LA CONFIANZA DEL REY General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Filipo II. Rey de Macedonia. Alejandro, su hijo, el Grande, el rey de la historia.

Convulsas relaciones. Tiempos difíciles para padre e hijo, para los reyes y sus pueblos. Para Olimpia, madre de Alejandro, para Aristóteles, la sabiduría, maestro de Alejandro, para Ptolomeo, su general y sucesor en Egipto, faro y luz de biblioteca. Todo y todos en la complejidad de un mundo que empezaba a ser el mundo. Con ello las convulsiones; Ilíada y Odisea en prosa.

A Filipo le clavó una daga en el corazón Pausanias, el capitán de su guardia.

Alejandro heredó a los veinte años de edad el reino, expuesto por todos los lados a grandes envidias, odios terribles y graves peligros. La pasión del amor. ¿Debería poner Amor en mayúsculas?

Darío había prometido pagar a quien asesinase a Alejandro. Con una daga, como a su padre, o con una poción envenenada.

Alejandro cae enfermo cuando el persa avanza con sus tropas al enfrentamiento: <<Me parece oír el fragor de las armas enemigas y yo, que en esta guerra he llevado siempre la ofensiva, me veo forzado a defenderme>>. Filipo, su médico y amigo desde la niñez, le atiende en su enfermedad.

Alejandro recibe una carta del leal Parmenión, su general jefe de las tropas expedicionarias, en la que le alerta contra su médico pues dice haberse enterado de que Darío había logrado atraerlo con mil talentos y la promesa de desposarlo con su hermana. Alejandro confía. Filipo sabe el riesgo que corre, pero su lealtad está por encima de su propia vida. Se enfrenta a curar a Alejandro. Prepara un brebaje medicinal y se lo ofrece al Rey que yace con alta fiebre en su lecho. Alejandro sujeta con la mano izquierda la carta de Parmenión y con la derecha toma la copa que le ofrece el médico con la pócima. Le ordena que lea el pliego mientras le mira fijamente esperando ver su reacción. Alejandro bebe; Filipo lee la carta

—Tu curación disolverá el crimen que se me imputa. Al salvarte la vida, tú salvarás la mía.

—Filipo, si los dioses te hubieran dado a elegir el mejor medio de conocer mis sentimientos, sin duda habría escogido otro, pero jamás podrías haber dado con otro más seguro que este. Aunque recibí esta carta, he bebido la pócima que me has preparado y te aseguro que, si ahora abrigo algún temor, no lo es por tu buen nombre que por mi propia vida.

La fidelidad y la confianza no se prodigan junto a los reyes. Conocido es que <<La familiaridad engendra desprecio>>, pero la desconfianza aún más; es el mayor de los desprecios.

<<Dura función la de los reyes, la más áspera y difícil del mundo>>, dice Montaigne. Añadiría yo que no menos áspera y difícil es la de los gobernados que están cerca y le asesoran.

Puede ser que la desconfianza sea prudencia, pero la desconfianza paraliza, enfría la mente y en ocasiones, las más, es ingratitud.

¿Quién tendrá hoy a Filipo a su lado? ¿En quién confiar? ¿En Filipo o en Parmenio?

Conté en alguna ocasión como Don Juan en sus difíciles relaciones con Franco le pidió que cada uno de ellos nombrase a dos personas de confianza en las que depositar sus confidencias y acuerdos. Franco le preguntó a Don Juan:

—¿Tiene Vuestra Alteza dos personas de toda confianza?

—Podría ofrecerle, mi general, cien nombres para que usted escogiera dos. Contestó Don Juan.

—Pues yo no podría. Terminó diciendo Franco.

Debe ser terrible vivir en la desconfianza. Porque equivocarse es admisible, pero el desconfiado vive en el terror permanente del que se deriva el error.

Alejandro Magno salvó su vida gracias a la confianza en Filipo. Otra actitud hubiese sido fatal.

<<Descubrirás que lleva años construir confianza y apenas unos segundos destruirla y que tú también podrás hacer cosas de las que te arrepentirás el resto de la vida>> (Borges).

Es la vida de los reyes.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

16 diciembre 2020

12 pensamientos en “LA CONFIANZA DEL REY General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. ¡…susórdenes!

    No sé el nombre de las personas en las que puede confiar nuestro Rey; pero sí sé que son muchas. El Rey, al contrario que cualquier político, tienen a la mayoría de españoles en él y en todos esos puede confiar. Tiene más Filipos que nadie. Y Filipas, claro.

    ¡Viva el Rey!

    Buenos días nos dé Dios.

    Le gusta a 5 personas

  2. Buenos días mi General, sin novedad.
    Citando a Shakespeare ” El perdón cae como lluvia suave desde el cielo a la tierra. Es dos veces bendito, bendice al que lo da y al que lo recibe”.
    Un buen Rey, conoce el corazón de su pueblo y las virtudes que atesora, a pesar de los políticos que lo gobiernan atrincherados en el rencor, enemigo declarado del perdón.
    Miremos al futuro, superando éste presente mezquino, agarrado al chantaje.
    Viva El Rey!!!

    Le gusta a 5 personas

  3. Entre la cobardía y el descaro
    ———————————————————-
    Dicen que la desconfianza
    es el mayor de los desprecios,
    Y. En estas desesperanzas
    España baila en las chanzas
    que secretan los silencios.

    De los que deben GRITAR
    con la fuerza de la RAZÓN
    y el talento de la autoridad
    desvelada por la sociedad
    que ha perdido la ilusión.

    Entre el cobarde descaro
    que estamos padeciendo,
    España en su desamparo
    lo está pagando tan caro
    como lo venimos viendo.

    Sin que se muevan fichas
    para acabar con el desacato
    que producen las desdichas,
    y los que en ella relinchan
    esgrimiendo el sucio alegato.

    Y. De qué sirve la confianza
    cuando la traición acecha
    con las ansias de venganza
    que fusionan las alianzas
    EN ESTA EXPAÑA MALTRECHA.

    Hacen falta gobernantes
    que tengan noble conciencia
    Y. Desechando a los mangantes
    QUE ESPAÑA SIGA ADELANTE,
    LEJOS DE ESTA DESVERGÜENZA.

    España día 16 de diciembre de 2020

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 7 personas

  4. Hay muchos españoles dispuestos a clavarle una daga al actual rey (en sentido figurado, claro, o quizás no). Unos porque ambicionan la Jefatura del Estado, porque saben que el rey es la última barrera contra sus fechorías, y otros porque no le perdonan su discurso contra el golpe de Estado de los separatistas catalanes.

    Le gusta a 6 personas

  5. Buenas tardes Mi General. Tremenda lección de historia de los clásicos, que por desgracia se está repitiendo ahora. ¡Ojala quiera Dios que todo se arregle y no se llegue a más! Muchas gracias y saludos para todos.

    Le gusta a 1 persona

  6. A las órdenes de V.E., mi General

    Sí, debe ser terrible vivir en la desconfianza, imaginando enemigos por todas partes, y en esa locura reaccionar dando palos de ciego, a todas horas intentando cazar fantasmas invisibles.

    ¿Pero en quién puede confiar un Rey, si no puede hacerlo en un gobierno, o al menos en algunos de sus componentes que no ocultan su objetivo de destronarle?.

    Tremendo dilema.

    ¡¡¡Viva España y Viva el Rey!!!

    Le gusta a 1 persona

  7. Gran relato mi General: Pienso que en estos tiempos , es diferente, los traidores existen pero se ven.
    La exposición magnífica. El final encuentro entre D. Juan y Franco es lógico, comprendo la respuesta de cada uno de ellos. Uno tratando de llegar al poder y otro, en el poder, gallego ( anecdótico), , es un buen modo de comprenderlo. 🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 1 persona

  8. —Pues yo no podría. Terminó diciendo Franco.

    Debe ser terrible vivir en la desconfianza. Porque equivocarse es admisible, pero el desconfiado vive en el terror permanente del que se deriva el error.

    NO ME CUADRA NADA APLICADO A FRANCISCO FRANCO

    Me gusta

  9. Mi respetado y querido GENERAL,
    Ha tocado V.E un tema muy sensible Una de las mejores definiciones de confianza se debe a LAURENCE CORNU :” HIPOTESIS SOBBRE CONDUCTA FUTURA DEL OTRO” .Precisamente, tanto en psicología como en sociología concuerdan en que, LA CONFIANZA es la hipótesis que se realiza sobre la conducta futura del prójimo.
    Se dice que la confianza es la expresión más familiar del trato, y que supone suspensión de la incertidumbre temporal. Sin embargo, la familiaridad genera desprecio y la desconfianza el mayor de los desprecios. ¡Típico galimatias de lo no cuantificable”.
    En la tecnología Militar básicamente y en concreto en Tecnología AEROESPACIAL se cuantificó la confianza con el parámetro CONFIABILIDAD. Tiene gran importancia. Hay normativa extensa al respecto.
    Pisando con los pies en la Tierra:
    i) Conforme señala radio macuto EL CAUDILLO, en África, “dormía con pistola en mano”
    ii)S.M EL REY DON JUAN CARLOS, ha tenido , tiene y tendrá muchas personas de confianza. Por ejemplo : Don SABINO, Don AGUSTIN , Don ANTONIO y un larguísimo etc. Podría afirmar que S.M DOÑA SOFIA le superaría.
    iii) Tengo absoluta seguridad de que nuestro amado REY cuenta con EXCELENTES ASESORES DE PLENA CONFIANZA.
    El segundo AQUILES o ALEJANDRO “EL GRANDE” junto con FLAVIO BELISARIO se les considera como los MAS GRANDES GENERALES CONOCIDOS.
    Ha sido un gran acierto la comparativa ALEJANDRIANA.
    Abrazos a todos y a la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA LA GUARDIA REAL Y HELICÓPTEROS
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .