TRUMP EN TIEMPOS DE NEGOCIOS (Laureano Martín Pérez)

Trump y sus negocios

Diversas circunstancias y obligaciones me han mantenido más tiempo del que hubiera deseado alejado de este espacio. Pero al fin puedo retomar mi actividad, aunque sea como ahora, escribiendo en el hall de la T-4, mientras espero a embarcar en el enésimo vuelo que tomo este mes.

Muchos son los acontecimientos que acaparan las portadas de los periódicos o con los que abren los informativos, y todos ellos tienen en común el no ser nada tranquilizadores. Pero a pesar de ello, y como he comentado en alguna ocasión, por más graves que nos parezcan o que nos quieran hacer pensar que  son, raro es el tema que aguanta dos días en portada y más de cuatro en la parrilla. No olvidemos que lo que no es “rabiosa” novedad no atrae, y lo que no atrae no es negocio. Pero no he regresado para criticar el tratamiento que dan los diversos medios a lo que está sucediendo a nuestro alrededor.

Si nos fijamos un poco, casi todos esos asuntos a los que me refiero: la amenaza del Daesh, las aspiraciones de Rusia, la situación en Siria, Corea del Norte… tienen uno, o mejor, dos nexos en común, o dos claros hilos conductores que, lejos de ser paralelos en algún punto, terminan tocándose.

Trump comandante en jefe

Uno es el personaje estrella elegido por los medios y no precisamente para bien. Me refiero al nuevo presidente de EEUU, Donald Trump. El otro es el yihadismo.

Desde la llegada al poder de Trump, parece que el yihadismo ha dejado de ser la principal preocupación o amenaza, salvo cuando el Daesh nos vuelve a golpear. No obstante, hay que decir que, en cierto modo, el Daesh está manteniendo un “perfil bajo” en sus acciones, fruto no sólo del acoso al que está siendo sometido en el territorio que antaño dominaba a placer, sino como parte de una estrategia de reorganización y de definición de nuevos caminos para lograr sus objetivos. Sería un grave error pensar que estamos cerca de la derrota de tan formidable enemigo. Desgraciadamente, nos queda un largo y doloroso camino que recorrer. Si algo ha demostrado esta organización es su gran capacidad para analizar nuestras debilidades y reacciones, y su habilidad para dosificar sus acciones de tal modo que sean capaces de ir creando poco a poco el estado de psicosis y terror que buscan y consideran óptimo para lograr sus fines, pero sin provocar el efecto contrario, es decir, sin cruzar la línea que provocaría una reacción conjunta y decidida. De nuevo demuestran ser unos “amos” en la gestión del tiempo.

Volviendo a Donald Trump, su llegada al poder parece haber creado una gran conmoción o preocupación a tenor del tratamiento que se da a cualquier declaración o decisión de este mandatario.

Es cierto que se trata de un personaje en cierto modo, histriónico, desmedido, y aparentemente poco dado a la contención, al menos verbal. ¿Pero cuánto de ello es real y cuánto parte de una actuación calculada?

Hay diversos factores que no podemos olvidar. El personaje en cuestión es, ante todo, un hombre de negocios muy curtido en esas lides, y al mismo tiempo un gran conocedor de los medios, especialmente el televisivo. Con ello quiero decir que es más que dudoso que todas sus acciones sean solamente fruto de su carácter “poco controlable” como nos quieren hacer ver.

La torre trump

Como hombre de negocios, sabe perfectamente que uno no inicia una negociación estableciendo como punto de partida aquello que quiere lograr, sino que pone el límite de sus exigencias iniciales lo suficientemente alto como para que durante el proceso negociador se alcance un acuerdo razonable en el que, de cara a sus oponentes ha rebajado sus expectativas, pero finalizando lo más próximo posible al objetivo real.

Y eso es exactamente lo que está haciendo. Si nos fijamos, al poco tiempo de jurar su cargo, en un breve lapso de tiempo la nueva administración ha parecido querer poner en marcha varias de las medidas más polémicas y radicales anunciadas en campaña, así como otras que a priori, cualquier analista medianamente informado, sabía que tenían poco o ningún recorrido, y me refiero por ejemplo al intento de prohibición de entrada en EEUU a personas de varios países concretos. Podría decirse que de inicio Trump ha establecido una posición de máximos, acaparando eso sí todo tipo de críticas. ¿Pero, en qué posición le sitúa esa actuación? Pues evidentemente en lo que podríamos considerar el inicio de la negociación. A partir de ahora, cualquier medida que tome o proponga será siempre menos polémica que las que hasta ahora hemos visto, y podrán ser expuestas como una rebaja en las expectativas iniciales, como un signo de moderación, lo que sin duda es algo que un experto en el mundo de los medios y en hacer llegar sus mensajes a la opinión pública, sabrá hacer a la perfección, alcanzando de ese modo los objetivos iniciales previstos.

En el plano geopolítico también se nos quiere hacer ver que estamos ante un personaje errático, impulsivo y falto de prudencia. Pero de nuevo debemos ver las cosas con otra óptica. En primer lugar, no debemos olvidar que salvo en ligeros matices, algo que caracteriza a la política exterior y de defensa norteamericana, es que sigue las mismas directrices gobierne quien gobierne.

Misiles americanos sobre Siria

Hace ya más de una década que EEUU está girando el centro de gravedad de su interés hacia el área Asia-Pacífico. Los conflictos en la zona de Oriente Medio ya no son una prioridad, y sólo basta ver la implicación de EEUU en Siria para darse cuenta de ello. A los ojos de los norteamericanos ese es un problema básicamente de Europa y es Europa quien debe ocuparse de ello. No obstante, el espacio que está dejando EEUU está empezando a ser ocupado por Rusia, que tiene verdaderas ansias de recuperar su papel de potencia mundial. Y es aquí donde podemos enmarcar el tan criticado ataque a la base aérea de al-Shayrat. Sin entrar a valorar los motivos de dicho ataque, que justifican este totalmente, esta acción podemos enmarcarla en una campaña de mensajes o, si volvemos al mundo de los negocios, del establecimiento de posiciones de partida. EEUU está dispuesto a ceder presencia o influencia en el área, pero no a cualquier precio y hasta cierto límite. El ataque no ha sido más que una demostración de fuerza, de capacidad y de determinación, más dirigido a las ansias del líder ruso y su aliado iraní que al régimen del Al-Assad. No en vano las fuerzas rusas en el área fueron advertidas con antelación para evitar así algún desagradable inconveniente.

El otro mensaje has sido el lanzamiento de la GBU 43/B en Afganistán. Lo que se puede considerar otra demostración de fuerza y de determinación para usar todos los medios disponibles en caso necesario. No en vano, el lugar fue cuidadosamente escogido para evitar daños colaterales, mereciendo al menos una mención el hecho de que lo túneles contra los que se empleó fueron construidos en la década de los 80 con la ayuda de EEUU para ayudar en la lucha contra la ocupación soviética.

¿Pero a quien iba dirigido? En mi opinión, a la misma nación que está en el centro del enfrentamiento dialéctico, por ahora, con la administración americana. Un país pequeño pero problemático y que puede torpedear de algún modo ese afán expansionista de EEUU hacia el Pacífico. Probablemente, aunque no lo parezca, la mayor amenaza a la paz mundial que tenemos a día de hoy.

japón ante corea del norte

Un conflicto generado en la zona tendría unas consecuencias imprevisibles y económicamente sería devastador para EEUU. Las relaciones comerciales con China, en cierto modo valedor del régimen norcoreano, se verían gravemente afectadas, y el conflicto afectaría también a los otros dos socios fundamentales de EEUU: Japón y Corea del Sur.

Por ello, el pragmático hombre de negocios ha cambiado el discurso hacia Pekín y está dando pasos para acercar posiciones. A ninguno de los dos les conviene una desestabilización generalizada en la zona. Pero China, por un lado, debe salvar la cara y no aparecer como el socio que abandona a su protegido por mero interés, y EEUU no puede aparecer como la potencia que agrede a un paupérrimo país por incomodo que este sea.

Esta situación lleva a pensar que puede que estemos en la antesala de los preparativos de alguna acción  a medio plazo, limitada en cuanto al nivel de la misma, que provoque la caída de un régimen que más allá de ideologías, es incómodo para todo el mundo. Habrá que estar atentos, pero observándolo todo con los ojos de un hombre de negocios. Al fin y al cabo de eso se trata.

Laureano Martín Pérez (Historiador y analista político)

Blog: generaldavila.com

3 mayo 2017

8 pensamientos en “TRUMP EN TIEMPOS DE NEGOCIOS (Laureano Martín Pérez)

  1. Bravo por mi compañero de Blog Laureano, gran conocedor de la política internacional, que por fin ha dado a conocer una estrategia creíble planeada por un político pero basada en su experiencia como hombre de negocios; porque, en el fondo, la gestión de un país y su relación internacional algo tendrá que ver con la gestión de empresas multinacionales… véase, por ejemplo el programa master Internacional M.B.A. (U.S.A.) Dirección y gestión estratégica empresarial con perspectiva internacional: http://www.enae.es/master/international-mba-usa
    que la Escuela de Negocios, donde yo he actuado como Director de master y Profesor de los mismos, tiene y se verá la similitud.
    Repito mi felicitación a mi compañero Laureano por su acertado artículo.
    Un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  2. D. Laureano Trump inicio una campaña que prácticamente rozaba el “populismo” despotricaba sobre todo contra el poder financiero, lo de menos ¿o no? era el muro, la repatriación de empresas..etc, también decía de establecer mejores relaciones con Rusia y combatir el yahidismo sin embargo ha sido todo lo contrario.

    Ha colocado al frente de los puestos clave de su administración toda clase de personas vinculadas a Goldman Sachs y Rotchild su política de agresiones ha vuelto a la época más dura de Bush padre ¿demostración de fuerza?.

    Venezuela esta al borde de una guerra civil ¿será el nuevo Al Assad o Jomeini? China domina todo Sur América incluso el coltán de Venezuela, China y Rusia le han salido respondones y sobre todo Goldman Sachs no los puede controlar.

    Pero sobre todo quien hoy manda en la política USA es su yerno Jared Kushner judío, con excelentes relaciones con el Jefe del Mossad Yossi Cohen “ultra religioso” e investigado por corrupción.

    ¿Y de Corea? pues esta claro teme a China y su reacción independientemente económica en la propia USA. ¿Y de la OTAN? se necesitaría un capitulo a parte par la servidumbre y vasallaje de la UE.

    En fin D. Laureano Trump es el peor presidente de USA para la humanidad.

    Me gusta

  3. Ciertamente son asuntos muy complejos pero resulta gratificante ver que José M Magallón se atreva a citar, aunque de forma tangencial, a Goldman Sachs y a Rotchild Como elementos clave de las tensiones mundiales.

    Le gusta a 1 persona

  4. A mí, el susodicho me sigue pareciendo el mismo payaso de su circo personal que el primer día que se hizo saber al mundo su candidatura a la presidencia de esa Nación. Y aunque parezca rara la comparación, si nos fijamos con algo de imaginación; él y su supuesto enemigo de Corea del Norte son casi iguales; cada uno en un lugar muy diferente tanto en situaciones políticas, económicas, culturales, costumbres y la edad.
    El interpelado tiene más maldad que inteligencia, él sólo tiene que pagar para que otros piensen y lo asesoren. Y el otro, a ese le sobra la inteligencia maligna y además le asesoran sin pagar; ambos son sumamente peligrosos y hay que echarlos de comer aparte.
    Esta es mi percepción.

    Atentamente y sin ánimos de ofender: Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  5. D. Lorenzo, no es que me atreva, son echos evidentes, si bien algunos les cueste creer y otros lo nieguen u otros lo tachen de conspiración judeo-masónica lo cierto es que los citados Goldman Sachs, Rotchild y Rockefeller, son judíos y masones estos se ocupan de lo “financiero” Soros y Murdoch (entre otros) de los movimientos populares y ONGs que también describe Michel Chossudovsky (en 2010) en “Globalistas y élites controlan los movimientos populares” aunque no se si en parte o en mucho se inspira en aquel documento de marras del 1.979 aparecido “casualmente” sobre el Club de Bilderberg.

    En Vanity Fair Andrés Guerra (31 de mayo de 2012) publico este articulo http://www.revistavanityfair.es/actualidad/articulos/el-club-bilderberg/16598 también clarificador de lo que ha ido sucediendo, pero bueno siempre habrá “incredulos”.

    Un cordial saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s