KILROY WAS HERE. UN SOLDADO ESTUVO AQUÍ Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

James J. Kilroy trabajaba en los años cuarenta como supervisor en un astillero en Quincy (Massachusetts). Su responsabilidad era revisar los remaches de las planchas de acero utilizadas en la construcción de barcos. Las marcaba con una tiza que en ocasiones se borraba por lo que la plancha le era devuelta y no contabilizada. Su sueldo dependía del número de planchas que revisaba, así que el inteligente James decidió, con gran sentido del humor, resolver el problema de una vez por todas.

En cada plancha de acero revisada grabó con pintura la frase: Kilroy was here, a lo que añadió un misterioso dibujo con un hombre de prominente nariz asomado a lo que parece una tapia. Muchos de aquellos barcos fueron utilizados para el transporte de tropas en la II Guerra Mundial lo que hizo que el mensaje fuese visto y leído por miles de soldados. A lo largo de la contienda aquél grafiti, Kilroy was here, fue apareciendo por todos los lugares adonde los combates habían llevado a las tropas aliadas. Se veía en paredes, trincheras, armas, vehículos, incluso en los escritos oficiales de los Cuarteles Generales. Dicen que un Stalin extrañado se lo encontró en la pared del baño que utilizó en la Conferencia de Potsdam.

Pero, ¿quién era Kilroy? Ya no era el supervisor de planchas de acero sino un misterioso personaje que se adelantaba a las tropas aliadas en su avance. Nadie sabía quién era Kilroy pero todos se sentían Kilroy. Dejó de tener nombre y nacionalidad para ser simplemente el soldado que iba en vanguardia, en primera línea, con la bandera de todos izada; fue el servicio y la victoria. Aquel nombre empezó a transmitir tranquilidad, esperanza y cómplices miradas entre los soldados. Kilroy was here era una inyección de moral. El primero en llegar y el último en abandonar la posición. Símbolo de la victoria, del coraje, del orgullo de unos hombres que lejos de casa luchaban por una cultura, una patria, una civilización. Kilroy se universaliza, es el nombre de todos, del soldado que en cualquier rincón del mundo lucha por la libertad.

Da lo mismo el nombre: simplemente un soldado. Todos estos personajes que desprecian a los soldados, que los miran con recelo por decir alto y claro que España es soberana, que darán su vida por ello y por su integridad territorial y el ordenamiento constitucional, que lo han jurado al besar su bandera, tendrían que poner en la puerta de su casa: «Un soldado estuvo aquí».

Un soldado  ha estado aquí para defender la libertad. En ello están, estamos los de la R. de retirados, y están millones de españoles que son la infantería de la Patria.

No ha llegado todavía el momento de retirarse.

La lucha no ha terminado. Más bien acaba de empezar.

Un soldado estuvo, está y estará aquí.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

4 febrero 2021

 

28 pensamientos en “KILROY WAS HERE. UN SOLDADO ESTUVO AQUÍ Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

  1. Manuel Gutierrez Algaba, ex-objetor de conciencia de España.

    ¡Presente! Ya lo tenemos todo perdido. Suscribo todo el excelente artículo. A obedecer y a morir cuando haga falta.

    Le gusta a 6 personas

  2. Buenos días mi General y lectores asiduos. Como todos hemos tenido soldados que estuvieron ahí antes que nosotros, ahora nos toca haber estado, estar y estaremos para defender la libertad.
    Con R. de retirados, y con los de la A de activos.
    A la orden de V.E.

