Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

EEl 17 de enero de 1966 un bombardero estratégico norteamericano B-52 colisionó con el avión nodriza de tipo KC-135 que lo abastecía de combustible sobre el pueblo de Palomares, una pedanía de Cuevas del Almanzora (Almería). Esta maniobra era necesaria en el contexto de la guerra fría para mantener la capacidad de destrucción mutua. Los aviones permanecían volando de forma ininterrumpida para poder responder a un hipotético ataque preventivo de la URSS; un bombardeo nuclear era suficiente para destrozar el país. De esta manera se mantenía una capacidad disuasoria.

Durante la maniobra de repostaje ambos aviones chocaron y se incendiaron. Cuatro de los siete miembros de la tripulación del B-52 pudieron saltar en paracaídas y los otros tres murieron, al igual que los cuatro miembros de la tripulación del avión nodriza. El avión B-52 portaba cuatro bombas termonucleares de 1 megatón cada una (una potencia destructiva equivalente a unas 70 veces la de Hiroshima y Nagasaki). Estas bombas cayeron al suelo sin estar armadas, por lo que no se produjo una explosión nuclear, afortunadamente.

Una de las bombas cayó al mar, a unas cinco millas de la costa, otra vio su caída frenada por el paracaídas, pero las otras dos impactaron contra el suelo. Tras el impacto, explotó su explosivo convencional, desperdigando el plutonio que contenían por el suelo y en forma de aerosol, que acabó también por posarse en el suelo, incluso lejos de las zonas de impacto. Los medios técnicos resultaron insuficientes para su localización y finalmente encontraron la bomba caída al mar  con la ayuda de Francisco Simó, Paco el de la Bomba, un pescador que la había visto caer y que dominaba la triangulación inversa, posiblemente sin saber lo que era.

Como nota folclórica, o no,  hay que consignar el baño de Fraga y del embajador norteamericano, con sus famosos meybas. Aunque alguna información tendrían de lo inofensivo de su chapuzón; no tanto, posiblemente, de tomar el sol en la arena de la playa, cosa que no hicieron. De todas formas, la imagen caló y quedó en “el imaginario colectivo”. Y Don Manuel fue premiado con dos orejas y vuelta al ruedo.

 (Una variante de este tipo de bañador masculino se hizo luego famosa  cuando a Leopoldo Calvo Sotelo, Presidente del Gobierno le hicieron una “pillada” en la playa de Rivadeo luciendo unos llamativos bermudas que en absoluto casaban con su severo talante, y que fueron inmediatamente bautizados como “bermoldos”)

Entonces, con todo,  éramos más inocentes, más felices, y más jóvenes; sería por eso. Y porque ahora no esperamos que nadie de la clase dominante  dé  la más ligera muestra de bravura o bizarría, que eso ya no se lleva: ¡Huy, qué horror, por favor!

 … Y me perdonen los, más, jóvenes la batallita.

 Y vendiendo la piel de oso antes de cazarlo, el Presidente para exponer la estrategia sobre la vacuna se ha aliviado con un documento de 18 folios y una rueda de prensa on line desde Moncloa; más bien un auto panegírico porque yo lo valgo, para no decir nada. Bueno para decir que vamos “a volver a doblegar la curva”; cosa que el español conoce perfectamente. Al día siguiente se dio el máximo número de fallecidos de la “segunda ola”.

 Por cierto; prueben a mezclar los colores inferiores azul y rojo de la “escalera” que acompaña al (pen) último slogan (en campaña siempre) de moradas e innegables concomitancias; el que luce en las comparecencias monclovitas  de SE: ¡Pues eso!

 De la prensa de noviembre de 2020

PEDRO SÁNCHEZ DA UNA RUEDA DE PRENSA PARA HABLAR SOBRE LA VACUNA CONTRA EL COVID 19

DE PUNTILLAS

(Soneto con estrambote)

 Por quitar al asunto dramatismo,

cuando aquello que fue de Palomares,

Don Manuel, con su meyba y con dos pares,

sin temer, “para nada”, al reumatismo

 

-y obviemos de la escena el erotismo-

un baño el que se dio a las bajamares

do Paco la encontró, que los radares

quedaron cual Cagancho, en su mutismo.

 

A los Sánchez, los Iglesias y los Illas

de la vacuna en la fila, predispuestos,

ya quisiera yo verlos, los primeros.

 

Pero va a ser que no, que de puntillas

el bulto escurrirán, que no están éstos

para un ejemplo dar, chamarileros

 

del embuste, la farsa, el fingimiento,

del fraude, la chapuza y mucho el cuento.

 

Don Eufemio, nov. 20

(Continuará Dm; y si nos dejan)

 

 

10 pensamientos en “Desde su atalaya cordobesa: LAS COSAS DE DON EUFEMIO

  1. Pues eso, D. Eufemio, está bastante generalizado en el imaginario popular. Que éstos se las van a poner primero a los viejitos de las residencias, que total, si no resulta, pues no se pierde mucho (se dirán ellos) y después a sus cuidadores, porque tampoco, pensarán, se pierde gran cosa, ni siquiera se perderán médicos ni enfermeros, porque esos escasean…

    Si resulta que funciona, o no se les mueren, a los dos meses empezarán por los incapacitados y los mayores, por aquello de estar más seguros, y finalmente o al menos en la lista, está el personal sanitario, que ya verán ellos si se la ponen o la tiran a la basura, por si las moscas.

    No es yo sea negacionista, que ni siquiera estoy muy segura de lo que se niega, pero una servidora no se la va a poner, igual que sólo me he puesto la vacuna de la gripe una vez (en Bruselas) y tuve tres gripes seguidas, las peores de mi vida. Como para fiarse de ésta…

    Les cuento mi secreto, pero no se lo digan a nadie…En otoño y en primavera (porque solía ser alérgica al polen) me tomo un frasco entero de probiótico, y desde hace cinco años que por consejo de mi yerno que es médico empecé a hacerlo, no he cogido ni un triste resfriado, y la alergia desapareció definitivamente.

    Si alguien está interesado, en la próxima entrega les digo la marca, porque no todos son iguales ni hacen el mismo efecto, pero yo sólo les cuento la verdad y puede que no a todo el mundo le resulte, pero lo que es a mi, !una maravilla!. Espero que ésta vez nadie del actual gobierno nos lea, porque por si no lo saben todavía, me fastidiaría mucho ser yo la que se lo descubriera.

    Y el suegro de mi hija se está salvando a base de inyectarle ozono. (no les digo el sistema, porque estoy segura de que muchos de Vds. se negarán, como mi marido, al que le vendría muy bien), pero los hombres en general padecen una especie de alergia a administrarse supositorios, y es justo por la misma vía por la que se introduce una cánula que hace que el ozono vaya a parar a los intestinos y de allí directamente a la sangre. Como es un antioxidante muy efectivo, su hijo lo está empleando, por supuesto contra la voluntad del enfermo y con las consiguientes protestas, pero en el hospital donde está internado no se lo pueden creer, ya le daban por muerto, y no ha hecho falta ni entubarlo. Eso de tener un médico especialista en geriatría en la familia les aseguro que es una bicoca, sobre todo para los mayores. aunque según mi yerno da unas energías especiales suministrarse ozono, y hay quién se interna una semana, se le hacen autoemos (es decir, se centrifuga la propia sangre, y con el plasma que resta se mezcla el ozono, y te lo vuelven a inyectar, y es como si te pasaras un mes en Los Alpes). Usted no creo que lo necesite, D. Eufemio, porque en esa Atalaya se debe respirar un aire muy puro y muy sano, pero nunca está de más saberlo.

    Saludos y mucha salud

    M. Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  2. Muy curioso lo de la escalera. No me había fijado en el detalle. Y no es la de “subir al madero”. Es para bajar al Rey.

    “Me está jodiendo el morao
    Que hay junto al amarillo
    Debajo del colorao”

    Le gusta a 5 personas

  3. A las órdenes de V.I., mi Coronel.

    Quien recuerda como si hubiera sido ayer, y no olvidará mientras viva, así transcurran cien años más, lo de Palomares, es un humilde servidor. Ha sido el hecho más excepcional, histórico, importante y peligroso, en el que ha participado en toda su vida y estando en activo en el Ejército. A falta, gracias a Dios y a la paz que se respiraba en España en aquellos años, de una guerra de las de verdad, a tiros y cañonazos, aquello, como me decía un Teniente de mi misma edad, que desgraciadamente murió dos años después en accidente instruyendo en vuelo, era lo más parecido y a escala mundial.

    No eran todavía las once de la mañana, y atravesaba la inmensa plaza de armas de la Base, camino de Jefatura, con cuarenta de fiebre y un termómetro de aquellos de vidrio y mercurio en la axila derecha, que me acababan de poner en el botiquín, y un Soldado de los gastadores que siempre había de guardia en la puerta, me interceptó y urgió a que corriera con él hasta el edificio. A la entrada me esperaba el Teniente Coronel segundo Jefe, quien en pocas palabras me dijo lo que acababa de ocurrir, y me indicó que
    recogiera la Orden de Marcha y que un vehículo me esperaba en “cocheras” para salir inmediatamente hacia Palomares, y que detrás y lo más pronto posible, saldría un microbús con un Jefe y tres Oficiales, más un Brigada Secretario del Juzgado. En mi orden decía que mi doble cometido era el de Auxiliar del Oficial de Seguridad de Vuelo, un Capitán, y el de Intérprete ya que ostentaba el “posee” del idioma Inglés y había estado destinado durante dos años en un Escuadrón de Alerta y Control conjunto con la USAF. Recuerdo que el Tte. Coronel, esto ya de palabra, me encomendó otras cuestiones enfatizando que el Mando estaba muy interesado en conocer en tiempo real y siempre que fuera posible, con anticipación suficiente, cualquier movimiento o intención que pudiera afectar a la competencia y responsabilidad de España en su territorio. Debo decir que a ese respecto tuve una gran suerte, pues un alto Jefe americano, al que designaron al efecto, todas las noches me daba una nota con el plan para el día siguiente, e incluso en más de una ocasión fui invitado a estar presente en la confección de los planes. En esa materia fueron exquisitos y no hubo el más mínimo problema.

    En fin, la estancia en Palomares fue “muy divertida” y fructífera para aprender muchas cosas, y sólo faltó que me invitaran a probar el primero la temperatura del agua para el baño. Por si acaso, me mantuve a prudente distancia y muy ocupado, como siempre.

    Allí me habría gustado ver a la colección de cerebros de mosquito y héroes de TBO que dicen nos gobiernan, correr como conejos tierra adentro, huyendo del agua y del horno tan caliente con buques de guerra de los dos bloques marcándose las distancias.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 4 personas

  4. Buenas tardes Mi Coronel. No compare a lo que se hizo con la dichosa bomba, a lo que están haciendo estos “impresentables”. Tranquilo, que no se presentarán voluntarios a ponerse la vacuna cuando esté. Lo que no “pueden” o no “deben” es obligar a que todos ciudadanos se vacunen, que prediquen con el ejemplo. Pero ya sabe que de estos sujetos siempre se espera lo peor. Muchas gracias y saludos para todos.

    Le gusta a 2 personas

  5. Para los que parecen tener interés en saber la marca del probiótico, se llama ERGYPHILUS Plus, de Nutergia. Hay que mantenerlo en la nevera y en el bote vienen las instrucciones de uso. Hay que tomarlo en ayunas y al menos yo sólo tomo dos càpsulas diarias, el máximo es cuatro. Espero que les sea útil, como a mi.

    Saludos

    M.Alvarez.-Ossorio

    Me gusta

  6. Dña Margarita de Armas, muchas gracias.

    Un cariñoso saludo con agradecimiento

    Josefa López del Moral Beltrán

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .