Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

“En tos los trabajos se fuma”, decían, dicen, en mi pueblo; y este veterano recopilador de incongruencias cree que, llegado este momento, y no por cansancio o falta de ganas, sino por no tener garantizado el apoyo técnico necesario para hacer llegar al amable lector sus pareceres se apunta a su particular “segmento de ocio” (BOE. dixit) que durará hasta primeros de septiembre, D.m.

 Para entonces, Don Eufemio y el Coronel alternarán sus envíos en la forma habitual: les puedo adelantar que con la venia de nuestro sufrido y paciente moderador éstos llegarán; por una parte irán los consabidos comentarios a la más reciente actualidad, y por otra les puedo adelantar que la cosa irá sobre mi pueblo adoptivo y su gente, sobre Toledo y los Toledanos; y hasta aquí puedo llegar.

 Hoy, y como despedida temporal, les remito un soneto con cuyo título, y dependiendo de las circunstancias he escrito decenas de ellos. Me centro en

un personaje que goza de la simpatía (¡?) de un máximo de blogueros y, desde luego que con la mía. La noticia se repite a diario en un diario digital, y nos da idea de la catadura del mismo que ascendió al olimpo basándose en una mentira mil veces repetida y que nos sorprendió con una verdad: la falsedad de su tesis doctoral, por la que él mismo se hubiera expulsado – y así lo dijo en sede parlamentaria- si tuviera un mínimo de vergüenza; de educación, va de suyo, no tiene ni un mínimo, o sea nada.

 Y aquí vivimos, en UN PAÍS, gobernado (¿?) por semejante personaje.

De la prensa, agosto de 201

Han pasado 324 días… y la demanda de Sánchez sigue sin llegar

Los días pasan y Pedro Sánchez sigue sin cumplir la amenaza que le hizo al director de OKDIARIO, Eduardo Inda, de tomar acciones legales si este medio no se retractaba de la información publicada bajo el título “Sánchez y su ‘negro’ plagiaron en la tesis párrafos enteros de informes del Ministerio de Industria”.

UN PAÍS

(Soneto)

 Un país do el que manda, excluye y veta,

discrimina, relega y arrincona,

humilla, estigmatiza y que presiona;

del bluf de lo correcto, marioneta.

 

Que se rinde, doblega y que respeta

a, ciertos, delincuentes; y en felona

decisión, en favor se posiciona

al lado de golpistas y de ETA.

 

Un país en funciones, permanente,

donde un tipo que copia por la jeta

le da al vacar continuo, pues le peta.

 

Un país que, ¿qué quieren que les cuente?

Un país, lo dejó claro el poeta:

¡Un País de charanga y pandereta!

 

Don Eufemio, ago. 19

(Continuará, D. m.)

4 pensamientos en “Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

  1. Buenas tardes D. Eufemio; creo que hoy está ejerciendo como tal, pero le observo medio desmotivado ¿le hemos fallado su público adicto? ¿será que usted también se está llegando a aburrir de leer cada día una estupidez más del de siempre y ya no le merece la pena ni el esfuerzo de premiarnos con sus sonetos?

    La última, y le imagino sobradamente al tanto, hacer esperar nada menos que al
    Rey, y casi una hora. Según Ussía, en su artículo de hoy, pretende anular los títulos nobiliarios que se le concedieron al sobrino de José Antonio Primo de Rivera, al General Moscardó, y a Carmen Franco. Medidas urgentes y sobre todo muy útiles para el conjunto de los españoles, que nos librarán de la ansiedad que nos produce la inestabilidad política que padecemos.

    Lo dijo el poeta y yo lo ratifico. Un país de charanga y pandereta, que sigue impertérrito ante los desmanes y estupideces de éste indivíduo Y lo que es peor, que le vota, sea en el porcentaje que sea.

    Por muy socialista que se sea, cuando su representante y aspirante a presidente es un tipo de la catadura del sujeto en cuestión, preferible sería votar a nuestro vecino de escalera, sea quién sea, si al menos no tiene por costumbre escupir en el ascensor ya sería suficiente.

    Compruebe que intento ser buena chica y no extenderme demasiado.

    No nos olvide mi coronel, siempre estaremos a sus órdenes y a la espera de sus escritos.

    Un cariñoso saludo.

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  2. Pues no, Dª Margarita; Ni D. Eufemio ni el coronel están “medio desmotivados”,sino que dificultades cibernéticas les han obligados a mantenerse a medio gas; las mismas que los mantendrán como decimos en Milicia en “silencio radio” hasta septiembre, en el que por supuesto espero que volvamos a encontrarnos todos.

    Hasta entonces pues, un saludo afectuoso.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .