MANIFIESTO POR LA  HISTORIA Y LA LIBERTAD

PRESENTADO AYER EN MADRID Y FIRMADO POR MÁS DE 200 PERSONAS DE TODOS LOS SECTORES DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA  ENTRE LAS QUE DESTACAN UN GRAN NÚMERO DE HISTORIADORES.

MANIFIESTO POR LA  HISTORIA Y LA LIBERTAD

No se puede imponer por una ley un único relato de la historia, ya que ninguna ley debe o puede variar los hechos históricos. No se debe borrar por una ley  la cultura, el sentimiento ni la memoria de un pueblo, y menos aún por razones ideológicas. Ninguna razón moral, ni derecho subyacente, puede primar sobre la analítica verdad de los hechos en las circunstancias del tiempo y lugar en que estos se produjeron. La interpretación de unos hechos, cualquiera que estos sean, no puede ceder a ninguna manipulación política partidista. Legislar sobre la historia o contra la historia es, simplemente, un signo de totalitarismo. Y es  antidemocrático y liberticida.

Sin embargo, en España viene perpetrándose un inadmisible y flagrante “historicidio” desde la aprobación de la mal llamada Ley de Memoria Histórica de diciembre de 2007.

Pese a ello, el Partido Socialista pretende ahora, en una vuelta de tuerca más, que se apruebe una nueva y espuria “Ley de Memoria Histórica”, con la intención de ilegalizar cualquier  asociación o fundación que sostenga puntos de vista diversos y plurales sobre los hechos acaecidos en el último siglo de la Historia Contemporánea de España.

Con la implantación de una “Comisión de la Verdad”, amenaza con penas de cárcel, inhabilitación para la docencia y elevadas multas a quienes mantengan opiniones divergentes a la ‘verdad única’, la destrucción y quema de las obras o estudios declarados no ‘gratos’, y la expropiación, destrucción o transformación de una parte del patrimonio histórico-artístico de la etapa más reciente de España.

Tal proposición de ley ataca directamente los fundamentos de la Constitución y los valores superiores que su ordenamiento jurídico consagra: la libertad (de opinión, expresión, investigación y cátedra); la justicia (solo atribuible a jueces y tribunales); la igualdad (que impide la discriminación por sexo, raza, religión, ideología, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social); y el pluralismo político (ejercido como actividad libre dentro del respeto a la Constitución). Dicha proposición de ley, de resultar aprobada, chocaría frontalmente con la Constitución en su redacción y espíritu.

El proyecto vulnera el principio de la verdad documentada de la historia, como demuestra el mero hecho de que esa única versión quiera imponerse por la fuerza del Estado, al ser incapaz de sostenerse en un debate de investigación, serio, libre e  independiente. Su capcioso velo jurídico, invocando a modo de pantalla la dignidad de las víctimas de solamente una parte o equiparando el franquismo con diversos regímenes totalitarios, son solo el envoltorio sentimental y manipulador de una ofensiva contra la libertad de los españoles, contra la democracia y contra la verdad histórica.

Estamos ante una ley de tipo soviético que no debería ser propuesta por ningún partido, ni individuo, que respete la convivencia democrática en paz y en libertad, que solo sirve para reabrir viejas heridas que todos creíamos ya cicatrizadas y que, desde luego, nunca debería ser aprobada en una nación como España.

Resultaría dramático para la convivencia de los españoles que ochenta años después del final de la Guerra Civil, y de haber transcurrido más de cuarenta tras la extinción del franquismo, se intente anular la libertad de pensamiento de los españoles, y reinstalar en la sociedad los mismos odios que condujeron a aquellos calamitosos acontecimientos.

Esta propuesta de ley debe ser rechazada con firmeza por toda la sociedad, pues España no puede permitirse una involución hacia regímenes del tipo implícito en la misma.  La experiencia histórica no debe pasar en balde, y de ella debemos aprender.

Los hechos históricos son hechos históricos, y los estudios e investigaciones de los mismos deben producirse en total y plena libertad para el debate y la confrontación abierta de las ideas, pero jamás bajo la mordaza y el castigo penal de un estado democrático.

Y ello principalmente, porque ningún parlamento democrático ni puede ni debe legislar sobre la Historia, pues de hacerlo, criminalizaría la Historia, estableciendo una checa de pensamiento único, al imponerse por la fuerza y la violencia del Estado.

Blopg: generaldavila.com

15 marzo 2018

 

26 pensamientos en “MANIFIESTO POR LA  HISTORIA Y LA LIBERTAD

  1. Buen argumentó lo cual mi Generales estaré junto a ustedes apollandoles como SIEMPRE lo hago si ellos imponen sus escritos nosotros onpondremos los nuestros Un saludo y viva España

    Me gusta

  2. Buenos dias general Davila:

    Yo, también estoy totalmente de acuerdo con este manifiesto ,, y me uno a cuantos lo apoyen sin reserva alguna
    .
    Un muy afectuoso saludo, General Davila.

    !! Viva España !! !! Viva el Rey, !! !! Viva las Fuerzas Armadas y la Legión !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran.

