TAILANDIA. LA CUEVA DEL HÉROE. VISUS MILITIS General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

El tiempo pasa. No hay nada más angustiosos que la falta de aire, que es la vida. Doce niños y su entrenador dependen de nosotros. No todo lo podemos, pero todo lo damos. Hay hombres que convierten su vida en vivirla para cambiarla por la vida de otros si necesario fuera. Sin alardes, sin exageraciones, solo con el compromiso que a ellos mismos se deben: la máxima preparación por y para los demás.

Saman Kuman era uno de ellos. Buzo de la Marina Real tailandesa, con preparación de excelencia para su labor, llenó sus tanques de oxígeno y vació sus pulmones. La vida, su sentido de lo que es la vida como soldado,  le reclamaba la suya a cambio de la de doce niños y su entrenador. Desde el primer momento los que recorren a diario esos casi dos kilómetros  de incertidumbre y oscuridad saben que es el recorrido entre la vida y la muerte. No todos están preparados para la entrega. Se requiere una disposición del alma que nunca podremos agradecer lo suficiente. Hablamos del breve momento que hay entre una vida sana y plena entregada a cambio solo de que otro viva y tú mueras. Así de crudo y sencillo. Nadie quiere morir, ni esa es su meta, pero sí que hay ángeles en la vida que están allí cuando creías que era el final. Ocurre a diario. En todos los rincones del mundo. En el anonimato.

Hoy uno de esos ángeles estaba allí, en la cueva de Tailandia, donde en cualquier momento puede ocurrir lo peor, un héroe, Saman Kuman, un soldado, que soltó su último suspiro cargado de oxígeno salvador para unos niños. Fue a cambio de su vida.

Ya podéis respirar; el aire de Saman Kuman os llegará siempre, porque siempre habrá un soldado dispuesto a ponerse entre la muerte y tú para darte la vida, su vida.

Saman Kuman, miembro del cuerpo de operaciones especiales de la Marina Real de Tailandia: ¡Presente!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez 

Blog: generaldavila.com

8 julio 2018

11 pensamientos en “TAILANDIA. LA CUEVA DEL HÉROE. VISUS MILITIS General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Queridísimo Rafa y amigos:
    Hermoso, pero amargo, relato, porque normalmente, tras la vida de un HÉROE TAMBIÉN hay una familia que por AMOR a su ser querido, tiene que aceptar su inmolación.
    Acabo con lo que os digo siempre:
    ANTE DIOS NO HAY HÉROE ANÓNIMO.
    ¡¡¡A ESPAÑA Y A MIS REYES SERVIR HASTA MORIR, VIVA LA LEGIÓN!!!
    Esperanza González de Fonseca Marco

    Me gusta

  2. BUENAS TARDES, GENERAL DAVILA:

    Hermoso, pero amargo,opino como dice Esperanza..!! SAMAN KUMAN… PRESENTE !!
    Saludos afectuosos General Davila.

    !!VIVA ESPAÑA !! !! VIVA EL REY !! !! VIVA LA LEGIÓN .!!

    Josefa Lopez del Moral Beltran .

    Le gusta a 1 persona

  3. Reblogueó esto en roldan13y comentado:
    Merecido pequeño homenaje, mi General el que le hace desde su blog.
    A este y a cualquier persona que se comporta como el lo ha hecho, Sea militar o civil, dar la vida por el prójimo, es el máximo honor que una persona puede recibir.
    ! Descanse en paz ¡

    Me gusta

  4. Hay algo en lo más profundo de nuestro ser que nos impulsa a darlo todo por el bien de los demás. Algo que con el paso del tiempo se diluye, pero puede llegar un momento en que podemos arriesgar nuestra vida sin vacilar cuando creemos que nuestra intervención es decisiva para la vida de otros. Parece como si la nuestra fuera menos importante y vale la pena jugársela.

    Sé lo que digo, no es literatura y tengo experiencia propia. Pero esta actitud es la natural y no se trata de heroísmos, es innata. Es la de todo ser humano antes de ser condicionado por egoísmos y cobardías.

    No nacemos perversos sino nobles y solidarios. Lo que viene después es el resultado de nuestro entorno, educación y circustancias.

    Pero lo admirable de todo ello es que a pesar de todo, a pesar de cuanto aconseja eludir riesgos haya quienes están dispuestos a asumirlos día a día en favor de la paz, de la seguridad o de la salud de los demás.

    Esto es lo admirable de quienes como Saman Kuman ponen en riesgo sus vidas por tan altruistas fines. Ya no se trata de un impulso quizás irreflexivo sino de una acción consciente. Y que se hayan preparado para ello no quita méritos a su labor.

    Todos debemos nuestra mayor admiración y respeto no sólo a los que cayeron en semejantes servicios sino a quienes a pesar de ello continúan prestándolos.

    Caídos en el cumplimiento de su deber… !!Presentes¡¡

    Me gusta

  5. Siempre a sus ordenes mi General.Me cuadro ante el valiente fallecido Saman Kuman y esté donde esté cuando pronuncien su nombre gritaremos todos al unisono¡PRESENTE!

    Me gusta

  6. A las órdenes de V.E., mi General.

    En todas partes hay héroes y mayoritariamente son Soldados. Y no es que ellos piensen en eso ni actúen persiguiendo ningún reconocimiento; lo entienden como “su trabajo”, sin más importancia.

    Todos los que alguna vez nos hemos visto en esa disyuntiva de ofrecer conscientemente la propia vida para salvar la de otros, y más si se trata de la de un compañero, podemos entender por qué se hace con tanta naturalidad y lo que se siente. Mi vida militar en activo no fue muy larga, pero sí llena de acciones importantes que me brindaron la oportunidad de experimental ese supuesto. No le dí mayor importancia entonces y tampoco se la doy ahora, De lo que me siento satisfecho es de haber actuado como siempre soñé que lo haría si llegaba la ocasión, y no haber flaqueado ni tenido dudas en ningún instante.

    Por lo demás, sólo se muere una vez.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.