COMENTARIO DEL DÍA: UN GENERAL PREVISIBLE ES UN GENERAL DERROTADO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

2017012221083935922

La ministra de defensa y el JEMAD

Sigo pendiente y preocupado por los nombramientos en el ministerio de defensa. Es una decisión importante. Yo diría que es la decisión más importante que debe tomar la ministra; si es que la toma. Es extraño el silencio y las escasas filtraciones. Quizá sea bueno. La ministra tiene al personal despistado, me refiero a los uniformados; a los otros supongo que también. No está mal. Puede que haya seguido mi consejo. Leer este humilde blog a veces aporta válidas ideas. En algún lugar hemos escrito: ‹‹Un general previsible es un general derrotado››. Claro que eso es un riesgo (previsible). Merece la pena correrlo. En las decisiones militares hay que valorar lo más probable y lo más peligroso y en función de ello adoptar maniobra y seguridad.

No hay que olvidar que el ministerio de defensa fue llamado en tiempos pretéritos ministerio de la guerra. Este ministerio existe porque hay guerras, donde se combate fundamentalmente para poner fin a la violencia, por ejemplo -que paradoja- formando y preparando ejércitos en países que los necesitan. Son el único instrumento que puede llevarles y mantener la paz. Por eso hay que elegir bien.

Vienen tiempos difíciles, no para jugar a los soldaditos, y quedan muchas cosas por hacer. En ocasiones habrá que pasar a un buen ataque. Lo del porcentaje presupuestario, lo de los planes de armamento, la industria española de defensa y seguridad (gran pasión de tantos ministros de defensa) es importante, pero no es lo más importante. Se han hecho muchas cosas en estos últimos tiempos, algunas muy buenas, las menos, pero hay mucho que hacer y deshacer. Lo importante es la defensa, pero la defensa de los soldados. El resto es fruto de la ofensiva y de eso saben ellos mucho, son los mejores soldados del mundo sobre todo a la hora de atacar.

La ministra de Defensa lo tiene más fácil que su colega de Justicia. Lo de los fiscales no ocurrirá en Defensa. No habrá intromisiones. El orden jerárquico aquí está muy claro. Cumplirá su deber, obedecerá hasta morir. Se entiende que cumpliendo su deber y no otra cosa.

Todos estamos expectantes. De entrada la ministra no parece previsible, lo que ya es un buen comienzo. Solo necesita tomar una buena decisión. Para ello además del consejo es bueno que valore y piense en la institución, no en el partido. Que no olvide que este ministerio es de Defensa, que empieza con la defensa de los que ahora son sus soldados, que solo, y no es poco, saben obedecer y cumplir con su deber.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

2 marzo 2017