EL VALLE DE LOS CAÍDOS Y FRANCO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

El Valle de los Caídos

Se ha convertido en una obsesión. Preocupante. No se puede avanzar con el lastre del vencido que sigue enlodazado en una guerra que terminó hace ya muchos años. Una guerra que se esgrime como argumento ocultando el odio que encriptado en falsas bondades predican a los rebaños al sol.

EL VALLE DE LOS CAÍDOS

El Valle de los Caídos no es el homenaje al enfrentamiento ni un monumento a la victoria. Es el símbolo de la reconciliación y el mutuo perdón. La paz no es anhelada por los que arrastran el guerracivilismo como hoja de ruta permanente y lo subrayan en cuanto la ocasión les es propicia. Hasta que la cultura no llegue, y con ella el sosiego y la bondad de pensamiento, recurrirán al pasado que desconocen e inventan.  No tienen otros argumentos capaces de encrespar a su público; lo peor es que con ello engañan también a los que no saben, no contestan.

Pero no vamos a tragar con sus mentiras y adoctrinamiento. La libertad también es acudir a la verdad y no dejarse manipular por cuantos tienen al alcance un micrófono. Demasiadas voces mentirosas y mezquinas animan a todo lo que sea revolver, apuntarse a la confusión y al desorden.

El actual líder del socialismo ha presentado su proyecto estrella en las paredes del cementerio de Valencia: la reforma de la Ley de Memoria Histórica. A peor. Más enfrentamiento y dolor. De acuerdo con sus compañeros de viaje: EH, Bildu y CUP. Nada más que decir.

Se apunta al carro también Compromis. Su senador Carles Mulet ha entregado este miércoles en el Senado una nueva Ley de Reconocimiento de las Víctimas del Franquismo que sustituya a la Ley de la Memoria Histórica. Pretende demoler el monumento del  Valle de los Caídos para no dejar reminiscencias del régimen de Franco. Sus palabras exactas han sido: “Hay que quitar cualquier reminiscencia del anterior régimen lo que, desde mi punto de vista, conlleva la desaparición física del enclave”.

No necesitan aclaración.

Los paredones y las fosas vuelven a la escena política como si todavía alguien quisiese el enfrentamiento. Nadie les explica que queremos la paz, poder vivir con dignidad y en paz. Todos y entre todos. Ellos, a los que les escuchan, se lo ponen muy difícil. Les gusta meter el palo en candela.

Los paredones y las fosas no pueden convertirse en un proyecto político.  Solo el respeto, el apoyo y ayuda, a quien lo merezca, para cerrar su dolor y sufrimiento. ¿O es que alguien se va a negar a ello?

El Valle de los Caídos no debe ser el recuerdo a nadie ni a nada sino un lugar de culto y respeto a los muertos.

Pero en el fondo no se trata de Franco ni de su tumba, ni del Valle de los Caídos, ni de la Ley de Memoria Histórica. Buscan otra cosa. Desde el radicalismo quieren el río revuelto donde pescar votos para su programa consistente en mantener a España siempre en trance de desaparecer.

Son las calles, los nombres, los curas, el Concordato, los militares, el Ejército, la Enseñanza con educación ideológica desde niños a mayores. También la Jefatura del Estado. Tiempo al tiempo.

Ahora son las tumbas, los muertos. A los cobardes siempre les ha gustado especialmente enfrentarse a los muertos. Los que pretenden mandar sobre vivos y muertos son los peores dictadores.

Les aseguro que si yo fuese la familia de Franco retiraría en silencio sus restos y me los llevaría a la intimidad familiar. Sé lo que digo y no creo estar muy lejos de la opinión más noble y acertada. Quizá la voluntad del mismo Franco.

Claro que por otro lado ¿Quiénes son estos personajes para imponer su voluntad y escribir el pasado a su gusto y semejanza? Por ahí sí que no.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog generaldavila.com

17 diciembre 2017

 

 

19 pensamientos en “EL VALLE DE LOS CAÍDOS Y FRANCO General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. A sólo se me ocurre ir a rezar al Valle de los Caídos en masa y pedirle a Nro. Sr. Jesucristo que permita el milagro de la recristianizacion de España. Dios nos salva. Agustin Payno

    Me gusta

  2. Cuando hablé con la Fundación Francisco Franco, les expuse un comentario, que me alegra que también usted comparta conmigo: el Valle de los Caídos es un monumento que implica la reconciliación entre todos los españoles. Esos restos yaciendo juntos afirma entre otras cosas ver en los que, frente a frente, se combatieron por un ideal -desgraciadamente no todos-, equivocado o no, y por tanto la hermandad es posible. Por ejemplo, yo no puedo pedir que sea la Santa Cruz entendida como símbolo de que sin la Sangre derramada del Hijo de Dios no puede existir la paz, y que eso lo que implica así alzada en Cuelgamuros. Pero si nos podemos pedir unos a otros la concordia y la verdad que nos indica el camino a seguir, y por tanto la importancia de entender cómo avanzar en comunión por una historia que ha sido, aún es y seguirá siendo común.

    Me gusta

  3. Buenos días, mi General y a todos los lectores:
    El Valle de los Caídos… el “monumento” más significativo e importante en la España del siglo XX; aunque para la ignorancia de todos aquellos que nos quieren hacer ver con su paparruchada barata de que aquello fue un campo de concentración; un campo de esclavos…; aunque la mayoría de los políticos de esta nuestra izquierda rancia y mal inclinada argumenten noticias falsas y propaganda con el fin de desprestigiar y querer así destruirlo, no podrán, jamás, engañar a la historia de lo que fue El Valle de los Caídos. Son muchas las cosas en contra que se ha dicho sobre el Monumento y todo es, ni más ni menos por quienes lo hicieron. Como bien cierto es y así lo narra Vuecencia –permítame que parafrasee su argumento acertado–: «El Valle de los Caídos no es el homenaje al enfrentamiento ni un monumento a la victoria. Es el símbolo de la reconciliación y el mutuo perdón»… y no otra cosa que, tristemente, nos quieres a raudales hacer entender. Y otra vez surge la misma reflexión: la enorme distancia entre el recinto de Cuelgamuros y los campos de concentración con los que se ha comparado. A nadie le amenazaron con ser expulsado de Dachau o del gulag soviético, en cambio, allí, todos los presos que trabajaron en El Valle, lo habían solicitado. Y lo hicieron por razones de peso; para ellos y sus familias. Todos lo pidieron, pero algunos acudieron incluso a las recomendaciones para lograrlo. Y vean la ironía mordaz y cruel con que se ofende.
    El Valle de los Caídos sigue estorbando a quienes buscan la transformación de España en algo totalmente distinto de lo que ha sido a lo largo de toda su historia.
    Excelente reflexión, mi General. Muy buena.

    Sin otro particular quedó a sus órdenes.
    Víctor Fraga, guardia civil y soldado.

    Le gusta a 1 persona

  4. Buenos dias, y feliz domingo mi general :

    Asi es, y comparto totalmente su escrito de principio a fin. como siempre, por la objetividad y y argumento del tema que hoy nos ofrece, y que es preocupante , a causa del socialismo y la izquierda radical, actual, de lo que esta sucediendo y pretenden hacer.
    Son ellos los que buscan jaleos y no los demás , que deseamos , paz entre todos, prosperidad, y armonía..que los gobernantes deben servir a los españoles, y no al contrario, como se esta viendo.

    Gracias mi general un afectuoso saludo y FELIZ NAVIDAD, si es que es posible.

    !!VIVA ESPAÑA!!
    !! VIVA EL REY !!
    !! VIVAN EL GLORIOSO EJERCITO ESPAÑOL !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran.

    Me gusta

  5. Yo también comparto ese escrito, sino que lo colaboro argumentando que la inmensa mayoría de los políticos no llegaron a conocer al régimen, sino comenta de oídas y con un resentimiento de odio, y de revanchismo por el mero echo de sentirse de izquierdas se crean ellos mismos un relato ficticio, para conseguir un puñado de votos para mantenerse en el machito de la política, y argumentar que ellos son la salvación de los males que les ataña a los trabajadores y de las capas populares, pero esos trabajadores no saben la realidad de esas mentiras relatadas por una ideología caduca y fracasada

    Me gusta

  6. A las órdenes de V.E., mi General.

    Exacta interpretación del significado de este grandioso y a la vez sencillo y austero monumento, no a la victoria de unos sobre otros, sino a la reconciliación de todos y para honrar a todos los caídos sin distinción, construido no con mano de obra en régimen de esclavitud ni de castigo, sino con trabajo debidamente remunerado y con horarios laborales reglamentarios normales, .

    Llegué por primera vez a Madrid, para ingresar en el Ejército del Aire, justo cuando se inauguraba. Y como siendo aún recluta recién incorporado y no habiendo jurado todavía bandera, no salíamos del acuartelamiento, no pude ir allí de momento. Pero un Capitán, ante mi ruego, me dio mi bautismo del aire en una avioneta y me llevó por aquellos parajes y por el Escorial. Fue muy emocionante contemplar desde arriba y desde todos los ángulos aquella majestuosidad y tanta belleza. Desde entonces y durante mis muchos años de residencia en Madrid, lo visitaba y estudiaba con muchísima frecuencia. Y continué haciéndolo tras la muerte del Caudillo, sin complejos absurdos ni miedo a hipotéticos atentados, pues el riesgo de ello no era descartable, y si no los hubo quizás fuera por falta de capacidad y no de deseos de los grupos terroristas en activo, GRAPO y sobre todo, ETA.

    Si las figuras de Franco y el Valle de los Caídos son el símbolo de la reconciliación entre todos los españoles, para la inmensa mayoría del pueblo normal y trabajador en cuyo pecho no caben rencores y ha sabido asumir la historia, sí son, sin embargo, por desgracia, la única razón a que se aferra la izquierda para justificar y perdurar su existencia. No ha asumido su derrota en el campo del honor, y están empeñados en la quimera de ser ellos quienes ganen una antigua guerra que nunca darán por terminada. Si a eso le sumamos el odio congénito y la sed de venganza, que no ocultan y como mucho algunos pretenden disimular sin conseguirlo, ya tenemos la explicación de lo que está ocurriendo y del señuelo cual naipe de mago que de vez en cuando sacan de la manga personajes tan pintorescos como los que tenemos que aguantar todos los días con sus ocurrencias a cual más absurda y disparatada.

    No tienen imaginación para nada positivo, son cobardes redomados, pues no hay mayor cobardía que la de alancear a moro muerto. Sus abuelos no fueron capaces de combatir abiertamente a nadie mientras estuvo vivo, y permanecieron escondidos en sus cubiles a la espera de su muerte. Y ahora, con especial virulencia, más de cuarenta años después, pretenden la venganza en los nietos y bisnietos de quienes les vencieron. Absurdo sin más.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Le gusta a 1 persona

  7. Mi general, espero que no tengamos que vivir el desmantelamiento del valle de los caídos. No puede ser que después de 80 años sigamos así. Son reincorosos patológicos, después de que sus abuelos y padres vivieran en concordia tras una guerra en la que todos perdimos, ahora estos despojos por decir algo quieren borrar todo. Qué pena, el valle de los caídos es un recordatorio de lo que no debe suceder de nuevo. Pero parece que es lo que quieren, si por llevar una bandera de tu país te matan a palos… Los españoles de bien tendremos que defender lo nuestro, nuestra patria y la de los que dieron su vida por defenderla.

    A sus órdenes mi general !

    Aprovechó la ocasión para desearle muy felices fiestas a usted, a su familia y a todos los lectores de su blog.

    Me gusta

  8. Por cierto… que estos que no dejan de dar la lata por El Valle de los Caídos, me gustaría recordarles que se hizo por escrito la solicitud a sus familias, de las partes enfrentadas, así como el interés de los que estuviesen enterrados en otros lugares, por parte de las autoridades del Estado. Existen justificantes de ello en a archivos…

    Víctor Fraga y felices fiestas. Un saludo cordial.

    Me gusta

  9. Por cierto… que estos que no dejan de dar la lata por El Valle de los Caídos, me gustaría recordarles que se hizo por escrito la solicitud a sus familias, de las partes enfrentadas, así como el interés de los que estuviesen enterrados en otros lugares, por parte de las autoridades del Estado para ser enterrados en la capilla donde reposan los restos de todos los que intervinieron en el conflicto. Existen justificantes de ello en los archivos…

    Víctor Fraga y felices fiestas. Un saludo cordial.

    Me gusta

  10. Que bien dicho con poca lectura. Pero mi general, no se le va a reconocer nada de lo que dice, esto es ya una confrontación sin sentido, y como bien usted dice, ,”””enfrentarse a los muertos para atacar a los vivos””, ojalá que no ocurra nada, pero esto tiene muy mala pinta. Un honor de haberle leído mi general. Viva España, su bandera su himno con su preciosa letra que la tiene, y viva nuestro Rey 🇪🇸🇪🇸

    Me gusta

  11. El antiguo combatiente de la Guerra incivil española
    ——————————————————————————————-
    En el año treinta y seis
    España se dividió
    Y quebrantando la ley
    El movimiento estalló.

    Hay recuerdos del pasado
    Que cabalgan por mí mente,
    De fusiles por arados;
    Por desgracia de la suerte.

    Y acaricio aquel pasado
    En el umbral de mí muerte,
    Lo que aún no he olvidado
    Hoy trastorna mí presente.

    Soy antiguo combatiente
    De aquella Guerra incivil,
    El olor de pólvora y muerte
    Están muy dentro de mí.

    Estuve en tantas batallas,
    Siempre al lado del cañón;
    La sangre con la metralla
    Endurece el corazón.

    Una Guerra fratricida
    Por falta de comprensión.
    Y una España dividida
    Plena de maquinación.

    Izquierdas contra derechas,
    Contra si mismo también
    Dando frutos la cosecha;
    La del maldito interés.

    En el año treinta y seis
    La maldad y el odio se desató
    Y atropellando la ley
    La sangre se derramó.

    Tres años de plena Guerra,
    Nuestra España se diezmó;
    La sangre llenó la tierra
    Con semillas de dolor.

    En silencio los arados,
    Canta la ametralladora;
    La muerte por todos lados
    Por las rencillas traidoras.

    En el año treinta y nueve
    La Guerra se terminó
    Y las rencillas se mueven
    Guardando la prevención.

    ¿Cuántos fueron fusilados
    Sin motivos ni razón,
    Por uno y el otro lado;
    Por maldad y por traición?

    La tierra enrojecida
    Por la sangre derramada
    De una Guerra sin medidas
    En la España segregada.

    ¿Si yo luché por España,
    El otro, por quién luchó?
    El filo de la guadaña
    De sangre se empapó.

    Cada uno por un lado
    En detrimento del honor
    Y los derechos pisoteados
    Por la maldita ambición.

    Por una Guerra maldita,
    Injusticia, odio y rencor
    Hasta que alguien grita
    Y comienza el esplendor.

    Fueron tiempos muy duros,
    Pero España floreció
    Brindándonos el futuro,
    Respeto; Patria y honor.

    Hoy que todo ha pasado
    Esperemos que no vuelva más.
    Ya estoy viejo y cansado,
    ¡La muerte viene detrás!

    ¡Que renazca la armonía,
    Que en España salga la luz;
    Porque España es tuya y es mía,
    Unamos a la juventud.

    Ondeando las banderas
    Sin el odio, ni el rencor
    Que se ofusca la ceguera
    En desprecio de la razón.

    Que no vuelva un treinta y seis,
    Ya saben lo que pasó;
    Respetemos a la ley.
    Abramos el corazón.

    Como saben la tierra es sufrida,
    Pero siempre hay un rayo de sol.
    Si se curan las heridas
    Brotarán las semillas de amor.

    Soy antiguo combatiente
    De la contienda incivil
    Y hasta que llegue la muerte
    Estará dentro de mí.

    ¿Si yo luché por España,
    El otro por quién luchó?
    Como a niños nos engañan
    Dividiendo a la NACIÓN.

    Estos versos son del mismo sentimiento, el resumen de conversaciones escuchadas a personas que lucharon en ambos bandos de aquella incivil contienda. Yo nací en la parte perdedora, y aunque me inculcaron odio hacía la llamada derecha, el mismo fue tan efímero como lo que tardaba en darme cuenta de lo que el pensamiento analizaba desde ese punto de vista que sólo se lleva por lo que cree más justo, o lo más intermedio; de tal forma que en el fondo de mí ser estoy en desacuerdo con ambas partes, atendiendo a lo parcial de cada una de ellas. He tratado de ser honesto, y es ahí que me encuentro con la sinrazón de uno y el otro bando. Es verdaderamente vergonzoso, que aún, hoy en día sigan difamando en las formas que se hace, y es vergüenza más, cuando ves que los que tanto mal dijeron de los ganadores sean ellos los que peor lo hicieron, de aquí que me haya desprendido de estas raleas del uno y el otro bando que siguen en las contiendas sociales, las mismas que cada día van de peor en peor. Sólo puedo decirles que me causan verdadero asco, y esto es en el conjunto de los políticos, más a los dos de la llamada cabeza discordante y malhechora de este acontecer que avergüenza el sentir de las personas medianamente sensatas e inteligentes que se hagan ver en la decencia.

    1.995. Original de Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  12. Habré visitado el Valle unas 30 veces en mi vida, o tal vez más. Lo he hecho porque me ha dado la gana y sin tener que dar explicaciones a nadie. La Constitución me ampara. Lo conozco perfectamente, tanto como para opinar que debería salir en el libro de los Records por los cálculos de estructuras, y el soporte tan enorme que aguanta la roca, hueca, con la Cruz encima. He subido a la Cruz y me he asomado por el extremo final. He dado conferencias sobre el complejo sin ningún tipo de apología de ninguna clase. He residido en su hospedería. El mantenimiento técnico de la instalación la llevan (o la llevaba cuando hice la consulta) la Comunidad de Madrid, manifestando que los cálculos matemáticos de origen estaban perfectamente hechos. Hay personas que han asistido a consultar a su biblioteca para futuras publicaciones, han participado en seminarios, recorrer el Vía Crucis, cumplir con el precepto dominical o asistir a misa de 11 en cualquier momento, padres que llevan a sus hijo a la escolanía, familias que pasan un día de campo, almorzando, disfrutando de la ecología o disparando fotos a las ardillas que deambulan de aquí a allá. Hay restaurantes, cafeterías, una oficina de correos, tratándose de uno de los monumentos más visitados. Las fotos que llevo hechas al Valle son innumerables, incluidas las disparadas desde el Monte Abantos. Y todo esto, desde luego con fines nobles, nos lo quieren defenestrar. A nadie se le obliga a acudir al monumento. Quien quiera va, y quien no quiera no lo hace, y ahí termina todo. En otro momento hablaré de las razones por las que están enterrados allí Franco y José Antonio, y por qué el primero está detrás y el segundo delante, y algunas cosas más, que la gente no tiene ni idea y, encima, hablan gratuitamente de lo que no saben. Y digo en otro momento debido a la longitud de estos razonamientos.

    Me gusta

  13. Y los señores de Patrimonio Nacional ¿qué dicen? ¿Derribamos también El Monasterio del Escorial? A lo mejor el Rey Felipe II, que en mi opinión fue un gran Rey, no hizo todo lo que debía según el criterio de los resentidos, de los revanchistas, de los ideológicamente acomplejados. El otro día le impusieron una multa, de las que disuaden, a una monjitas que quisieron poner su órgano muy bonito y hermoso y lo pintaron sin la preceptiva autorización. Muy celosos los señores de Patrimonio….¿ de verdad no tienen nada que decir del Valle de los Caídos? ¿No tiene ningún valor? ¿Es basura que puede ser demolida?

    Me gusta

  14. Me gusta el articulo pero no comparto la idea de que lo mejor seria que su familia sacara el cuerpo de Franco del Valle
    Por un lado eso seria reconocer implicitamente la validez de los argumentos de los que lo quieren destruir y le otorgaria a estos grupos revanchistas una superioridad moral que desde luego no tienen. Pero sobre todo porque lo que se pretende es un acto totalmente ilegitimo desde el punto de vista moral: no se puede violar la sepultura de una persona amparada en un lugar sagrado por ningun motivo, mucho menos por odio ideologico (en definitiva es de lo que se trata).
    La basilica es un templo cristiano, es inviolable. El odio politico, como el de cualquier otra naturaleza, no debe traspasar sus puertas ni tener ningún tipo de poder en ella.
    De los politicos lo espero todo pero si la iglesia terminara cediendo (no creo que ocurra), consideraria que habia pecado de blasfemia, por supuesto no porque no hubiera sabido defender el cuerpo de Franco o el de cualquier otro, sino porque no habria sabido respetar la santidad del lugar y el significado de la Cruz que lo preside.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.