“ONDE SE ENCIENDE” General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

 

 

Al salir de la Academia Militar con el grado de Teniente, allá por los años setenta, éramos destinados a un Centro de Instrucción de Reclutas (CIR) donde completábamos nuestra formación y conocíamos en directo a los jóvenes españoles que, después de la fase de instrucción como reclutas, juraban bandera y pasaban a ser aquellos inolvidables soldados de reemplazo.
Entre el diverso material que les enseñábamos había mucho de ayuda americana, por ejemplo la radio. Uno de los grandes problemas con el que nos encontrábamos era conseguir meterles en la cabeza el significado de los términos grabados en los aparatos, on y off, ya que un mal entendido daba al traste con la batería lo que creaba un serio problema por no disponer del número suficiente de recambios.

Andaba yo luchando con mis reclutas, explicándoles el ON y el OFF , el dichoso encendido y apagado, cuando un avispado recluta, de un cercano pueblo madrileño, interrumpió la teórica:
– Mi Teniente si eso que usted dice es muy fácil.
– ¿Como que fácil? A ver, explícanos lo que quieres decir.
– Mi Teniente es que la misma palabra lo dice: On quiere decir onde se enciende.
La sonora carcajada dio paso a un momento de reflexión. Aquel recluta sin saberlo acababa de resolver un problema que ahora les parecerá nimio, pero no lo era entonces.
La anécdota se hizo famosa en nuestro querido ejército, especialmente en las unidades de transmisiones.
Ya saben, cuando les vengan con anglicismos online, offline, utilicen el ingenio sin comprometer el idioma.
ON, no es un anglicismo, es simplemente la forma abreviada de decir: onde se enciende. Con inteligencia y humor, es decir, doblemente inteligente.

Seguro que no lo olvidan.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez.

 

Blog: generaldavila.com

2 marzo 2019

11 pensamientos en ““ONDE SE ENCIENDE” General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. A las órdenes de V.E., mi General.

    Nada como la “chispa” y el ingenio del Soldado español para salir de un apuro. Si algo se le atraviesa o no lo entiende a primera vista, inventa la forma de resolverlo pero nunca se atasca ni abandona.

    A finales de los años cincuenta y principios de los sesenta todavía se utilizaba en las comunicaciones tierra-tierra y tierra-aire-tierra, la radiotelegrafía, el Código o clave Morse. Operábamos esas estaciones, fijas y móviles o aerotransportadas, los Especialistas Radiotelegrafistas, que además, cuando íbamos como “radios” de a bordo en los aviones polimotores de transporte, bombardeo o reconocimiento, también nos encargábamos de facilitar a los Pilotos la Navegación con nuestros equipos y cálculos.

    Muchos de los equipos electrónicos, arriba y abajo, por razones obvias eran de origen alemán y otros americanos; y aquí muchos, incluídos los instructores, tenían sus dificultades idiomáticas. Pero el caso más difícil de todos era el de una maravilla de equipo radio emisor-receptor, muy compacto y de dimensiones y peso para ser fácilmente transportable en cualquier momento sin tener que abandonarlo ni destruirlo, que estaba como fijo en la antigua Base o Aeródromo de Cuatro Vientos. Era un equipo hecho en Rusia y procedente de requisa o de alguna batalla durante la guerra. Jamás se averiaba ni había que reponerle componentes, y estuvo en servicio durante muchos años. Estaba, naturalmente, rotulado en ruso con sus caracteres cirílicos y además poco menos que en letra microscópica. No había problema, lo manejaban a base de mover los controles por pura intuición y tenía una potencia y alcance casi ilimitados para la época en que se había fabricado. Muchas veces me pregunto a dónde iría a parar con el tiempo, pues era una pieza de museo pienso que de gran valor histórico.

    Le gusta a 1 persona

  2. Magnífica anécdota. Así eran aquellos, reclutas que venían de distintas regiones. Los que no sabían leer ,aprendían y todos volvían a sus casas orgullosos. En el campamento de reclutas enfrente del de cerro Muriano ( Cordoba) estaba el de Ovejo. Un recluta me decía al final que cuando volviera a su pueblo podría ser Alcalde, era extremeño. Aquellos reclutas eran nobles, con ansias de aprender, sentían orgullo de ser españoles. Cualquier tiempo pasado fue mejor.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 1 persona

  3. Como instructor de reclutas, naturalmente conocía la anécdota que repetidamente usaba para explicar aquel tan insondable misterio del ON y el OFF.
    Pero los tiempos fueron cambiando y muchos (que ya nos afeitábamos) nos enfrentamos
    a esa negra pantalla, temida entonces, bendita ahora que tanto nos enseña y que permite comunicarnos.
    Y con la venia de nuestro sufrido coordinador, Don Eufemio no ha resistido a la tentación de sacar a la luz este pequeño divertimento en el que relata sus experiencias la primera vez que oprimió el botoncito del ON. ¡Es broma! O no.

    ¡DIOS MÍO, LOS ORDENATAS!
    (Romance)

    Cual a un banco de tortura,
    mi existencia condenada
    heme trémulo y sentado
    delante de un ordenata,
    los mis ojos como platos,
    mis manos agarrotadas,
    huéspedes son los mis dedos,
    tremendo el dolor de espalda:
    dispuesto para sufrir,
    la mía frente perlada,
    de las gotas de sudor
    que por mi rostro resbalan.

    Monstruo fatal del averno,
    cual fauces veo su pantalla;
    su enrevesado teclado
    que me está haciendo la pascua,
    tanto cable, tanto puerto,
    tanto software, tanto hardware,
    para mí un ignaro y lego
    en sus siglas y programas.

    Qué me decís de los bytes,
    que por megas los preparan,
    de las RAM y de las ROM,
    las memorias y las placas,
    o de lo procesadores,
    que dicen que son su alma:
    ya dije, sólo el diablo
    puede hacer cosas tamañas.

    Iconos, que yo creía
    que eran imágenes santas,
    o ese PC. tan famoso,
    del que todo el mundo habla,
    que no son los comunistas,
    ¡es que no entiendo ni papa!.
    Por no sacar el ratón,
    “mouse” escrito, “maus” le llaman,
    con un rabo así de largo
    y una flecha que no para,
    que tira por donde quiere,
    cuán difícil manejarla.

    El archivo no es archivo,
    sino que abre, cierra o guarda,
    cuando no es un documento,
    foto o peli si hace falta;
    insertar, ver y formato,
    edición, ventanas, tabla,
    nada es lo que parece,
    se me cruzan las palabras.
    Los menús que yo creía,
    que es donde están las viandas
    cuando vamos a comer
    o a cenar fuera de casa,
    no tiene nada que ver
    con lo que dice en las barras,
    que no son las de los bares,
    esos donde ponen tapas
    sino como unos buzones
    que están en la parte alta.

    Si es del panel de control,
    funciones mil acapara,
    de conexiones de red
    a tareas programadas,
    de correos e impresoras
    a fuentes que no dan agua
    de moden, setting y faxes
    a opciones configuradas
    de energía o internet,
    o de herramientas muy raras,
    que vienen con un martillo
    y de eso nada de nada.
    De sonidos multimedia
    y otras tantas zarandajas;
    relojes, calculadoras,
    correos pero sin cartas,
    y hasta unos jueguecitos
    para distraerte en casa;
    y esto es sólo el empezar,

    ¡Ay madre, lo que nos falta!.
    que ya hay que tener moral,
    y al monitor no le falta
    para conseguir meter,
    y no es su tarea parca,
    todo lo que hay que saber
    en nuestro coco ya carca.

    De momento, yo ya sé
    “ON”de se enciende y se apaga.

    Que la Virgen nos ampare:
    ¡Dios mío, los ordenatas!

    Me gusta

  4. Buenos días mi General,
    Magnífico Post cargado de fino humor. Tras la lectura del mismo y la estruendosa carcajada que me ha producido, celebro que el recluta en cuestión procediera de un pueblo madrileño. VE sabe D. Rafael, que ese tipo de “sambenitos”, son más propios de los que habitamos en la zona del bajo Guadalquivir..jaja…y gracias a su aclaración, no han resultado afectados geniales “Leperos”, que se llevan la palma en ese tipo de anécdotas.
    Fuerte abrazo, agradecido por su sentido del humor y a sus órdenes.

    Me gusta

  5. Qué rica es la lengua de Castilla, y más si la maneja un mago de la palabra, como es siempre un gran poeta.

    Santa envidia, mi Coronel.

    Me gusta

  6. Jeje respetuoso y con permiso de vuecencia, comento, que al soldado le valiera el Onde se enciende, me parece justo, pero podía ser On de Onde se apaga, jaja quiero imaginar que como buen oficial, sabe que a veces dar explicaciones a la tropa crea confusiones y optó por dar la idea por buena.
    Ahí se ve la capacidad de mando y resolución.
    Yo por mí parte realizo un Sierra Kilo = Fin de transmisión. Un saludo

    Me gusta

  7. …y “a off curas”. donde se apaga. Me permito añadir.

    Un respetuoso saludo mi General.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .