EL EXJEMAD, EL CAPELLÁN CASTRENSE Y LA LÓGICA Juan Miguel Mateo Castañeyra General de División (R.)

El Capellán Castrense

El exjemad en Podemos no deja de sorprendernos cuando pronuncia unas palabras, o cuando escribe unas líneas. A pesar de que aquello que haga o diga quien después de haber tenido el mando de las FAS pase, casi sin solución de continuidad, a ser parte importante de un partido político que cuestiona la Soberanía Nacional, deje ya poco margen para la sorpresa. Ese margen, en este caso, lo ha llenado con sus últimas actuaciones públicas.

Del ex JEMAD en Podemos desconozco si fue, o no, un buen piloto. Y dudo que fuera un buen piloto de combate, dado su reconocido pacifismo. También tengo fundadas dudas de que fuera un buen militar, pues los valores con los que se mueve por la vida, se lo impiden.

En cuanto a sus otras habilidades, es sabido que Dios no le adornó con la facilidad para la comunicación oral o escrita, pero ahora, además, acaba de descubrirnos que la lógica no es otro de sus puntos fuertes. Me explicaré.

En uno de sus tuits decía textualmente:

Exjemad de Podemos: Si a Casandra la llevan ante la Audiencia Nacional, que me lleve a mi también

“Bromear no es un delito y España no es una dictadura. Si a Casandra la llevan por esto a la Audiencia Nacional que me lleven a mí también”

Capellán castrense

Está claro, que si afirma que bromear no es un delito y que España no es una dictadura, la conclusión lógica de que a Casandra la lleven a la Audiencia Nacional, es que lo que ha hecho la tal Casandra, no es precisamente bromear. El sacar como conclusión que lo lleven también a él, responde a cualquier cosa menos a la lógica.

Capellanes castrenses

Por otra parte, en unas de sus recientes declaraciones, afirmaba que los capellanes castrenses solo deberían existir, si los hubiera también para otras religiones. Tal vez sea su falta de lógica la que le dicta ese pensamiento, pues al parecer, ve lógico que haya capellanes de otras religiones cuando resulta que el 70 por ciento de los españoles se declaran católicos, y sólo un 1,9 por ciento, creyente en otras religiones. Parece ser que en esto coincide, (inestimable apoyo), con la comandante en situación de retiro por pérdida de condiciones psicofísicas, Zaida Cantera. A la que, además, le parece inadecuado el salario que reciben los capellanes castrenses. Pero no le parece mal, por contra, que ella misma pueda compatibilizar la pensión máxima que tiene concedida, con el sueldo de diputado del PSOE. Ya se sabe que se suele ver antes la paja en ojo ajeno, que la viga en el propio.

O tal vez sea porque no sepan, ninguno de los dos, que en España hay solo 87 Capellanes castrenses, por lo que, si atendemos a las proporciones de creyentes de otras religiones, a éstos les correspondería algo más de uno para todos ellos. Un Capellán que, además de ecuménico, tendría que estar dotado del don de la ubicuidad.

Los capellanes castrenses prestan, por supuesto, los servicios propios de su Ministerio en las unidades. Pero también ofician nuestras bodas, bautizan a nuestros hijos y nos despiden en nuestros funerales. Además, tanto para creyentes como para no creyentes, prestan otros servicios que van desde dar clases de moral, pasando por ser el paño de lágrimas de los más débiles y necesitados, por ser el transmisor al mando de las necesidades del soldado llegando a donde por diversas razones, no le es fácil a éste llegar, hasta ser el más fiable conocedor de cuál es el verdadero estado de ánimo de la tropa. También de sus bolsillos, es frecuente que salgan muchos préstamos, a fondo perdido, que alivian más de una necesidad sin que los beneficiarios tengan que profesar ésta o aquella creencia.

Pero el Páter es más cosas. Es también aquel que muchas veces es el único que puede paliar la soledad del mando, el confidente seguro de nuestras angustias y preocupaciones, el amigo que en muchos casos llena el vacío que el alejamiento de la familia produce, o el mediador en los roces que en toda convivencia humana tienen lugar, y todo eso lo es, para cualquier creyente.

Y aún, y no menos importante, es también otra cosa. Encarna una de las tradiciones más antiguas de nuestras FAS, donde la figura del capellán acompañó siempre al soldado en sus victorias y en sus derrotas, en las desgracias y en las alegrías. Figura que se agiganta por el heroísmo, el sacrificio, la humanidad y el amor a los demás de muchos de ellos, y también por la humildad de los pequeños actos diarios. Es la misma tradición, dónde se engarzan nuestras Patronas, la heráldica de nuestros escudos y emblemas y hasta el espíritu de nuestras Ordenanzas, que están basadas en el humanismo cristiano. Tradición que para las FAS constituyen su fundamento espiritual.

el exjemad de podemos no sabe lo que dice

Soy consciente que hablar de espíritu, de tradiciones militares y de su importancia para las FAS quizá resulte, para el ex JEMAD en Podemos, incomprensible, quedando fuera de su lógica. Desde siempre, en los ejércitos, han existido individuos que han perdido el norte de la profesión, que han equivocado su vocación o que, por los motivos que fueran, se han visto frustrados, o se han desviado del camino claro, y a veces duro, del servicio a España. A estas gentes, a lo largo de su vida militar, el sistema los excluye o ellos mismos se van autoexcluyendo. Lo singular en este caso, es que se haya llegado tan alto y tan lejos. Su caso, a pesar de su excepcionalidad, debería de servir de reflexión sobre el sistema de selección de la élite en las FAS.

El ex JEMAD en Podemos decía en su Tuit que, si a Casandra la llevaban ante la Audiencia Nacional, lo llevaran también a él. Le diría que, a partir de una cierta edad que ambos compartimos, a donde nos pueden llevar, si decimos tonterías, es a un establecimiento donde nos traten la senilidad.

Para terminar, quiero recordar que, al menos en el Ejército de Tierra, existe una vieja costumbre, que casi llega ya a ser tradición, según la cual, cuando alguien, sea o no el capellán, bendice la mesa y desea buen apetito en nuestras celebraciones de camaradería, bendición y deseo común a creyentes en cualquier religión, se contesta con un ¡Gracias Páter!

Parodiándolo, quisiera ahora decir, ¡Gracias Páter!, gracias por tu servicio, por tu dedicación, por tu cercanía, por tu consejo y por tu amistad.

Juan Miguel Mateo Castañeyra

General de División. (R)

Blog: generaldavila.com

7 abril 2017

8 pensamientos en “EL EXJEMAD, EL CAPELLÁN CASTRENSE Y LA LÓGICA Juan Miguel Mateo Castañeyra General de División (R.)

  1. Buenos días, mi General. Como bien narra Buecencia: “individuos que han perdido el norte de la profesión.”
    Sin otro particular, quedo a sus ordenes.

    Me gusta

  2. Sus consideraciones, mi general, no pueden ser más certeras.
    Sólo discrepo en une cosa: El Exjemad si sabe lo que dice. Sus palabras “Si a Casandra la llevan ante la Audiencia Nacional, que me lleven también a mi” están muy claras….. PORQUE YO TAMBIÉN ME ALEGRO -Y ME LAEGRÉ- DEL ASESINATO DEL ALMIRANTE CARRERO BLANCO. Lo que pasa es que “Julito el Rojo” (ya desde sus años en San Javier), además de un impresentable es un cobarde. .

    Me gusta

  3. José Julio Rodríguez Fernández, Ex General del Ejército del Aire y Ex JEMAD: únicamente me gustaría decirte que no es lo mismo vestir el uniforme militar que serlo; y recordarte que a la traición le siguen la deslealtad, la deshonestidad y el deshonor. Y dado que la traición se inicia desde el momento en que tu mente te ordena dejar pasar por alto la palabra lealtad, te dedico estos versos-frases para que, si los lees, te acompañen en tu viaje por podemos:

    Cuando no tienes seguridad en lo que quieres,
    cuando tu nobleza es sólo una actitud aparente,
    cuando pareces ser con todo lo que no eres,
    la traición es algo que siempre está muy latente.

    Cuando no tienes sólo una palabra que dar
    y entre un palabrerío inútil se te va el día,
    si en lo que dices verdad no se puede hallar,
    entonces a la traición hay que temerle todavía.

    Si no tienes principios y sólo los finges tener,
    si son dos caras las que acostumbras mostrar,
    si a gente con valor no te enseñaron a querer,
    la traición es un factor que hay que considerar.

    Si nunca ha habido honestidad en tu proceder,
    si ser honesto ni en tus sueños es algo posible,
    si la lealtad no forma parte de tu modo de ser,
    hay que pensar en tu traición como algo posible.

    Si no te molestan para nada las consecuencias
    de tu mal proceder, aunque sepas que es triste,
    seguro sonará como suenan las impertinencias
    que te diga que en tu persona, la traición existe.

    Lo cierto es que al final de esta ingrata situación
    y una vez que fue lo que creí que nunca podría ser,
    encontré en ti a un General con aires de traición
    y una muy inesperada traición, con ganas de poder.

    ¡Al traidor que abandona a su Patria!
    ¡No habrá nadie que le perdone,
    ni en Tierra Santa tenga cobijo,
    ni una Cruz en sus despojos,
    ni las manos de un buen hijo,
    para cerrarle los ojos!

    Le gusta a 1 persona

  4. ¿Porqué no apostillamos a Julio “El Rojo” como podemita y no como exJEMAD, aunque lo haya sido?, no ha merecido nunca tal honor y mucho menos ser Soldado de España.
    Mi apoyo incondicional a la figura del “Páter”, siempre ha sido y será imprescindible en nuestras FAS, por tradición, por necesidad y por ejemplo a seguir como hombre de Dios. Doy las gracias al Páter por su permanente servicio a los demás, con el reconocimiento de un veterano Soldado.

    Me gusta

  5. La figura del Páter en el Ejército creo que es importante desde el punto de vista hasta para los que no son asiduos a la iglesia, pero si se es buena persona y el páter se da a querer y NO vaya presumiendo de estrellas, que se dedique a la función para la que está; ahí encontraremos siempre a un amigo para aquel que tenga algún problema.

    Yo tuve un mal encuentro en el año 1.967 y pagué por ello, mas, aún así defiendo la figura del Páter en el Ejército, siempre que sea una buena persona y se entregue a su hacer.
    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  6. Hablar de este individuo, considero, es una pérdida de tiempo; añadiendo, además, que ni le tengo ningún tipo de respeto, ni mucho menos de disciplina. No es entendible admitir qué le llevaría a ingresar a un pacifista antimilitarista en el Ejército del Aire, formando, así, parte de las Fuerzas Armadas. Todo lo que sea tratar, divulgar o debatir contenidos intranscendentes, susceptibles de estar situados al borde de la senilidad, no sólo constituye una pérdida de tiempo, sino que ayuda a una promoción publicitaria en lontananza, por aquello de … “que hablen de uno aun que sea bien”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s