¿Dónde vas España? Enrique Alonso Marcili Coronel de Infantería (R)

¿Dónde vas España?

Negar que vivimos bajo un ambiente de enorme incertidumbre en los tres ámbitos a los que pertenecemos por cultura y situación: Occidente, Europa y España; sería tanto como cerrar ojos y tapar oídos para obviar lo evidente. No son pocas las voces que se alzan advirtiendo el declive de nuestra civilización,  la pérdida de raíces culturales y la gran preocupación ante el auge del centrifuguismo que pone a España ante el abismo.

Cierto es que todo en la naturaleza tiene un final, que no hay nada eterno y en consecuencia, hay quien lo acepta aduciendo que estamos en las postrimerías de nuestra civilización y que vamos camino de otra que vendrá a sustituirla.

Aceptando que nada terrenal permanece eternamente, no estoy de acuerdo en que la Civilización Occidental este muriendo de manera natural, otra cosa es que la estemos matando nosotros mismos, eso puedo aceptarlo, pero no estoy de acuerdo con el asesinato ni con la eutanasia y por tanto me rebelo contra ello.

Por no remontarnos a la revolución francesa que, sin duda, está en el cimiento de ello, hay un interés común de dos filosofías políticas vencedoras ambas en la segunda gran guerra: el capitalismo y el comunismo.  Ambas, aun contrarias, tienen en común: la universalidad, es decir, lo que hoy se da en llamar globalización y que cada uno, a su manera, la pretenden.

Durante la época de bloques tras el fin de la II Guerra en Europa hasta el año 1989, quedo el continente europeo partido física e ideológicamente.

En la zona occidental europea y en el ámbito de sus naciones, cohabitaban ambas filosofías en un muestrario de partidos políticos. No así en la Oriental en la que en las naciones europeas se impuso el comunismo con la Unión de Repúblicas Soviéticas.

El fracaso del comunismo cuyo exponente fue la caída del muro de Berlín (1989), ha propiciado y esparcido escombros.  Gorbachov había dicho “nuestra casa común es el socialismo”. La socialdemocracia ha podido ser inicialmente la más afectada por ellos y quizás explique su declive y deriva actual así como la aparición de nuevos partidos, aun minoritarios, a los que se les denomina neocomunistas.

Sea como fuere, esa universalidad es hilo conductor común aun con sus diferencias estratégicas. La capitalista por necesidades de mercado;  de producción; obtener materias primas y mano de obra ante dos circunstancias: “el encarecimiento del llamado primer mundo o del bienestar, y la disminución de la demografía, asunto que les lleva incluso a favorecer la inmigración para suplirla o completarla cuando la mano de obra propia disminuye”.

El capitalismo y sus hijos, los partidos liberales europeos pretenden un mundo económico sin fronteras.

Los socialistas y neocomunistas hablan de  alianza de civilizaciones ¿Estratagema para diluir la occidental a la que el marxismo comunista siempre ha considerado enemiga y han perseguido históricamente incluyendo acciones tan agresivas y violentas que, de darse hoy, la legislación tipifica como genocidio?  Del comunismo nace la frase “la religión es el opio del pueblo”.  Propician la inmigración con el velo demagógico de los derechos humanos, pero en el fondo subyace la idea de alimentar su ansiado clientelismo basado en la lucha de clases y la subvención que la alimenta. Las palabras de la alcaldesa de Madrid al referirse a los 250 emigrantes que habían violado la frontera de Melilla el pasado año, son prueba evidente de esa demagogia: “aplaudía a los que habían saltado la valla desde Marruecos, llamándoles los más valientes y dispuestos al emprendimiento social y cambio de condiciones”

En España se complementa además, con una revisión histórica sectaria e interesada. Expertos en la falsedad conocen el concepto lógico, de que el progreso provoca indefectiblemente un cambio en la sensibilidad social, de modo que, legislaciones que fueron lógicas y adecuadas en su momento, quedan obsoletas e incluso llegan a percibirse como indeseables más tarde. Por ello, las revisiones históricas además de falseadas, se ofrecen desde una óptica de sensibilidad inamovible: la actual.

No es raro entonces, que la impresionante obra cultural de España expandida al orbe, se repudie hoy con una desfachatez impresionante, ni que en España se siga proclamando la leyenda negra en nuestros días en los que, incluidos historiadores extranjeros, se ha demostrado exagerada  y falsa.

