AZAÑA Y SÁNCHEZ. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Ahora a resucitar a Azaña. Este presidente del Gobierno errático y banal le gusta acogerse a las  tapias de los cementerios y enredar entre los muertos. Sabemos lo que persigue, pero los españoles ya están al cabo de la calle y no son fáciles de engañar con los intencionados gestos de la agitación y la propaganda. Los que evocan el pasado para provocar de nuevo la figura repulsiva del violento enfrentamiento de las derechas y de las izquierdas poco favor le hacen a su nación. Pero si tenemos que recordar y analizar nada mejor que acudir a la historia de los acontecimientos. Hagámoslo con justicia y rigor, sin querer enfrentar sino conocer.

Distintos medios se han hecho eco estos días de la figura de Azaña  a raíz de la visita del señor Sánchez a su tumba en Montauban en el suroeste de Francia.

«Es tarde, muy tarde. España tendría que haberles pedido perdón mucho antes por la infamia». ¡Ay! Señor Sánchez. No es malo que usted no sepa; peor es que no sepan los que le rodean, o tanto ellos como usted estén rodeados de mala intención. Muchos perdones se han pedido, unos y otros, hasta que usted, y el que no quiero recordar, rompieron con ese espíritu de perdón y resucitaron los viejos fantasmas.

La viuda del señor Azaña tuvo su reconocimiento en ese periodo que usted ha olvidado llamado Transición y que ahora su señoría quiere cargarse para volver al enfrentamiento. Reconocimiento que hicieron los Reyes de España en nombre de todos. Se le entregó el Lazo de Isabel la Católica y se le asignó la pensión que como viuda de presidente de la República le correspondía.

No es este el sitio para historiar sobre Azaña. Puestos a recordar, lea señor Sánchez la infame declaración de la II República, a la que el señor Azaña inspiraba:

<<Las Cortes Constituyentes declaran culpable de alta traición, como fórmula jurídica que resume todos los delitos del acta acusatoria, al que fue rey de España, quien, ejercitando los Poderes de su Magistratura contra la Constitución del Estado, ha cometido la más criminal violación del orden jurídico del país; en su consecuencia, el Tribunal soberano de la nación declara solemnemente fuera de la ley a don Alfonso de Borbón Habsburgo-Lorena; privado de la paz pública, cualquier ciudadano español podrá aprehender su persona si penetrase en territorio nacional. Don Alfonso de Borbón será degradado de todas las dignidades, honores y títulos, que no podrá ostentar ni dentro ni fuera de España, de los cuales el pueblo español, por boca de su representación legal para votar las nuevas normas del Estado, le declara decaído, sin que se pueda reivindicarlos jamás, ni para él, ni para sus sucesores. De todos los bienes, acciones y derechos de su propiedad que se encuentren en territorio nacional, se incautará en su beneficio el Estado, que dispondrá del uso más conveniente que deba darles. Esta sentencia, que aprueban las Cortes Soberanas Constituyentes, después de sancionada por el Gobierno Provisional de la República, será impresa y fijada en todos los Ayuntamientos de España y comunicada a los representantes diplomáticos de todos los países, así como a la Sociedad de Naciones>>.

Suena mal. A odio. Mucho odio.

El señor Azaña fue un enigma sin resolver. Ni él mismo lo logró, pero estaba a años luz del fracasado alumno Sánchez.

El problema de España no es Azaña. El problema de España es lo que se empeñan en desunirla y enfrentarla como a diario hace este presidente en funciones.

En su Relazione di Espagna, el embajador de Florencia en la corte española Francesco Guicciardini (1512-1514) cuenta la entrevista que mantuvo con el Rey Católico Fernando de Aragón al que preguntó:

<<¿Cómo es posible que un pueblo tan belicoso como el español haya sido siempre conquistado, del todo o en parte, por galos, romanos, cartagineses, vándalos,  moros… ¿ A lo que el rey contestó: La nación es bastante apta para las armas, pero desordenada de suerte que solo puede hacer con ella grandes cosas el que sepa mantenerla unida>>.

