¿Barco militar? Melitón Cardona (*)

el BAM “Audaz”

En los idiomas que conozco se utiliza siempre literalmente la expresión barco de guerra: warship en inglés, bâtiment de guerre en francés, Kriegsschiff en alemán, военныйкорабль en ruso, kriegsskip en danés, barco de guerra en portugués, pero hete aquí que en la España de Pedro Sánchez, siempre empeñado en la noble tarea de tergiversar la realidad, se habla ya de “buque militar”, tal vez por aquello de que hay que hacer el amor y no la guerra o tal vez porque pretende convertir a los Ejércitos españoles en la más benéfica ONG del universo mundo.

Últimamente, la degeneración del lenguaje se produce cada vez más deliberadamente, pero también como resultado del páramo cultural introducido por los sistemas educativos propiciados por el PSOE. El proceso de idiotización de las sociedades occidentales en general y de la española en particular sigue imparable: así, numerosos licenciados y doctores del todo a cien del zoco universitario cometen desmanes idiomáticos a diario: la marta cibelina se convierte en sibilina, se habla de cables de alta traición, de encierros de la sardina, de rajarse las vestiduras (ministra socialista dixit), de daños y prejuicios, indiosincrasias, de churras y meninas, de agua de borrascas, del Muro de las indignaciones, de placas teutónicas y capas frenéticas, de gente de baja estopa, de Leopoldo “alias Clarín” y de una inexistente dictadura de Calvo Soltero (otras dos eminentes socialistas), de pacto de las llamas, de hijos prófugos, de salir el toro por la culata, oh tiempos de los moros (por “o tempora, o mores”), del vello público, de la civilización precolombiana, del árbol ginecológico, de arenas mojadizas, de ponerse como un obelisco, del ave félix, de morir en la gallotina, de furor interino y de tantos otros disparates que van imponiéndose lenta pero tenazmente.

Además, la agencia pública de noticias EFE explica que García Lorca fue fusilado en 1936, pero Melquíades Álvarez simplemente “falleció” en la cárcel Modelo el mismo año y que Miguel de Unamuno fue destituido como Rector de la Universidad de Salamanca “hace 105 años”, omitiendo que lo fue también en 1936, siendo de nuevo Rector pero … por Manuel Azaña.

Volviendo al tema, el gobierno socialista en funciones ha enviado un “barco militar” (el buque de acción marítima “Audaz“) a recoger a una quincena de inmigrantes ilegales rescatados por una ONG tristemente célebre a un coste que hubiera permitido trasladarlos en primera clase en cualquier compañía aérea de alto coste ahorrando muchísimo dinero y sin humillar a nuestra gloriosa Marina hoy convertida en transportista de “migrantes”; pero ya se sabe que para esa luminaria del PSOE llamada Carmen Calvo “el dinero público no es de nadie”. Como si “nadie” lo aportara.

(*) Ex Embajador de España.

Blog: generaldavila.com

29 agosto 2019