DE LOS AÑOS DE PLOMO A NUESTROS DÍAS ¿Un cambio en las políticas del extremismo separatista o un simple cambio de estrategia? (General Adolfo Coloma Contreras)

Imagen1En el año 1990, al finalizar mi Curso de Estado Mayor, obtuve destino en el cuartel General de la Brigada de Cazadores de Montaña LI en San Sebastián. Unía así mi deseo de iniciarme en aquello del estado mayor, empezando por abajo, por el escalón brigada, con el de servir en las Provincias Vascongadas donde muchos compañeros de armas y otros servidores del Estado vivían en condiciones muy difíciles. Eran los llamados años de plomo, triste apelativo que aludía a la no menos triste y criminal actividad de la banda terrorista ETA y los que la amparaban.

Eran años muy duros, rodeados de inseguridad, apatía cuando no rechazo por un importante sector de la población. Cuando iba a acceder a mi destino en el Cuartel de Loyola, en el barrio donostiarra del mismo nombre, lo primero que uno encontraba era una pintada: “matar a tu capitán no es un crimen, es un acto de justicia” frente a la entrada principal del cuartel, al otro lado del puente que cruza el Urumea.

Imagen2Allí me trasladé con mi familia, mi mujer y cuatro hijos para vivir en unas viviendas prefabricadas, rodeadas de alambre de espino y vigiladas por soldados de reemplazo de la Policía Militar. Al otro lado del río, cerca de la cárcel de Martutene, asistían mis hijos a un colegio de monjas donde los acogieron con todo cariño y solicitud. Allí, el dejar caer descuidadamente las llaves de mi coche para recogerlas del suelo al tiempo que uno inspeccionaba los bajos del coche, se convirtió en una rutina. Como el escrudiñar con ansiedad los retrovisores del vehículo detenido en los aparentemente eternos semáforos del Bulevar. Habían asesinado al General Garrido y a su mujer en aquel hermoso paseo colocando una carga explosiva en el capó de su vehículo oficial unos años antes. Y también al anterior gobernador Militar, el general Gonzalez Vallés, mientras paseaba un domingo por la Barandilla ante la Playa de la Concha. Y a tantos otros.

Cuando disfrutaba mi primer permiso en las Navidades, tuve que reincorporarme urgentemente. Habían asesinado al coronel  Gobernador Militar accidental cosiéndolo a tiros cuando su vehículo estaba detenido ante un semáforo junto al rio Urumea. Unos meses más tarde, en el curso de una jura de bandera,  mientras el coronel Jefe del Regimiento Tercio Viejo de Sicilia 67, José García de Frías, presidía el desfile con el que concluía la parada,  sufría también un atentado que a punto estuvo de costarle la vida. Recibió un disparo en el muslo, por la espalda (¿podría haber sido de otra manera?) entre el Teniente coronel Balmaseda, Jefe del Batallón de ingenieros y yo mismo, lo recogimos del suelo en medio del tiroteo y lo llevamos al cuerpo de guardia. A continuación me fui a buscar a mi madre y a mi mujer, que con la del coronel Frías se protegían como podían agachadas en el suelo. Mi padre en pie me miraba con la misma expresión, pura definición de rabia,  con la que inmortalizara Goya a los ciudadanos madrileños del dos de Mayo.  El coronel me había dicho   – “La bandera, Coloma, que la retiren con los honores que se le deben” – esa era su primera preocupación.

Si, eran años de plomo. El Brigada Alberto de Juan, que además de prestar sus servicios en el cuartel de Loyola entrenaba a un equipo de balonmano de chavales del barrio, sufrió el mismo y alevoso agradecimiento. Desde luego no solo  los militares éramos “objetivos”, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, magistrados, funcionarios y hasta periodistas sufrieron el mismo azote.  Imagen3La guardia civil, desde el Cuartel de Inchaurrondo, con tenacidad, paciencia y eficacia hacia lo suyo. En el verano desarticulaban dramáticamente el comando Donostia, reconstruido no recuerdo cuántas veces.

Años de plomo fuera y dentro de aquel hermoso territorio. Tres oficiales de mi promoción, el comandante Baranguá y los tenientes coroneles Blanco y Cortizo, fueron  cobardemente asesinados en Madrid y en León. Además Javier Quintana perdió a su padre, el teniente General Quintana por la mano asesina de ETA. Valga esto como testimonio del precio pagado por una promoción de oficiales del Ejercito simplemente por cumplir su servicio allá donde hay una Bandera de EspañaImagen4

Difícil es valorar qué fechoría de los sicarios de ETA ha sido la más  cruel. ¿El ataque al cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza? ¿El absurdo atentado en el que una niña, Irene Villa, perdió una pierna y casi la vida?  No lo sé, cada cual tendrá su propia valoración. Pero en lo que seguro que todos los lectores de este blog convendrán conmigo es que los atentados contra el cuartel de la Guardia Civil de Vic y el atentado de HIPERCOR en Barcelona, se cuentan entre los más alevosos, cobardes y despiadados de cuantos ha perpetrado esta panda de asesinos.Imagen5

Y nos desayunamos hoy con la noticia de que el Parlamento Catalán ha invitado a visitarlo a Arnaldo Otegui, secretario general de SORTU. Un individuo que, con una larga cadena de actividades delictivas, atentados, secuestros y condenas, amparándose en  los recovecos que nuestro garantista régimen de libertades, hoy al frente del maltrecho complejo separatista vasco, es invitado a visitar un parlamento autonómico, el de Cataluña, que debe ser el palacio de la palabra, de los acuerdos, de la democracia.  Justo lo contrario a la imposición de unos pocos merced al uso de las armas.

Imagen6Aunque no es esta la primera paradoja que se da en esta España, en la que se que insulta impunemente al Jefe del Estado, se ignora el cumplimiento de muchas leyes  Me pregunto qué está sucediendo en España

Me pregunto qué ha podido suceder en Cataluña, donde hace poco menos de cuatro años su parlamento ponía voz a la Asociación de Víctimas del Terrorismo, precisamente en el XXV aniversario del horror de Hipercor, en presencia del ex Presidente de la Generalidad de Cataluña, Pascual Maragall, que había sido el alcalde de la Ciudad Condal en aquella luctuosa fecha.

Me pregunto también qué tendrá que hacer, exponer – o negociar – este sujeto, que ha sido invitado por Los Verdes/ Alianza Libre Europea al Parlamento Europeo, ante la consternación del resto de partidos. Me pregunto a que responde esta “nueva política”  cuando ni ha condenado la violencia ni ha perdido perdón a las víctimas del terrorismo y a toda la sociedad española por el infinito daño causado.Imagen7

Imagen8Me pregunto por último qué sentirán las propias víctimas  del terrorismo. Todas ellas, pero en particular los familiares de los 10 muertos del cuartel de la Guardia Civil de Vic (29-5-91), los de los 21 de HIPERCOR ( 19-6-87), los familiares de las 11 víctimas ocasionadas en los 7 atentados de ETA producidos en Barcelona y otras localidades catalanas, por no decir las de los atentados perpetrados por el GRAPO o el FRAP. ¿Una vez más la tibia y confortable equidistancia?

Imagen9Desconcertado, vuelvo a mirar a los muros de la Patria mía. Desconcertado pero no indolente ni resignado ante tanto despropósito. Esto no es hacer política. Es un disparate además de una ofensa, otra más a las víctimas del terrorismo.

Adolfo Coloma

General de brigada (R) del ET.

Este artículo fue publicado en este blog el día 15 de mayo de 2016

23 pensamientos en “DE LOS AÑOS DE PLOMO A NUESTROS DÍAS ¿Un cambio en las políticas del extremismo separatista o un simple cambio de estrategia? (General Adolfo Coloma Contreras)

  1. Yo ni olvido ni perdono. Ni a los asesinos ni a sus complices que son todos los politicos y buena parte de la sociedad. Dios los castigue porque si esperamos a que lo haga la justicia podemos esperar sentados. Agustin Payno

    Le gusta a 1 persona

  2. Mi General,
    Ahora unos se dedican a recoger “los frutos” de aquellos terribles años . Una “bomba” con temporizador activada para hacer estallar la Unidad de España el próximo 1 de Octubre.
    Mientras ello sucede, el “artificiero en Jefe”, continúa perdido en un mar de dudas, y sin conocimiento del cable que hay que cortar .
    Si encima uno de su equipo, reconoce que no les ha dado tiempo de prepararse con el 155, apaga y vámonos.
    Para m, y no echar gota.

    Le gusta a 1 persona

  3. He ocupado como funcionario del Estado, puesto importante en la provincia de Guipúzcoa, a la que aprendí a querer. ETA ha asesinado a varios compañeros míos de Cuerpo en Madrid, por el mero hecho de serlo. Nunca entenderé que un pueblo formado, pueda haber seguido el pseudo historiador y visionario Sabino Arana. De ahí nace todo lo que vino después.
    Yo a mi manera honraré a todos estos mártires, volviendo el próximo 9 de septiembre a jurar la bandera de ESPAÑA.

    Le gusta a 1 persona

  4. Buenos días mi general :

    Magistral relato de la verdad tremenda , y triste vivida, por los españoles por el terrorismo de ETA, que hora, están en el parlamento, y en todas las instituciones. desgraciadamente, sin arrepentirse, sin pedir perdón a las victimas, y con el propósito, de no se sabe él qué. Y la intuición lógica dice, que de nada bueno. No deseo aclarar mas…pues se sabe.

    Yo también viví muy de cerca, todo aquello, no por estar allí, sino por mi trabajo de aquella época, y mi amistad personal, con personas bien informadas, en Madrid. Y.. es, tal lo describe, mi general.. los datos y también el final..

    Muchos estamos desconcertados..ante la situación actual..que, al menos yo, deseo que se acierte en la toma de decisiones, que todos los españoles deseamos, por el bien de la unidad de España y de todos los españoles..!! Ya desconcertados y muy cansados de esta situación..!!

    Estamos o..yo estoy desconcertada, pero como menciona, no indolente, ni resignada.. ante tanto despropósito. Y tal como menciona, es cierto que esto, no es hacer política.

    A las victimas, del terrorismo, siempre: Memoria, Dignidad, y Justicia.

    Gracias por su escrito..mi general y feliz jueves.
    Un afectuoso saludo.

    Josefa López del Moral Beltrán.

    Me gusta

  5. Nos ha pasado que el bien y la razón se sostienen con la fuerza de las leyes, y que éstas, a su vez, se sostienen con la fuerza legítima de las armas. En esta España nuestra llevamos 40 años en que hemos renunciado al uso de la fuerza legítima del Estado, a la vez que nos hemos desarmado moralmente, pasando de una dictablanda a una completa relajación de costumbres en la vida privada y pública. Estado fuerte con los débiles y débil con los fuertes. Acátese, pero no se cumpla. Y así nos va: ni ley ni orden. Y tal vez dentro poco, ni España.

    Me gusta

  6. ¡Que duda nos cabe, mi General! Los militares, guardias civiles y policías son los colectivos que más han sufrido la violencia del terrorismo. Y a fe que han dado una respuesta ejemplar, insuperable, a tanto dolor por familias destrozadas.
    Y por mucho tiempo que pase, un ciudadano honesto no puede olvidar ni la tragedia vivida en su día, ni los desprecios que, todavía, hoy reciben mediante el olvido.
    Hace años que un ministro de interior del PSOE nos hablaba y pedía que fuésemos generosos en el olvido. ni el ni su familia ha sufrido, por fortuna, ningún acto terrorista. Otro, hoy magistrado del Tribunal Supremo, hablaba de “el polvo del camino en las togas”
    Es curioso y muy doloroso mirar y ver el inmenso dolor que la defensa de España ha causado a sus hijos más entregados.
    Sin intentar desviar la atención, hace unos meses leí la novela PATRIA, de Fernando Aramburu y explica muy claro y bien la realidad padecida por quienes no se sometía a las reglas de los asesinos.
    Siempre tendrán mi reconocimiento, afecto y respeto.
    Muchas gracias por su magnifico escrito.

    Me gusta

  7. Cuánta sangre, mi General, Cuanto dolor, cuántas lágrimas y cuánta rabia contenida para que ahora vengan unos miserables, traidores, sediciosos … a decirnos que España se rompe porque sí, porque lo quieren ellos: cuatro ineptos y algunos golfos para preservar sus miserias morales y sus fortunas materiales. POR ENCIMA DE MI CADÁVER

    En SEPTIEMBRE, a la calle a gritar: ¡ESPAÑA, ESPAÑA, ESPAÑA!

    Le gusta a 1 persona

  8. Qué decirle, don Ramón. Jamás se me hubiera ocurrido decirle a mi adversario (político, militar o como fuere) cuáles armas voy a utilizar y cuales no. Es de locos.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  9. Sra López del Moral:
    ¡Como me reconfortan sus intervenciones! “Ni indolente ni resignada” Es Vd un ejemplo.
    con respeto y afecto
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  10. La Verdad Libre: Me duelen sus palabras tanto como la situación de España como comunidad de destino. En esto, estamos completamente de acuerdo
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  11. Descuide Mi General, que se podrá publicar varios años más,de indolencia y de instulticia de lenidad, y de falta de respeto total al Estado de Derecho.
    Y si no, que los políticos nos demuestren con hechos, que estan en contra del atropello de la Justicia y del Orden.que estan dando lugar que se hayan instaurado..
    Saludo con taconazo, y a la Orden de V.E.Mi General.

    Me gusta

  12. Por desgracias así ha sido, Don Andrés. La prensa habla ya de varios heridos, algún muerto y lo califica de atentado terrorista. Hay que ser muy cauto, pero sobre todo, hoy hay que estar con Barcelona, los barceloneses y los visitantes
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  13. Demasiados actos de terrorismo sin resolver todavía, de eta (si con minúscula) y de los islamistas. ¿ Hasta cuando?. ¡ Arriba España !. Julio de Felipe

    Me gusta

  14. Mi solidaridad con las víctimas , y mi apoyo incondicional a sus familias. Éstos asesinos no nos doblegarán nunca. Visca Catalunya.

    Me gusta

  15. Muy oportuna mi general tu intervención para que no se olviden aquellos “años de plomo” sobre los que se cimienta, si no lo impedimos, la “ofensiva final” del enemigo que está a punto de alcanzar este otoño sus objetivos .
    Y lo más preocupante es que no se vislumbra, ni voluntad de vencer ni, por lo que parece, aplicación del artículo 155.
    Mientras queremos creer -y será por última vez- que el “Mando” está preparado para hacer frente a la ofensiva, aunque por la obvia razón de mantener la sorpresa, oculta su “idea de maniobra”
    Y en cuanto a lo que expones en el artículo, solamente una posible discrepancia: Yo como bien sabes, he tenido siempre, y sigo teniendo, el convencimiento de que el atentado más salvaje de ETA, el de mayor número de víctimas, fue el del Hotel Corona de Aragón pero que el Gobierno y los artífices de la “Transición” ocultaron su autoría, pues de haberse hecho pública, el 23 F hubiera tenido lugar antes y con otro resultado. Porque si bien fue aquella salvajada la que lo puso en marcha el “golpe de timón”, el tiempo trascurrido y las circunstancias que todos conocemos por ser ya de dominio público, hizo que en 1981 fracasara.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s