LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM. (r)

UN GRIEGO EN TOLEDO

 Cuentan que los embajadores, apabullados por la inmensa y espartana majestuosidad granítica del El Escorial y ante la presencia de aquel hombre de negro, señor y dueño del Mundo, turbados, no acertaban a articular sus palabras: Sosegaos…, les decía Felipe II, animándolos a iniciar su discurso.

 “Estando ya mi casa sosegada”, escribe repetidamente S. Juan de la Cruz en las dos primeras liras de “La noche oscura” con una aliteración en -s- que sugiere un entorno de paz y serenidad, en la que por fin se encuentra su casa, su alma,  una vez huido de la cárcel toledana  del convento de los calzados. Aunque “el frailecico” cuando escribía esto estaba pensando en otro tipo de libertad; en otro tipo de liberación.

 Si vamos al Diccionario de la lengua Española de la RAE, podremos leer:

 Sosegar 

Aplacar, pacificar, aquietar. 

Aquietar las alteraciones del ánimo, mitigar la turbación y movimientos o el ímpetu de la cólera e ira.

Descansar, reposar, aquietarse o cesar la turbación o el movimiento. 

Sosiego

Quietud, tranquilidad, serenidad.    

 Sosegaos, sosegada, sosegar, sosiego; hermosas palabras de un bello y riquísimo idioma. Palabras que nos aportarían lo que tal vez más necesitamos en este difícil momento, turbados y temeroso ante la sombría situación y airados ante la inutilidad, y la ineficacia; la  mentira, el sectarismo y la manipulación.

 Y precisamente, buscando esos cinco minutos de paz y sosiego en nuestra casa y en nuestra alma me he querido alejar del fragor diario, de la acerada diatriba política y seguir sumergido en el bálsamo del arte, de la historia y de los versos. Así, y pensando que conecto con un número apreciable de lectores iremos en lo sucesivo alternado el trabajo sobre El Greco con la reanudación del que quedara interrumpido sobre Toledo. Don Eufemio lo ha entendido y permanecerá, de momento, ojo avizor en su atalaya cordobesa.

 Hoy “toca” Greco y, manos a la obra, qué mejor que empezar por el principio; lo haremos por su patria chica, por su luminosa isla mediterránea, y al hilo de sus cuadros como he venido haciendo trataremos de introducirnos -cosa no fácil, ya lo he dicho- “en su obra y en su vida”. Trataré de llevar un orden cronológico y en aras de la unidad del trabajo; y huyendo de reiteraciones por no cansar al lector, se irán insertando los títulos de los cuadros ya comentados en su correspondiente momento. Si bien creo conveniente recuperar el soneto que como entonces en LA PASIÓN A SU MANIERA sirva ahora de prólogo o exposición de motivos a todo lo que venga en adelante; ¿lo recuerdan?

 ATÓNITO

(Soneto)

 En mis versos traeros hoy quisiera

sus gamas de color, inasequibles,

transparencias, sus blancos imposibles;

si,  atónito, su mundo comprendiera.

 

El misticismo que alarga a su “maniera”,

sus glorias al romperse, indescriptibles,

contriciones en lágrimas sensibles;

sus oros y sus brillos, si pudiera.

 

 Esa luz entre sombras que, prendida,

restalla cincelando sus ropajes,

que nadie antes que él hubo traído.

 

Y el halo misterioso de su vida,

la tormenta inquietante en sus celajes,

y el saberse ser genio incomprendido.

 

Escribí este siguiente soneto de hoy in situ, en Heraklion, la patria chica de nuestro personaje, en lo que el centro de la civilización desarrollada unos 3500 años antes de su existencia.

 Y  por allí anduvimos, por los palacios minoicos que él no conoció, por las mismas calles, mercadillos, plazas, iglesias, puertos y fortalezas por donde trataría de “colocar su mercancía” con éxito más que asegurado; pero su inquietud de joven pintor que ya conocía otras tendencias no tardo e impulsarle a  emigrar, incitado por aquellas nuevas corrientes que se iban desarrollando en Venecia y Roma, centros y referencias culturales del momento.

 Ésta es la historia que iremos viendo hasta que llegue a ser UN GRIEGO EN TOLEDO;  y  ojalá pique el gusanillo de algún lector que se atreva a profundizar en la obra de nuestro singular pintor.Palacio de Knossos. Creta.

SU PATRIA (1)

 (Soneto)

 La cándida, por blanca, te llamaron;

Candía, la de obras imposibles,

con palacios de trazas increíbles

donde dioses y héroes habitaron.

 

Las artes que tus hombres alumbraron,

que más propias de eras futuribles,

a manos  de otros hombres, invencibles,

¿cenizas de un volcán las sepultaron?

 

Y si el mito en el tiempo trascendía

de Ariadnes, laberintos y de ovillos

y un toro muerto a manos de un atleta,

 

otro mito en Toledo plasmaría

de esta tierra un pintor, oros y brillos,

en el pasmo simpar de su paleta.

 

INICIOS (2)

 (Ya comentado en este blog en LA PASIÓN A SU MANIERA)

(Continuará, D. m.)

8 pensamientos en “LOS VERSOS DEL CORONEL Félix Torres Murillo. Coronel de Infantería DEM. (r)

  1. Excelente, mi general.

    Como suele acontecer, lo breve si bueno dos veces bueno. El genio y su arrebatador ingenio creativo de un cretense toledano, el mito y la leyenda que permanecen en el tiempo. El arte y la gloria, el tormento y el extasis. Unos versos de una sencillez exquisita. Gracias.

    Obtener Outlook para Android

    ________________________________

    Le gusta a 1 persona

  2. Pues de la gracias a D. Eufemio de mi parte, Coronel Torres, porque ha sido capaz de sosegar su pluma, al menos de momento.

    Usted tuvo la amabilidad una vez de describirme como una mujer fuerte. Supongo que esa debe ser la percepción que los demás captan de mi, porque no es la primera persona que lo dice, pero esa fortaleza tiene su lado oscuro, y es que además tengo mucho carácter, y no siempre amable y tolerante, para mi disgusto.

    Hay sobre todo algo q

    Me gusta

  3. Bien, sigo, haré caso omiso de ésta locura en la que se ha convertido mi ordenador, internet o vete a saber qué

    Hay algo, repito, que puede conmigo y con mi tolerancia, y es la injusticia. No importa de quién venga, y sobre quién se ejerza, me rebelo y pierdo pié, y ahí se acaba mi tolerancia y mi supuesto buen carácter.

    Y todo lo que está ocurriendo es una pura injusticia impuesta al pueblo español, que tiene consecuencias, ya lo estamos viendo, muchas veces mortales, pero sobre todo políticas, que no sabemos la duración ni la importancia que puede llegar a tener.

    Así que yo no consigo sosegarme. Cada día intento no ver la televisión, ni siquiera los informativos, pero hay una parte de masoquismo que me impide cumplir mis propósitos, y vuelvo a ver esa especie de espectáculo bufo que hoy ha sido la comparecencia del ministro de sanidad y de la portavoz del partido en el poder.

    Dígame si se puede aguantar que dos representantes del gobierno se pasen una hora en pantalla para no decir absolutamente nada. Y lo poco que dicen o dejan traslucir es que quieren que todos los partidos les apoyen para que no podamos echarles con cajas destempladas, que es lo que se merecen.

    Hablan y hablan con fórmulas manidas sin contenido alguno, porque ni saben ni contestan, pero mientras tanto los ciudadanos pagan, con su dolor, con su enfermedad, demasiadas veces con su muerte y lo que veremos y vamos viendo ya, con su ruina.

    No puedo soportarlo. No puedo concentrarme ni sosegarme con la historia y la figura de El Greco, ni siquiera con sus sonetos. Lo siento. Como diría Luis, hoy tengo un mal día, casi el peor de éste encierro obligado.

    Puede que esté pasando por los prolegómenos de un contagio, no sería extraño, porque este estado de ánimo no es normal en mi, y no se puede jugar con fuego sin peligro de quemarse.

    Si fuera el caso sólo espero poder pasarlo en casa y no llegar a tener que ser internada.

    Perdóneme.

    Sabe que siempre cuenta con el agradecimiento y el afecto de

    Margarita

    Le gusta a 2 personas

  4. Gracias por todo, por culturizarnos y por tus versos, ya sabes el aprecio que te tengo, cuando te leo me relajo, cierro los ojos y pienso, que no es poco pensar, también medito y así un buen rato, y luego y una vez SOSEGADO, ya vuelvo , por desgracia, a pensar en el Virus y en algo peor aún, “ los políticos. Paro, estaba tranquilo y no quiero amarguras.
    Necesito, SOSIEGO “y enviarte un abrazo.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 2 personas

  5. Siendo absolutamente cierto todo lo que expresa, Dª Margarita, y deseándole lo mejor, sólo le haría si me lo permite una ligera recomendación: No vea los telediarios; es más, no vea la televisión. Ese rato que apetece estar en el sofá sin hacer nada vea un peli o una serie de su preferencia; saldrá ganando.
    Y, mujer, aunque hay días manifiestamente mejorables, no le dé muchas vueltas al coco.
    Mi ánimo, también desde el trullo, una palabra con historia; y mi saludo más afectuoso.

    Le gusta a 1 persona

  6. Muchísimas gracias Mi Coronel. Son de una inmensa belleza sus sonetos, ellos de verdad te sosiegan. Y toda la lección de historia de El Greco y su entorno, ver su tierra natal, tierra de héroes y dioses. Esa luz que hay allí, también la plasmó en sus cuadros, dándoles ese toque de claroscuro tan especial el. Saludos para todos.

    Le gusta a 1 persona

  7. Bien Luis, majo; así te quiero ver. Como decíamos en S. Gregorio: …, pero contento.
    No sé, tú me dirás, si también convendría que Pilar leyera el comentario que hoy acompaña a mis ripios. ¡Que uno se entera de todo!
    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  8. REALMENTE Bueno.Muy bueno tanto la prosa como la poesía.
    ANIMO y a seguir.Un fuerte abrazo virtual y más ANIMO.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .