LA BATALLA DE BRUNETE. Rafael Dávila Álvarez.

Estos son meses de guerra. Puede que sean los calores del verano la abundancia de luz y las noches tan  cortas.

Julio siempre me trae a la memoria Annual. Vamos camino del centenario de aquello que se definió como “El Desastre”. Todas las guerras lo son .Vencedores y vencidos, da igual, todos pierden.

Hoy se ha quedado mi recuerdo en los campos de Brunete. Otro día les contaré que andaba yo buscando por allí.

No es difícil perderse por esos lugares cercanos a Madrid que tanto nos suenan, de pasada diría. Pero si dejas el asfalto y sales al campo abierto todo resulta más sencillo.

Quijorna, Brunete, Boadilla, Pozuelo, las Rozas…más al sur Villaverde, Leganés, Móstoles, Villaviciosa…

Me he detenido por aquellos lugares que tienen nombre de batalla, la de Brunete. Era un nombre desconocido hasta que llegó la guerra; he paseado por sus campos entre el trigo y la cebada, ya con el olor de la siega. Las pocas encinas que se ven no pasan de carrasca. Alguna perdiz ha hecho exhibición de sus perdigones ignorando mi pasar cansino. Muy cerca de mi cabeza ha volado una pareja de aguiluchos cenizos. Se ve Madrid alborotado a lo lejos y aquí, casi escondida, la rutina que podría ser la de hace cien años.

En 1937 el llamado Ejército rojo español se reorganiza con los criterios de los asesores militares rusos. Grandes unidades, mucha gente y escasos mandos profesionales. Hay que probar esa nueva máquina militar ya constituida en Ejército Popular; escasos de moral y sobrados de enfrentamientos, necesitan una gran victoria sobre el campo de batalla. Desde el punto de vista militar es urgente paralizar las operaciones del Ejército nacional en el Norte y  aliviar la presión sobre Madrid. Es el momento de demostrarse poseedores de un poder militar capaz de pasar a la ofensiva y dar el golpe definitivo al Ejército nacional en las mismas puertas de Madrid.

Así, sobre los mapas de guerra, aparece Brunete.

La idea de maniobra parece sencilla y realizable. Dos ataques concéntricos y simultáneos, uno, el principal, en dirección a Brunete y Móstoles para cortar la carretera de Extremadura, y otro secundario, en el sector de Villaverde-Usera, para interceptar las de Andalucía y Toledo. El mando de todas las fuerzas lo asume personalmente el nuevo ministro de Defensa Nacional Indalecio Prieto, asistido por el Coronel Vicente Rojo. El Ejército de Maniobra queda a las órdenes del general Miaja.

Ataques de diversión, secreto en la preparación y sorpresa. Todo un plan de Escuela de Estado Mayor al que sigue una desastrosa ejecución.

En la noche del 5 al 6 de julio, el Ejército de Maniobra logra infiltrarse entre las posiciones nacionales del sector comprendido entre Navalagamella y Villanueva del Pardillo ocupando al amanecer el pueblo de Brunete. El ataque se produce con seis Divisiones provistas de toda clase de elementos y con superioridad aérea, mientras que los nacionales sólo disponen en dicho sector de cuatro unidades tipo Batallón, seis piezas de artillería y trece cañones contracarro de pequeño calibre. A última hora, cuando se percatan de la ofensiva, se refuerzan las posiciones con un Tabor de Regulares y otro de Tiradores de Ifni. En Brunete sólo quedaban secciones sanitarias y la organización defensiva del sector se reducía a unos cuantos centros de resistencia ocupando los pueblos y alturas dominantes.milbru

Pero el ataque del ejército rojo se frustra después del éxito inicial. Sorprendidos del mismo, los jefes de las unidades atacantes dudan sobre la dirección ulterior de su avance. La inquietud se apodera de ellos cuando ven la enorme resistencia de las pequeñas guarniciones nacionales que han quedado cercadas a retaguardia. Confusión, indecisión, irresolución; en definitiva, nadie manda porque no se sabe mandar.

El mando nacional se aprovecha de la situación, se refuerza con la llegada de nuevas unidades y crea al sur de Brunete posiciones para taponar la brecha mientras recurre a las reservas que contrarresten la maniobra del enemigo. El ataque secundario del ejército rojo en Villaverde-Usera fracasa de un modo rotundo.

En un espacio de unos 13 Kilómetros de ancho por 12 de profundidad, entre el río Perales, al Oeste, y el Guadarrama, al este, más de 90.000 combatientes rojos llegan a enfrentarse durante cerca de tres semanas de encarnizada lucha, con unos 60.000 nacionales.

Llegó la contraofensiva nacional pero hubo tenaz resistencia. El día 20 de julio después de duros combates, se alcanzaba la línea del Guadarrama mientras los rojos intentaban contrarrestar la maniobra nacional, atacando sin resultado por Las Rozas y Robledo de Chavela. Todavía se luchó encarnizadamente por Brunete que resistió hasta el último momento.

Al final una sangría de vidas que no condujo a ningún resultado. Breve batalla la de Brunete pero terrible Batalla de Brunete con cerca de 40.000 bajas.

Los campos de Brunete, aquellos de la guerra, están ahora sobrecogedoramente solitarios. Allí han quedado los de un bando y los del otro. En el fondo eran los mismos, en un bando y en el otro.

El siglo XX representa la época más sangrienta de la historia. El siglo XXI parece querer emularleprimera guerra mundial

De la historia se aprende con humildad y nunca debe servir para transmitir los recuerdos del odio. La memoria de las conmemoraciones no debe ser un repaso de reproches. Todos saben lo que se hizo mal… aunque se repite.

Sobrecogen los campos de Brunete cuando uno los recorre envuelto en la memoria del respetuoso silencio, sin leyes que obliguen a encender de nuevo viejos rencores.

La tumba de los grandes hombres sigue siendo la tierra entera. De ellos nos habla no sólo una inscripción sobre sus lápidas; su nombre está grabado no en un monumento, sino, sin palabras, en el espíritu de cada hombre.

Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

9 pensamientos en “LA BATALLA DE BRUNETE. Rafael Dávila Álvarez.

  1. Gracias por la reflexión de hoy, porque aunque no necesito ningún estímulo para tener presenta a mi querido padre, que nunca hablaba de la guerra, sí quiso volver a Las Matas (me lo ha traído la cita de Las Rozas) y allá que me fui con él, y me decía, además de amanecer muchas mañanas las trincheras inundadas o heladas, que lo combatían durmiendo en la cercana estación del tren (al otro lado de la carretera donde tenían los puestos) Nunca me habló de muerte, pero de algún amigo y camarada… «su nombre está grabado no en un monumento, sino, sin palabras, en el espíritu de cada hombre».

    Le gusta a 5 personas

  2. Atentamente y con el debido respeto.

    Fragmentos del antiguo combatiente
    —————————————————
    Fueron tiempos muy duros,
    Pero España floreció
    Brindándonos el futuro,
    Respeto; Patria y honor.

    Hoy que todo ha pasado
    Esperemos que no vuelva más.
    Ya estoy viejo y cansado,
    ¡La muerte viene detrás!

    ¡Que renazca la armonía,
    Que en España salga la luz;
    Porque España es tuya y es mía,
    Unamos a la juventud.

    Ondeando las banderas
    Sin el odio, ni el rencor
    Que se ofusca la ceguera
    En desprecio de la razón.

    Que no vuelva un treinta y seis,
    Ya saben lo que pasó;
    Respetemos a la ley.
    Abramos el corazón.

    Como saben la tierra es sufrida,
    Pero siempre hay un rayo de sol.
    Si se curan las heridas
    Brotarán las semillas de amor.

    Soy antiguo combatiente
    De la contienda incivil
    Y hasta que llegue la muerte
    Estará dentro de mí.

    ¿Si yo luché por España,
    El otro por quién luchó?
    Como a niños nos engañan
    Dividiendo a la NACIÓN.

    Bellotania 1.995
    —————————————-
    Los ecos de aquella Guerra
    Aún zumban en los oídos,
    Y los que en ella se emperran
    Sobre todo, las izquierdas
    Hacen sentimiento herido.

    España día 27 de Junio de 2.022

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 6 personas

  3. Los odios y los rencores hay que enterrarlos; puede ser verdad,aunque difícil cuando la otra parte no está dispuesta. Seguimos viviendo usando el llamado Franquismo ,por una de las partes para azotar y cuando se aleja en el tiempo van a por El Valle y si se considera poco sale el Rey Juan Carlos, y si no ,quitan cruces,y si no ,calles, y si no, estatuas, y si no…y si no. Así no hay manera. Con más o menos diez años le pregunté a mi padre un día que cuantos rojos había matado en la guerra. La respuesta fue un correctivo en plena cara. Nunca volví a preguntar ,aunque tampoco me duró mucho desgraciadamente,siete años, pero entendí todo cuando años después me hice con su hoja de servicios y vi que había participado ,con los Regulares a que perteneció , en todos los fregados. Ese era el ánimo de los que estuvieron, olvidar. No es el de los de ahora, que para más inri no estuvieron y la historia se la han contado
    Serafín Verdejo
    TteCoronel (R)

    Le gusta a 3 personas

  4. Un bello texto, una gran lección de Historia.

    «De la historia se aprende con humildad y nunca debe servir para transmitir los recuerdos del odio.»

    Le gusta a 5 personas

  5. Con permiso de Vuecencia, mi General. Mi padre también luchó en Brunete y en otros frentes famosos, El Volchof.
    Todos sus comentarios se referían a los horrores de la guerra, ojalá no se vuelvan a repetir, aunque parece que los políticos bolcheviques no recibieron los mismos consejos de sus padres.
    Espero que, a estas alturas, los hijos, nietos y bisnietos no tengamos que sufrir esos horrores, pero si la Patria lo necesita habrá que lanzarse al combate. ! Todo por la Patria!. Julio de Felipe
    ! Arriba España y viva La Legión !

    Le gusta a 4 personas

  6. Buenos días a todos

    Cuando oía hablar de Brunete y de esa batalla, en mi infancia, nunca imaginé que pasado el tiempo sería por allí por donde pasaría frecuentemente porque muy cerca viviría mi hija, la madre de mis nietos. Y hace poco menos de un mes, en una finca en las afueras de Brunete ella ha celebrado la primera comunión del mayor de sus hijos.

    Ese día me preguntaba si debajo de nosotros no estarían enterrados algunos de aquellos soldados muertos en esa batalla, vidas perdidas en un conflicto que por allí nadie quiere recordar. Le pregunté al dueño de la finca, pero se hizo el desentendido. Me dijo que aquellas tierras sobre las que se construyó la casa y las instalaciones donde se celebran bodas bautizos y demás eran propiedad de la familia desde hace mucho, y que nunca había tenido noticias de que albergara sepulturas, ni casi de que justamente por allí se hubiera librado una famosa batalla durante nuestra guerra civil. Aunque ese señor apenas haya cumplido 40 años, no le creí. Más bien me dio la impresión de que el tema no le gustaba y prefería hacerse el ignorante.

    Y es comprensible. Ahora es un pueblo tranquilo, moderno, de clase media acomodada a la que nada le importa esa guerra a la que el gobierno actual intenta agarrarse para enfrentarnos de nuevo. Pero infelizmente sus campos están manchados de sangre, de sangre de españoles que ya por entonces se enfrentaban, como ahora, para defender sus ideas. Esperemos que ese enfrentamiento termine cuando logremos librarnos de éstos macabros desenterradores de ideas y de cadáveres que no llevan a ninguna parte, buena, se entiende.

    Saludos

    Le gusta a 4 personas

  7. Mi General : Magnífico relato. Pienso con dolor, el enorme número de bajas, me resulta muy
    triste, eran todos españoles. Deberíamos pensar en el presente, ahora vamos en una dirección, y sin darnos ni cuenta, de repetir aquella masacre de vidas, que vuelvo a repetir ,
    eran todos ESPAÑOLES. Aprendamos del pasado y saquemos consecuencias, de hacia dónde vamos.
    Nadie crea qué doy un paso hacia atrás, tengo muchos años, y quizás por eso me duele España más que a otros , que son jóvenes y darían , todo por la Patria, ahora mismo. Hay
    que pensar sin prisa y sin pausa y prepararnos, sin demora. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸
    ¡¡¡ TODO POR LA PATRIA!!!

    Le gusta a 5 personas

  8. A las órdenes de V. E., mi General.

    Dedicado hoy, desde las nueve de la mañana, a disfrutar y vivir intensamente la celebración militar solemnísima y brillantísima del centenario de la inauguración de lo que en la actualidad se denomina Base Aérea de Armilla, en la que están el Ala 78 y la Escuela Militar de Pilotos y Mecánicos de Helicópteros, no he podido visitar el blog hasta ahora, Un servidor ha visto y participado, siempre desde su modesto puesto en formación por su empleo, en muchos actos solemnes, todos lo son, militares, pero este de hoy ha sido el más entrañable al conmemorarse la fundación de una unidad de la que formó parte hace cincuenta y seis años, y por tanto, por los servicios en que participó, le cabe el inmenso honor de ser, siquiera una modesta parte, de su historia.

    Tuve un familiar, fallecido con cien años no hace demasiado tiempo, que participó como Alférez Provisional y fue herido de bala, en la Batalla de Brunete. Estaba desde el primer día en el Ejército del Norte, y mandaron a él y a otros muchos en un contingente para reforzar ese frente. Me contaba que estaban convencidos de que no saldrían vivos de aquello, por lo sangrientos y terribles que eran los combates. Pero salieron y con todo el honor intacto.

    Quizás esa batalla fue crucial y determinante para el desarrollo y resultado posterior final de la guerra, y es ejemplo de lo que significa la voluntad de vencer incluso ante contingentes muy superiores en número y medios.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 2 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s