Usted señor Sánchez nunca hará grandes cosas.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

12 pensamientos en “AZAÑA Y SÁNCHEZ. Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. No es por hacer la pelota al General Davila, porque a los amigos de verdad, se les quiere y no es necesario ensalzar sus cualidades. En este caso, tengo que decir, que al despertarme, despues de dar gracias a Dios, por comenzar otro dia, leo lo que escribe, con tanta sabiduria y voy aprendiendo de el, cosas interesantisimas. Sigue asi, Rafa. Estamos encantados con todo lo que nos cuentas.

    Le gusta a 1 persona

  2. Estimado General Dávila:
    Me preocupan y mucho las elecciones generales del 28 de Abril. Con el sistema electoral que tenemos, corregido por la ley D’Hondt, Pedro Sánchez podría ganar esa cita electoral y quedarse en la Moncloa ¡¡cuatro años más!!
    Le favorece la dispersión del voto entre PP, Ciudadanos y VOX.
    Si sus líderes no deciden acudir en coalición, la ley electoral -tantas veces denostada y nunca modificada- enviará a los llamados partidos de derecha a la oposición.
    No hace falta insistir en lo que eso supondría para todos los españoles: más enfrentamiento, más desunión y más paro. Y por supuesto más ataques a quienes defendemos unos valores y un sentimiento de España que ellos pisotean cuando les viene en gana.
    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!
    Reciba un afectuoso y agradecido saludo por la labor que realiza desde este blog.
    José Manuel del Pozo González

    Me gusta

  3. A las órdenes de V.E., mi General.

    Lo que no se puede entender no es que este personaje macabro con vocación de sepulturero sea un ignorante integral de la historia y de otras muchas disciplinas. Lo que es incomprensible es que su propio partido no se haya deshecho de él, no lo haya expulsado por el daño y el desprestigio que le está ocasionando, y no le haya inhabilitado para ir por ahí utilizando sus siglas y en su nombre. El intento que hicieron de apartarle fue una chapuza mal planificada y peor realizada, que terminó por encumbrarle con la ayuda de elementos prestados de otros peores que él, si es que cabe ya algo peor.

    Y es, en efecto, para temblar, la posibilidad de que en estas elecciones vuelva a salir incluso más reforzado todavía, porque tendrá que pagar la factura, y más abultada, a quienes le vienen ayudando y sosteniendo en el poder, sobre todo a quien le prestó los votos necesarios para volver a ser “elegido” secretario general de su partido y con ello eterno candidato a la presidencia del gobierno.

    Si no se va a estas elecciones unidos como una piña en coalición, como un frente nacional, podemos tener un gobierno y unas Instituciones de un frente popular. Y entonces, adiós a España y al sistema.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  4. Comparto los comentarios anteriores. Veo imposible una coalición de derechas ( hay muchos egos ). Los culpables de nuestra situación son: Zapatero, por su odio, Rajoy, por su inacción ,y el actual presidente por ser un vividor. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Me gusta

  5. Buenas tardes, General Dávila:
    Magnifico lo de hoy, y no es , como menciona Dña Isabel Corral, por hacerle la pelota, es que, es realmente bueno, siempre, y es lo único que se puede leer, en condiciones, en estos momentos y circunstancias..en España.
    Referente a todos los comentarios, a cual mejor, para abrir los ojos, y no hacer tonterías. Espero y deseo de corazón que todo se arregle bien, por el bien de España.
    Un afectuoso saludo a todos y a Vd. General.
    !Viva España ! ! Viva el rey ! ! Viva la Legión !
    Josefa Lopez del Moral Beltran

    Me gusta

  6. Muchas gracias Mi General por su artículo tan acertado, pero tenía razón el gran rey Fernando, sobre los españoles, si no estamos unidos nada hay que hacer.

    Le gusta a 1 persona

  7. Con permiso de Vuecencia. Gracias a la unión de los reyes españoles se venció al miramamolín en las Navas de Tolosa, la unión de Castilla y Aragón hizo que España unida fuese grande, la unión de los españoles venció a Napoleón, y muchos ejemplos mas. Espero que el sentido común una a los políticos que declaran querer una España unida, grande, libre y prospera. Gracias por su estupendo articulo. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.