¡AH DEL CASTILLO! AQUÍ TIP AQUÍ MI SEÑORA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

image3

Recepción en Palacio Real de Madrid

El protocolo es el conjunto de reglas establecidas por norma o por costumbre para ceremonias y actos oficiales o solemnes. Todo está milimétricamente pensado y calculado; en ocasiones hasta la sonrisa y el apretón de manos. Pero a pesar del arduo trabajo de los servicios de protocolo siempre hay fallos y errores. Los más sonados y con los que hay que tener sumo cuidado son los que se cometen con las invitaciones a actos de especial relevancia. Las que se mandan y las que no. Recibir o no invitación a ciertos actos ha sido un referente social durante muchos años. Digan lo que digan sigue siéndolo. Cuentan que en las recepciones que se celebraban en los Jardines del Moro con motivo de la onomástica del rey algunos matrimonios no invitados se preparaban como si lo estuviesen y salían de casa a la hora y con la vestimenta apropiada para que los vecinos tomasen buena nota. Previamente la señora se había encargado de transmitir a través de los canales habituales, no necesario repetir, haber recibido las invitaciones para tal evento. ¡Cómo no!

Lo de las invitaciones es algo muy serio, aunque en ocasiones saca a relucir el ingenio y el más fino sentido del humor. Claro que para eso hay que ser inteligente y genial.

En el besamanos previo, guardando su turno para el saludo, cogidos del brazo como una pareja más, estaban los dos humoristas con cara de circunstancias y recorriendo con la mirada todos los rincones de las palaciegas instancias. Parecía que de un momento a otro iban a actuar. Así fue. Al dirigirse hacia los reyes se adelantó Tip y detrás, muy cerca, Coll. Pocas veces he visto reírse tanto a los reyes. Al llegar delante del rey, Tip le miró fijamente y señalando a Coll, con voz sonora y firme, hizo una presentación fuera de protocolo:

-¡Señor aquí Tip, y aquí mi señora!

cartel_tipcia

Tip y Coll

Permaneció delante de su majestad unos segundos más, suficientes para susurrarle:

-Es que el pobre es tan bajito que no ha recibido invitación y me lo he traído yo.

Fue lo más comentado de la recepción como lo fue la anécdota (?) que protagonizó un conocido escritor, muy conocido (él lo recordará), que se encontró con las verjas del Palacio Real de Madrid cerradas por llegar con más de media hora de retraso. Se bajó del coche y con el bastón que siempre llevaba aporreó la verja mientras gritaba:

-¡¡Ah del castillo!!

Tarde, pero bronco. Lo más protocolario fue abrirle la puerta y darle paso a las estancias de aquel castillo de tolerancia y buenas formas.

img4757v

Verja del Palacio Real de Madrid

El protocolo lo conforman reglas que hay que cumplir. Hay que guardar las formas y las normas y solo pueden romperlas aquellos que con su ingenio y gracia son capaces de superarlas.

Recuerdo cuando los escritos oficiales terminaban con aquella fórmula que reconozco que siempre me gustó:

‹‹Dios Guarde a Vd. Muchos años››

Se derogó por una Orden Ministerial de 1986. ¡Cuántas veces la echo de menos! Todas aquellas que hubiese sido -y es- mejor haber terminado con aquella otra:

¡Anda y que te zurzan!

Y no es que se hayan perdido las formas sino que se ha perdido el fondo. Claro que normalmente aquellas son fiel reflejo de este.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

17 febrero 2017

6 pensamientos en “¡AH DEL CASTILLO! AQUÍ TIP AQUÍ MI SEÑORA General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Impresionante artículo. Muy bueno. Se aprende mucho con Vuecencia, Mi General.
    Otra frase buena de despedida era ” Es gracia que espera obtener de su Recto proceder”. Yo la usé un par de veces, hasta que.. .
    Bueno , mejor no , voy a ver si aprendo de su discreción y sentido común.

    Me gusta

  2. Genial D. Rafael,
    Me imagino la escena que describe de la mejor pareja de humoristas de los últimos cincuenta años.
    Con su permiso, marcho a cumplir el protocolo para asistir a los tradicionales “Garbanzos Legionarios” que organiza la Fundación Tercio de Extranjeros hoy en Torremolinos.
    Un abrazo.

    Pd: Tengo la invitación correspondiente y no lo saben mis vecinos!!!

    Me gusta

  3. ‹‹Dios Guarde a Vd. Muchos años››

    Se derogó por una Orden Ministerial de 1986.

    Por simple curiosidad, ¿qué Ministerio o Comisión Delegada del Gobierno perpetró el desafuero?
    No me lo digan, a ver si lo acierto: ¿educación y cultura?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s