VISUS MILITIS GENERAL DE BRIGADA (R.) ADOLFO COLOMA CONTRERAS

VISUS MILITIS 29 de Octubre 2016

General de Brigada Adolfo Coloma Contreras

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El soldado veterano

No lee mucho el soldado. Bastante tiene con tantos reglamentos, órdenes e instrucciones. Además, lo suyo es la acción o la guarnición. Pero en los ratos que dispone se entretiene con lecturas donde se ve reflejado y comprendido. Lee a Perez Reverte, a Fernandez Flores, a Perez Galdós o a Jean Larteguy, que también gusta de lo que se escribe allende Los Pirineos.

Precisamente, releyendo una lectura de juventud,  se reencuentra con un texto que el francés atribuye  a Marcos Flavinius, un centurión de la II cohorte de la Legio Augusta, que en carta a su primo Tertulius de Roma le dice:

“Nos habían dicho, al abandonar la tierra madre, que partíamos para defender los derechos sagrados de tantos ciudadanos allá lejos asentados, de tantos años de presencia y de tantos beneficios aportados a pueblos que necesitan nuestra ayuda y nuestra civilización. 

 Hemos podido comprobar que todo era verdad, y porque lo era no vacilamos en derramar el tributo de nuestra sangre, en sacrificar nuestra juventud y nuestras esperanzas. No nos quejamos, pero, mientras aquí estamos animados por este estado de espíritu, me dicen que en Roma se suceden conjuras y maquinaciones, que florece la traición y que muchos, cansados y conturbados, prestan complacientes oídos a las más bajas tentaciones de abandono, vilipendiando así nuestra acción. 

 No puedo creer que todo esto sea verdad, y sin embargo las guerras recientes han demostrado hasta qué punto puede ser perniciosa tal situación y hasta dónde puede conducir.

Te lo ruego, tranquilízame lo más pronto posible y dime que nuestros conciudadanos nos comprenden, nos sostienen y nos protegen como nosotros protegemos la grandeza del Imperio. Si ha de ser de otro modo, si tenemos que dejar vanamente nuestros huesos calcinados por las sendas del desierto, entonces, ¡cuidado con la ira de las legiones!”. 

¡Cuántos soldados a lo largo de la historia han experimentado sentimientos similares!

Adolfo Coloma

General de brigada (R) del ET

13 pensamientos en “VISUS MILITIS GENERAL DE BRIGADA (R.) ADOLFO COLOMA CONTRERAS

  1. Cuanta razón Mi General, pero no solo a la la milicia le ocurre esto que cuenta y se pregunta.

    Cuantos Españoles que con su esfuerzo y trabajo hemos levantado a España y su economía, nos preguntamos, que es lo que quieren enseñarnos estos políticos de nuevo cuño que florecen por doquier en España, sobre derechos y libertades, si ellos en su mayoría no han dado un palo al agua en toda su vida y ademas todo lo que han conseguido ha sido a base del esfuerzo y los impuestos que hemos pagado nosotros, para que ellos hayan podido disfrutarlos.

    Totalmente de acuerdo con la advertencia de este infante Romano, ¡ cuidado con la ira de las Legiones !.

    Un abrazo y buen Domingo

    Me gusta

  2. ¡¡¡Que bien traído mi general!!
    Una vez más podría decirse aquel aserto de “Nihil novo sub sole.
    Y también es cierta la advertencia final.
    La famosa “fides ibérica” que ya asombró a los historiadores romanos -la lealtad al caudillo- hace que viejos soldados como yo, viendo hechos recientes acaecidos en una ciudad de lo que fuera la Hispania Citerior Tarraconensis, exclamemos rechinando los dientes….. ¡Tiembla Roma con la cólera de tus legiones!
    Con un fuerte abrazo ¡siempre a tus órdenes mi general!

    Me gusta

  3. Mi General:

    Gracias por traernos esta aleccionadora, ilustrativa y oportuna cita, otro ejemplo más de los ciclos repetitivos de la historia. Tales sentimientos afloran en la actualidad ¡sin duda! No aprender de la historia nos condena o aboca a repetirla.

    Recordemos ahora alguna frase del filósofo prusiano:

    “además todo se repetirá en el mismo orden y sucesión… Y hasta esta araña y este claro de luna entre los árboles y lo mismo este instante y yo mismo”…

    Respecto de la ira de las actuales legiones, tienen prohibido desde hace años cruzar el Rubicón y tampoco hay pontones para ello.

    Mi General…

    Andrés Manrique.

    Me gusta

  4. Todos, lejos de su tierra,en situaciones delicadas y con pocas comodidades,lo hemos sentido;pero en lo del final eliminada una gran parte de las fas y sobre todo la moral objetiva,poco miedo puede existir a ellas ,no asi a la reflexion del pueblo ,al ver como se tiran sus impuestos .cualquier gobierno leal a sus representados deberia(alguno lo ha indicado )integrar 100-200000 voluntarios,(seleccionados)por razones economicas,sociales,estrategicas,e incluso politicas(paro,nuevas necesidades,etc)

    Me gusta

  5. Hacia el año 82 a. C hubo dos guerras civiles en Roma culminadas y finiquitadas mediante sendas marchas sobre Roma. Era acaso la primera vez que tropas romanas hacían la guerra unos contra otros, pero sirvió para poner en marchar los triunviratos (en detrimento del Senado) y luego, ya en la época imperial (40 a. C.-117 d. C.), para que los emperadores militares (como Augusto o Trajano), libres de enemigos internos y bajo una férrea unidad de mando consiguieran grandes aumentos territoriales para Roma.
    Efectivamente, nada nuevo bajo el Sol. Cuando la Nación está amenazada es deber del Ejército intervenir en su auxilio, porque haciéndolo así dan cumplimiento exacto a su misión.
    El Ejército y la Nación no están al servicio del Estado, sino al revés: el Ejército y el Estado están al servicio de la Nación.
    Enemigos son enemigos, sean de fuera o sean de dentro. Los foráneos se ayudan de su propia capacidad (FF.AA e inteligencia) y sus alianzas (confesas e inconfesables -el terrorismo-). Los interiores se amparan en la ley y el sistema para, desde dentro, minarlo, socavarlo y destruirlo. No es compatriota mio el que tiene un DNI o un pasaporte español por imperativo legal pero quema los símbolos de España, sino el que ama a España y le sirve con espíritu cívico y lealtad. D. Andrés, ¿quién puede prohibir al brazo armado de la Nación en el hipotético caso (que jamás se produzca!!) de una defección de los poderes del Estado, intervenir decisivamente en cumplimiento de su deber constitucional? Cuando los cortesanos prevaricasen y traicionasen su juramento se alzarían los guerreros y el pueblo debidamente encuadrado; que no lo dude nadie.
    Anoche escuché a Pérez Reverte decir que cuando era joven lo que más le dolía era la maldad humana; luego, al pasar los años, pensó que lo peor era la estupidez, pero que ahora está plenamente convencido de que lo peor de lo peor es la cobardía.
    ¡¡Por España, todo!!
    (Gracias si se publica)

    Me gusta

  6. Mi querido General, al final, el soldado veterano se decide a leer un apasionante marco histórico; el fin de una civilización, de una cultura, y el alumbramiento, entre dolores de parto, de una nueva época; donde el ciudadano responsable vive intensamente su aventura humana en medio de un torbellino de intrigas y pasiones.
    Marcos Flavinius, prevee un caos de acontecimientos, una vorágine de pasiones, comprende que Roma, podrida en sus raíces, se derrumbaba.
    A nosotros, por poco avisados que seamos, no se nos pasará por alto lo mucho que se parece a la nuestra la época descrita por Marcos Flavinius. Aunque siempre hay que ser sumamente cauto al establecer paralelismo histórico, pues la Historia nunca se repite, es indudable que los síntomas de descomposición, de podredumbre, que se advertían entonces en Roma eran muy semejantes a los que se perciben actualmente en España.
    Pero lo más parecido no es eso: es la actitud de aquellos hombres, como muchos de los españoles de hoy, que no querían reconocer su propia decadencia y menos aún analizar las causas. ¿Cuáles eran esas causas? Muchas y muy variadas, pero, sobre todo, la pérdida de unos ideales, de unos valores y de unas virtudes que habían constituido el armazón, la sustancia misma del Imperio Romano; pérdida que había conducido al debilitamiento del principio de autoridad, a la corrupción de las costumbres, es decir, a una especie de suicidio colectivo de los “progres” de aquellos tiempos.
    Los regímenes que actúan así no pueden persistir por mucho tiempo, caen bajo el peso de sus propias contradicciones. Esta cultura, que está llevando a España a su punto moral más bajo; caerá víctima de su incongruencia, y el juicio de la historia será severo contra este tiempo.
    Por eso necesitamos políticos y gobernantes que sean verdaderamente servidores del pueblo y de la verdad, y no de sus intereses electorales. Ello requiere capacidad para aceptar las críticas y hasta el rechazo de su gestión. La mayoría de nuestros políticos y gobernantes no están capacitados para gobernar porque no aman al pueblo sino a su cargo y por eso no legislan conforme a la verdad sino a los gustos de la gente, asesinando la verdad por lo políticamente correcto porque no saben amar ya que tampoco saben servir…
    Todo en un día especialmente significativo, como hoy, donde se debate, a estas horas, cuestiones vitales para España.
    Esperando que se me perdone la extensión, reciba un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  7. Mi General, tiene razón cuando uno es militar se ocupa poco de “leer” también en función del grado que ostente, sin embargo nadie pondrá en duda la orden recibida y tratará de cumplirla con la mejor diligencia posible.

    Los militares y más los altos mandos los que deberán aplicar las decisiones políticas tampoco las pondrán en duda y menos analizarán, el caso es Mi General que las guerras o invasiones siempre lo han sido por un derecho de conquista, …por el agua, por nuevas tierras, por caballos, por muchas y variados motivos antiguos.

    Ya en la “modernidad” por otros intereses diversos, diamantes, petróleo, gas, etc…

    La humanidad ha organizado guerras a lo largo de 5.000 años, durante todo este tiempo se ha intentado con poco éxito crear regímenes capaces de limitar sus efectos destructores. La ética militar tradicional y notablemente la doctrina de con el fin de evitar en ese contexto el uso de la fuerza, una visión alternativa llama la atención el papel de los militares en la construcción progresiva de la paz; justicia social multidimensional (económica, jurídica, política, cultural, religioso y simbólico) que siempre debe condicionar la resolución de conflictos por otras vías no violentas.

    En otros términos, ¿bajo qué condiciones el uso de la fuerza armada es legítimo? Ése es el interrogante al cual debe responder la ética militar.
    Legitimidad de recurrir a la guerra.
    Se trata de un tema que se plantea desde hace siglos. La respuesta elaborada en Occidente desde la Edad Media vuelve a ser hoy de actualidad. Recurrir a la guerra es legítimo
    – si la autoridad que lo decide es a su vez legítima,
    – si se han agotado todos los demás medios para lograr sus fines,
    – si la intención es correcta, es decir que el objetivo es el retorno a la paz y no algún otro fin oculto,
    – si los medios implementados son proporcionales al peligro a combatir,
    – si los daños ocasionados no corren el riesgo de ser superiores a los que se pretende evitar,
    – si, por último, hay posibilidades razonables de éxito.

    Hay una sola respuesta a estas preguntas, en todas las fuerzas armadas del mundo. Lleva un bonito nombre, que sólo puede parecer pomposo para aquéllos que no la vivieron: es “la fraternidad de armas”. Ése es el último resorte, cuando todos los puntos de referencia habituales han desaparecido.

    Me gusta

  8. Queridos lectores e intervinientes en este apasionado foro.
    Gracias especialmente a cuantos con sus comentarios se toman el trabajo de reflexionar en voz alta, y exponer su particular punto de vista, con moderación pero con determinación, sobre los asuntos les traemos que no tiene otras miras que la defensa de la patria, de su unidad y la difusión de los valores de las Fuerzas Armadas.
    En la presente ocasión quisiera disculparme por no haber atendido oportunamente sus aportaciones. He pasado el fin de semana con los Veteranos Boinas Verdes de Cataluña en un raid y con la Hermandad de antiguos Legionarios de Barcelona. ¡Qué ejemplo dan de convivencia y patriotismo en ese querido trozo de nuestra España!
    No estoy en disposición de responder sus valiosas aportaciones, pero sí que –a modo de agradecimiento- resaltaré alguna de sus ideas:
    – No solo a la milicia le ocurre lo que se cuenta y pregunta, nos dice el Sr. García Oliver
    – El coronel Navarro de los Paños ensalza la “fides ibérica”. Habrá que volver sobre ello
    – Andrés Manrique nos recuerda que no aprenderé de la historia nos obliga a repetirla.
    – No hay que dudar de la moral de nuestros soldados, sr Jumanu. Nunca diremos de ellos que son los mejores exponentes de nuestra sociedad, pero si los que están dispuestos a dar más de sí mismos en su defensa.
    – Don Celedonio Perea se declara compatriota de aquel que ama a España y la sirve con espíritu cívico y lealtad. Gracias por expresarlo así.
    – Fiel a su espíritu humanista cristiano, don Pedro reflexiona sobre las causas de la decadencia
    – Finalmente, don JM Magallón encuentra en la fraternidad de la armas, aquel “Legio patria nostra” que lleva escrito en la sangre, el último resorte cuando los puntos de referencia han desaparecido.
    Gracias nuevamente a todos por sus valiosas aportaciones.
    Adolfo Coloma

    Le gusta a 1 persona

  9. Chapó mi General.
    Sin duda, cuando no encontramos las palabras adecuadas para expresarnos, es decisión sabía acudir a quienes nos antecediero y de forma tan certera supieron expresarlo.

    Francisco E. Padilla
    Caballero Legionario (R)

    Me gusta

  10. Al hablar de moral baja,no es aplicable a grupos (Destºs,uds exterior,uds especiales,y que decir de cbºs legºs y clps),de cambios y situación relativa mas estables,aparte la selección que les infiere y otros incentivos.
    Considerando el pueblo en general(sobre todo los que hicieron la mili,ahora en debate) ,y las fas ,en distintos niveles no es una maravilla,debido al contacto social,que abre los ojos a mucha gente,,y a la percepción (alterada por mil organismos de forma alevosa)que se tiene de las fas por la masa popular;el concepto/recuerdo de mili,ha empeorado como la valoración de los altos mandos,no tanto en los empleos de capitán ,cmte,que siguen siendo los mas apreciados.Todo ello dentro de la información sesgada que no dice que se ha sacrificado el mintº defensa,cuando hay otros donde se podría hacer serios recortes.(que se han hecho ,pero sin el odio de ciertos gobernantes)
    Respecto a la reserva ,sobre los 58-60 ,con 14 trºs A(nomª 2030 eu ,en gaceta dic12)se cobra muchos menos que otros funcionarios con 30 años menos ,nivel similar,inclº que subsidios y ayds a famªinmgte con 3 hjs

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s