Hay dos tipos de jefes, más múltiples variables. El buen jefe se preocupa de resultados empresariales al igual que de métodos y generadores de tales efectos. El segundo de luces de jefatura y lucimiento y sobremanera de resultados de cuentas económicas y sociales. En estos dos últimos puntos analizados, el primero se detecta en su economía y el segundo en su falta de preparación y complejo de inferioridad, que no dudará en pisar hasta sus raíces con el fin de creerse algo de valía. ASI ES LA POLITICA. M.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s