El comentario del día “POR LA PATRIA, MORIR FUE SU DESTINO” General de Brigada (R.) Adolfo Coloma Contreras

Una tragedia, se mire por donde se mire, la del luctuoso fin del submarino S-42 Ara San juan de la Marina de Guerra Argentina. Una tragedia que deja desconsoladas a cuarenta y cuatro familias, a todas sus Fuerzas Armadas y a todo un gran país. Pero entre tantas muestras de dolor y tantas reivindicaciones, brotan desde el más profundo dolor de padre, compañero y amigo; desde la vocación más acendrada y el mayor sentido del deber y el sacrificio, las palabras del Capitán de Navío Jorge Bergallo, padre del Segundo Comandante del submarino, Capitán de Corbeta Jorge Ignacio Bergallo.  Léanlas con atención:

… Si es verdad todo eso.Pero como militar me quedo con la parte positiva. Estos cuarenta y cuatro tipos estaban navegando. Estaban haciendo lo que eligieron hacer. Estaban prestando un servicio que el país necesita y que ellos se ofrecieron a darlo.Y su sacrificio fue póstumo, o fue total. Peroellos sabían eso,lo eligieron y lo asumieron y son un ejemplo para todos, para cuarenta y cuatrofamilas. Y es un ejemplo para un montón de marinos y militares que a veces perdemos conciencia y noción de por qué somos marinos y por qué somos militares y los riesgos que eso implica. El martirio no se elige, es una gracia concedida, y ésos tienen la gracia de estar donde eligieron estar, de estar en su salsa, en su medio, que es el mar. Y estar en patrulla eterna ahí hundidos  como mojón, como hito, como los trescientos espartanos. Éllos,cuarenta y cuatro están ahí para marcarnos a todos algo. Y tenemos que verlo como sociedad, tenemos que verlo como país y tenemos que verlo como Marina o como Fuerzas Armadas. Ojalá que sirva su sacrificio y su entrega para hacer un país mejor, una marina mejor, para hacer una política mejor.

Yo me quedo con el sacrificio de esos camaradas míos, algunos conocidos, hijos de amigos, exalumno. Y me quedo íntimamente con la alegría de saber que se les concedió la gracia del martirio que ellos eligieron. Y me quedo también con lo positivo de que es que  todavía hay un montón de tipos, en ese caso cuarenta y cuatro que lo dan todo por el país. Y tal vez sirva para que el país redescubra lo que tiene en mucha gente olvidada, postergada y oculta.

En la Batalla de Jutlandia, que fue una gran batalla entre la flota alemana y la flota inglesa, en la Primera guerra Mundial, un almirante alemán, en el homenaje a los caídos de su flota dijo algo que a mí siempre me gustó recordar:

No llevo flores

a la tumba de un marino

llevo un poco de sal

que es fruto del mar

y es su destino.

Yo llevo sal, y brindo por los cuarenta y cuatro que se llevó la mar.

Y nosotros con Vd, Comandante ¡Qué gran lección de entereza, vocación y fe!Desde este modesto blog, brindamos con vd, con ellos y por todos ellos. Y les pedimos a nuestros lectores que se unan a nosotros, con Vd. en ese homenaje . No lo podía haber expresado mejor, comandante:

¡La muerte, no es el final!

Adolfo Coloma

GB (R) del ET

Blog generaldavila.com

27 noviembre 2017

8 pensamientos en “El comentario del día “POR LA PATRIA, MORIR FUE SU DESTINO” General de Brigada (R.) Adolfo Coloma Contreras

  1. Una persona íntegra,un padre sacrificado y un militar disciplinado,acatando lo que el destino ha querido par a su querido hijo y esos 43 compañeros más,la persona que no ame el ejército,la vida castrense ,el amor a la patria,el sacrificio,la disciplina el deber,etc,etc,no puede comprender,el espíritu militar y para esas personas,está desgracia será es o una más,pero para las personas que llevamos la vida castrense dentro de nuestro corazón,vemos esta desgracia como un acto de heroísmo,pues hay mejor muerte que morir por tu Patria,que Dios los acoja en su seno y les guíe hacia la luz final.Un abrazo legionario para todas las familias,y a sus órdenes siempre mi General, Viva España y Viva La Legión.

    Me gusta

  2. Un magnífico ejemplo de entereza. El amor paterno y el amor a la patria sublimados en el cumplimiento del deber. Este comandante de la Armada de la República Argentina (ARA) muy probablemente, sin ser consciente de ello, ha escrito una página de gloria para La Argentina, como lo hicieran Guzmán el Bueno o el general Moscardó para España. “A quienes mueren por la Patria los recoge la inmortalidad”.

