LA REPRESIÓN FRANQUISTA EN LOS LIBROS DE TEXTO (Quiero ir a la cárcel si es por la libertad) Rafael Dávila Álvarez

En España cada vez hay más fascismo y para que se den cuenta de lo que digo solo hay que acudir a la tercera acepción del término que recoge el Diccionario de la RAE: «Actitud autoritaria y antidemocrática que socialmente se considera relacionada con el fascismo»; y el mismo Diccionario define al fascista, entre otras cosas, como alguien «excesivamente autoritario».  A mí que un partido adopte una actitud autoritaria me da igual ya que es un problema de sus votantes que si lo admiten es por su carácter borreguil. Otra cosa es que ese o esos partidos formen Gobierno e impongan al conjunto de la sociedad un régimen autoritario con la disculpa de que son mayoría parlamentaria y, por tanto, pueden incluso reescribir la historia.

La nueva Ley de Memoria Democrática que se cuece para nuestra desgracia —y de nuevo enfrentamiento— se encuentra en discusión en el Congreso de los Diputados español, donde mandan socialistas leninistas, comunistas, herederos de los terroristas, e independentistas (¿esa es España?). Entre las modificaciones introducidas a la atroz «ley democrática» (un sarcasmo) han pactado, el PSOE y Unidas Podemos, unas enmiendas a su proyecto: «desarrollar en los libros de texto y materiales curriculares la represión que se produjo durante la Guerra y la Dictadura». Dicen que «para que no se repita la historia», es decir que piden lo contrario, la venganza, que es a lo que conducen las dictatoriales propuestas de estos personajes.

Cuando se tiene la mayoría parlamentaria es el momento de demostrar el talante democrático de los partidos y su obligación de respetar a todos y no a su mayoría (ficticia siempre), que por supuesto no es la de un parlamento, sino la de la nación, los millones que no te han votado, que piensan de otra manera, que no piensan de ninguna, que les da igual, que están en contra. Al menos ese grupo está formado por un 50%, es decir las dos Españas, y la mejor manera de comprobarlo es enfrentarlas con lo que les llevó a encontrarse en los campos de batalla hace ya muchos años, los de la historia, impulsado por una larga lista de desaprensivos políticos que no renunciaban ni al asesinato para conseguir sus propósitos como el de don José Calvo Sotelo que hace unos días recordaba.

Sin duda no volveremos a ello, Dios lo quiera, pero mejor dejar la bicha en paz y no remover eso que huele tan mal no vaya a ser que termines hasta el cuello.

La democracia no lo justifica todo, como pretenden. No puede vivir media nación pendiente de la otra media en cuestiones vitales. No se es todo por ser presidente de un Gobierno ni por tener mayoría parlamentaria. Eso va contra la esencia de la democracia.

Debería recomendarles la lectura de Panfleto contra la democracia del maestro Gustavo Bueno. Si no fuese por lo que es, estas navidades se lo remitiría a Moncloa junto a mi libro (disculpen la ironía) La Guerra Civil en el Norte para que aprendan el significado de la be con la u.

Están convirtiendo la democracia en un panfleto. Lo define muy bien el mundo de la filosofía cuando alguno de sus grandes pensadores habla de las redes del poder. La que manda ahora en España es una de ellas, de la que desconocemos casi todo, aunque claves hay en aquello que ahora quieren reescribir por ley, ya que allí perdieron parte de esa red que ahora han reconquistado. No dejen de pensar en esto último que les digo.

Hoy se les llena la boca a esos falsos demócratas cuando dicen, como si de una declaración religiosa se tratase: «Yo soy demócrata», como el que dice «yo soy cristiano». Son los personajes constituyentes de una constitución en la que se habla de enseñanza democrática, convencidos de la existencia de una historia democrática, matemáticas democráticas y filosofía democrática. ¡Enseñanza democrática! Ahí está el truco de la mafia democrática: votar, por ejemplo, el Principio de Arquímedes y si sale «no», no existe Arquímedes ni su principio, aunque los barcos sigan flotando.

¿Qué significa todos, o muchos, en la escena política? Solo una cosa: reírse en la cara de sus votantes, decirle al de partido de al lado «ahora me toca a mí»; en definitiva: su propio beneficio.

Vuelvo a recomendarles el libro del profesor Gustavo Bueno: Panfleto contra la democracia.

Tramas de corrupción consensuadas. Con el fanatismo como motor impulsor.

¿Van ustedes a creer en las imposiciones ideológicas de los partidos políticos que hablan de memoria democrática como el que habla de matemáticas democráticas?

Represión franquista. Me suena la socialista. Comunista. Anarquista. Cenetista. Caballerista. Zapaterista. Sanchista. La que hemos sufrido bajo un ilegal Estado de Alarma, inconstitucional, único en los países democráticos, que les ha servido para someternos, para acabar con la oposición y acabar con la Nación y el Estado.

¿Represión franquista? Dictadura soberana la de un Gobierno que ha sido inconstitucional, que ha gobernado con ilegal mandato.

Ya veo que a pocos le importa. A mí sí y por ello me tomo la molestia de cada día denunciarlo a cambio de nada o si acaso de disgustos al quedar señalado. Hasta por los que menos ustedes se piensan.

Puestos así y con la nueva ley sectaria, la nueva historia, la nueva represión socialista, hago una seria reflexión: pido unos años de cárcel a cambio de ganarlos en libertad. Si me tienen que abrir las puertas de la cárcel para y por la libertad ¡ábranse las puertas!

Mientras se abren para que salgan los asesinos de la ETA entremos los que de ellos fuimos víctimas.

¿Represión franquista en los libros de texto?

Me parece percibir un peligroso fundamentalismo democrático.

Decía el profesor Gustavo Bueno que había que triturarlo. Aprendamos.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

fue publicado el 20 diciembre 2021

 

9 pensamientos en “LA REPRESIÓN FRANQUISTA EN LOS LIBROS DE TEXTO (Quiero ir a la cárcel si es por la libertad) Rafael Dávila Álvarez

  1. A las órdenes de V. E., mi General.

    Blanco era el caballo de Santiago. Excelente e incuestionable reflexión la de hoy. Hace muchois años que un servidor, modestamente, llegó a la conclusión de que en España, no sé en otros paises, llevamos más de cien años en los que la izquierda se ha adueñado de la exclusiva de la democracia, y no existe otra democracia que la que ellos entienden, ellos son «extrema democracia», y todo el que no sea de su opinión, o de ninguna, es por definición «fascista». Bien entendido que pronuncian esa palabra sin tener idea de su significado, sino que para ellos equivale a «enemigo» a elininar por todos los medios, incluído el asesinato.

    Hablando de represión, por lo visto, la que ejerció el régimen de la república desde el primer momento contra todo lo que le estorbaba para sus fines inconfesables, hasta terminar en la revolución de Asturias y la provocación consciente y premeditada de la guerrs civil, «Nosotros o la guerra», (Largo Caballero), ésa no hay que ponerla en los libros de texto. No les interesa ni les bebeficiaría.

    En España la única izquierda que ha existido siempre, la poseedora de la verdad absoluta con el pistolón encima de la mesa para cualquier discusión, perdón, «negociación» incluso entre ellos, ha sido el PSOE y el comunismo más rancio, que aunque menos númeroso, ha hecho muy bien su papel de trompetero y propagandista. Porque para hacer los trabajos más sucios, tipo checa, ambos, socialistas y comunistas han ido por parejas y de la mano. Esa es la «democracia» que pretenden poner en los libros y ya lo están haciendo desde hace más de cuarenta años, con el adoctrinamiento descarado en los colegios.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 8 personas

  2. Atentamente y con el debido respeto

    Al desgobierno de la expaña temporal
    ———————————————————-
    España sufre el desprecio
    que degrada el patriotismo
    de los nobles pensamientos
    enfrentados al terrorismo
    de las ratas de alcantarilla
    unidas contra el españolismo.

    Que presentan como un mal
    deshonrando su memoria,
    los aciertos y grandezas
    que a España le dieron glorias,
    las mismas que se refutan
    distorsionando la historia.

    La Memoria Democrática
    es tan sólo ese pretexto
    maquinado por criminales
    que hoy ejercen de cabestros
    de multitudes que ignoran
    los fines de los proyectos.

    Que pretenden implantar
    estos bichos tan peligrosos,
    tan inciviles como mordaces,
    despreciables y mentirosos,
    tan terroristas e impostores;
    antiespañoles y ponzoñosos.

    España sufre el desprecio
    que degrada el patriotismo
    de los nobles pensamientos
    enfrentados al terrorismo
    de las ratas de alcantarilla
    unidas contra el españolismo.

    España día 24 de abril de 2022

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 7 personas

  3. ¿Habrá mayor descaro y desfachatez que en una Historia por decreto?
    Es el NOM, la paradoja de una Historia escrita por los que dicen ser los perdedores que, en realidad, son los hijos de los ganadores subidos al carro del oportunismo nazionalsozialista.
    Al sarcasmo de aquel caudillo que dijo dejarlo todo atado y bien atado sólo le faltó «os vais a acordar de mí»
    ¡Y vaya si nos los recuerdan cada día sacándole a pasear sus bastardos socialitas!

    Le gusta a 5 personas

  4. Más CUTRE la doctrina, mas importante la consigna. Me remito a una conocida sección de La Codorniz, «Donde no hay publicidad, resplandece la verdad», como antídoto de estos que se amparan a ellos mismos, y a sus cutres doctrinas/adoctrinamientos, con sus adoradas y adorables Becerros de Oro, las Sacrosantas Urnas, que utilizan para justificar sus más rastreros e innobles abusos y desmanes. Buenos días, mi General, y todos.

    Le gusta a 5 personas

  5. Es evidente que hubo una represión brutal durante la guerra civil y los años inmediatamente posteriores, por cierto, igual que la que realizaron los republicanos en la zona dominada por ellos. Pero esta represión (que repito, también realizaron los republicanos en su zona) hay que situarla en el contexto de la guerra civil (o matabas o te mataban) y los años inmediatamente posteriores a la misma, en los que el régimen estaba aún en peligro de caer.

    Una vez superados estos primeros años y asegurada la estabilidad del régimen, más que de dictadura se podría hablar de un gobierno autoritario (lo que el famoso «chino franquista» llama gobierno fuerte).

    Un ejemplo: recientemente vi en youtube un vídeo propagandístico de la ETB sobre el Aberri Eguna de 1964. Ese año, un cierto número de personas se concentró clandestinamente ante al árbol de Guernica. Aparecía en el vídeo un famoso dirigente del PNV diciendo que esa primera concentración tuvo cierto éxito porque cogió por sorpresa al régimen, pero que aún así hubo numerosas multas. Y yo pensé lo siguiente: ¿Hubo multas? Pues entonces aquello era una dictadura de chicha y nabo, porque en las dictaduras de verdad o bien acabas en un gulag siberiano picando hielo o en el fondo del mar con un trozo de viga atada al cuerpo. Es cierto que entonces existía la pena de muerte, como también existía en países democráticos como EEUU (donde aún perdura), Francia o Gran Bretaña, pero esta se aplicaba solo en casos muy graves como terrorismo o asesinatos con enseñamiento. Y aun así, los indultos fueron numerosos.

    La cruda realidad (para la izquierda) fue que pasados los años iniciales, el régimen se convirtió en una dictablanda en la que si no te metías en política (sobre todo si no eras izquierdista o separatista) podías vivir sin problemas y con una cierta prosperidad económica. Motivo por el cual, la oposición al régimen era muy minoritaria y encarnada fundamentalmente por comunistas y separatistas.

    Le gusta a 4 personas

  6. Feliz Domingo y muchas gracias Mi General por su escrito tan bien documentado. No se puede entender cómo llegó este «desgobierno» al poder, y encima se llaman «demócratas», dice Ud. que está señalado, pues todos los que le seguimos también, pero ¿que nos importa si no podemos decir lo que sentimos? entonces seremos como parásitos arrastrándose en su fango. VIVA ESPAÑA, VIVA LEGIÓN, y vivan las personas de bien como todos los que le seguimos en este excelente blog. Saludos para todos.

    Le gusta a 5 personas

  7. Buenos días a todos.

    Pasito a pasito, camino de un «estado democrático-totalitario»… ¡¡¡Si es que antes no nos convertimos en un «estado fallido»!!!

    Ale, a disfrutar lo votado.

    Le gusta a 4 personas

  8. Buenas tardes General Dávila y todos

    De entrada estoy de acuerdo con el Sr. Bueno. Hay que triturarlo.

    Yo no salgo de mi asombro cuando veo las encuestas, las que se supone que tienen un mínimo de credibilidad, cuando veo que todavía existe, aunque sea un 20% de españoles que votarían al partido socialista actualmente en el poder. ¿Es posible tanta ignorancia? Me gustaría entrar en el interior de esas cabezas para saber el motivo de que sigan creyendo en las patrañas que nos cuentan, todo palabrería, siendo como son testigos de dónde nos van llevando sus políticas y sus coaliciones. Entiendo que Bildu los vote, e incluso que los independentistas lo hagan, porque no es que apoyen sus políticas, es que todos esos están en la idea de que una España fallida es más fácil de despedazar, y quieren tener opción a su parte del pastel, si es que existe después de semejante gestión algún pastel que repartir. Pero ni siquiera esos representan al 20% de los españoles, así que deduzco que hay personas que podríamos llamar normales, que por lo que se ve les va ésta marcha hacía la nada, y eso es lo que me saca de quicio, porque yo acepto que no todos estén con las derechas, por tradición, por obcecación, por lo que sea, pero de ahí a votar a estos canallas que están destrozando España hay un trecho.

    Si a alguien no le gusta lo que hay, y no está de acuerdo con la otra opción factible, que cuando le pregunten diga que votará en blanco, o simplemente, que no votará. Eso puedo entenderlo. Pero que declaren en una encuesta que se decidirían por lo que tenemos, me subleva, porque no tenemos nada, y encima nos sale carísimo.

    Y lo de Memoria Democrática suena a chiste malo. Hay simplemente memoria, para unos una, para otros otra, pero implantar una memoria para todos es otro más de los absurdos con los que por lo visto hay que tragar, nos guste o no.

    Ahora a todo lo llaman democrático. Lo dice muy claro nuestro refranero. Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces.

    Saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  9. Con permiso de Vuecencia, mi General. Su escrito y opinión de hoy ha dejado muy claro que estamos «disfrutando» de una democracia dictatorial y represiva y como dice , todos los que seguimos y admiramos su blog (mas de un Millón) estamos señalados, pero seguiremos defendiendo la verdad inasequibles al desaliento. ¡Arriba España y viva La Legión!. Julio de Felipe

    Le gusta a 3 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s