Son ellos. Andrés Manrique Gutiérrez. Teniente. (R.)

A los puestos de la más alta dirección han de llegar los mejores y más preparados sin que haya duda alguna de que debe ser así.

Juan Soldado no está muy seguro de que esto ocurra en la actualidad.

En el ámbito de lo privado si uno no acumula los méritos suficientes se juega su futuro, nada más, y no debe de esperar más reconocimientos de los que sea acreedor, a no ser que coja atajos. En cambio en lo público, que también hay atajos, se cuelan personajes sin méritos específicos demostrables y sin ningún tipo de experiencia. Estos juegan con el futuro de los demás, ahí es nada la diferencia, por eso debemos de exigir siempre lo mejor, la excelencia.

Juan Soldado considera que los criterios democráticos no son, necesariamente, criterios de calidad puesto que el ciudadano elige en cualquier sufragio o elección entre lo que le ofrecen, sea bueno o malo, apto o no apto, competente o incompetente.

En los procesos de selección para el ejercicio de la actividad pública funcionarial se aplican criterios de cualificación exigentes y específicos para el puesto de trabajo al que se oposita. Lo mismo ocurre en el ámbito privado.

Pero para dirigir la cosa pública no es exigible nada, no es imprescindible titulación alguna ni experiencia. No son exigibles ni “modales”, ni saber estar, ni educación, ni corrección en el vestir, nada. Llegado el caso no es necesario saber ni “las cuatro reglas”.

Si pasado el tiempo la cosa va degradándose ya sabemos los motivos y tendremos que responsabilizarlos a ellos, a los que llegaron ahí sin ningún bagaje que diera fe de su valía.

Son ellos en cuyos comportamientos predomina la mediocridad, la hipocresía, la falsedad y la ordinariez, así como también la zafiedad en muchos de sus  comportamientos.

Son ellos los que propician que se degrade la sintonía y respeto entre los españoles. Los que alimentan el desprecio de los ciudadanos de unas comunidades hacia los de otras y lo que es peor, alimentan nuestro desprecio hacia las propias instituciones que nos rigen.

Son ellos los que airean las miserias de sus adversarios sin  avergonzarse de su pobreza intelectual. Su gracieta del día hace que suban los índices de audiencia y sea “trending topic” nacional e incluso mundial.

Son ellos en los que no apreciamos razonamientos con la contundencia que sería exigible a quienes están en los más altos escalones de decisión.

Son ellos los que se expresan con frases hechas y léxico de argot tabernario con el que pretenden efectuar un acercamiento a los ciudadanos. Eso  no es más que populismo de baja calidad.

Son ellos quienes después de no ser revalidada su función, son beneficiarios de vergonzosos privilegios. Privilegios que seguirán costeando quienes jamás disfrutarán de alguno.

Debemos de elegir a los mejores controlando, cuando no censurando con nuestras críticas, las listas de candidatos que nos propongan, pero tengamos en cuenta lo que dice el amañado refrán “el hombre es el único animal que cae dos veces en el mismo voto”. Demos a esto una adecuada solución cuanto antes, para ello elevemos nuestro nivel de exigencia.

Haya paz.

Un saludo.

Andrés Manrique. Teniente (R.)

3 octubre 2018

Blog: generaldavila.com

19 pensamientos en “Son ellos. Andrés Manrique Gutiérrez. Teniente. (R.)

  1. Editorial del ABC de hoy:”El golpe de Estado sigue en marcha.”Pero ¿ hay cuerpo humano que aguante esto?Llevamos meses con esta pesadilla, y ahi sigue.No es normal.Urge poner fin a esta situacion .No hay nacion que aguante un golpe de Estado permanente.

    Y lo de este Gobierno ya raya en lo mas inaguantable todavia.Urge echarlo.Me recuerda aquel personaje que se empeñaba en desactivar el sismografo, pensando que asi no se produciria el terremoto…

    Rivera,de Ciudadanos,podria ser un excelente presidente de un nuevo Gobierno verdaderamente nacional.Ha triunfado electoralmente en Cataluña, y se opone con valentia al separatismo.Habla muy claro y defiende a España.¿ Que mas queremos?

    Botemos a este Gobierno,y votemos por otro que acabe de una vez con esta pesadilla sin fin.¡ Viva España con honor!

    Le gusta a 1 persona

  2. Como bien dice, “Debemos de elegir a los mejores controlando, cuando no censurando con nuestras críticas, las listas de candidatos que nos propongan” pero esto es imposible mientras no se modifique la ley electoral. A mí personalmente, me gustaria votar a las personas, no a los partidos. Un buen gobierno puede estar perfectamente compuesto por personas de distintos partidos, pero valiosos y eficaces en su ambito profesional. Y por supuesto, 1 ciudadano, 1 voto. Nos quitariamos la lacra de los partidos minoritarios que lastran y condicionan la política. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Excelencia igual a Aristócratas del Conocimiento.
    Esto murió cuando se fue Caudillo Viriato, la mayor personalidad histórica y militar del siglo XX de España y ahora está a la derecha del Padre, junto con toda su tropa cerca de la estrella Lucero del Alba.
    Mi teniente creo que ya no quedan aristócratas para guiar a buen puerto la Santa Maria.
    Bueno es saberlo, y entre la chusma, quizá buscando se encuentre ese Valor de Ley.

    Me gusta

  4. Por ahí vamos don Jesús por la modificación de la ley electoral en los dos sentidos en los que usted indica, pero no sé si interesa a todos los que tienen la facultad de cambiarla.
    Un saludo.

    Me gusta

  5. Cierto, querido Andrés; Juan Soldado, como veterano, ha dado en el clavo porque sabe que, no hace demasiados años, el triunfo profesional era fruto de una dedicación, de un esfuerzo, de una superación continua de uno mismo,… y ello era motivo de un legítimo orgullo que el profesional sentía de si mismo y de su trabajo. Existía un reconocimiento por el trabajo bien hecho, un respeto por la dedicación del trabajador y por tanto una relación calidad-reconocimiento; en definitiva, la calidad era una continua búsqueda de la mejora.

    Y, sin embargo, hoy día, ocurre todo lo contrario en muchos ámbitos de la sociedad, tanto en la Administración como en la política y en lo laboral; las relaciones se han materializado y degenerado, porque el nivel de profesionalidad, de capacidad de gestión, de preparación del individuo importa menos que el nivel de ideología política. Eso hace que al frente de puestos de responsabilidad existan personas inexpertas, por la falta de experiencia e inmaduras por haber conseguido un puesto determinado sin esfuerzo alguno.

    El hombre tiene espíritu de cazador, y como tal valora lo que le ha costado conseguir la pieza deseada, eso desde nuestros orígenes. Y no hemos cambiado, nuestro ego se engrandece cuando es reconocido nuestro esfuerzo y nuestra constancia y eso es lo que hace que día a día aumentemos el nivel de Calidad en nuestro espíritu, en nuestras relaciones, en nuestro que hacer cotidiano, porque trabajando con calidad defendemos nuestro futuro.

    Hoy se ha perdido el sentido de la responsabilidad, el orgullo legítimo del trabajo bien hecho, “bien a la primera”; porque la calidad no se improvisa, se hace día a día para conseguir la “calidad humana” que se desea.

    Pienso que Juan Soldado, como veterano responsable, amante de su Patria y de la Milicia sabe que nuestro objetivo social, laboral, político y como individuo, sea conseguir lo que el arquero con espíritu deportivo: manejar el arco con habilidad y destreza, fruto de la práctica cotidiana y experiencia, para que la flecha salga segura a su destino, que no es otro que el centro de la diana, que no es otra cosa que la calidad de vida y una forma y un estilo de vivir: “la forma natural de hacer las cosas”…

    Un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Le gusta a 1 persona

  6. Juan Soldado en muy consciente de lo que ocurre en España
    —————————————————————————————————
    Juan Soldado es muy consciente
    De lo que ocurre en España
    Sujetándose los adentros
    Contra todas estas patrañas.

    Juan Soldado está a la espera
    De que algo se manifieste
    Contra todas estas basuras
    Depravadas y dementes.

    Y Atento a la voz del mando
    Presto está para cumplirla
    Con la cordura y la firmeza
    De los que entregan su vida.

    Al servicio de la sociedad
    Comprendida en los preceptos
    Que honran las dignidades
    Enmendando los defectos.

    Juan Soldado no se olvida
    Del deber que es inculcado
    Y sufriendo lo indecible
    Se siente decepcionado.

    Por las políticas criminales
    De los que en ellas pelechan

    Juan Soldado se cabrea
    Ante tantos hijos de PUTA,
    Holgazanes y depravados
    Que en la indignidad permutan.

    Con terroristas y detractores
    De la más baja sociedad
    En esta España que ampara
    Al bastardo más inmoral.
    Día 03 de octubre de 2018

    Centinela soy de ESPAÑA
    ———————————————
    Centinela soy de ESPAÑA,
    De esta nación tan sufrida
    Que están rajando su suelo
    Las políticas fratricidas
    Llevadas por criminales
    Que en el deber se descuidan.
    Y el pueblo llano soporta
    Las indecencias habidas
    Por eso estoy a la espera
    Con la acechanza debida
    Y si es preciso luchar
    A ESPAÑA ofrezco mi vida.

    Ramón Lencero Nieto: Legionario de ESPAÑA

    Me gusta

  7. Ciertamente, son ellos, pero SOMOS NOSOTROS quienes bailamos su juego, somos nosotros que durante cuarenta años seguimos “como el burro la zanahoria”, somos nosotros quienes ultrajados, decapitados de dignidad moral, esencia e historia continuaremos en el mismo rol cada cuatro años, poco importan las tropellias que se cometan contra el pueblo, la actitud execrable que ostenten hacia nosotros… Da igual, similar a una vieja historia de un general comunista llamado Josef Stallin y una gallina, lo mismo ocurre; cuentan que mandó a un subordinado a recoger una gallina, al llegar frente a él, Stallin golpeó fuertemente la cabeza y después todo el cuerpo hasta destrozar el pobre ave. Seguidamente, llamó fuertemente la atención de sus subordinados y les dijo; – mirad estúpidos, poned atención – El general dejó semillas de trigo, y la pobre gallina, maltrecha, ensangrentada y vejada siguió férreamente al general… – VEIS, MIRAD, IGUAL SON ESTOS IDIOTAS QUE NOS SIGUEN – decía con astucia malvada..!! Quitadles lo que queráis, maltratados y dadles miseria a cambio para que mendiguen-concluyo
    Esta es la única realidad, no apta para para obtusos.
    Antonio Rosado Castillo

    Me gusta

  8. Don Antonio la clave creo que está en la formación, en de la cultura , en el conocimiento.
    El símil con el burro y la zanahoria está muy bien traído
    Un saludo y gracias por su comentario.

    Me gusta

  9. Buenas tardes, D. Andres Marique:

    Muy buena y verdad, su exposición de hoy,
    Y.. muy buenos los comentarios aportados por todos..
    Hoy por mi parte, toca aprender, y dar la razón a todos, pues la tienen , cada una en su parcela, profundidad , acierto.. y manera. Gracias a todos..

    Un afectuoso saludo.. D. Andres Manrique..

    !!Viva España !! !! Viva el rey !! !! Viva las leales Fuerzas Armadas, Ejercito y la Legión !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran..

    Me gusta

  10. Quizás por las muchísimas coincidencias o convergencias entre los caminos de Juan Soldado y el mio propio, es por lo que me encanta disernir sobre sus dudas y argumentos, siempre desde el máximo respeto y admiración.
    Manifiesta que “a los puestos de la más alta dirección han de llegar los mejores y más preparados”. A esta premisa hay que aplicar siempre, desde mi punto de vista, “El Principio de Peter”. No puedo considerar, la experiencia me lo impide, que el mejor Sargento del mundo pudiera llegar a ser el mejor Coronel, así mismo creo que el mejor Astronauta no ha de ser necesariamente el mejor Ministro, ni que Maradona sea el mejor entrenador.
    Desde luego que en la ocupación pública existen más atajos para llegar a la cima que en el mundo privado, por supuesto “el dinero público no es de nadie” pero lo puede todo, y discrepo de la reflexión de Juan Soldado porque también creo que el futuro en lo político es vital, lo que no impide que la empresa privada también nos afecte a todos, cuando ella crece y genera riqueza todo mejora (Economía, Sanidad, Educación, Empleo, Seguridad, Consumo,etc…). A los buenos empresarios y trabajadores hay que estimular e incentivarlos. Sin embargo a los botarates de la Administración (no confundir funcionariado público con cargo político electo) hay que botarlos a la primera (papeleta) de cambio.
    En cuanto a los criterios democráticos, hoy con los gobiernos de la partitocracia, donde buena parte de la clave radica en el dominio de los medios (Comunicación + Presupuestos), el votante generalmente no tiene una regla empírica de a quién/qué votar, no tiene ni idea de donde será más fecunda su papeleta, sino que es su “dogma” (influencias familiares, vecinales, prebendas y favores del dinero que no es de nadie) quien gobierna sus impulsos, si no como iba a estar Andalucia donde está, después de ser regentada sin alternancia durante 40 años (4 preautonómicos y 36 más). Aquí creo que radica el mal endémico de España, por supuesto que me incluyo entre los españoles, porque soy bético, mis hermanos sevillistas y tenemos perspectivas diametralmente opuestas, pase lo que pase. Así hoy, es un poner, en ciertas Comunidades se valora más la lengua vernácula que los méritos demostrados en medicina y todo lo demás que a nadie escapa.
    Hoy la clase política es la nueva clase feudal, luchan entre ellos por ampliar su parcela de poder y nada más, ganará quien sepa movilizar más a su turbamulta (bien definida por Calvo Sotelo en sesión parlamentaria del día16/06/1936, 27 días antes de ser asesinado) sólo que los que caen en combate o en desgracia es la plebe que ellos llaman “ciudadanía”, de los cuales no se acuerdan jamás en cuatro años.
    Sí, son ellos Juan Soldados, claro que son ellos. Ojalá le pudieramos hacer la puñeta a todos, al menos hasta que el Estado recupere competencias en Seguridad, Educación, Sanidad como mínimo, en ese caso después de perder muchas batalla ganariamos la “Guerra”.
    Gracias por todo Juan Soldado.

    Me gusta

  11. A las órdenes de Vd., mi Teniente.

    Esa es la clave y la causa de todos los males y de lo que está ocurriendo. Que no se exige ni un certificado de estrudios primarios, ni un curriculum vitae. Tampoco existe un numerus clausus porque cabe todo el que quiera, para entrar en la política, con lo cual un fefecillo cualquiera con un poco de pico pero que nunca ha visto una pala y ni siquiera en eso tiene experiencia, puede manejar al personal a su albedrío y no existe la posibilidad de que nadie le discuta ni se le suba a las barbas, pues al jefe le es muy fácil eliminarlo de un manotazo.

    Así, cada grupo político se comporta como una vulgar banda de dedelincuentes (alguno comobanda de fofrajidos) organizados bajo las órdenes del bandolero de turno. Y ya sabemos a lo que se dedican todos aparte de a defender su territorio como lobos. A eso ellos le laman “dialogar”, “consensuar”, y un montón de eufemismos más.Un ejecutivo de una empresa privada rinde cuentas diariamente ante el Jefe o el consejo de administración, y no se le permiten dor errores seguidos que cuesten dinero o prestigio a la empresa. Además, y yo lo he experimentado, se les controla el rendimiento, y si éste no es el que le corresponde por su cargo o puesto de trabajo, pues carretera y manta o a un ricón a franquear cartas. En las entidades bancarias, por ejemplo, el que al final de cada ejercicio no ha cubierto los objetivos que corresponden a su cargo, automáticamente y con mucha suerte, pasa a un puestecillo sin importancia como administrativo. Y en estas condiciones, cada cual sabe lo que se juega y se aplica a fondo.

    Hoy en día la política es el recurso para todos los ignorantes, vagos e inútiles. Buen sueldo, más lo que afanare si ejerce un cargo, nada de responsabilidad ni nadie ante el que responder de sus actos porque se encubren unos a otros como una mafia. Y los demás, curritos de a pie, a financiar esa vidorra. ¿Cuándo despertaremos? Son todois unos desertores del arado pero no estúpidos del todo para vivir como decía un simpático General español hace muchos años, “como D…” (perdón por el dicho) a costa de los que sólo nos hemos dedicado a trabajar bien y a hacer patria.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  12. Señores:

    Me proponía pasar de largo, pero siento hondo pesar en el corazón, que me insta a decir algo al sr. Gómez Landero.

    Aconseja usted al sr. Rivera para que ” pilote ” la nave..
    Me he pasado cerca de 50 años,resolviendo problemas a gente de toda indole y condición y, al igual que en cuanto escuché al sr. rajoy me dije, ESTE NO VALE, (me he salido con la mía) el citado Rivera, tampoco sirve. Le falta lo principal que ha de tener para dirigir ESPAÑA, NUESTRA PATRIA, ¡ PATRIOTISMO !

    Si no lo ve usted así, puede echar un vistazo a todo lo hecho por este sr y su partido, desde que irrumpió en la escena política.

    Si actitud sr. Gomez Landero.
    Gracias

    ¡ POR ESPAÑA, SIEMPRE !

    VIVA ESPAÑA Y N/ EJÉRCITOS

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.