PROPUESTA DE DEBATE E INVESTIGACIÓN: COVID-19, ECONOMÍA Y OPOSICIONES DE LAS FUERZAS ARMADAS

Nos encontramos ante una situación sin precedentes en nuestro país. Leemos, oímos y vemos las consecuencias sanitarias, psicológicas, sociales y económicas que está teniendo y que se prevén en nuestra sociedad.

El Ministerio de Defensa realiza anualmente convocatorias para cubrir sus necesidades de personal en las plantillas de los cuerpos generales y cuerpos comunes. Estas convocatorias (me centro únicamente en ellas) podrían tener en estos momentos más importancia de la que normalmente tienen. Son pruebas con un elevado número de aspirantes que proceden de todas las provincias de España. Hablamos de miles de personas con edades comprendidas mayoritariamente entre 18 y 30 años. Estas oposiciones se realizan en instalaciones de las FAS de Madrid capital y comunidad (Carabanchel, Getafe, etc). Los opositores se desplazan, normalmente acompañados por familiares de distintas edades, utilizando distintos medios de transporte (vehículos, trenes, autobuses, aviones) desde su lugar de origen y se alojan mayoritariamente en hoteles próximos a dichas instalaciones.

El Ministerio de Sanidad como autoridad sanitaria y la Comunidad de Madrid como responsable sanitario y económico entre otras funciones, trabajan con la idea de reactivar la economía de forma escalonada lo antes posible, cumpliendo con las medidas de prevención que sean necesarias.

Reactivar, aunque sea mínimamente sectores económicos es una necesidad imperiosa para la economía nacional. Además de la importancia que supone como factor psicológico entre la población.

A día de hoy, el Ministerio de Defensa está dentro de los plazos más o menos habituales de convocatoria respecto a años anteriores. Activar los procesos administrativos necesarios para realizar la convocatoria de este año 2020 no supondría internamente un esfuerzo suplementario.

El Ministerio de Defensa, de la mano del Ministerio de Sanidad, el Ministerio de Transportes, la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid y las organizaciones empresariales y sindicales, con estos y otros elementos tienen la oportunidad de disponer de una muestra significativa para realizar una prueba piloto sobre la reactivación de la economía de forma escalonada. Esta prueba piloto con una participación de miles de personas permitiría controlar y conocer, entre otras, las siguientes variables:

• Movilidad en todo el territorio nacional

• Apertura de establecimientos hoteleros

• Pruebas PCR previas a los desplazamientos coordinadas por el Ministerio de Sanidad

• Medidas de seguridad antes del desplazamiento a Madrid y durante la celebración de las pruebas de las oposiciones como ejemplo de una importante concentración de personas

Esta prueba piloto, debidamente monitorizada, permitiría disponer de información real, que podría extrapolarse para tener un conocimiento más amplio a la hora de tomar decisiones sobre la reactivación y la posible apertura escalonada de sectores económicos.

La complejidad de la idea no se me escapa, no obstante, hay una base de partida.

1) El Ministerio de Defensa dispone de los datos de los aspirantes de la convocatoria de años anteriores por lo que se podría prever una participación similar en número y en origen de los opositores.

2) El Ministerio de Sanidad tiene la intención de realizar test PCR a nivel nacional.

3) La Comunidad de Madrid estudia la posibilidad de restablecer la normalidad de forma escalonada en fechas próximas.

4) Las organizaciones empresariales y sindicales reclaman, una vuelta a la normalidad con la prudencia correspondiente. Por lo tanto, tenemos los medios y la voluntad de todos los agentes implicados para colaborar y, debidamente estudiada la propuesta, empezar a trabajar con vistas a la normalización.

Por todo ello, la realización de las oposiciones de las FAS de este año 2020 se convierten en una necesidad para nuestro país, ya que transmitirían a la ciudadanía la idea de comienzo de la normalidad. Y, además, contribuirían, por un lado, a demostrar capacidad de respuesta de la Administración y por otro, aportarían resultados reales del inicio de una desescalada que abarca sectores económicos fundamentales como la hostelería, transporte, consumo, sanidad, trabajo y además, la responsabilidad social de los ciudadanos.

En Zaragoza, a 19 de abril de 2020

Paula Ruiz Gómez Psicóloga General Sanitaria

Blog: generaldavila.com