La revisión histórica del sistema que dio paso a la transición y en el que han formado a las generaciones actuales se ha realizado no solo desde la falsedad, también de la descalificación y la repulsa impulsada por el odio.

El ambiente así descrito, constituye en principio el tablero en el que todos juegan. Quienes intentan oponerse a ello, ante el silencio de unos y la agresiva descalificación de otros, que no dudan en emplear múltiples etiquetas difamatorias, son expulsados del mismo quedando al margen y silenciados.

La consecuencia hoy en España se refleja en la curva de Gauss política que está deformada hacia la izquierda. Los ingredientes de conservadurismo y tradicionalismo que tipifican la derecha en su verdadero concepto, han desaparecido absolutamente en el templo de representación de la soberanía nacional, pues aunque la historia no tiene lagunas, aquí se ha creado interesadamente una, emponzoñada además de tal manera que ha propiciado un espectro político representativo cuyos partidos se sitúan en “centro, izquierda y nacionalistas”. Estos últimos relativamente nuevos en el tiempo pero siempre centrífugos.

El centro vive de los votos de aquellos conservadores que se han dejado amedrentar por las etiquetas o simplemente, temerosos de que pueda instalarse un ejecutivo izquierdista. Votan el mal menor o con la nariz tapada.

Así las cosas, ha desaparecido la fuerza centrípeta de la unidad y se ha disparado el centrifuguismo con un separatismo envalentonado. Los partidos en su permanente rifirrafe se muestran incapaces de solucionar las grandes cuestiones nacionales.

Completan el juego los lobbies, estos tienen un carácter en la mayoría de los casos supranacional, pero sabedores de la necesidad de votos de los partidos, operan mediante técnicas de  marketing social alterando la sensibilidad de personas o grupos para forzar al político a legislar en favor de su objetivo tal como explicaba Overton y los hay de todo orden, económico, financiero y social.

En el extremo más violento de ese maremágnum revolucionario, el terrorismo, es también un actor más que ha actuado y actúa, tanto en el ámbito nacional como en el internacional.

El terrorismo nacional se da por vencido, pero ni ha entregado sus armas, ni se ha disuelto. Por el contrario, han nacido partidos políticos con representación que los avalan en sus objetivos, dan cabida a muchos de sus ¿Antiguos activistas? Y homenajean a sus presos cuando salen de la cárcel.

El Internacional, Yihadista, cuando lleva a término un atentado en suelo patrio, en vez de convocar a todos  a la unidad, ejerce para agrandar las grietas y la desunión de un centrifuguismo social y nacional de grado superlativo.

El corolario es que por razones políticas, económicas e ideológicas,  estamos inmersos en una revolución de tal calibre, que nos encoge el alma contestarnos a la pregunta ¿Dónde vas España?

Enrique Alonso Marcili Coronel de Infantería (R.)

Blog generaldavila.com

30 agosto 2017

26 pensamientos en “¿Dónde vas España? Enrique Alonso Marcili Coronel de Infantería (R)

  1. Don Enrique, muy buenos días y mi sincera felicitación por la exposición de la situación actual de España
    Es así, y lo que falta por diseñar es la estrategia para tratar de modificar ese rumbo de colisión.
    Y la alternativa es la que usted expone, el desastre.
    Por eso le animo a usted y a todos cuantos coinciden con el diagnóstico y el tratamiento que, sin pérdida de tiempo, busquemos la unión de nuestros esfuerzos para alcanzar la “caja de resonancia social necesaria”.
    Reitero mi felicitación.
    Saludos cordiales.

    Me gusta

  2. Mi apreciado Coronel,
    Formulas una pregunta en el colofón de tu brillante artículo, que tiene diferentes percepciones.
    En otro tiempo, para responderla, clavaría mis ojos en el horizonte lejano, intentando escudriñar el destino de nuestra Patria.
    Hoy no me sucede lo mismo. Vivo pensando en el día a día y en los que quieren provocar “la voladura inmediata” de nuestra Unidad.
    Ante semejante desafío, busco con ojos y oídos al que debe liderar una reacción ante semejante provocación y veo ” la nada más absoluta “.
    La ” bomba” con el temporizador activado para el 1 de Octubre, y continuamos con el “artificiero jefe” missing.
    Si alguien no espabila, nos reventará en las manos.
    Un fuerte abrazo Legionario…y Viva España!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Querido Enrique,acertado analisis de la situacion interna del mundo occidental a la que bien calificas de revolucion.La pregunta que me surje, es quien está detrás , quien mueve los hilos.

    Le gusta a 1 persona

  4. Mientras Europa este unida, nuestra querida España, irá de su mano, no tenemos que temer por ella. Eso sí, está a punto de ocurrir el choque de « trenes » ; entre los secesionistas y el Estado, que no le va a quedar otra que usar la legitimidad que le da el Estado de Derecho para defender lo que es de todos, y esto, seguramente, traerá problemas de violencia.

    Me gusta

  5. Buenos dias, Coronel D. Enrique Alonso Marcili :

    Magnifico articulo de principio a fin que refleja la realidad que estamos viviendo, y como he leído en alguna de las aportaciones, ! descomposición que estamos propiciando..!

    Deseo que, podamos volver a coger las riendas, y poco a poco remediar y volver donde nunca debimos salir. políticamente hablando..y con todo su contenido que ello contiene, por el bien de todos.. Gracias ..por su escrito.

    un afectuoso saludo.

    Josefa López Del Moral Beltrán.

    Me gusta

  6. Don Emilio Hernandez, pregunta usted por la estrategia; querido Juan, mi general, preguntas por quién está detrás; y Don Juanmaria opina que mientras Europa este unida no tendrá problemas España.
    Daré mi opinión empezando por D, Juanmaria y terminando por Don Emilio por eso de la estrategia.
    En primer lugar, no creo que Europa haya estado unida desde que se concibió el mercado Común, la OSCE ni cualquiera otra de las organizaciones que se inventen; tampoco que lo esté hoy; y mucho me temo que tampoco lo estará mañana de seguir por el camino que llevamos. Quizás pueda admitir que pasado mañana y tras vivir una época negra y de zozobra, alguna generación aun no nacida, pueda ver alguna luz si encuentran un hilo conductor psicológico o espiritual que les conduzca a ello. Repasen ustedes en la Historia de la humanidad, lo que sucedió tras la caída de la civilización romana y cuál fue el hilo conductor que sacó a Europa a cierta luz tras la época negra que se vivió. EL CRISTIANISMO, no lo duden. El ser humano es social, como también se da en el mundo animal, pero espiritual, como ninguno en ese mundo lo es. Los intereses materiales o económicos en el hombre, por si, no son lazo de unión permanente ni propician la lealtad. Y lo único que mantiene Europa Unida hoy es el interés económico y de mercado, pero no la sensibilidad. Hay una nación que escaldada por su particular empírica trata de recuperar sus raíces y todos están contra ella: POLONIA.
    Como el árbol, que solo cuidando sus raíces puede desarrollarse, extender nuevas ramas y florecer. Una sociedad o nación solo puede progresar si cuida su cultura y respeta el esfuerzo de sus ancestros. Quien se denomina progresista y desprecia sus orígenes es un embustero o un demagogo… echen una ojeada. Es la demagogia que tanto daño viene haciendo.
    Cierto es que aplicando ciertas técnicas del marketing se pueden crear sentimientos e incluso invertirlos… los nacionalistas lo saben y lo practican. Los Lobbies también. Por eso los sentimientos sirven para unir y desunir ¿Cómo estamos cuidando en Europa y en España esos sentimientos que unen? Si se responde a esa cuestión seguramente no confiara tanto en la Europa actual… todo dependerá de un hilo siempre: la conveniencia.
    Y yo soy de los que piensan que tras los bloques Europa debe unirse. Y en esa unión cada nación aportar lo mejor de ella. Soy católico y como tal pienso que un mundo unido y en paz es la referencia ultima, pero para llegar a ella solo se hará propiciando la unión por parcelas y nuestra parcela inmediata hoy, perdidas otras que pudieron ser, es Europa.
    Siendo como somos, el asunto tiene tela marinera.
    Un saludo

    Mi general, preguntas por quién está detrás. Pues te confieso que este asunto me supera, veo muchos y distintos. Podría encuadrarlos como convencionales unos e irregulares otros actuado simultáneamente, pero no sabría especificar si dependen de un solo movedor de hilos o si responden a varios movedores de ellos.
    Desde luego hay una arquitectura social interesada en invertir los valores de lo que ha sido nuestra civilización y si de arquitectos hablamos los masones presumen de ello. En su simbología están las herramientas y el ciencismo no renuncia a nada, acepta toda teoría y la pone en práctica. Por otro lado, ya nos advirtió Quevedo que poderoso caballero es don dinero. Por tanto esa economía financiera supongo que tendrá mucho que decir al respecto.
    Y si mezclo ambas, me viene a la memoria aquello del contubernio judío/masónico que quizás nos hacía sonreír cuando éramos jóvenes y que hoy, como las meigas gallegas…
    Un abrazo y a tus ordenes

    Don Emilio, cualquier estrategia requiere querer llevarla a cabo con convicción, tener medios adecuados y saber disponerlos y emplearlos.
    Cuando repaso esos tres principios en relaciona al asunto que nos ocupa y bajo el ambiente que nos rodea, he de confesarle que veo poca luz. Volver atrás es indeseable siempre y corregir el rumbo en estas circunstancias, históricamente ha sido traumático y doloroso.
    Hemos cometido un error grave que inevitablemente purgaremos, no hemos sabido aprender de nuestros errores ni de los errores de nuestros vecinos. Olvidamos los nuestros y copiamos los de los vecinos y así estamos. Ellos están mal, pero lo nuestro clama al cielo.
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

  7. Magnífico análisis. Los que se autocalifican antisistema no son más que partes del mismo sistema. Antisistema soy yo, que abomino de uno que nos proporciona un legislativo que no sabe de leyes, un ejecutivo que no ejecuta nada y un judicial vendido a la dictadura de partidos que sufrimos

    Le gusta a 2 personas

  8. Querido Juan, aciertas y por eso digo que no aprendimos de nuestros errores ni del de los vecinos. Copiamos tarde y mal.
    A parte de los hechos que lo corroboran hoy sin más que mirar lo que pasa, te remito a una entrevista de le Figuero a Franco de la que te extraigo pregunta y respuesta. Desde luego su perspicacia lo convierte hoy en profeta aunque no les guste a los de siempre..

    Pregunta Periodista.- ¿La democracia liberal no es la llave política del mundo de mañana?

    Respuesta Franco.- Lo que usted llama democracia es, si no me equivoco, el sistema liberal basado en el juego de los Parlamentos y de los partidos.
    Pues bien, este sistema político ha dado ya todo que podía de sí. Y, en verdad, este sistema ha acumulado numerosos fracasos cuando se trató por los Gobiernos liberales de resolver los problemas nacionales esenciales. Ante los problemas fundamentales, la unión, la unidad de la nación, son indispensables. Y, sin duda alguna, la multiplicidad de los partidos llega a fomentar los desacuerdos nacionales en todas las grandes cuestiones.

    Un abrazo

    Me gusta

  9. Sr. E. Alonso, barrunto que muy pronto sabremos los españoles si la UE, es sólo económica, o de lo contrario, si nos merece seguir en ella. La gestión en el tema secesionista, será de suma importancia. Reciba un atento saludo.

    Me gusta

  10. Respetado compañero Enrique Alonso Marcili: haces un análisis minucioso y , en mi opinión, muy acertado. Creo que la Solución con mayúscula sólo la conoce Dios. Pero llegar a ella está en nuestras manos. Otra cosa sería creer en la fatalista predeterminación, propia de los musulmanes, y quedarse con los brazos cruzados a verlas venir.
    En principio, no queda más que arar con estos bueyes y con las herramientas disponibles. Y sí, sin la menor duda, estamos capacitados para decidir soluciones conforme a la legislación vigente y adaptarla a cada caso o incidencia con prontitud y buena dirección. Por supuesto, sería preferible equivocarse que tomar como postura disimular o impedir la acción de la justicia por bastardos intereses ajenos al buen gobierno.
    Enhorabuena por tu brillante análisis de la situación. Un fuerte abrazo.
    Salvador Zunzunegui Costas, coronel de Caballería ( in aeternum)

    Me gusta

  11. D. Juanmaria, hay naciones en la unión europea, nuestro vecino del norte por no irnos muy lejos, que tienen en su seno fantasmas similares a los nuestros, si no de mayor enjundia, pero ellos han sabido cortar de raíz cualquier ensoñación. Nosotros no a pesar de haber tenido experiencias pasadas nada lejanas en el tiempo. Para mi es cuestión de seriedad.
    La cuestión es dilucidar que mueve a Europa en ese apoyo que usted espera:
    A) Por no dar vida a ciertos fantasmas de los que también tienen en casa
    B) Porque dada la norma común, en un principio se rompería ese mercado al salirse Cataluña de él provocando además, dada su deuda, un quebranto económico.
    C) Cree usted que les haría gracia que tras Schengen se abrieran nuevas fronteras interiores.
    Naturalmente que no están por la labor, pero es triste y peligroso que los problemas familiares se contengan por intereses de vecinos. Triste, porque dice poco de la propia familia y peligroso, porque los vecinos cambian y pueden venir otros con intereses distintos.
    Con los anglosajones ya hemos tenido duras experiencias, pudimos quitarnos la espinita con Bernardo de Galvez, pero solo fue espinita, nos la jugaron bien en Suramérica. ¿Qué ocurrirá tras el Brexit?
    Le recuerdo aquello muy inglés: “no tenemos amigos, tenemos intereses”

    Le gusta a 1 persona

  12. Mi querido amigo y compañero Salvador, Coronel de Caballería in aeternum – me ha gustado esto de in aeternum –
    Con los bueyes, las herramientas actuales, me temo que tú y yo poco tenemos que hacer, es cosa de otros que aún no están en la atalaya de la observación como nosotros. Y más con los avances tecnológicos que hoy se disfrutan. ¿Recuerdas ayer cuando tenías que hacer una monografía o dar una simple charla en aquellas tardes de formación de cuadros? Había que leer libros, visitar bibliotecas y sacar apuntes para ordenar el tema… era asunto divertido. Luego escribir a mano o con dos dedos a máquina de carrete. Hoy desde una cafetería con wifi y la Wikipedia cortan y pegan de maravilla y ya ni les interesamos, no nos oyen, saben más que nosotros… y así nos va. Ya no tenemos capacidad ni para equivocarnos, en todo caso la de seguir o asesorar, si se deja, a quien esté en condiciones de decidir.
    Quienes no queremos terminar en silencio y morir con las botas puestas, tan solo nos queda el pataleo por si algún bendito quiere oírlo. Lo demás es soñar.
    Un fuerte abrazo

    Le gusta a 1 persona

  13. Andres ¡¡Viva España!!! y no te preocupes mucho que ya conoces el lema “ni por las buenas ni por las malas!! Estamos dispuestos y seguro que no somos pocos a la hora de la verdad.
    Un abrazo

    Me gusta

  14. D. Emilio, Mi Coronel, aquí seguiremos escuchando sus pataleos, al tiempo que los haremos nuestros, todos los que amamos a esta bendita Nación llamada ESPAÑA.

    Gracias por tan acertado escrito, y ya sabe lo de: “mas sabe el diablo por viejo que por….”

    Me gusta

  15. Don E. Alonso no creo que se trate de cortar nada de raiz, sino de respetar el Imperio de la Ley, que es la pieza fundamental del Estado de Derecho, y , por ende, de nuestra democracia. Hasta ahora, creo que los secesionistas no han firmado nada, en el momento que firmen la desconexión con España, será la hora del Tribunal Constitucional, y de la Fiscalia del Estado , para llevar a los tribunales a aquellos que han transgredido la Ley. No se a quién se refiere con lo de la seriedad; llevo mucho tiempo con una honda preocupación, y he escrito mucho sobre este tema, que por desgracia la inacción de nuestra clase política va a convertir en un problema muy serio. Reciba un atento saludo.

    Me gusta

  16. Don Juanmaria, entiendo lo de la seriedad en el sentido que usted apunta: respetar el derecho legalmente establecido. Prefiero usar derecho en vez de ley. Esta por si misma puede ser injusta o sectaria si no tiene todos los ingredientes necesarios y de ellos uno es el respeto a la razón.
    Dicho esto, la responsabilidad de exigir que se cumpla. Usted ha apuntado quien tiene la responsabilidad de hacerlo. Pues que lo hagan con decisión y prontitud, sin mas
    Saludos

    Me gusta

  17. Mi Capitán En este comentario y respuetsas a los pensamientos se hace ver su caracter firme y patriótico,. Es así como le recuerdo, y es así como sigo estando a la orden de Usía.

    Legionario Rogaciano Goana Nelson

    De aquella España que había
    casi todo está extinguido,
    las mujeres eran femeninas
    y los hombres distinguidos.

    También había mariquitas,
    porque es cosa de naturaleza;
    a mí me causan respeto
    las personas de grandezas.

    Esas que sin fingimientos
    se muestran a la sociedad
    presentándose como son,
    dentro de la dignidad.

    No importa su inclinación,
    siempre que sea respetable;
    las personas de vergüenza
    nunca son desagradables.

    Sin embargo. Aquel ayer
    hoy es causa de desprecios
    para estos degenerados
    que tantean los trapecios.

    De la política del circo
    pornográfico e inepto,
    apátridas de esta Nación
    que rompen los pensamientos.

    Los pilares de la Patria,
    de esta España maltratada
    se vienen tambaleando
    SIN que nadie haga NADA.

    Por detener estos actos
    que avergüenzan el sentir
    de los que aman a su Nación
    conteniendo el frenesí.

    Y. Comiéndose el coraje
    van cediendo en la razón
    sabiendo que el libertino
    es de mala condición.

    De aquella España que había
    sólo quedan los cimientos
    que carcome la perfidia
    de los malos intelectos.

    Bellotania día 30-08-17 Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  18. No se puede decir más en menos espacio. El valor de un veterano. Lastima que no se aprecie tanto talento.
    Insuperable, mi coronel
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  19. Absolutamente real el escenario que describe y analiza con excepcional maestría y mente clarísima, mi Coronel. No tengo el placer ni me cabe el honor de conocerle. De hecho, es la primera vez que veo su nombre gracias a su excelente artículo. Igualmente, sus intervenciones y respuestas en el apartado de Comentarios, confirman su ilimitado y rico conocimiento. Por eso, es muy difícil no tocar un tema o mínimo matíz que V.I. no haya desarrollado previamente en lo que nos ocupa.

    Por lo tanto, no sería yo tan osado e irresponsable como para arriesgarme a estropear nada que V.I. haya mencionado; porque, además, nada queda que añadir o aclarar a tan minucioso, certero, y detallado análisis.

    Ahora le pido me perdone, porque hará tal vez más extensa de lo aconsejable esta mi modesta intervención. Mas creo que es de obligado cumplimiento, dado que, como digo, no nos conocemos personalmente, ni por otras referencias, facilitarle, lo más escuetamente posible, mi “filiación e historial de servicios”. Perdóneme, así mismo, si en algún momento la emoción y mis convicciones morales me superan, y utilizo un lenguaje de cantar de gesta, o dá la impresión de que caigo en la inmodestia. Procuraré contenerme.

    Yo serví a la Patria, a España eterna, mi cuna y la de mis antepasados desde la noche de los tiempos, la de más glorioso destino, forjada a lo largo de siglos por una raza especial de grandes Capitanes, que enseñoreó sus banderas y estandartes por todo el orbe, y fue respetada y temida por todos sus enemigos, internos y externos, por partida doble, valga la expresión.

    Primero, en el Ejército del Aire durante quince años de servicio activo habiendo comenzado con sólo dieciséis como Soldado Alumno, hasta que pasé a formar parte de la Escala de Complemento en situación de disponible, con la categoría de Suboficial y diez años en el Empleo de Sargento con la Especialidad de Radiotelegrafista, Controlador de Aeródromo, Aproximación y GCA (Radar de Aproximación de Precisión). Gracias a una Ley que se promulgó siendo Ministro del Aire el Exmo Sr. Teniente Genetal Don Julio Salvador y Díaz Benjumea, gran impulsor y diría que “Padre” del despegue y auge de la Aviación Civil y Comercial en España, por la que en mi situación militar podía opositar al Cuerpo civil de nueva crreación, de Controladores de la Circulación Aérea, entrando en él al primer intento y disputándome la plaza en igualdad de condiciones, con los aspirantes procedentes de paisano. Mis años en el Ejército fueron los más felices de mi vida, y me cupo la suerte de vivir y participar en acontecimientos históricos tales como el accidente nuclear sobre Palomares, Almería, junto con un Capitán S. V. en la investigación técnica, que quedó reflejado en mi Hoja de Servicios con muy alta consideración y calificación, así como en otros muchos relacionados con accidentes aéreos, con el mismo resultado favorable. Me costó poco menos que una depresión dejar de vestir el uniforme, precisamente cuando prestaba otros servicios en el entorno de Gibraltar, cuando España hacía valer su concepto de la propia estimación, por decirlo lo más correctamente posible, y no lo habría colgado jamás por nada de este mundo, si hubiera sabido que con los años terminaría retirándome de Capitán, y casi seguro de Comandante. Pero fue un consuelo y la mayor compensación haber sido, si cabe, más útil al Ejército (a los tres Ejércitos) desde ese puesto de trabajo que desde dentro dados mi modesta categoría y empleo de entonces. Por suerte, siempre estuve rodeado de Bases Aéreas, Torrejón y Getafe en el Centro de Control de Madrid, Rota y Morón en el de Sevilla, y La Base Aeérea de Granada cuando estuve destinado en el Aeropuerto de esta capital. que ahora se llama, rizando el rizo, válgame Dios, “Granada-Jaen Federico García Lorca, mientras que no tuvieron el menor escrúpulo, ni remordimiento de conciencia, en retirar un pequeño pero precioso monolito en el que figuraba tallado en una placa el nombre del Ministro gracias al cual se construyó y puso en servicio en tiempo record. el del Excmo Sr. Tte. Grl. Don Julio Salvador y Días Benjumea, que lo inauguró personalmente Perdónese esta disfresión. Los tráficos militares de las mencionadas Bases y sus operaciones, al afectar y ser afectados por el tráfico civil, era mi responsabilidad controlarlos y garantizar su seguridad y facilidad de operación..En esto pasé los treinta y cinco años restantes en el mundo civil, hasta mi jubilación forzosa por la edad, hace ahora exactamente once años..Con la “satisfacción del deber cumplido”.

    Y volviendo a lo que nos ocupa, no sería yo tan osado e irresponsable como para arriesgarme a estropear nada que V. I. haya mencionado; y además, porque en mi opinión nada resta que decir o aclarar.

    Y para terminar, la única reflexión que creo no se ha mencionado todavía, que yo haya visto, por nadie, es mi sensación de que mucho, o todo, de lo que nos está tocando vivir cuando ya algunos de nosotros tenemos estrellas a la vista, y no las del uniforme precisamente, tiene su raíz en el egoismo y la egolatría de una sociedad amoral que ha relegado los valores y el concepto de la vida (la ajena, no la propia) al cubo de la basura. Una sociedad de panem et circenses que es tan corta de entendederas, que ha querido y lo está haciendo, matar la gallina que ponía huevos de oro, y con ello ha caído en el más horrendo y cobarde de los crímenbes. Me explico. Ha fomentado y llevado el negocio del aborto a cotas impensables en un entorno que se autodenomina “civilizado” y culto. No veo la civilización, y menos la cultura por ninguna parte, lo siento, es mi percepción y mi experiencia. Cuando hace cincuenta años los de nuestra generación contraíamos matrimonio, como Dios manda, lo hacíamos muy escasos de recursos pero con una gran iusión de tener hijos que un día fueran los continuadores de nuestra obra, como nosotros lo éramos de la de nuestros padres. Nos casábamos “hasta que la muerte nos separase”, y hoy, da igual el “rito” por el que se unan las parejas, y me refiero exclusivamente a las formadas por un hombre y una mujer, .pues de las otras prefiero no hacer disgresiones, lo hacen con la “sana intención” de no aguantarse ni una, y de tirar cada uno pos su lado, eso sí, “amistosamente” (¿…?) a la más mínima de cambio sin importar para nada los hijos que, excepcionalmente y tal vez por descuido, hayan podido venir a este mundo sin ser consultados si querían o no.

    De los pocos nasciturus que portan las jóvenes españolas en sus vientres, y creo que España tiene la tasa de fertilidad masculina y de natalidad más bajas de toda la Unión Europea (menudo eufemismo el título), una gran proporción (parece que unos cien mil “legales” al año en España) son vetados con uno u otro pretexto y con métodos expeditos y sin repetar la objeción de conciencia de los médicos, para entrar en el mundo de los vivos. Resulta ahora estremecedor no ver las calles llenas de niños españoles liados a mamporros y jugando a la guerra con aquellos entrañables soldaditos de plomo de nuestra niñez. Se ven más niños, nacidos también aquí, pero de la mano de otras gentes con burkas y velos extraños. Luego, estos niños crecen, están “integrados” en los colegios, y cuando tienen veinte años, ocurre como últimamente en Barcelona. A ver quién puede prever y evitar eso.

    Siempre fuí optimista por naturaleza, y estudiando la historia pude comprobar que España ha pasado por períodos de incertidumbre y zozobra, y ha estado al borde de su propia destrucción y desaparición, pero que siempre resurgió de sus cenizas y despertó del coma irreversible que la tenía al borde de la tumba, y ello fue gracias al milagro de alguien que le gritó, como a Lázaro: “Levántate y anda”. Y ese grito que necesita ahora, de manera perentoria, antes de que termine el mes entrante, corresponde, naturalmente, al gobierno y a la clase política en conjunto. Visto lo visto desde que comenzó este sainete siniestro hace ya más de dos años, tengo que confesar que soy muy pesimista al respecto, y más con el verdadero y peor enemigo dentro de las Instituciones, que lo que persigue es que todo se destruya para repartirse los despojos.

    Y no sigo, pues ya he abusado demasiado del espacio normal para un comentario. Ruego me poerdonen todos, el autor y los demás distinguidos miembros y contertulios.

    Permítanme un ¡Viva España por siempre”.

    Le gusta a 1 persona

  20. Querido Goana Nelson, así te conocí en Fuerteventura donde servimos juntos. Un fuerte abrazo Ramón.
    Querido Adolfo, mi general a tus órdenes
    Amigo y compañero Rafael, abrir el alma como tú lo has hecho en el balcón de este blog, creo que es bueno porque compartir sentimientos basados en valores de entrega siempre lo es y posiblemente en los tiempos que corren más.
    Si me lo permites y de soldado a soldado, recordarte que en los ejércitos la responsabilidad siempre aumenta con el rango, lo sabes. Y lo hace de tal manera que flaquea quien ante los desaciertos se queja de sus subordinados. En la nación ocurre igual, nadie nace formado, hay quienes tienen la responsabilidad de formar y quienes tienen la responsabilidad de velar porque esa formación procure el progreso social en libertad, con justicia, dignidad y seguridad. Y si hay que volver los ojos hacia alguien para recriminarle, es hacia quien teniendo responsabilidad no la ejerce honestamente. En el ejército, la tropa nunca es culpable, en la nación, el pueblo llano tampoco.
    Por supuesto ¡¡VIVA ESPAÑA!!
    Un saludo

    Le gusta a 1 persona

  21. Muchas gracias, mi Coronel. Siempre fue mi mayor anhelo servir eficazmente desde la posición que me correspondiera, así como velar por el cumplimiento de las normas, con sencillez y entusiasmo, por aquellos sobre los que tuve mi modesto mando, con trato recto pero exquisito. Fue para mí una satisfacción y un orgullo comprobar el aprecio de todos el día de mi enace matrimonial hace ya cuarenta y nueve años. Se dió el caso, no habitual, de que comenzando por nuestro Coronel Jefe, hasta el más recientemente incorporado Soldado, es decir, toda la Base en la que servía, me acompañaron a la ceremonia, excepo, claro, los que estaban de servicio, y el Coronel en persona y algunos Capitanes, los necesarios para completar el protocolo, firmaron como testigos. Y pocos días después, me llamó el Teniente Coronel Mayor para entregarme un regalo en el que habían participado todos, Jefes, Oficiales y Suboficiales. La tropa lo había hecho por su cuenta, pero no en metálico sino con un modesto recuerdo que siempre tengo en mi mesilla de noche por lo entrañable que es, y por lo que significa para mí.

    Por todo esto decía que me costó una depresión colgar el uniforme. Pero precisamente un Tte Coronel, ante mis reparos y mi, por qué no decirlo, miedo a la orfandad en que creía me iba a ver, me convenció con el argumento de que serviría más y mejor a la Patria y al Ejército desde un puesto de mayor responsabilidad. Y afortunadamente, así fue y con ese objetivo y entrega trabajé siempre.

    Aún en la actualidad continúo muy unido al Ejército del Aire y a mi querida Base en la que más tiempo estuve. Me encuentro con antiguos camaradas y confraternizamos con los que hoy tienen el privilegio de estar en activo, todos ellos casi que podríam ser hijos nuestros por la edad. Quizás hoy las cosas no son exactamente como en mis tiempos, y el material y los medios que existen nada tienen que ver con los que teníamos en aquella época, pero el espiritu y el patriotismo que palpo, me resulta el mismo. Cuando se homenajea a los caídos a lo largo de la historia dilatada de la Base, y se grita ¡Viva España, viva el Rey, viva el Ejército!, y se cantan los himnos, se hace con la misma emoción de siempre, y uno siente que vuelve a tener veinte años otra vez.

    Quién pudiera, mi Coronel, comenzar de nuevo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s