COMENTARIO DEL DIA LA RESPUESTA DE SIEMPRE A UN NUEVO ATENTADO DE LA ETA (General Emilio Pérez Alamán)

Un nuevo sainete de ETA

En Bayona, con luz, taquígrafos y el despliegue mediático que interesaba a ETA y ¿a quién más? los terroristas asesinos etarras, han cometido su último atentado. En este caso sin manchas de sangre y sin tener que utilizar pistolas ni balas de las que guardan por si son necesarias. Pero ha sido un atentado masivo en cantidad y calidad, ha herido de forma flagrante el alma y la dignidad de millones de españoles de bien que están hartos de esta pantomima circense que se repite periódicamente para mayor humillación de la decencia más elemental y en especial de las víctimas, aunque alguna haya sido abducida por la dichosa política.

Esa política cuyos portavoces de los respectivos partidos han dado una vez más la misma respuesta de siempre desde que los terroristas, usando el Estado de Derecho (?), cambiaron su estrategia del tiro en la nuca o la bomba lapa por los exabruptos y las amenazas abiertas desde los sillones de la Instituciones.

Un  nuevo sainete escenificado con ETA

Si ETA ha sido derrotada, como se llenan la boca al expresar su satisfacción  los auto proclamados vencedores, menuda victoria pírrica que ha obtenido la Democracia (?)

Solo se ha escenificado de nuevo otro  sainete que maldita la gracia que tiene, salvo para quienes puedan sacar algún rédito de tan bochornoso espectáculo que por etapas   se va repitiendo según interese.

El siguiente paso será: un poquito de perdón para que todos los presos vayan a la orilla del Cantábrico y cuando calculen que hay alguna otra necesidad de los representantes del Estado de Derecho, reunirán a medio mundo para declarar que se convierten en una Peña gastronómica al uso por esas  latitudes y ¡Todos a la calle!

Lo que veo difícil es que ninguna alimaña exprese arrepentimiento del daño causado, no está en sus genes. La Peña gastronómica vivirá holgadamente disfrutando de los sueldos que les pagan con los impuestos de sus vencedores, incluidas las víctimas, gracias a la derrota que les ha infligido la invicta democracia.

Lamento no saber a quién enviar mi reconocimiento por tan digna victoria, pero lo que peor llevo es que no sé donde está aquella marea de españoles que inundó las calles y plazas de la piel de toro antes y después del asesinato de Miguel Ángel Blanco. ¡Qué desgracia!

Emilio Pérez Alamán Teniente General (R)

Blog: generaldavila.com

9 abril 2017