ANCIANAS Y ANCIANOS. -CORONEL DE INTENDENCIA (R). LUIS MARTÍN-PINILLOS MARCO.

Como veréis no cumplo las reglas al uso, soy antiguo (viejo),

Y por lo tanto, para mi, siempre las damas primero

Ya sabemos, cuando nacemos, que nos llegará el momento

de morir. Durante nuestra infancia no pensamos en ello, ni

tampoco en la juventud ni de adultos. Después ya es otra

cosa, aunque no nos quita el sueño, y muchos ni lo piensan (

siempre hay felices o insensatos ).

Ahora nos ha llegado esta dichosa Pandemia y las cosas

cambian, pero permitirme que vuelva atrás.

Para llegar a anciano, nos han pasado muchas coas, hemos

jugado de niños hemos ido creciendo,hemos estudiado

en los distintos, Universidades, Academias y hemos

empezado a trabajar.

Hemos formado una familia, hemos sido felices, hemos sido

padres . . .  hemos educado a nuestro hijos como creíamos

que era mejor para ellos, hemos pasado por momentos

buenos y otros menos buenos y así durante muchos años y

siempre dedicados a ellos. Los hijos son un regalo del cielo.

Ya más viejos empiezan otras cosas maravillosas, te

empiezan a hacer abuelo y eso ya sí que es una bendición,

uno, dos, tres. . . nueve ( Bingo ).

Y vuelta a empezar, “ abuela… puedes”, y la abuela siempre

dispuesta, acude.

Estudios…, de nuevo otra vez… a luchar y ayudar a los hijos

Lo escrito anteriormente es toda una vida de un ESPAÑOL

de hoy.

Ahora llega la Pandemia y resulta que unos desalmados,

opinan que somos “ prescindibles”, y no podemos ni tener

un respirador, debemos morirnos y no estorbar.

No tengo palabras para calificarlos, no se si tendrán

padres o abuelos, pero creo que en su vida han querido a

nadie, ni han sido felices nunca.

Como estamos en Semana Santa:

“La muerte no es el final

El morir en el combate es el mayor honor

 Dios mío, Dios mío, porque me has abandonado?”

PERDÓNALES SEÑOR, NO SABEN LO QUE DICEN

Luis Martin-Pinillos Marco. Coronel de Intendencia (R.)

Blog: generaldavila.com

10 abril 2020

8 pensamientos en “ANCIANAS Y ANCIANOS. -CORONEL DE INTENDENCIA (R). LUIS MARTÍN-PINILLOS MARCO.

  1. Mi Coronel, me ha emocionado su sencillo, profundo y humano poema.
    Pero estas clases de elementos no se dan por enterados, no entienden la razón, ni el deber y mucho menos el respeto al derecho ajeno.

    Esperemos que un día NO lejano sean juzgados y condenados por el daño que están haciendo hasta estos mismos momentos.

    Atentamente y a la orden de Usía: Ramón Lencero

    Le gusta a 3 personas

  2. Muy clarito, Luis; con el corazón que es cómo hay que hacer las cosas. El problema,como apuntas, es que muchos carecen de él; o lo tienen podrido.
    Un abrazo.

    Le gusta a 4 personas

  3. Pues eso que describes, Luis, en unas pocas líneas, es toda una vida de las personas de nuestra generación, veinte años arriba o abajo, dichas con tanta dignidad, con tanto corazón, que conmueven y nos llegan al alma.

    !Qué difícil es perdonar, qué difícil es comprender!

    Pero nosotros tenemos los deberes hechos, y con eso puede bastarnos para tener la conciencia en paz, que no es poco.

    Hoy recibo un mensaje de esos modernos, que llaman whatsapp, donde se ve a un anciano mirando a un cementerio y una leyenda,”Yo voté PSOE toda mi vida. ¿Y que tengo ahora? Me van a dejar morir para no pagarme la jubilación. Y, con el impuesto de sucesiones le van a quitar mi casa a mi hija”.

    Creo que es el resumen para casi todos los que honradamente votaron a los socialistas, que también había gente honrada que lo hacía, cuando miran hacia atrás. A esos puedo perdonarles el error, que es humano. A éstos no lo consigo, porque no son humanos, son alimañas.

    Mi afecto y un saludo

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  4. ¡ Bravo Luis ! Si me lo permites, me uno a ti para decir a dúo que: enriquecidos espiritualmente por los años, “de los hombres viejos el consejo”, trataremos de vencer el lumbago y demás plepas por la geriatría, y al remozar nuestro vestuario por el “pret-a-porter”, hoy los que estamos en esta tercera edad, que como muy bien dices disfrutamos, pisaremos simbólicamente el pescuezo de la triste vejez de años atrás.
    Luis,como siempre seremos militares, quisiera recordar lo que pensaba un tal Mc Arthur: “Eres tan joven como tu fe, tan viejo como tu duda, tan joven como la confianza que tengas en ti mismo, tan viejo como tu desesperanza y más viejo aún con tu abatimiento”.
    Luis, en este confinamiento, tus comentarios han sido todo un soplo de esperanza.
    GRACIAS.

    Le gusta a 3 personas

  5. Muchas gracias por esa maravillosa y emotiva exposición de los hechos a los que estamos asistiendo últimamente. Jóvenes y mayores, tienen derecho a que se les atienda, no pueden hacer un triaje, todos somos humanos y nadie tiene la potestad de decir a quien salva y a quien no. La edad no se mide por los años. hay quien ya nace mayor, y otros siempre tienen el corazón joven. Saludos.

    Le gusta a 2 personas

  6. ¡Bravo!

    Un escrito valiente y desde el corazón. Lástima que los que nos gobiernan son unos desalmados y carecen de él.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .