NAVIDAD Y PANDEMIA Luis Martin-Pinillos Marco Coronel de Intendencia (R. XI Promoción AGM.

1ª Parte.
Han pasado más de dos años y me veo, aún sin quererlo, hablando de nuevo, de la dichosa Pandemia. Ahora ya y por cosas de la vida, ya  si puedo decir, que estoy un poco más anciano que ayer, y añadir “ que a mucha honra.
Han sido las peores Navidades, de mi vida. La casi soledad duele, ningún día de los más señalados, he podido comer o cenar, rodeado de los hijos, nietos, ni familia alguna. Mi mujer y yo empezamos a comer en el comedor…, pero era muy triste y acabamos haciéndolo en la cocina, nuestro rincón habitual, eso el Fin de Año y el día de los Reyes Magos. Muy triste Navidad.
Ahora empiezo a sentirme, algo viejo, me he vuelto mas sensible la Navidad, no me sentó bien.
Esta primera parte era necesaria, para entrar en el final de todo, lo que tengo que exponer.

2ª Parte.
Es corriente leer, escribir, oír, “ QUE SOLOS SE QUEDAN LOS MUERTOS “,y algunas majaderías, que prefiero o decir.
Como católico y persona civilizada tengo que encontrar una solución.
“ LA MUERTE NO ES EL FINAL”, esto lo veo mejor, existe otra vida en el más allá, eso consuela, pero no quiero meterme en profundidades
Hablo de las personas, sobre todo mayores, son las más débiles y están más solas. El que lea esto, que cierre los ojos piense y después medite.
Estamos en manos de Dios, confiemos en el.

Final.
En el título de uno de los libros, recomendados por nuestro Director del Blog, he visto la verdad y la solución. Autor.- D. José M Estévez, y el título
“ SOLO MUERE EL OLVIDADO”.
Este título, es el culpable de estas letras…, quizás sea la solución y al menos nos ayude.
Si alguien muere y nadie lo conoce o nadie lo quiere, es como si no hubiera vivido ni existido. Que pena morir así. D.E.P., el olvidado.
Yo recuerdo a mis abuelos.
Es fácil, hay que mirar el pasado, un poco cada día, eso ayuda a vivir más feliz, y a nosotros también nos recordarán y estaremos más felices.
En Zaragoza nos reunimos,  todos los días once los de la promoción, ya vamos solo tres, éramos quince pero la vida es así, algunos viven pero ya no pueden asistir.
Desde aquí mando un abrazos a todos mis amigos y compañeros y que gracias a Dios viven .

Terminaré con “ A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO”.
Pienso que alguna vez acabará esta terrible Pandemia.
Luis Martin-Pinillos Marco. Coronel de Intendencia (R. XI Promoción AGM).Zaragoza 27de Enero de 2022.

Blog: generaldavila.com

 

12 pensamientos en “NAVIDAD Y PANDEMIA Luis Martin-Pinillos Marco Coronel de Intendencia (R. XI Promoción AGM.

  1. Mi respetado y muy querido CORONEL MARTIN-PINILLOS MARCO.
    MAGNIFICO Y EMOCIONANTE ARTÍCULO.
    En la PRIMERA PARTE se lamenta por la ingrata PANDEMIA que entristeció NAVIDAD.
    LA SEGUNDA PARTE rompe los esquemas y como diria RAMON Y CAJAL «EL hombre es capaz de modelar su cerebro». Así lo hizo nos brinda tan sencilla visión de la ESPERANZA coincidente con LOS TRES SANTOS IDEALES del MARAVILLOSO Y MUSICAL HIMMNO, cambiando CAUDILLO POR REY.
    Tres santos ideales,
    Cual faros de mi vida,
    Alumbran mi camino
    Con mágico fulgor:
    Nuestro invicto caudillo
    La Patria bendecida
    Y el más inmaculado
    E incontrastable honor.

    Por último saca a la palestra la manera ejemplar de superar LA DICHA DE SER MAYOR. El libro recomendado por nuestro GENERAL DÁVILA dio en LA DIANA impulsando el acicate del consuelo para renacer con ganas de vivir y ponernos en las manos del PADRE ETERNO.

    Ya CERNUDA escribió otro libro capaz de matar el desengaño del amor y precisamente encierra la poesía más característica del poeta :»DONDE HABITE EL OLVIDO» :
    «Donde habite el olvido,
    en los vastos jardines sin aurora;
    donde yo sólo sea
    memoria de una piedra sepultada entre ortigas
    sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.»…..
    Va por el camino de la ILUSION CON UNA EJEMPLAR FAMILIA QUE LE ALEGRA CADA INSTANTE Y ESOS TRES DE LA XI siguen siendo como diría PEMAN de su hijo :» Un hijo es como una estrella a lo lejos del camino»
    ¡Todo el AFECTO Y GRATITUD INTENDENTE DEL ALMA!
    A la orden de V.I
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA EL CUERPO DE INTENDENCIA
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 6 personas

  2. Atentamente y con el debido respeto

    Al Coronel DON Luis Martín-Pinillos Marcos
    ————————————————————
    La muerte NO es el final,
    eso dice la canción,
    pero en esta tempestad
    se aumenta la soledad;
    la intriga. Y la confusión.

    Sus conmovedoras letras
    se meten en los adentros,
    y aquel que las interpreta
    cuando quiere darse cuenta
    le arañan los sentimientos.

    Al verse en este desierto
    plagado de intranquilidad
    dentro del confinamiento,
    el desdén y desconcierto
    que aterra a la humanidad.

    Si esto ha sido provocado
    dónde están esos culpables,
    creo que todo es amañado
    por los gobiernos, y estados
    llevados por miserables.

    La muerte NO es el final,
    eso dice la canción,
    pero en esta tempestad
    se aumenta la soledad;
    la intriga. Y la confusión.

    España día 29 de enero de 2022

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 6 personas

  3. ¡Sursum corda!, querido Luis: ¡Arriba ese ánimo! Levantemos nuestros corazones.

    «Sursum corda» decía el celebrante en aquellas misas -como Dios manda- en las que en latín participábamos de la celebración; los fieles respondíamos » habemus ad Dominun»: nuestros corazones, nuestros anhelos, nuestra vida presente y futura los tenemos puestos en las manos de Dios. Gratias agamus Domino Deo nostro. Dignum et iustum est. Es digno y justo que demos gracias a Dios, que aquí nos tiene.

    «Nada te turbe, nada te espante
    Quien a Dios tiene, nada le falta
    Nada te turbe, nada te espante
    Solo Dios basta»

    Nada te turbe, nada te espante» repetía la Santa de Ávila, tu excelsa Patrona. Tú así lo vives y ésa es tu gran suerte.

    ¿La Navidad, la pandemia? ¡Cuántas personas aisladas, solas, rumiando sus pensamientos!
    Esta puñetera pandemia nos ha quitado, de momento, dos años de nuestra vida a los que ya, de una manera u otra, pensamos en la venidera: a todos nos ha echado, sin vivirlos plenamente, dos años encima privándonos de lo verdaderamente importante; de poder disfrutar de esos valores, los que más valoramos: la familia, la compañía, los amigos. Tendremos que llevarlo, y nunca mejor dicho, con santa paciencia.

    Y por supuesto que la muerte no es el final: las personas seguimos vivas en cuanto así sigan los recuerdos en los nuestros, en cuanto nos evoquen ante la presencia de las cosas; ésas, materiales o no que hemos ido dejando a lo largo de nuestro peregrinar por este camino hacia la Salvación.

    Un emocionado abrazo, querido amigo, Y dos besos para tu otra «santa»; la de Toledo; que ella es tu, otra, gran suerte.

    Le gusta a 8 personas

  4. Buenos días General Dávila y todos los amigos de buena voluntad de éste blog.

    Hoy quisiera contestar a las palabras que nos dirige D. Luis Martín Pinillos, Coronel de Intendencia, palabras muy sentidas y dictadas por el corazón sin lugar a dudas.

    Querido amigo Luis, todos los que somos abuelos hemos sufrido esa soledad que describes, en fechas tan señaladas y entrañables como son la Navidad, y la festividad de los Reyes Magos. El año pasado porque no nos permitían desplazarnos ni reunirnos. Este año tampoco he podido reunirme con mis nietos porque mi hija y su marido se habían contagiado de esa nueva cepa, Omicrón, del covid, y ahora es mi nieto el que la está padeciendo y por supuesto mi hija no quiere que me exponga a un contagio, porque ya tengo una edad que se puede considerar de riesgo, y está visto que a pesar de estar vacunados es fácil contagiarse, así que llevo más de un mes sin poder verlos,

    La soledad pesa, claro que si, y te comprendo perfectamente porque también he dejado de poder ver a amigos de hace años, algunos han fallecido y otros están en mis mismas condiciones, con familiares afectados y con miedo a salir de casa por no exponerse a contagios.

    Han sido ya dos años muy duros, y no es precisamente el tiempo el que nos sobra para poder disfrutar de las pocas cosas que aún nos producen alegría, como es la familia, los nietos, los amigos…

    Por supuesto que la muerte no es el final, para los que tenemos Fe sabemos que es así, pero no deja de ser triste que nuestros últimos años se nos vayan de las manos encerrados en casa, sin poder estar con nuestros seres queridos. Pero es cierto que esta comunicación que nos facilita el General Dávila es un gran consuelo, porque los que llevamos ya años participando cada día son también nuestros amigos, y ya ves que cada día se va ampliando ese círculo, y en cierta forma a los habituales que faltan algunos días los echamos de menos, y si sabemos que están pasando por algún problema de salud, rezamos por ellos y tenemos mucha alegría cuando regresan para contarnos que se han recuperado. Ahora estamos esperando a Josefina López del Moral, que sabemos que está pasando por la recuperación de una operación penosa y difícil, y no la olvidamos. Quizás haber encontrado este blog sea el regalo de tantos sinsabores como padecemos en nuestra vida cotidiana. En mi caso la enfermedad de mi marido, que a causa de un ictus se ha vuelto casi como un niño pequeño, y hay que cuidarlo y atenderlo casi las 24 horas del día, pero gracias a Dios aparte de eso, tiene una salud de hierro, y como él no es totalmente consciente de su problema, yo diría que es más difícil de sobrellevar para su familia que para él mismo. Eso, Luis, que le ocurrió cuando apenas había cumplido 74 años, creo que es bastante peor que sentirse mayor y ver que vamos mermando en nuestras habilidades e incluso ya nos va siendo difícil desplazarnos. No es un consuelo saber que hay personas que están peor que nosotros, pero si un motivo para dar gracias a Dios porque nos permite seguir llevando una vida normal y que nuestro cerebro no haya dejado de funcionar.

    Todos agradecemos las palabras que hoy nos dedicas, y te deseamos mucha salud y bienestar y que podamos seguir contando con tu compañía muchos años, si a nosotros Dios nos permite también estar aquí y poder leerte.

    A todos nos preocupa España, y eso nos une muy estrechamente. Ojalá que podamos presenciar una vuelta a la normalidad en todos sentidos. Sólo pedimos paz y que los jóvenes encuentren su camino y puedan a su vez formar una familia como nosotros hicimos en su momento, y ahora vemos a hijos y nietos crecer y esperamos que ellos disfruten de una España en paz y prosperidad .Amén.

    Un fuerte abrazo y mis mejores deseos para ti y toda tu familia.

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 8 personas

  5. Me encantó el artículo.
    Alguien ha dicho, que hay segundos interminables, y días a mucha velocidad.
    Está pandemia es de segundos interminables.

    Lejos nos vamos yendo, lejos queda todo.

    Le gusta a 6 personas

  6. Perdón por el problema que me ha surgido en internet. Quería darle las gracias Mi coronel, por tan emotivo escrito. Saludos para todos.

    El sáb, 29 ene 2022 a las 13:05, Miriam Velila () escribió:

    > Muchas gracias Mi coronel, por tan emotivo y verdad > > El sáb, 29 ene 2022 a las 6:01, General Dávila (<

    Le gusta a 6 personas

  7. A las órdenes de V. I., mi Coronel.

    Hoy también llego el útimo a formación y me toca llevar el banderín de cola. Leí esta mañana a primera hora su gran artículo; porque lo es en mi opinión por varias razones, pero sobre todo porque nos muestra la enorme nobleza que lleva al expresar y confiar a los lectores cuestiones íntimas y sentimientos que son en gran parte consecuencia de esta situación kafkiana que vivimos precisamente en una edad en la que ya vislumbramos estrellas, podría parecer que somos incapaces de entender algo tan inédito e inexplicable. Y me estoy refiriendo a dos factores concretos, que son la zozobra que arrastramos ya varios años a causa de la rituación política, y cómo no, a esta pandemia inacabable sin duda provocada por alguna mente diabólica. En cuanto a esto último hay que preguntarse: «Qui prodest?», y es muy fácil y de todos conocida la respuesta. Pero como merecía una meditación más profunda de lo normal y no tenía tiempo suficiente, quise dejarlo para cuando pudiera dedicarle toda la concentración necesaria.

    Como nos confía Doña Margarita, también con actitud muy valiente, su dolor particular, yo diría que todos, cuando llegamos a mayores, y a veces bastante antes, a causa de enfermedades o accidentes en la familia, tenemos algún motivo de preocupación y sufrimiento. Quizás sea inevitable, y lo digo sin ánimo de fatalismo. Un servidor mismo lleva dos años, desde final de Octubre de 2019, en situación de soledad absoluta porque tuve que poner a mi querida esposa, tras haber celebrado las bodas de oro, en una residencia para mayores, privada, para que, deshauciada y rescatada de las garras de la muerte por un embolismo pulmonar y envenenamiento por exceso de carbono en la sangre, pudiera continuar viviendo con la mejor calidad posible, aunque absolutamente dependiente de personal profesional y con aporte de oxígeno durante las veinticuatro horas.

    Al principio, esta sensación como de estar muertos en vida fue algo llevadera al poder yo ir a acompañarla y pasar allí con ella todas las tardes. Pero llegó esta plaga bíblica, a eso se parece la pandemia del Coronavirus, y tuvimos que estar, primero, durante más de dos meses sin poder vernos, después, viéndonos un día a la semana a través de un cristal al exterior y a la vez hablando por teléfono. De eso se pasó a una visita controlada de media hora en una habitación aislada, separados por una mampara transparente infranqueable, y hablando también por teléfono. En la actualidad son tres visitas semanales de media hora cada una, pero sin obstáculos físicos de por medo, sólo con un control estricto de las respectivas mascarillas, y habiendo pasado, al llegar, por un proceso poco menos que de fumigación.

    Perdón, mi General, por la extensión, y como también nos dicen Doña Margarita y otros contertulios, puedo llevar esta soledad en el campo, que no en el domicilio habitual de la capital, gracias a la ilusión de todos los días por el blog, única comunicación fija con el exterior que mantengo, aparte de la telefónica, más esporádica.

    Esta comunicación por medio del blog, y la fe que me quede, me mantienen al recordarme hasta el más mínimo detalle de mi vida, tan rica en experiencias y servicios a la Patria, tantas satisfacciones por el deber cumplido, y la la tranquilidad y el sano orgullo de haber entregado lo mejor de mí mismo de forma desinteresada y altruista. Todo esto «me obliga» a continuar viviendo para poder seguir siendo útil, y en mi circunstancia imprescindible, para que a ella no le falte la atención que necesita.

    No podemos, mi Coronel, si me permite decirlo, caer en desánimo ni sucumbir a la tentación de sentarnos a llorar. No podemos bajar la guardia.

    Reitero mil perdones por el abuso de espacio y por el trabajo que este comentario ocasione.

    ¡¡¡Viva siempre España!!!.

    Le gusta a 5 personas

  8. Soy octogenario, vivo solo por decisión propia y tengo mucha más faena -no trabajo- que cuando ejercía, de ahí que me va queda poco tiempo para el ocio y la lectura.
    Mi recuerdo a mí admirado Lope es constante:
    a mis soledades voy/
    de mis soledades vengo/
    que para estar conmigo/
    me bastan mis pensamientos…/
    Mi coronel, ni está solo ni tiene ni padece soledad pues su , que jamás olvida toda una vida castrense, le acompaña y yo le digo usía ves de los que se dicen a si mismos «pienso luego existo». Sus palabras son exactas y certeras pero rezuman ilusión y fortaleza. Pues puede estar seguro que nos la transmite. Es sabia en esta etapa tan preciosa de nuestras vidas… SÍ, y por qué no?.
    Qué buen vasallo cuando hay buen señor! Y usía lo es. En su día me hubiese gustado haber tenido el honor de estar bajo su mando.
    Un abrazo castrense.
    Ricardo Zafrilla Tobarra, suboficial de Caballería desde el 1.10.1964, veterano de las FAS y GC, Doctor universitario y catedrático

    Le gusta a 2 personas

  9. No he repasado antes de enviar y estar sin las gafas y el dedo de mayor tamaño que la diminuta tecla del móvil hacen estragos 😞😀

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s