    Me gusta

  3. Queridísimo Rafa:
    Vuestro Manifiesto por la Historia y la Libertad, me parece una iniciativa magnífica. Precisamente, hace unos días le comentaba a mi hija, que nada tiene que ver el relato de la Historia de España realizado por un Historiador como Vaca de Osma o Vicens Vives, con la historia de España que te va a contar Tuñón Lara, que es un comunista manifiesto lo reconozca él o no.
    Una de las preocupaciones de la izquierda antisistema, es lo que ellos denominan “la reformulación de la Historia”, porque como dijo Churchill: la Historia la escriben los vencedores.
    No me extiendo más, con el cariño de siempre como española os agradezco infinitamente vuestro exhaustivo combate por España.
    Quieren acabar con la DEMOCRACIA Y LA LIBERTAD en NUESTRA PATRIA, no lo permitamos.
    ¡¡¡A ESPAÑA Y A NUESTROS REYES, SERVIR HASTA MORIR!!!
    ¡¡¡¡VIVA LA LEGIÓN!!!
    Esperanza González de Fonseca Marco

    Me gusta

  4. La guerra civil española fue el resultado de todos los asesinatos y atrocidades cometidos por los partidos de izquierdas, borrar la historia es lo que quieren esos partidos para quedar impunes ante las generaciones mas jóvenes. ¡Arriba España!. Julio de Felipe

    Me gusta

  5. Es un consuelo, y muy gratificante, ver aunque sea una pequeña muestra de patriotismo y sentido común. Son necesarias muchas muestras como esta para que los revisionistas antipatria sepan que no pueden manipular a toda la población para terminar implantando su pensamiento totalitario, y que la media de inteligencia del pueblo español está muy por encima de lo que ellos calculan.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  6. Buenos días, mi General y a todos los presentes:
    Lo que en nuestro país está sucediendo con todo esto de la Ley de Memoria Histórica, considero que no se trata de una virtud moral, sino de una virtud política; pero esa virtud “política” debería considerarse… como lo diría para ajustar mi pensamiento: «en el amor a la patria y a la igualdad de todos los españoles.»
    Todo aquel que desee concentrar la atención en la Ley de Memoria Histórica, en su exposición motivada, comienza de la siguiente manera: “El espíritu de reconciliación y concordia, y de respeto al ‘pluralismo’ y a la defensa pacífica de todas las ideas que guió la Transición, nos permitió dotarnos de una Constitución, la de 1978, que tradujo jurídicamente esa voluntad de reencuentro de los españoles, articulando un Estado social y democrático de derecho con clara vocación integradora…
    Ya ven: “clara vocación integradora”… ¿De quién? Como muy bien lo narra en su artículo, en la ‘dignidad de las víctimas de solamente una parte’.
    La herida sigue abierta y no se cerrará. Los debates sobre aquello, también; y ya no solo a nivel histórico, que así debería ser, porque la historia debe ser entendida ni como buena ni como mala, pero debe ayudar a conocer nuestro pasado.

    Escribía ENZO TRAVERSO, A sangre y fuego. De la guerra civil europea, 1914-1945:
    “…Interpretar el pasado, no en favorecer procesos de construcción de identidad o de reconciliación nacional. Un intelectual –y por lo tanto también un historiador–, ‘orgánicamente’ ligado a una clase, a una minoría, a un grupo o a un partido, corre el peligro de olvidar la autonomía crítica esencial para su trabajo.”

    Excelente trabajo, mi General. Ojalá llegue a ser leído por mucha gente.

    Sin otro particular, quedo a sus órdenes.
    Víctor Fraga, guardia civil y soldado.

    Me gusta

  7. Esperanza:
    El “Manifiesto por la historia y la Libertad” no es nuestro, es decir, no es del blog. Ha sido una necesaria iniciativa, a la que se han adherido 200 intelectuales y personalidades de la sociedad civil española, y al que los miembros del blog General Dávila hemos dado publicidad y apoyo.
    atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  8. don Víctor y resto de amables lectores que nos distinguen con sus comentarios:
    En la respuesta anterior le hacía saber a Dña. Esperanza, que el blog General Dávila no es el autor de este manifiesto que hoy hemos traído a primera página del blog para difundirlo y apoyarlo.
    Si Vds están de acuerdo con lo que en él se expone, difúndanlo entre sus círculos sociales y amistades. que llegue a cuantos más mejor, para que todos puedan formarse una opinión al respecto.
    Muchas gracias.
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  9. Totalmente de acuerdo, apoyo al cien por cien el manifiesto y siguiendo tu consejo, mi GENERAL, lo divulgo en mi muro de faceboock.

    Me gusta

  10. Buenas noches, mi general Adolfo Colama:
    Una de las premuras que tuve nada más leerlo, mucho antes de exponer mi comentario, ha sido eso: difundirlo a los cuatro vientos.
    Reciba un saludo muy cordial.
    Sin otro particular, quedo a sus órdenes.
    Víctor Fraga

    Me gusta

  11. La historia no se puede cambiar, sólo los torticeros la mal interpretan por sus intereses. Me adhiero totalmente al Manifiesto por la Historia y la Libertad. Un fuerte abrazo Rafael.

    Me gusta

  12. General Adolfo Coloma,
    :
    Pensé que era el general Davila quien hacia la exposicion, del acontecimiento y manifiesto de ” valores y sociedad..”..que si sabia era de fuera, personas no militares, y me alegro que lo hayan traido.. pues yo me uno a ello totalmente..

    Saludos afectuosos General Adolfo Coloma,

    !!VIVA ESPAÑA !!
    !! VIVA EL REY !!
    !! VIVAN LAS FUERZAS ARMADAS Y LA LEGIÓN !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran..

    Me gusta

  13. Lo suscribo al 100% y ya está bien de aguantar que aquellos que no podían tener razón nunca busquen ahora confundir la historia y a todos los españoles

    Me gusta

  14. Esto de la memoria histórica no podía habérsele ocurrido a nadie más que a nuestro inefable José Luis Zapatero, con sus rencores, sus ansias de revancha y sus mentiras.

    Naturalmente que una guerra civil deja heridas, son inevitables, y que la historia suele escribirla quienes vencen, y nadie puede tirar la primera piedra porque corre el peligro de que le caiga encima un muro completo.

    Ahora, por lo que se ve, está de moda que los que vivimos la posguerra tengamos que borrar tantas barbaridades que el bando perdedor cometió, cuando leyendo a historiadores extranjeros, incluso los que participaron como voluntarios en el bando republicano han escrito libros que no se pueden llamar partidistas (George Orwell, conocido por todos, escribió una pequeña reseña de su participación en nuestra guerra civil) y describe perfectamente el caos que existía entre las propias tropas republicanas, cómo los trosquistas luchaban con los comunistas fieles a Stalin, como se eliminaban entre ellos, cómo a su vez mataban a los republicanos que pretendían una república sin interferencias de pensamientos totalitarios, etc.etc.

    El bando llamado Nacional al menos estaba unido y liderado por un ejército perfectamente estructurado, y claro que tuvimos que aceptar la ayuda de los alemanes, como los del otro bando acudieron a la ayuda de Rusia, y ganó el más hábil, o el más poderoso, o el que contaba con la razón y el apoyo del pueblo mínimamente culto o lo que entonces se llamaba clase media tradicional española. Lamentablemente los intelectuales suelen tender a inclinarse por las izquierdas, en la idea equivocada de que las izquierdas darían más libertad de pensamiento y les permitirían desarrollarlas pacíficamente, pero lo que nunca imaginaron es que igual que Franco prohibió cualquier referencia escrita a pensamientos contrarios a sus convicciones, tampoco los otros les habrían permitido apartarse ni un milímetro de sus propias ideas totalitarias, y no hay que ir muy lejos para saber lo que pasó con los intelectuales en la Rusia comunista. Esa es la historia que no se puede contar, porque felizmente no llegó a ocurrir. Es verdad que la mayoría se exiliaron, y fue una pena y quizás una equivocación de Franco, pero no estaba “el horno para tortas”. Ahora les resulta muy fácil juzgar, desde la perspectiva de los años y la libertad de que gozamos, no pueden ni imaginarse cual era la situación real de la España de 1934, 35, o 36

    No quiero ni pensar en la memoria histórica que hubiéramos podido escribir los descendientes del bando Nacional si hubieran sido ellos los ganadores, suponiendo que hubiéramos quedado alguno para contarlo.

    Todo ésto no sólo me parece absurdo, caduco y fuera de lugar, pero que además tengamos que tragar porque ellos fueron los buenos y nosotros los malos…eso ya se pasa de la ralla.

    El tiempo todo lo pone en su lugar, y eso es lo que yo pretendo leyendo todo lo que cae en mis manos sobre unos y sobre otros, y por más que pretendo ser justa y ecuánime con mis conclusiones, creo sinceramente que sólo se puede juzgar en función de los acontecimientos de esos años, y en mi corazón siento que habíamos llegado a un extremo en el que se imponía mantener un orden moral y social por los medios que hicieran falta.

    Que quizás fueron exagerados, que quizás en muchas ocasiones fueron injustos, eso es consecuencia natural de la guerra y siempre ha ocurrido así, y pretender que después de luchar y ganar con esfuerzo y grandes pérdidas humanas los que vencieran se comportaran como monjitas de la caridad es tan ridículo, o más,que intentar ahora ganar a base de politiqueo lo que perdieron en esa misma guerra, y ganarla “moralmente” casi 100 años después.

    !Que asco de política, y que poca altura moral demuestran casi todos lo que a ella se dedican actualmente!

    Me gusta

  15. Me parece un gran acierto que personas preparadas en el estudio de la historia de este país se pronuncien sobre lo que está acaeciendo últimamente.
    Ya está bien! Si hubo errores los pagamos todos los españoles y si hubo .muertos y presos los hubo en los dos bandos.
    Dejen de ser unos retrógrados y miren al futuro que por cierto está lleno de nubarrones y pensemos en soluciones para levantar el país y avanzar.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s