«A PIEDE E A CAVALLO PER ROMA» (A PIE Y A CABALLO POR ROMA) Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

«Desde mi pobre persona y con toda la modestia posible, quisiera dedicar este paseo por Roma, para mí, al más admirado y querido de cuantos han nacido en la Ciudad Eterna, al  Rey  Juan Carlos I de España.

Señor; fuiste nuestro referente al que mirar esperanzados, mientras se sucedían los diversos gobiernos que manejaban la nación; pese a ellos,los españoles hemos estado muy bien viviendo muchos años a la sombra de un gran Rey. GRACIAS».

 Buongiorno amici. ( Buenos días amigos).

 Siempre oí decir que: «Chi va a Roma, ne mula zoppa ne borsa floscia» (Camino de Roma, ni mula coja ni bolsa floja). Lo de la bolsa no tiene solución, pero  lo del caballo imaginario con el que pienso dar un paseo por la Ciudad Eterna ya esta arreglado, me lo dejará mi amigo el Coronel Jefe del «4° Reggimento Carabinieri un Cavallo»con sede en Tor di Quinto (Roma).

Como el Regimiento tiene dos Escuadrones, uno de caballos tordos y otro de castaños, me dio a elegir la capa, pero aquí como en España, «A cavallo donato non si guarda in bocca» (A caballo regalado no le mires los dientes), por lo que le agradezco la gentileza y solo le pido que el caballo sea (Lento y seguro),«Chi va piano, va sano e va lontano».Me dicen que se llama «Pancho», como  el caballo de Darío I El Grande.  A partir de ahora así le llamaré.

Mi primer alto con pie a tierra lo hago frente a las instalaciones del  «UNIRE» (Unión Nacional del Incremento de las Razas Equinas). Se encuentran en el Nº283/A de  la Via Cristóforo Colombo, la gran avenida que a través de la Puerta Ardeatina enlaza las Termas de Caracalla con el EUR (Esposizione Universale Roma),monumental barrio elitista repleto de oficinas, ministerios y museos que Benito Mussolini comenzó a construir en 1939 para albergar la Exposición del año 1942, y que la Segunda Guerra Mundial echó al traste. Los amantes del arte llaman a esta Roma contemporánea, concretamente al EUR, «El castigo de Dios».

Me presento en recepción, y después de darme a conocer, todo fueron atenciones y buenas maneras. En honor a la verdad, entré con la idea que llegaba a una más de las muchas instituciones romanas con mucho continente pero con poco contenido, que se esconden bajo elocuentes nombres y que, en buena parte del mundo, se identifican con la mafia y el espagueti. Pero no fue así, y el jefe de relaciones públicas me hizo cambiar de idea después del largo recorrido que hicimos  por todas las instalaciones.

El UNIRE es una entidad pública dependiente de los Ministerios de Agricultura y de Finanzas, donde trabajan personas unidas por la misma pasión y con un objetivo en común: difundir e incrementar la cultura hípica. La principal finalidad institucional de la entidad es la de valorar y mejorar las razas equinas, con una atención particular por el purasangre inglés y sobre todo por el trotador italiano. No debemos olvidar que las carreras al trote vienen celebrándose con éxito en Italia desde el año 1800 , y su libro genealógico data de 1896.  Seguramente que  «Varenne»,  el castaño mas famoso de todos los trotadores italianos, haya contribuido a ello. Nacido en 1995 por Lalmaz y Waikiki Beach, venció en cincuenta y tres grandes premios y estableció el récord mundial de los dos kilómetros, marca  imbatida al día  hoy.

«Cavallo che corre non ha bisogno di sprone» (El caballo que corre no necesita espuelas).

La principal fuente de financiación del UNIRE y de todas sus actividades, deriva  de las apuestas de las carreras de caballos. Cada año  redacta el calendario de los cuarenta y tres hipódromos distribuidos por todo el territorio nacional,  y mediante una minuciosa valoración de cada una de las instalaciones, establece y asigna las jornadas de carreras divididas en trote, galope y vallas.

En Italia, al no haber  una red estatal de yeguadas y depósitos de sementales como en Francia o España, el UNIRE colabora con los criadores nacionales en proyectos que tienen como finalidad la tutela de la  biodiversidad de las razas, y en la supervivencia de las  autóctonas en riesgo de extinción.

A través de dos canales nacionales de televisión, asegura la transmisión de las imágenes en directo de todas las carreras y entrenamientos  a  las agencias de apuestas, implicando así  a un público extenso y muy apasionado.

Abandono el UNIRE con una muy buena impresión de lo visto, y de nuevo encaramado a «Pancho» nos vamos a  visitar  la agencia de apuestas hípicas más próxima al lugar donde nos encontramos. Esta cerca, junto al Tévere, entre el puente Marconi (uno de los veintiséis  puentes que atraviesan el río en Roma), y una de las cuatro basílicas patriarcales romanas, la de San Pablo Extramuros. Las tres restantes, como se sabe, son: San Juan de Letrán, Santa María la Mayor y San Pedro.

En la agencia de apuesta, a pesar de la temprana hora, la actividad es grande y los apostadores profesionales –que tienen la misma cara en todo el mundo, con papel, lápiz y cronómetro en mano, no se pierden detalle de los monitores de televisión del UNIRE, que trasmiten entrenamientos y carreras desde todos los hipódromos del país.

Aprovecho para ver en un monitor una carrera del hipódromo de «Tor di Quinto» al norte de Roma, pero no apuesto. Todavía tengo grabada la prohibición que me hicieron hace ya muchos años,  cuando como gentleman corría en el hipódromo de la Zarzuela de Madrid.

Entre el abundante tráfico de Roma «Pancho» se maneja bien, solo se pone algo nervioso en los pasos de peatones. Entre las motos y motorinos, cuando los semáforos se ponen en verde aquello parece la parrilla de salida de una carrera de  Motos GP.

Nos hemos cruzado con lujosos coches, algunos con  matrícula SCV , pregunto de donde son y me dicen que es la matrícula del Vaticano «Status Civitatis Vaticanae» (Servicio Ciudad Vaticano) y como nos contaba Paloma Gómez Borrero los romanos  traducen estas siglas como ¡Si Cristo lo Viera!

Vuelvo a Cristóforo Colombo y espero al bus 30-Express para seguirlo con mi  «Pancho», pues se que me dejará muy cerca de mi próxima visita, la que siempre hago en mis viajes a Roma. Me estoy refiriendo a la Plaza de Siena  en «Villa Borghese», la pista donde se corre el CSIO (Concurso de Saltos Internacional Oficial).

Paso  por Plaza Barberini y  saludo a la Fuente del Tritón,  sigo por Vittorio Veneto, y una vez rebasada la embajada de Estados Unidos, atravieso la muralla romana, el «muro torto» que llaman los romanos, y por  Puerta Pinciana entro en el parque de «Villa Borghese», encontrándome de golpe con la pista hípica de la Plaza de Siena.

De nuevo echo pie a tierra, y un año más  me siento en las gradas de esta  pista olímpica a la sombra de sus pinos centenarios para recordar a  mi profesor de equitación que por desgracia ya nos dejó, Alfonso Queipo de Llano. En mi imaginación, le veo de  Capitán ganando el Gran Premio de Roma con el caballo «Infernal» el año 1964.  El gran premio de las azaleas lo llamaban,  las mismas que cada primavera llenan de colorido la escalinata que desde la Fuente  de «La Barcaccia» dela Plaza de España sube a la Trinidad del Monte, y  que cada mañana alegraban el despertar de mi paisano Francisco José «Paco» Vázquez Vázquez, nuestro embajador  ante la Santa Sede desde 2006 a 2011, y con anterioridad 23 años Alcalde de La Coruña ( 1983-2006 ).

Sigo sentado entre los pinos centenarios , y buscando en el baúl de mis recuerdos, me traslado a Passo Corese, centro deportivo próximo a Roma, pequeño pueblo de la Fara Sabina en la provincia de Rieti, donde tuve la suerte de conocer al mayor de los D´inzeo, a Piero, para mí uno de los mas grandes jinetes de saltos de la historia. Ocho Olimpiadas consecutivas le contemplan, de Londres 1948 a Montreal 1976, con una cosecha de seis medallas (cuatro de plata y dos de bronce). En campeonatos de Europa logró cuatro ( una de oro, dos de plata y una de bronce). En esta pista, el año 1960 en la XVII Olimpiada,  su hermano Raimundo con Posillipo ganó el oro y él con The Rock, la plata. Por equipos Italia conquistó el bronce.

Me contaba Piero, que no puede haber nada mas bonito en el mundo, que el ganar medallas junto a tu hermano en la Olimpiada llevada a cabo en tu país, organizada en tu ciudad, y con tus padres en la grada.

También me preguntó por sus amigos Enrique Martínez de Vallejo y Alfonso Queipo de Llano. Como hacía poco tiempo de la muerte de Alfonso en el atentado terrorista del hotel Corona de Aragón de Zaragoza, me dijo que estaba enterado de la tragedia, y que le faltó tiempo para llamar a Madrid y dar a su viuda, el más sentido pésame. ¡mamma mia!  ¡Que jinetes, que personas!

De nuevo le echo los calzones a «Pancho», sigo trotando por el parque y un poco más adelante fue donde descubro a nuestro amigo trasalpino, bajando todo marcial la pendiente. Se trata de una bonita escultura en bronce de un mulo con el tubo de una pieza de artillería, perteneciente a la batería a lomo ( obús Oto Melara M-56.- 105/14), del Batallón de los Alpines del Valle de  Aosta ubicado a los pies del Mont Blanc. Me recordó al monumento al mulo que también tenemos nosotros en Aragón cerca del puente de San Miguel, sobre el río Isuela, en la antigua carretera que va de Huesca  a Sabiñánigo ( en nuestro caso obús 105/11-Modelo 1919, Schneider). Se inauguró en 1982 con motivo de la Semana de las Fuerzas Armadas y que coincidió con el V Campeonato de España Militar de Equitación.

Como este paseo  por Roma se esta alargando, decido volver a casa. Atravieso «Villa Borghese» dejando a mi izquierda el «Galopattoio» y,como habíamos acordado, dejo el caballo en las cuadras que aquí tienen los carabineros y a pie llego hasta el «Pincio», donde me paro para contemplar la mas espectacular vista de esta ciudad, con mas de tres mil años de historia. Hoy, para despedirme, parece como si toda la luz de Roma se halla dirigido sobre una de sus siete colinas, sobre este bonito balcón.

Voy a ver a mi amigo el «Colonnello» (Coronel) del Arma de Carabineros Danilo De Luca para despedirme y agradecerle todas las facilidades que me ha dado, y me recuerda emocionado cuando el pasado 13 febrero de 2014 murió en Roma el Coronel de Caballería Piero D´inzeo.  Me regala dos ejemplares de los periódicos de ese día, uno de «la Repubblica» y otro del «Corriere de llo Sport» que relatan la vida del campeón y su funeral de Estado.

Trascribo parte de esas crónicas que dedico a nuestros políticos, para que recuerden  como despiden en Italia a un gran jinete militar.  Aquí si quieren a su Ejército.

***

En el hipódromo militar de Tor di Quinto de Roma, se ha celebrado el funeral por el coronel Piero D´inzeo, asistieron entre una gran multitud de civiles y militares, el Síndaco (alcalde) de la ciudad eterna, el Jefe del Estado Mayor del Ejército, el presidente del CONI (Comité Olímpico Nacional Italiano), el presidente de la Federación Italiana de los Deportes Ecuestres…

El Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas  dijo al término del funeral:

Hoy recordamos al soldado, al caballero, al deportista. Al hombre y al militar que ha participado, vistiendo el uniforme del Ejército, en ocho Olimpiadas donde ganó seis medallas olímpicas.

Y el Teniente  General Claudio Graciano como  más antiguo del Arma de  Caballería:

El Coronel D´inzeo aunó el valor profundo de lo militar con los valores deportivos, tan apreciados como: el espíritu de servicio, el valor…En el curso de sus cuarenta años de uniforme en las pistas de todo el mundo, señaló el camino a seguir a las futuras generaciones de caballeros.

***

Un piquete a caballo y la banda del Regimiento «Lancieri di Montebello  Nº 8» (el más antiguo de Italia) acompañaron a la entrada y salida del ataúd llevado a hombros por los alumnos de la «Scuola Militar Di Equitazione». A los lanceros los suelo ver en el «Monumento Nazionale a Vittorio Emanuele II», también conocido como «Altare della Patria»(Altar de la Patria), o simplemente «Il Vittoriano»cuando les toca hacer guardia junto a la llama eterna de la tumba del soldado desconocido, y en primera línea de formación en la Plaza de San Pedro todos los domingos de Pascua y días de Navidad, en la bendición «Urbi et Orbi» del Santo Padre.

Llego a «La Piazza del Popolo» (Plaza del Pueblo) situada a los pies del Pincio, y, junto a la parada del 30-expres, una «operatore ecologista» (barrendera en román paladino) se afana con el rimel y la barra de labios, «il trucco delle donne» (el maquillaje de las mujeres) que llaman en Italia, pero la escoba ni tocarla.  Subo al autobús, y  como siempre, el «Síndaco» (alcalde ) romano tiene a bien el invitarme, aquí nadie paga el billete pues dicen que es un servicio público y yo se lo agradezco.  Dejando atrás la Via del Corso,  la Plaza Venecia y el teatro Marcello,  por el Lungotevere  me acercan a casa y siento que este paseo esta llegando a su fin. Paso de nuevo ante el imponente edificio del UNIRE, y como dicen en Aragón «me se apodera» la envidia cuando lo comparo con nuestro desaparecido «Fondo de Explotación de los Servicios de Cría Caballar y Remonta», donde hasta el nombre era horroroso.

«Dalle stelle alle stalle» , y es que en Roma, cuando se pasa de un extremo al opuesto en la vida,  se dice que se pasa  (de las estrellas a las cuadras).

«Mannaggia porca la miseria».

«Arrivererci Roma».

Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

  Alacón-Comarca Sierra de Arcos-Teruel.

Agosto 2020.

Blog: generaldavila.com

15 pensamientos en “«A PIEDE E A CAVALLO PER ROMA» (A PIE Y A CABALLO POR ROMA) Ángel Cerdido Peñalver Coronel de Caballería ®

  1. Ha sido un paseo precioso, Coronel Cerdido Peñalver, casi podíamos ver todo el recorrido que ha ido describiendo tan maravillosamente.

    Un paseo tranquilo, reposado, casi diría que romántico. Ustedes tienen una memoria tan magnífica que puede reconocer y nombrar cada plaza, cada monumento, cada calle o avenida. La mía no llega ni siquiera a recordar dónde se celebra esa famosa carrera en las que casi se dejan la vida, vestidos a la antigua usanza, nunca he llegado a verla, pero creo que es en Florencia. A éste paso me quedaré sin verla, porque mi marido ya no disfruta de los viajes ni está dispuesto a meterse de nuevo en un avión, y no es por edad, es algo mayor que yo pero no demasiado, pero supongo que después de tantos años viajando constantemente dice que ya ha visto todo lo que tenía que ver, y que ahora lo que quiere es ver España sin pasar por aeropuertos, aunque mucho me temo que no a caballo. La aficionada en casa, y de eso hace muchos años, era yo, y bien que lo disfrutaba antes de casarme. Ahora no podría ni siquiera con ese caballo tranquilo y apacible en el que usted ha recorrido gran parte de Roma.

    Gracias por esa excursión magnífica por una de las ciudades más bonitas del mundo, en la que además, como bien señala, nació nuestro Rey Juan Carlos l.

    Ojalá que podamos verlo de nuevo en España, aunque no sea a caballo. En su caso la aficionada es su hija, y no lo hacía mal, todo hay que decirlo, y a ambos en una buena corrida de toros, como acostumbraban últimamente.

    Un sincero y afectuoso saludo, mi Coronel

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 4 personas

  2. Mi Coronel,
    Muchas gracias por este nuevo artículo.
    Con tu pluma precisa y ligera, deliciosamente al trote, me has hecho recordar mis estancia en Roma y mi trabajo con militares italianos, auténticos caballeros, como jefes, como compañeros y como subordinados, en la antigua Yugoslavia
    Un fuerte abrazo de Soldado de España

    Le gusta a 4 personas

  3. A las órdenes de V. I., mi Coronel.

    La verdad es que un servidor conocía solamente la Roma antigua, la del Imperio, primitivamente con su república y sus grandes oradores, como Cicerón, y luego la de los césares, los emperadores. Y un poco la de San Agustín. Pero no la más moderna, y este apasionante recorrido virtual a caballo es la mejor guía que había leído.

    Y esas frases en italiano… Me recuerdan lo que decía el Emperador Carlos I de España y V de Alemania, que a los enemigos había que hablarles en alemán, a los amigos en francés, y a las mujeres en italiano, por su dulzura y poder de seducción.

    Y ya que estamos en Roma, no puedo olvidar que allí nació nuestro Rey Emérito, Don Juan Carlos, por culpa de los ancestros de quienes hoy, cobardemente, lo obligan a exiliarse.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Le gusta a 4 personas

  4. Muchas gracias Dª Margarita por sus palabras de aliento, con solo haberla entretenido unos minutos y saber que ha tenido la paciencia de llegar hasta el final del paseo estoy más que satisfecho. No deseche la idea de ir de nuevo a Italia, a Siena a ver el Palio fiesta que es a la Toscana lo que el Carnaval a Venecia. Si no le hacen gracia los aviones, cosa que entiendo perfectamente, le puedo prestar mi imaginario caballo Pancho que desde el salón de su casa le llevará a todas partes (como buena lectora que es, seguro que con esa montura ha vuelto, más de una vez, a recorrer todo lo visto en años anteriores), y que a todos nos gustaría que nos contara.
    Ángel Cerdido Peñalver.

    Le gusta a 2 personas

  5. A D.Vicente Díaz de Villegas y Herrería. Mi General, es un honor para mi que me conceda esta oportunidad para agradecerle sus palabras. Como sabe mejor que nadie, algunas recompensas del Ejército no se ganan sino que se conceden, y este es mi caso, pues nada he ganado, sino que con su opinión me ha alegrado mi interior satisfacción, y se lo agradezco de corazón.
    Atentamente le saluda y queda a sus órdenes
    Ángel Cerdido Peñalver.

    Le gusta a 3 personas

  6. A D. Rafael Hervas Garrido, muchas gracias por acompañarme en este paseo por Roma, efectivamente usted conoce la mejor Roma y nada se le ha perdido en ese EUR o el “castigo de Dios ” que llaman los auténticos romanos del Tarstevere o del Esquilino.
    Muchas gracias y fuerte abrazo.

    Le gusta a 4 personas

  7. Apreciado Coronel D. Ángel Cerdido Peñalver.

    Gracias por deleitarnos con su magnífico relato. Este paseo por Roma a lomos de “Pancho” me han hecho olvidar, por unos momentos, la triste y miserable realidad que asola a nuestra querida España.

    Un cordial saludo,
    Pedro Dalmau

    Le gusta a 4 personas

  8. A D. Pedro Juan Dalmau Plazas y a “Spliego”, muchas gracias por vuestros comentarios, ¡Que más quisiera yo que con este paseo por Roma les halla hecho olvidar, por un momento, la triste realidad por la que atraviesa España!.
    Atentamente les saluda.
    Ángel Cerdido Peñalver.

    Le gusta a 3 personas

  9. Ángel, hoy me he emocionado, se como escribes, pero veo muy difícil hacerlo mejor. Gracias
    Verás que todos los comentarios, son magníficos y certeros.
    Con “Pancho “, sería capaz de dar una vuelta por nuestra Avenida dé Goya.
    Ángel un abrazo fuerte, y de nuevo gracias por tu inmejorable relato.
    Magnífica cita de nuestro Rey Juan Carlos I .🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 3 personas

  10. Estimado Coronel Cerdido:
    “Me se apodera” la admiración ante su habilidad para hacernos recorrer la Ciudad Eterna después de haber disfrutado del Camino.
    ¿No ha pensado nunca en escribir un libro de viajes?
    Merecida dedicatoria a Don Juan carlos I, que le honra.
    Entrañable recuerdo a la corresponsal “eterna” de TVE, Paloma Gómez Borrero, con esa curiosa interpretación de SCV “Si Cristo lo Viera”.
    Paco Vázquez fue un estupendo alcalde de La Coruña. Con políticos como él no estaríamos como estamos.
    Mi esposa y yo vivíamos a 50 metros del hotel Corona de Aragón cuando el 12 de julio de 1979 a las 08.20 sonó el teléfono para alertarnos de que el hotel estaba ardiendo. En esa época hacía las prácticas de final de carrera, como enfermera, mi esposa, precisamente en el Hospital Provincial. Y hacia allí nos dirigimos con sendas batas blancas en la mano. Mi esposa a lo suyo y yo de “celador voluntario” ayudando a trasladar a los que rescataban los bomberos.
    Lamentablemente el Coronel de Caballería Don Alfonso Queipo de Llano y Acuña no fue uno de ellos.
    Reciba un afectuoso saludo.
    José Manuel del Pozo

    Le gusta a 2 personas

  11. Luis, estos días al que hay que felicitar es a ti. ¡Con “pancho” por la Avda. de Goya! me apunto.
    A mi amigo José Manuel del Pozo González darle las gracias por sus palabras y agradecerle públicamente su comportamiento y el de su esposa ese fatídico 12 de julio de 1979. Esa mañana yo estaba formado con los cadetes en el Patrio de Armas de la Academia General militar de Zaragoza.
    Con una cerveza pendiente, un afectuoso saludo.
    A Jose Antonio Chicoy Visiers mil gracias por acompañarme por Roma.
    Por cierto? no serás de Toledo. Fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

  12. Mi Coronel, querido Cerdido: He leído con auténtica fruición tu artículo. Felicidades. Por un momento, un infante como yo se ha sentido desbordado de añoranza, leyendo tu magnífico relato. Un fuerte abrazo y muchas gracias.
    Gral. Zorzo

    Me gusta

  13. Muchas gracias mi General, lo primero agradecerte las palabras de aliento que me dedicas, seguro estoy que solo son fruto de nuestra amistad. La XVIII Promoción claro que es muy buena, pero que sería de vosotros sin “vuestros padres, nosotros los de la XVII”. Aunque la milicia nos llevó por distintos caminos, siempre estuve pendiente de tu brillante carrera y porque no decirlo, con una muy sana envidia.
    Los amigos siempre estáis ahí,un poco más viejos pero más sabios e igual de imprescindibles.
    Mi General a tus órdenes con un fuerte abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .