Desanimados. Spain is not so different. Andrés Manrique Gutiérrez. Teniente (R.)

<<Las dos cuestiones que unen más a los ciudadanos son las desgracias y las críticas a terceros. No hay como tener un enemigo común para consolidar una amistad que se extienda en  los próximos lustros.

Y es que el hablar mal sobre alguien, sacar sus defectos y el hecho de “ir en contra de”, siempre resulta más fácil que valorar lo bueno que todos tenemos. Encontrar lo válido en el otro, descubrir sus virtudes y acciones positivas, es un esfuerzo que no estamos dispuestos a afrontar. Y si a esta indisposición la sazonamos con un tanto de envidia, el problema con el que nos encontramos es aún mayor.

¡Ojo! no nos flagelemos, que siempre estamos dispuesto a ello, el problema de la envidia no es patrimonio español, aunque la practiquemos de forma profesional. La envidia es un sentimiento humano, más o menos común, pero humano. Lo que pasa es que el español vive más en la calle que puertas adentro y nos gusta “la cháchara”, la taberna y apalear al personal con la impunidad que nos ofrece el rebaño en el que nos camuflamos y si además hay motivos para la chanza, miel sobre hojuelas.Nos hemos instalado los españoles en la hipercrítica, en lo ácido de cada acción humana y todo ello contribuye a entrar en un estado depresivo del que es difícil encontrar la salida.

Todos sabemos lo que nos da carácter a los españoles y nuestra visceralidad, claro está, pero debemos de responsabilizar de esta situación depresiva, en gran medida, a la prensa, a los analistas sociales y a los políticos. Veamos.

La actualidad, la nuestra, no nos aporta nada para hablar en positivo. Todos lo podemos decir, nadie está conforme con nada, ¿o no es verdad? A esto hay que añadirle el hecho de que para la prensa una noticia buena no es noticia. Lo bueno, lo positivo no trasciende, no se cuenta. Los informativos nos inundan de noticias de cualquier parte del mundo que podrían abrir portadas del antiguo semanario de sucesos “El Caso”. Parece como si los asesinatos, los crímenes pasionales, las hambrunas, las corrupciones, las traiciones etcétera, fueran cosa de nuestro tiempo, cuando la verdad es que siempre existieron. Hay cierto grado de masoquismo en la prensa y en  la sociedad en general. Lo desagradable es más atractivo y lo morboso vende más que lo que lo grato y placentero.

Por otra parte la prensa es tendenciosa, bochornosamente tendenciosa, sin reparar en el daño que infunden y extienden sobre el ciudadano. Debemos de exigir a los periodistas que sean independientes, que tengan sus propias ideas por supuesto, como todos nosotros, pero que no escriban al dictado de quienes les pagan.

Los analistas políticos se enfrentan de forma encarnizada con sus colegas de distinto signo político, defienden, navaja en ristre,  los postulados del grupo con el que se identifican y en la mayoría de los casos dejando ver sus vergüenzas al tener que defender postulados contrarios a los defendidos semanas atrás. Y sin sonrojarse, con la demagogia propia de quien por ello recibe nómina a final de mes. Lo único positivo que vemos en noticiarios y prensa escrita es la publicidad, que no deja de ser otra forma más de “vendernos la moto” (perdón por la ordinariez).

Los que se dedican a la cosa pública, pues a lo suyo, a contradecirse mutuamente sus postulados, a atacarse siempre y con cualquier disculpa. En ocasiones se baten con la “toledana”, cara a cara, de frente y por derecho, pero en la mayoría de las ocasiones se ayudan de la “vizcaína”, de la que no te esperas, la del descuido, la traicionera, la del golpe bajo. No hay un lugar común en nuestros políticos, un punto de encuentro a la hora de afrontar y resolver  los problemas que nos afectan a todos. Es una lástima.

¡Vaya panorama! ¿Cómo se arregla esto?, ¿quién lo soluciona?, si es que tiene solución. ¿Hay algún responsable de la tensión a la que se está llevando a los ciudadanos? ¿Se han puesto de acuerdo la prensa, los analistas y los políticos en amargarnos la vida? Cuando ocurra algo irreparable, cuando la nave, con sus vías de agua,  logre llegar a duras penas a la costa y encalle, no dudemos que las ratas serán las primeras en saltar de ella.

Nadie se hace responsable del estado anímico en el que nos encontramos y con lo viscerales que somos puede ocurrir cualquier cosa.  Nuestra prensa y analistas solo quieren hacer caja. Y del resto¿qué decir?, pues que no nos los merecemos, aun cuando la mayoría se hayan sacado su máster. Ellos siguen jugando al mus.

Para animarnos un poco solo tenemos que echar un vistazo a lo que ocurre en Europa y veremos que tenemos problemas comunes. Prensa ávida de sensaciones, analistas “empesebrados” y políticos mejorables.

Para Juan Soldado, en esto, Spain is not so different (España no es tan diferente)

Haya paz. Un saludo.

Andrés Manrique. Teniente (R.)

Blog: generaldavila.com

28 noviembre 2018

5 pensamientos en “Desanimados. Spain is not so different. Andrés Manrique Gutiérrez. Teniente (R.)

  1. Buenos días mi Teniente.
    Efectivamente D. Andrés, como bien finaliza su excelente Post, España no es diferente. Pero los que parlamentamos en éste foro, nos preciamos de ser Españoles de Ley y a prueba de bombas.
    Reciba un fuerte abrazo y mi más sincera felicitación por su Onomástica.

    Me gusta

  2. Buenas tardes D, Andres Manrique:

    Verdad verdadera lo que nos escribe . Personalmente, también lo veo asi.

    Feliz onomastica, y un afectuoso saludo.. .

    !!Viva España !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran..

    Me gusta

  3. Muy de agradecer sus buenos deseos, mi Teniente. Pero el panorama y el número de “vizcaínas” que nos acecha, la verdad, no es para recuperar el ánimo y menos la alegría. Ya ni siquiera un atisbo de esperanza.

    Pero en fin, si Vd. lo dice, habrá que tenerlo en cuenta. Pero, qué difícil que los españoles dejemos nuestros vicios y nuestro cainismo.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.