    Le gusta a 8 personas

  3. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    Su artículo tiene un gran significado en los tiempos que corren. LA IMPORTANCIA DEL “SOLDADO” . Cuando asistimos a batallas de vertiginosa proyección y duración difícil de calcular en un ambiente de universalización plena, la figura del SLDADO emerge por fortuna en la sublime dimensión de su impagable SERVICIO.
    Podríamos partir de “LA MEJOR VICTORIA ES VENCER SIN COMBATIR” (Tzun-Tzu) , continuar con ” Debido a un gran amor, uno es valiente” (Lao-Tze).Llegar al Rey PIRRO cuando al vencer a los romanos en Asculum 279 a.C.,:” OTRA VICTORIA COMO ESTA Y ESTAMOS PERDIDOS” .Precisamente, Plutarco acuñaría en Vidas Paralelas el adjetivo “PIRRICO”
    Nuestra amada LEGIÓN ” A MÍ LA LEGIÓN”. Seguir con ¡NOT RETIRED NOR GOD! (Campaneta). EL GENERAL MUÑOZ GRANDES “PERMANECED AHÍ COMO CLAVADOS”. MOSCARDÓ ” SIN NOVEDAD EN EL ALCAZAR, MI GENERAL”.. Churchill ” THE FEW” (Los pocos” . El propio Adolfo ” Ein Mann stirbt nicht für etwas, was er nicht glaubt” (UN HOMBRE NO SE MUEVE POR ALGO EN LO QUE NO CREE”. También ROMMEL :” LA GUERRA SE GANARÁ O SE PERDERA EN LAS PLAYAS”
    Mi GENERAL, con ese gran estilo de V.E ” EL AGRADECIMIENTO ES LA MEMORIA DEL CORAZÓN” (Lao-Tse)
    Abrazos para todos y a la orden.
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA LA LEGIÓN
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 6 personas

  4. Es un acierto recordar a quien convenga que la presencia del Soldado en defensa de su Patria es eterna, no tiene fin, siempre está en activo, nadie puede poner límite a lo que es intangible, un juramento lo respalda.

    Le gusta a 10 personas

  5. A las órdenes de V. E., mi General.

    Entrañable artículo para el recuerdo. En los años sesenta, esta inscripción convertida en pintada o grafitti sobre cualquier pared o muro, era muy corriente y numerosa. Eran los años del movimiento “hippi”, y los de plomo de la guerra fría, y a España venían muchos jóvenes y no tan jóvenes, desde Inglaterra, con una mano detrás y la otra delante, y con aquella pinta que causaba, digamos, reparo. Vivían en la calle y se “financiaban”, es un decir, para subsistir, dibujando con tizas de colores en el suelo, y algunos de esos dibujos eran verdaderas obras de arte, con lo que conseguían reunir unas monedas en el platillo puesto al efecto. Invariablemente, cuando abandonaban el lugar por otro, o porque regresaran a su país por los mismos medios que habían venido, “autostop”, dejaban el “Kilroy was here” como si fuera su firma.

    En Palomares,ví a algunos soldados americanos hacer lo mismo, y un servidor, ingenuamente, pues desconocía la historia de esta inscripción, creyendo que se trataba de un juego o broma, le dijo a uno “No es posible que coincidan tantas personas con el mismo nombre en el mismo lugar, explícame el truco”. Y me dio la misma explicación que hace V. E.

    No sé después de cincuenta y cinco años, si permanecerá todavía, pero muy cerca de la cumbre del Mulhacén, en la ladera Sur, quedó sobre una roca contra la que había colisionado un avión, esa misteriosa inscripción como recuerdo y constancia del paso de unos Soldados por allí Pero con el mismo espíritu volvería otra vez a aquel lugar infernal,e iría a cualquier otro, por difícil y peligroso que fuera, si alguien me lo ordenara, a exponer mi vida por la Patria y su prestigio.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 2 personas

  6. A las órdenes de V. E., mi General.

    Entrañable artículo y entrañable historia. Esta costumbre de dejar sobre el asfalto o la pared esa inscripción estuvo muy extendida en los años sesenta entre los “hippis”, que como turismo de alpargata y dedo pulgar, por lo del “autostop”, venían a España, sobre todo desde Inglaterra, y convertían nuestras calles y plazas en un remedo de la de Picadilly Circus, con sus vestimentas, sus melenas, sus dibujos sobre el pavimento con tizas de colores y su vocabulario poco recomendado para practicar el Inglés nosotros, los españoles que entonces lo estudiábamos. Eran los años de lo Beatles, y , hablando de Soldados, también los años de plomo de la guerra fría.

    Un servidor no conocía la historia y origen de esta inscripción, y le sonaba un poco a broma o juego con la intención de fastidiar “pisándole” la primicia de ver un lugar por primera vez al que llegara después. Me sorprendió ver en Plomares, que algunos Soldados americanos la escribían sobre alguna piedra grande, y le dije a uno que “no era posible que tantos se llamaran Kilroy y además estuvieran coincidiendo allí”. Me explico lo mismo que explica V. E., y así satisfizo mi curiosidad.

    A los pocos días, un pequeño número de americanos y otro de españoles, con nuestros respectivos Jefes, tuvimos que acudir al Mulhacén por otro accidente. Y allí, sobre una roca enorme contra la que había colisionado el avión, en la cara Sur de la montaña y a unos treinta metros de la cumbre, el Jefe americano y un servidor, primeros adelantados hasta tan inhóspito lugar, estuvimos a punto de perecer, y como recuerdo de nuestro paso, dejamos esa leyenda. Ignoro si después de cincuenta y cinco años seguirá allí, pues nunca más he vuelto Pero si algún día, un Jefe me ordenase regresar, o ir a cualquier otro lugar, por peligroso que fuera, porque estuviera en juego el buen nombre de la Patria o de mi Ejército, allí volvería a ofrecer mi vida cuantas veces fuera necesario.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 8 personas

  7. Mi General, muchas gracias por sus palabras de aliento.
    Efectivamente esto no ha hecho más que empezar.
    Mientras un español de bien tenga sangre en sus venas España no estará perdida.
    Lucharemos hasta la muerte por nuestra Patria.
    Militares o civiles, civiles o militares, si somos amantes de nuestra Patria, somos sus soldados y cuenta con nosotros.
    ¡Viva España!
    ¡Arriba España!

    Le gusta a 5 personas

  8. Con permiso de Vuecencia, mi General. Retirado, veterano, que más da, un soldado no deja de serlo hasta que muere, y si muere con honra defendiendo a su patria se le recordará eternamente. ! Arriba España y vivan las Fuerzas Armadas !. Julio de Felipe Jiméno.

    Le gusta a 6 personas

  9. Curiosa historia esa que nos cuenta hoy, mi General.

    Pero si hay que escribir ese nombre, Kilroy en algún sitio, yo me ofrezco a escribirlo en la puerta del Congreso, al lado de los leones, si me dejan, claro, que posiblemente no me dejarán aunque ni sepan de qué va la cosa.

    El caso es que Kilroy llegue a algún sitio, y que vayamos todos detrás a defender lo que se pueda defender todavía.

    No es que no me duelan los muertos, y los afectados por ésta dichosa pandemia. Por desgracia es lo primero que leemos en cualquier medio de comunicación, y ya tenemos el día amargado, pero se lo digo con toda sinceridad, lo que me parece todavía más importante, porque lo otro ya no tiene solución, es que de una vez por todas podamos salir a la calle y denunciar el caos en el que nos han metido toda esa pandilla de descerebrados que se supone que nos dirigen, y por desgracia sospechamos sobradamente hacia dónde.

    Hoy parece que las televisiones y los titulares de ciertos medios de comunicación se han centrado en el caso “Bárcenas”. No importan los famosos Eres de Andalucía, ni la financiación de Podemos, de eso no se puede hablar porque pueden llamarlo delito de odio, pero hay que darle bombo y platillo al caso Bárcenas para aniquilar lo que queda del Partido Popular. Ya no es aquello de “y tu más”, ahora sólo existen los errores del otro. Los propios, al parecer, no cuentan, puesto que la Justicia (léase la fiscalía) está en manos de quién está, y por tanto, pelillos a la mar.

    Y suma y sigue, sin empacho ni rubor. Me recuerda a una frase que decía Tony Leblanc en un programa de humor, seguro que la recuerdan: “Y yo más, que soy el dueño del barco”. Pues eso

    Saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 6 personas

  10. Efectivamente mi General, todavía no ha llegado el momento de retirarse nadie que sea consciente de la situación por la que pasa España, a pesar de que veamos como el desconcierto surge a nuestro alrededor y las personas más acomodaticias (siempre la ha habido y seguirá habiéndolas) emprenden la huida, como aquel otro de la frase célebre de: “no es esto, no es esto…”, que se piró abandonando lo que estimuló y al resto, dejando a cada uno a su suerte. Bueno, al margen de esto que es un buen asunto para un debate acerca del oportunismo y ahora no toca, lo cierto y verdad es que lo que usted aborda hoy en su artículo interpela sobre la esencia de ser consecuente con el compromiso que se haya adquirido frente a la vida, la Patria, la familia, etc. Vamos, ser aliento, para otros que vienen detrás, frente a las vicisitudes de la vida para poder decir, como la frase del artículo: “…Yo estuve aquí…”, no me escaquee de mis obligaciones para con el futuro.

    Le gusta a 4 personas

  11. Mi General, “La lucha no ha terminado”, estoy en todo de acuerdo, siempre lo estoy. Magnífico lo de hoy , es simpático y curioso, pero tiene gancho y mucho. Comprendo su mensaje.
    Nosotros como muy bien dice,” los de la R,”, también estamos preparados, hemos estado siempre al loro, y si alguna vez somos necesarios, daremos un paso al frente, dispuestos a cumplir con nuestra Patria, lo hemos Jurado y eso es eterno.. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 8 personas

  12. Por seguir con el inglés: “Here are recorded names of officers and men who fell in Ypres Salient, but to whom the fortune of war denied the known and honoured burial given to their comrades in death”. Una inscripción en la “puerta de Menin” (Bélgica) que recuerda a los desaparecidos del Imperio británico durante la I Guerra Mundial en el saliente de Ypres. Los británicos se acuerdan de sus caídos en combate. Inscripciones similares se pueden encontrar por todo el mundo. ¿Nos acordaremos nosotros de nuestros caídos en Annual, ahora que se cumplen los 100 años del desastre? Lo dudo.

    Le gusta a 8 personas

  13. Al comentario de Antonio Fernández quisiera comentar no digo envidia por que eso es un sentimiento negativo, sino vergüenza ajena cuando veo los homenajes que rinden los Británicos el dia del Armisticio a sus caidos. Nosotros no nos quedamos atrás pero cuando se ha invitado a las Autoridades civíles en algunas occasiones ni se han interesado en aparecer al acto de homenaje.

    Un Soldado,. Ayer, Hoy y Mañana. Que no conoce la palabra retirado ni retirada. La primera una situación administrativa y la segunda un paso atrás.

    Le gusta a 7 personas

  14. Todo muy bien, D. Félix and D. Félix pero ¿no les parece que ya que estamos en España hablemos y escribamos en español? Yo no se Vds, pero una servidora se ha pasado la vida hablando idiomas que no eran el suyo, por aquello de respetar a los habitantes de los diferentes países por dónde tuve que pasar y que desde luego no te facilitaban en absoluto hablar otra cosa, y ahora me paso el día aguantando expresiones en inglés para todo, incluso en los anuncios. No es que no me guste el inglés, o el francés, o el portugués, por ejemplo, pero caramba, estoy rodeada de vecinos que no hablan una palabra de español y llevan años y años en nuestro país, por esa manía que tenemos de facilitar las cosas a quienes no la facilitan en absoluto cuando están en su tierra. Y ahora no tengo intención de hacerlo con ellos cuando por fin estoy en mi país. Bastante tenemos ya con el catalán, el valenciano, el mallorquín o el gallego. El colmo es que en éste blog encima escribamos (a no ser un poema famoso de algún escritor que se supone que podemos entender y cuyas traducciones no siempre son simples) en inglés. Me niego. Tan me niego que a esos vecinos muchas veces me hago la desentendida cuando no me hablan en español. Me parece una falta de respeto hacía los españoles y hacia nuestro idioma, tan maravilloso y encima tan fácil de aprender para los extranjeros, y se lo digo con conocimiento de causa.

    Gracias y disculpen las molestias

    Le gusta a 5 personas

  15. YES, MY FRIEND; WE WILL BE THERE TOO.

    Y no se me sulfure, Dª Margarita; tome estas pequeñas licencias linguísticas como una pequeña broma, en honor del soldado Kilroy.

    Le gusta a 4 personas

  16. Mi general, me he hecho adicto a su blog. Cuando recibo cada día sus artículos en mi correo, me da ud. fuerza para seguir luchando, a pesar de mi íntimo convencimiento de que ya es tarde, por la supervivencia de nuestra patria. Creo, mi general, que le necesito.

    Fdo. Un soldado de infantería.

    Le gusta a 4 personas

  17. Los de la R dejaron el pabellón alto así como los de la A les toca mantenerlo, pero mucho mejor si es todos juntos con un único ideal político: España y nuestra constitución la de todos los españoles.
    El militar a de defender a todos los españoles sin que nadie se lo pida pues es su obligación.

    Le gusta a 4 personas

  18. Todo suma, y ante el enemigo, se le debe poner en su sitio. Siempre. En España tenemos entre otros Cuerpos de élite de acción directa e inmediata, la Legión y La Infantería de Marina. Pero tan valiosos son los del Cuerpo Jurídico, Veterinaria, y por supuesto La Intendencia. Viva España!

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .