América Latina vs Hispanoamérica Juan M. Mateo Castañeyra General de División (R.)

BOL01. LA PAZ (BOLIVIA), 28/08/2013.- El presidente de Bolivia, Evo Morales, habla durante una rueda de prensa hoy, miÈrcoles 28 de agosto de 2013, en La Paz (Bolivia), en la que pidiÛ a Brasil "devolver" al senador opositor Roger Pinto a la Justicia boliviana para contribuir a la lucha contra la corrupciÛn. Pinto huyÛ al paÌs vecino el viernes pasado desde la Embajada de Brasil en La Paz con la ayuda del diplom·tico Eduardo Saboia y soldados de ese paÌs, en dos automÛviles oficiales de la legaciÛn. EFE/Martin Alipaz

El presidente de Bolivia, Evo Morales

En relación con la conversación telefónica entre el Presidente del Gobierno español y el Presidente de los EEUU, la prensa ha informado que el Sr Rajoy se ofreció como interlocutor con la UE y América Latina.

Este ofrecimiento ha provocado la crítica airada de algunos de los partidos de la oposición, que han calificado la actitud del Presidente de vergonzosa y se le ha calificado como lacayo del imperialismo yanqui. Por su parte, el Presidente de Bolivia ha afirmado que América Latina no requiere de interlocutores, pues estos son tiempos de soberanía y no coloniales.

En la respuesta de los partidos políticos, se pone de manifiesto varias cosas. Entre ellas, la carencia absoluta de rigor en los comentarios; hay veces que no sabe uno si pensar que son así y no dan para más, o es que creen que se dirigen a niños de primaria. Por otra parte, parece que se ven en la obligación de criticar cualquier cosa que haga el Gobierno de turno, incluso cuando se trata de temas de política exterior, en los que debe haber acuerdo entre todos los partidos serios; y más en este caso, cuando además de que el ofrecimiento por parte de España es un brindis al sol, sería un verdadero éxito para nosotros, que la primera potencia del mundo nos diera ese estatus privilegiado, de ser los interlocutores con Europa y América. Pero a esta forma de actuar, de falta de rigor y de falta de sentido de estado por parte de algunos políticos estamos acostumbrados, tanto en lo que se refiere a los asuntos exteriores, como en los de carácter interior.

A su vez , las  declaraciones del Sr. Evo Morales, ponen de manifiesto un cierto complejo y un rencor o, al menos, una prevención contra todo lo español; llama la atención que venga precisamente de un dirigente indigenista, cuyos complejos, rencores y prevenciones, podrían tal vez estar más justificados si los dirige contra sus propios compatriotas, que contra la nación que, con sus luces y sus sombras, los asimiló y protegió; véase como ejemplo de lo que quiero decir, cuántos indígenas quedan al norte del Río Bravo o cuándo se abrió la primera universidad o cuántos “incas garcilasos” hay al norte  del citado río. Pero estamos acostumbrados a no poder esperar mucho de aquel que aseguraba que el consumo de pollos podía afectar a la orientación sexual de las personas.

Pero hay algo en común en las declaraciones tanto del Presidente de España, como en las de partidos políticos y en la del Presidente de Bolivia que, aunque también estemos acostumbrados, si quisiera resaltar hoy; el llamar “América Latina”, a lo que es Hispanoamérica o al menos Iberoamérica.

unnamed-1El término América Latina se acuñó por un político francés, un tal Michel Chevalier y fue adoptado por parte del Gobierno de Napoleón III, durante la intervención militar francesa en Méjico, para justificar que Francia, nación latina, tuviera de esta forma algún derecho a inmiscuirse en los asuntos de aquel país. Injerencia en la que, por cierto, arrastró a España para ocultar de esta manera sus verdaderas intenciones; por suerte para nosotros, el General Prim, jefe de las fuerzas expedicionarias españolas, combinando visión política, capacidad de decisión y amor a la responsabilidad, descubrió a tiempo cuáles eran esos propósitos y abandonó aquella aventura.

El uso del término América Latina o Latinoamérica, por su origen e intencionalidad, debió ser combatido por los países hispanoamericanos, especialmente por Méjico, que fue el principal afectado, y desaparecer con la misma rapidez con la que apareció. Pero ocurrió justamente lo contrario; una serie de causas que van desde el esnobismo de algunos, los complejos de otros y la ignorancia de muchos, han hecho que no solo no desapareciera, sino que adquiriese fortuna.

El uso de América Latina, haciendo abstracción de su origen e intencionalidad, podría ser adecuado si se refiriese a la zona de América cuya lengua materna fuera de origen latino, es decir, españoles, portugueses, italianos y, sobre todo, franceses que fueron los que lo inventaron. Pero no es así, pues nadie considera que forme parte de la América Latina, los canadienses del Quebec francés o a los italoamericanos de EEUU o los naturales de la Guayana Francesa (miembro de la UE) o los de Haití; ni siempre se suele incluir a los brasileños. Se les llama latinoamericanos, precisamente a los países y personas de habla hispana; y no creo que sea pecar de susceptible, el pensar que detrás de ello pueda haber una cierta intención de tratar de desdibujar uno de los hechos más importantes de la Historia Moderna que fue el descubrimiento de América y, sobre todo, limitar la importancia de la cultura hispana en aquel continente.

Porque es significativo, que la única voz que en América reniega del concepto América Latina, no reivindica precisamente la hispanidad, sino que señala que hay otras lenguas en el continente que no son ni latinas ni anglosajonas; y también es igualmente significativo, que sí se use el término hispano, que tiene un carácter racial más que cultural. Lo que abunda en que, en cualquier caso, con aviesas intenciones o sin ellas, lo cierto es que, con el empleo de América Latina, se trata de olvidar la raíz cultural hispana de esos pueblos.

El que por los españoles se diga América Latina o Latinoamérica en lugar de Hispanoamérica, es tal vez debido, por una parte, a esa tendencia de nuestro carácter al auto flagelo o, por otra, a la dejadez de un pueblo, agobiado por el peso de un pasado tan cuajado de hechos extraordinarios, que no ve la necesidad de resaltarlos; y también, porque no decirlo, al desconocimiento de muchos. Pero que por parte del gobierno de nuestra Nación se emplee América Latina en lugar de Hispanoamérica, es además de irritante, un tanto preocupante, pues los gobiernos no se pueden permitir, ni los complejos, ni la dejadez ni el desconocimiento.img_0097

Porque es cierto que esto puede ser un tema menor, cuando aquí y ahora y por parte de algunos de nosotros, se cuestiona nada menos que la misma existencia de la Nación Española. Siempre he pensado, que la admirable exaltación de los símbolos nacionales por parte de los EEUU, así como el relato épico de hechos de su pasado (el Séptimo de Caballería de Custer, o el Álamo, por ejemplo) que aquí no alcanzarían ni la categoría de anécdota, es debido a que es una nación nueva y formada por inmigrantes, que necesita así reforzar su cohesión. Nosotros, la nación más vieja de Europa, deberíamos estar cohesionados por nuestra larga y rica historia; pero lo cierto es que desgraciadamente, la dejación de sus deberes por parte de los gobiernos, la corrupción de algunos, los intereses bastardos de otros y la ignorancia de no pocos, están poniendo en grave riesgo esa cohesión.

Por eso el gobierno debe ser beligerante en todos los asuntos, por insignificantes que estos puedan parecer, que afecten a nuestra identidad. Por eso, sí al gobierno le parece muy lejano el ejemplo que nos ofrecen los EEUU, que sigan el que aquí al lado les da en ese sentido el Gobierno de la Generalidad, que no pierden ocasión para resaltar su supuesta identidad, aunque para ello tengan que recurrir a mitos.  Por eso, a mi juicio, el gobierno no sólo no debe usar los términos América Latina o Latinoamérica, sino que tiene que contribuir a su desaparición.

Juan M. Mateo Castañeyra General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

18 febrero 2017

12 pensamientos en “América Latina vs Hispanoamérica Juan M. Mateo Castañeyra General de División (R.)

  1. Con el permiso de Vuecencia mi General

    América Latina
    —————————————————–
    En la América Latina
    Se hicieron independientes
    Las naciones disidentes
    De aquella madre doctrina
    Que regenta su presente.

    Gritaron los libertadores
    Contra el gobierno tirano
    Que les ataba las manos,
    Y en redobles de tambores
    Se hicieron muy soberanos.

    Después de largas contiendas
    Que ensangrentaron el suelo
    Surcan campanas en vuelo,
    Y al aire se ven banderas
    Con los colores del pueblo.

    Ya no estaban los virreyes
    Que temores pronunciaban,
    Eran otros que mandaban,
    Y promulgaban las leyes
    Que sus ansias aspiraban.

    Ya se fueron los verdugos
    Que a los indios ultrajaron,
    Pero en su suelo quedaron
    Las cadenas y los yugos
    Que el derecho despojaron.

    De los indios se valieron
    Para lograr la independencia,
    Y constituyeron regencia
    Con las artes que pusieron
    En puntos de conveniencias.

    Haciendo vanas promesas,
    Y aplastaban revoluciones
    Con las mismas ambiciones
    Que exhibieron las ofensas
    De los otros opresores.

    Cuando el humano pensar
    Se refrena en el egoísmo
    Se aparece el despotismo
    Que al mundo le causa mal
    Y propaga confusionismo.

    Los indios son degradados
    Por el hacer despreciable
    Que imprimen los miserables
    Del hacer más despiadado,
    Denigrante y reprochable.

    Las tierras se dividieron
    En proclama de libertades
    De algunos nobles pensares,
    ¡Pero en la maldad volvieron
    Las pretensiones feudales!

    Hoy sufren la corrupción
    Apadrinada por gobernantes
    Que se quedan tan campantes,
    Y en esta insatisfacción
    El indio sigue como antes.

    Se hicieron independientes
    Pensando que un bien sería,
    Sin saber que les movían
    ¡¡¡Ambiciones astringentes
    Que no ven la luz del día!!!

    Se hicieron independientes con el pretexto de acabar con la tiranía, y lograron la independencia luego de luchas sangrientas en la mayoría de los casos. Y hoy que han pasado muchos años aún están en la misma situación que cuando eran colonias de Europa, ¡hay zonas que están mucho peor! Pero les siguen inculcando que los españoles eran gente mala para que el resentimiento no decaiga contra España y ellos queden como salvadores del amanecer. El tirano no es blanco, negro, amarillo cobrizo, o mulato, Simplemente es un tirano, asesino, o criminal, la raza nada tiene que ver para ser malvado, se es bueno o malo por condición humana…………. Autor . Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 1 persona

  2. Con la venía: mi General:

    No es posible ” pedir peras al olmo ”

    Lo que está pasando a Nuestra Patria, ESPAÑA y por extensión, a los españoles de bien, es la carancia de patriotismo, de todos los políticos, desde 1978, a la fecha.

    Sólo se acuerdan de nuestra existencia a la hora de que les “renovemos” seguir para cobrar su sueldo. Después, si te he visto ,no me acuerdo. Lamentable lo que han hecho y siguen haciendo con nuestra aquiescencia.

    Nosotros también somos culpables, por no haber ido y haberlos echado, a patadas, de sus poltronas. No en vano, como digo antes, somos los que les pagamos el sueldo y otras muchísimas prebendas. Ya estamos tardando.

    A sus órdenes.

    Saludos.

    Me gusta

  3. Simplemente ¡ Magnifico! Gracias mi general por ser el interlocutor con sus palabras de lo que muchos pensamos pero no sabemos explicar con rigor y acierto

    Me gusta

  4. Latino América es un invento de la diplomacia napoleónica para imponer rey en Méjico y darse peso en Hispanoamérica. Luego, tras la Segunda Guerra Mundial, son los anglosajones quienes lo imponen en la ONU y extienden su uso, con la misma finalidad de diluir la identidad hispana.

    Me gusta

  5. Disculpen que me entrometa. Sobre este asunto, creo que lo más acertado es lo siguiente

    -1º Hispanoamérica es igual al conjunto de naciones de habla castellana

    -2º Iberoamérica igual a las naciones de habla castellana más la portuguesa

    -3º Latinoamérica igual a las de habla castellana, la portuguesa más la francesa.

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  6. Los argentinos defensores de la hispanidad, decimos Hispanoamérica en honor y agradecimiento a la Madre Patria. Y un soldado al cual ud. estimado general, hubiese mandado con gusto, el teniente Néstor Estévez, comando del ejército argentino muerto en el campo de la gloria en la guerra por las Islas Malvinas en 1982, en carta a su padre, le escribió: “PAPÁ. GRACIAS POR HACERME CATÓLICO, ARGENTINO Y DE SANGRE ESPAÑOLA” Y así unió en una frase inmortal, la bandera argentina azul y blanca borbónica, con las gloriosas Aspas de Borgoña, que todavía hoy es bandera de honor del Regimiento 1 de infantería “Patricios de Buenos Aires”.. ¡¡Por el Peñón y por Malvinas, arriba España, arriba Argentina!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s