    Me gusta

  3. Buenos días mi General:
    Impresionante , todo ello y que grandeza. Descansen en Paz.
    Cumplieron con su deber por su Patria.
    La muerte no es el final.
    Un afectuoso saludo.
    Josefa López del Moral Beltrán

    Me gusta

  4. Modélicas palabras que podrían hacer suyas todas las Fuerzas Armadas de cualquier rincón del mundo. Ejemplo y retrato de lo que lleva implícito la profesión militar. Un riesgo conocido y por ello valerosa y meritoriamente asumido por quienes cumplen con su día a día como si no existiera. Una razón más de tantas para admirar tan desinteresada vocación.

    Me uno a tan merecido homenaje y reconocimiento, que hago extensivo a todos cuantos dedicaron su vida a la milicia y cuyo mayor premio fue la muerte.

    Descansen en la paz que proporciona el deber cumplido.

    Me gusta

  5. A las órdenes de V.E., mi General.

    Llevamos unos días de fuertes emociones, en las que aflora a borbotones lo mejor que llevamos dentro quienes hemos vestido el uniforme con legítimo orgullo durante años, y hemos dedicado nuestras vidas al servicio de la Patria. No ha sido “un trabajo como otro cualquiera”, si bien desde la más modesta de las ocupaciones en la vida civil, también se puede servir con ilusión pensando ante todo en el beneficio colectivo por encima del propio. De eso tengo también casi cuarenta años de experiencia. Durante los “años de plomo” del terrorismo en España, siendo Madrid objetivo predilecto por lo que suponía de daño para la Patria, y de propaganda para ellos, por un aviso de bomba en mi centro de trabajo, el Centro de Control Aéreo de Madrid, que afortunadamente se descubrió falso y sólo había sido “terrorismo psicológico”, hubo que evacuar la Sala de Control y todo el recinto, y los dos únicos profesionales que permanecimos en nuestro puesto de trabajo, instruyendo a los aviones que no estaban próximos a aterrizar, para que contactaran con otras dependencias. Lo hicimos a saltos de una esquina a otra de la sala y pasando por todos los sectores, hasta que dejamos a unos en tierra y a los otros en manos seguras, antes de abandonarla finalmente nosotros dos también. El otro que se quedó conmigo, de forma altruista y voluntaria, era hijo de un Jefe Militar que yo había tenido y al que admiraba por haber sido el mejor ejemplo que pude tener a imitar.

    Pero esto, morir por la Patria en acto de servicio, no tiene parangón y es el mayor honor y gloria a que se puede aspirar. Por eso no me sorprende ni esperaba menos de las palabras de un padre que también es Militar y las dice con más conocimiento de causa; que nadie que no lo fuera podría expresar ese sentimiento íntimo, sublime. Nadie de fuera de las Fuerzas Armadas podría entender en profundidad estos conceptos. Los que alguna vez nos hemos visto en riesgo grave de perder la vida, en el aire, en el mar, o en un descampado o montaña cualquiera lejos de cualquier auxilio o esperanza, sabemos perfectamente de qué estamos hablando, y comprendemos en toda su dimensión lo que nos dice este Capitán de Navío.

    Me sumo a las condolencias y quisiera también darles consuelo, pues esos caídos por su Patria, ya han alcanzado la gloria y su sacrificio no ha sido inútil, aunque sólo sea por el ejemplo que dan a sus compañeros y a todos los ejércitos.

    Pido perdón porque siempre sucumbo a la tentación de contar alguna vivencia personal que tal vez esté fuera de lugar. Pero son tantos los recuerdos y tantas las vivencias de una larga vida…

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  6. Mi general. Es tan emocionante como valeroso, triste y bello al mismo tiempo, el discurso del Capitán de Navío Jorge Bergallo, y más cuando esas palabras salen de un padre que da por muerto a su hijo con toda la tripulación del submarino S-42 Ara San juan de la Marina de Guerra Argentina.

    A ver si con esta desgracia toman buena nota en el beneficio del bien común, y dejan de pensar tanto en ellos olvidándose de los deberes para con el conjunto de la sociedad, y en este caso, para con los militares que sufren desprecios de muchas formas. NO sólo los políticos de la Argentina; porque a los de España también les hace falta más sensibilidad humana y equitativa por los que se entregan al deber sin decir que están cansados.

    Atentamente y a la orden de A MÍ LA LEGIÓN

    Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s