RESUMEN DE LAS PALABRAS GRADUACIÓN ALUMNOS 2º BACHILLERATO COLEGIO BUEN PASTOR. SEVILLA

Hace unos días recibía la petición de apadrinar a la promoción de estudiantes de segundo de bachillerato del Colegio Buen Pastor de Sevilla. Una indisposición de última hora me privó de esta cita que esperaba con enorme ilusión. Mi pensamiento no se aparta de este nombramiento que he recogido como el fruto más hermoso de mi vida civil y militar.

Mi agradecimiento es en silencio porque me siento incapacitado para describir lo que por dentro de mí siento ante esta responsabilidad.

Como no pude asistir y era mi intención describirles una crónica del acto, expongo un resumen de lo que tenía pensado transmitir a los alumnos y las palabras que sobre mí (cargadas de cariño y amistad, pero inmerecidas) pronunció don José Antonio Francés profesor del Colegio.

Gracias a todos

 

RESUMEN DE LAS PALABRAS GRADUACIÓN ALUMNOS 2º BACHILLERATO COLEGIO BUEN PASTOR. SEVILLA

Querida Directora doña Isabel Egea, queridos profesores, queridos amigos de mi querido Colegio Buen Pastor de Sevilla.

Gracias por permitirme estar aquí con los protagonistas del día que son los alumnos de 2º de Bachillerato que culmina sus estudios guiados y que ahora van a iniciar otro camino más complejo en el que serán más protagonistas de su vida y tendrán que adoptar decisiones en solitario y también más trascendentes.

El paso a la vida adulta y el comienzo de la Universidad debe ser un día para recordar y meditar. Es un día grande y hermoso y que me hayáis invitado a participar en él con vosotros os aseguro que es uno de los acontecimientos más bonitos que me han ocurrido en mi ya larga vida. No hay nada tan gratificante como poder darte a los demás y que tu experiencia pueda servir para regar los jóvenes tallos.

Pero os voy a decir algo que entenderéis, puede que hoy no, pero alguno lo recordará cuando tenga muchos años. De todos los acontecimientos que ha tenido en mi vida hay dos que han colmado mis aspiraciones.

Hace cinco años vuestra Directora Isabel Egea me llamó para dar la lección inaugural del Curso que titulé Lo importante es ser útil, no importante y en el título iba todo un proyecto de vida que quería transmitiros, ser útil a los demás, y hoy estoy de nuevo aquí invitado por vosotros, por vuestra directora tras la llamada de vuestro profesor Eloy Ciezar. Nada me produce mayor responsabilidad y honor que estas dos citas. Nada fáciles por cierto, porque hablar para presentar un libro, o hablar ante un auditorio de expertos no exige la responsabilidad que tiene hacerlo a vosotros.

Vosotros empezáis la vida cuando yo la termino y no sé si os interesará algo de lo que os pueda decir.

Pero os lo voy a decir. No os voy a soltar ningún rollo y sobre todo voy a ser breve porque hoy el protagonismo es vuestro, de vuestros padres, abuelos, hermanos, familiares y de vuestros profesores.

Mirad ahí fuera está vuestro sitio, el mundo os espera. Lo que os vais a encontrar no es fácil ni nadie os va a regalar nada. Lo que ya estáis intuyendo que os vais a encontrar al abrir la puerta del mundo seguramente no os va a gustar. Pero no podéis dar la espalda ni salir huyendo. Os han formado y estáis preparados para aceptar lo que hay y hacerlo con optimismo y ganas de incorporaros al proyecto sin intentar ser más que nadie, sino dar todo lo que cada uno es capaz de dar; eso es suficiente.

Un mundo cambiante y variado en sus creencias, culturas y estilos de vida. Tenéis que luchar con los vuestros y con los valores que el colegio y vuestras familias os han transmitido.

Es bastante frecuente encontrarse con personas que viven con los ojos cerrados a una realidad de la que huyen por miedo, o porque no les gusta y eso es insolidario. Hay que participar.

Abrid los ojos. El Colegio os ha dado las lentes para mirar y ver con fe, dignidad y respeto, responsabilidad, esfuerzo y tolerancia, solidaridad, libertad, colaboración y confianza. Esos son vuestros valores. No os asustéis, la semilla está sembrada y cada día crecerá dentro de vosotros.

Recuerdo el día que con 18 años ingresaba en la Academia Militar y cómo después de 4 años de dura formación salíamos asustados ante el hecho de ponerte al mando de 200 hombres primero y llegar a mandar a más de 3000 de los que ibas a ser el guía y el referente. Ahora después de casi 50 años miro atrás y compruebo que de lo que mis profesores me enseñaron lo más valioso fue los valores, eso que ahora se llaman intangibles.

VALORES

La sociedad está sumida en constantes cambios, principios básicos de nuestra cultura desaparecen y otros nuevos surgen. Sin embargo, esta nueva realidad no puede solapar los valores tradicionales que son prioritarios en nuestra manera de entender la educación, concretando en los siguientes:

—FE

—DIGNIDAD Y RESPETO

—RESPONSABILIDAD

—ESFUERZO Y VOLUNTAD

—TOLERANCIA

—SOLIDARIDAD

—LIBERTAD

—COLABORACIÓN Y CONFIANZA

Son los valores de vuestro colegio Buen Pastor que os dan la base para ver con optimismo el camino que os disponéis a recorrer.

Solo os añado, aunque forma parte también de vuestro ideario, que seáis patriotas en el sentido que el padre Manjón predicaba.

El patriotismo para Manjón es a manera de lazo que junta en un haz todas las demás virtudes. El patriotismo hace del hombre un soldado que sirve a su patria, no sólo en las filas de la milicia, sino en todos los estados, en todos los actos y en todos los instantes de la vida: puesto que el hombre no puede dejar de ser parte integrante de su patria y, por ley de naturaleza, debe mirar a su patria como la parte al todo; amarla, como el hijo a su madre; servirla, como el vasallo a su reina; defenderla, como al hogar paterno; estimarla, como el heredero a su único patrimonio; mejorarla y acrecentarla, como los hijos nobles y bien criados el radio de su hacienda y la gloria de sus antepasados. Velando y durmiendo, el hombre debe ser patriota; el aliento de la vida debe ser para quien nos da la vida.​

La enseñanza es quizá el más delicado oficio de esta vida. Hay que ser maestro, atrayente, ejemplo de virtudes. La humildad es quizá la más difícil de todas. Es en este momento en el que debéis recordar a vuestros profesores con agradecimiento. Nunca podréis ni debéis olvidarlos.

Tenían una difícil misión y viendo el paso del tiempo y sus resultados bien se les puede dar las gracias por la semilla sembrada que sigue dando sus frutos de buenos ciudadanos.

¡Gracias!, mis queridos profesores.

Habéis sido unos buenos alumnos, ahora os toca ser unas buenas personas.

Nunca podré agradeceros el inmenso honor que hoy me habéis concedido por apadrinar vuestra final escolar y la entrada por esa puerta que se abre. Entrad en el mundo que os espera, no le tengáis miedo. Estáis preparados para que sea vuestro.

Con el inmenso cariño de vuestro padrino: ¡Gracias! Quedo a vuestras órdenes.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

 

 

PALABRAS PRONUNCIADAS EN EL ACTO POR DON JOSÉ ANTONIO FRANCÉS

DON RAFAEL DÁVILA ÁLVAREZ, UN HOMBRE DE VALOR

Buenas tardes, queridos amigos. Excusamos la ausencia del General Don Rafael Dávila Álvarez, padrino de honor de esta promoción de estudiantes, que por motivos de salud no ha podido estar hoy con nosotros.

En curso inauguramos un rito que en poco tiempo será otra de nuestras tradiciones: el apadrinamiento de nuestras promociones de alumnos. Para ello, elegiremos cada año a un personaje que encarne valores que nos sirvan de inspiración y modelo, valores armónicos con nuestro proyecto educativo.

En este sentido, no cabe mejor elección que la del General Dávila. El General, Mi general, personaliza las virtudes que queremos para nuestros alumnos y que, cada uno de los que trabajamos en este centro, intentamos aplicarnos día a día en nuestro trabajo: Entre ellos, podemos destacar:

*El trabajo y el esfuerzo

*La humildad

*El valor y amor a España

*El gusto por la cultura

El trabajo y superación

De don Rafael se puede decir, sin el menor asomo de hipérbole, que ha trabajado durante toda su vida. Se crio en el Madrid de la posguerra, y, siguiendo una larga tradición familiar, se entregó en cuerpo y alma a la milicia, profesión que encarna mejor que ninguna otra el espíritu de trabajo diario, el sacrificio y el sentido del deber. En su larga carrera,ha pasado por todos los mandos hasta llegar a lo más alto, General. Ese afán por la excelencia, por la superación, por buscar la mejor de uno mismo para servir a tu país, la ejemplifica mejor que nadie el general.

Don Rafael, en la actualidades general de división jubilado. Algunos hubieran empleado el adjetivo retirado, pero es sabido que un soldado nunca se retira, como mucho, se coloca en la retaguardia y asume su compromiso desde un nuevo rol.

Hablando de trabajo y sacrificio

La humildad

Hay que aspirar a lo máximo, siempre, pero desde el máximo respeto a los demás. Eso es la humildad, no creerse nunca mas que nadie. Decía Cervantes, por boca de Don Quijote, que nadie es más que otro si no hace más que otro. Y todos los que hablan del General resaltan de él, precisamente, su sencillez. Cuento una anécdota que ilustra este valor. Desde el colegio a veces lo hemos llamado para consultarle el enfoque de nuestros trabajos del Ejército, que este año hemos vuelto a ganar. Y siempre, siempre, nos ha cogido la llamada y nos ha dedicado horas de su valioso tiempo.

Piensen por un momento, una persona que ha sido ayudante de campo de S.M. el rey Juan Carlos I, coronel jefe de la Guardia Real, general jefe de la Brigada de la Legión Rey Alfonso XIII, jefe de Tropas de Canarias, piensen en un militar de ese rango dedicando su mañana a unos jóvenes de un instituto sevillano. ¿Se les ocurre un mejor ejemplo de humildad y de generosidad?

Valentía y amor a España

La valentía se presupone en el soldado, pero no todos los militares son igual de valientes. Don Rafael, entre otras muchas distinciones, ha sido condecorado con las grandes cruces del Mérito Militar y Real y Militar Orden de San Hermenegildo, con las cruces al Mérito Militar y Naval, las encomiendas de Carlos III y de Isabel la Católica, ha sido nombrado Legionario de Primera de la Legión Extranjera.

Pero su valentía trasciende la milicia. Don Rafael podía guardar un discreto silencio con muchos de los temas que atañen a la realidad del país, pero esa discreción para él es cobardía. Por eso, y por la responsabilidad a la que le obliga su relevancia, se ha distinguido siempre por ir con la verdad por delante, y decir lo que pensaba sobre el independentismo, el terrorismo y la guerra de Ucrania. Les animo a que ojeen su blog, con millones de visitas, o sus artículos en la prensa nacional.

En este sentido, Don Rafael es una persona absolutamente valiente, y necesaria, añadiría, y ese ejercicio de libertad, tan extraño en estos tiempos, lo hace desde la más absoluta lealtad a los intereses de España. Nunca ha hecho ni dicho nada que vaya en contra de nuestra nación, y es precisamente su amor por el país, su historia y su cultura, por lo que dice las verdades del barquero. Es el amor a España el que inspira su valentía, y afán por criticar y mejorar la situación de nuestro país.

Para otros el dulce retiro de la jubilación, y para él las trincheras de la opinión pública, donde hacen falta valientes plumillas.

Amor a la cultura

Don Rafael siempre ha sido un militar muy vinculado a la cultura y a los libros, con publicaciones como La guerra del Norte, publicado en La Esfera de los Libros

No en balde don Rafael Dávila Álvarez nació en Madrid, en un año muy fructífero para la literatura como1947. Miguel Delibes consigue el premio Nadal con la Sombra del ciprés es alargada, y se publican en este año obras que todos hemos leído como La perla, de Steinbec, Un tranvía llamado deseo, de Tenesse Willians, el Diario de Ana Frank, o la Peste, de Albert Camus, tan actual por motivos que huelga explicar.

También en este año es nombrado secretario de Estados Unidos George Marsall, persona clave para entender la transformación que sufrió España, merced a su alianza con los americanos, hasta que nuestro país alcanzara grandes niveles de prosperidad y desarrollo y convertirse en una democracia.

Don Rafael es un hombre culto y de cultura. Es, en el sentido, más renacentista, un hombre de Armas y letras, como lo fue el mismo Cervantes o Garcilaso de la Vega.

Queridos alumnos, no podéis tener mejor padrino y ojalá que el ejemplo de esto hombre admirable ilumine e inspire vuestras vidas y os premie con toda suerte de éxitos. Desde hoy, ya podéis decir con orgullo, con la cabeza muy alta, que os apadrina el General Dávila y que sois, a mucha honra, alumnos del Buen Pastor de Sevilla. Mucha suerte a todos.

 

8 pensamientos en “RESUMEN DE LAS PALABRAS GRADUACIÓN ALUMNOS 2º BACHILLERATO COLEGIO BUEN PASTOR. SEVILLA

  1. Buenos días: Enhorabuena mi General, por el apadrinamiento de esa nueva promoción de bachilleres y ciudadanos libres. Y excelente la exposición que sobre su persona hace D. José Antonio Francés.
    Un saludo.
    Siempre COE

    Le gusta a 6 personas

  2. A las órdenes de V. E., mi General.

    Pues qué pena no haya podido impartir la más bella e importante lección a esos alumnos. Nunca la habrían olvidado, porque no es igual leer que oir de viva voz y ver en persona a quien nos habla. Un servidor tiene siempre, en todo instante y circunstancia, vivo el recuerdo, la presencia y el ejemplo de personas que con sus actos y su palabra fueron esenciales para inculcarle, cuando niño y adolescente, los valores esenciales, y hasta es capaz de recitar de memoria bastantes de aquellas conferencias, unas en grupo y otras en una especie de charla en privado, costumbre que tenía el Director de aquel primer Colegio en que estudió el antiguo Bachiller de seis cursos.

    Ahí es nada, aprender a desear ser útiles, tolerantes y dedicarse a servir y ayudar a los demás por encima de nuestros propios intereses. Y la humildad, menuda y difícil virtud en un mundo que más parece una selva. Y el patriotismo, en un ambiente demasiado generalizado de auténticos renegados y desagradecidos…

    Los jóvenes de ahora van a necesitar mucho valor y preparación para poder «ser ellos mismos», y no comparsas de una anticultura predicada y fomentada desde guaridas ideológicas surgidas hace más de un siglo, que pretenden implantarse de nuevo.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 6 personas

  3. Mi General : En primer lugar espero que te encuentres ya bien. Me parece importante lo que
    he leído, sería una buena idea, apadrinar a los alumnos Ellos son el “futuro “, de ESPAÑA.
    Un abrazo muy fuerte y aquí estoy, para lo que haga falta, dentro mis posibilidades, que día a día, van disminuyendo. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸
    ¡¡¡ TODO POR LA PATRIA!!!

    Le gusta a 7 personas

  4. Me ha gustado leer lo que antecede y dice mucho del colegio donde se celebró el acto de graduación de la promoción. Mis felicitaciones.

    Deseo que el general no se haya restablecido

    Me gusta

  5. Don Rafael, espero que ya se encuentre bien y recuperado. Muy bonita la laudatio que hace el director del colegio, sobre Vd. Me quedo con lo de hombre culto y de cultura. Y lo que se añade que en el sentido, más renacentista, un hombre de Armas y letras, como lo fue el mismo Cervantes o Garcilaso de la Vega. ¡¡¡Ahí queda eso!!! Enhorabuena.

    Le gusta a 3 personas

  6. Con permiso de Vuecencia, mi General. D. Antonio Francés cono ce bien a Vuecencia y puedo asegurar que no sobra nada de lo que ha expuesto. Ojalá todos los colegios fueran apadrinados por personas como Vuecencia.
    Con cariño y sin adulación: Julio de Felipe. ¡Arriba España y viva La Legión!

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s