Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO.

El día de autos (27 feb.) lo vi en un digital, y no me lo podía creer. Desconozco, hace tiempo que no veo las teles “gubernamentales” ni las rojas (Ferreras dixit), si en ellas dieron alguna referencia de la noticia.

Es difícil aceptar que tras oír las palabras pronunciadas en el Congreso por el Presidente peruano, más abajo en negritas, la mitad del hemiciclo secundando a un señor de azul en primer plano permanecía en silencio, mientras eran aplaudidas por la otra mitad. Ya saben, todos iguales, pero unos menos iguales que otros. Y, es curioso; ¿habría órdenes previas? ¡Porque no falló ni uno! Busquen el vídeo.

De la prensa, febrero 2019.

“Un Gobierno que oprime a su pueblo, perpetuándose en el poder, no puede gozar del aprecio de quienes creemos en la libertad y el progreso, y en el respeto del orden constitucional que emana de la voluntad popular”, ha afirmado Martín Vizcarra desde el estrado para arremeter contra el régimen chavista de Venezuela liderado por Nicolás Maduro.

SILENCIO

(Soneto con estrambote)

 El momento llegó, las filas prietas:

ahí están,sin más aditamentos;

de viles, ¡cómo no!, comportamientos,

asignadas que son las etiquetas.

 

El silencio de rojos y violetas,

ajeno a las congojas y tormentos;

encogido ante allí los sufrimientos,

 de hambrunas, de penuria y bayonetas.

 

Que da grima su mano sobre mano,

al amo agradecidos, me imagino,

que allá va cada cual con sus razones.

 

Pero es el insondable, gran arcano,

que escuden de esta forma a un asesino

y en España les voten, por millones.

 

Que “lo bueno, lo justo y lo correcto”

botarlos de una vez, creo sería,

junto con su gorila predilecto.

Don Eufemio, 28 mar. 19

(Continuará, D.m.)

5 pensamientos en “Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO.

  1. A las órdenes de V.I., mi Coronel.

    Por si a alguien le quedaba la más remota sombra de duda sobre lo que es y representa esta gente que hace causa común con asesinos, y que para asco y vergüenza nacional hace ese desprecio y desplante a un invitado que sí sabe de lo que habla, porque viene de allí al lado, ahí tiene la prueba irrefutable de lo que nos espera si esta gente se hace con el poder en las elecciones del 28 de Abril próximo por culpa de la estupidez y miopía de quienes pueden evitarlo olvidándose de su ombligo y pensando en España.

    En menos de un par de años habrán liquidado lo que quede de España y habremos desaparecido todos.

    Lo siento, pues se supone que aquí cabría mejor un comentario literario, pero es imposible dejar de pensar en el problema que tenemos.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  2. Comparto amigo Rafael de la cruz a la raya tu comentario.
    Don Eufemio, ante la remota esperanza de que sea leído por alguno de esos millones que apunta en el soneto, y la digamos imposibilidad metafísica de hacer que siquiera uno cambie de opinión ahí deja sus ripios: más alegría hay en el Cielo por un arrepentido que por cien justos que…Y quien lo dijo, sabía lo que decía.
    Y muy agradecido por tu fidelidad. Un abrazo.

    Me gusta

  3. Querido y admirado Don Eufemio: una vez más me acojo a los espacios de tu jurisdicción para exponer mi desacuerdo con un adjetivo empleado por el Almirante Tafalla en su artículo de hoy en “La Razón”. En él, nuestro ilustre marino hace una revisión de la “contemporaneidad” militar en España. Todo va bien hasta que llega al 23/2/1981 y nos dice ” Don Antonio Tejero Molina, un simple teniente coronel de la Guardia Civil…” Por mi parte, recuerdo el consejo de un superior, hace muchos años, que me corrigió cuando estábamos hablando en voz alta en el bar: ¡ Teniente , tenga cuidado con los adjetivos!
    En los ejércitos nadie es simple, mucho menos en la Guardia Civil, en donde, incluso en tiempos de paz, un cabo jefe de puesto no es nada parecido a un simple cabo. Tiene serias responsabilidades y así se le respeta y exige tanto en la vida civil como en la profesional.
    El “simple” Teniente Coronel Tejero enterró con un beso en la frente a 28 “simples” guardias civiles como si fueran hijos suyos, El ministro, creo que Martín Villa, ni se molestó en acercarse personalmente para explicarle que habían cambiado las normas, que ya no era necesario que sus guardias expusieran la vida por desactivar bombas trampa con ikurriñas ni otras cosas por el estilo y que el gobierno ya había legalizado. No hay nada nuevo bajo el Sol, recordemos la comida legionaria que le dieron a Primo de Rivera cuando había corrido el rumor del repliegue: de aperitivo huevos; de segundo huevos y de postre, huevos. Hubo cierto repliegue limitado en espacio y tiempo, pero supercompensado con el heróico y eficaz desembarco de Alhucemas. En el superdemocrático país vecino tuvieron serios problemas con el abandono de Argelia espaldas de los que habían mandado a sus miles de paracaidistas: Massu, Salan etc.. con la secuela de la OAS. Ellos ha echado un tupido velo y nosotros, pues eso
    Un respetuoso saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .