LAS MILICIAS UNIVERSITARIAS (General de División Rafael Dávila Álvarez)

Hace algunos años que, en la Hermandad Nacional de la Legión, presentaba el libro del escritor y académico Jesús López Medel La milicia universitaria. Alféreces para la paz, obra imprescindible para poder hablar desde una perspectiva entrañable e histórica de este fenómeno de las milicias universitarias tan desconocido como trascendente para la historia de nuestros ejércitos y de España.
Hemos escrito sobre el servicio militar obligatorio, la famosa mili, que en ocasiones echamos de menos, y parece justo que de la misma manera recordemos la valiosa y fructífera relación que, durante muchos años, tuvo la sociedad universitaria con sus ejércitos.
El injusto silencio, siempre reprobable, sobre este capítulo de nuestra reciente historia es difícil de entender (piensa mal y acertarás). Algunos, muy pocos, han sido muy cautos, por decirlo amablemente, y han querido esconder su pasado. Durante cerca de seis décadas cerca de trecientos mil estudiantes pasaron por las filas de la Milicia Universitaria. Muchos de ellos dieron su vida, en el diario servicio o en combate, al frente de sus hombres, con sabiduría y ejemplar actitud, heroica en muchas ocasiones. ¿Podemos olvidarlo? No debemos. No solo por justo agradecimiento patrio sino para, con visión de futuro, recoger esos valores castrenses que ellos supieron transmitir más allá del ámbito militar como el amor a España, el valor y el honor, responsabilidad, jerarquía, disciplina o lealtad y que al dejar la milicia han ejercido en su actividad profesional. Una obra que rebasa el ámbito de lo militar y de la que todos deberíamos sentirnos orgullosos. Las Milicias Universitaria deben ocupar, como señala don Jesús López Medel, un puesto destacado en los ejércitos y en la sociedad actual. No hablamos de historia militar sino de historia de la sociedad, de un fenómeno social con imprescindibles enseñanzas para lo que hoy se conoce como reservismo.
Desde la profesionalización de las Fuerzas Armadas mucho han cambiado las cosas, entre ellas la percepción que la sociedad civil tiene de sus ejércitos, cada vez más valorados. Como contrapunto, en mi opinión, los ciudadanos cada vez tienen una menor conciencia de defensa nacional -de Cultura de Defensa mejor no hablar- y algunos problemas afloran en el horizonte. El deseo de muchos españoles de servir a su Patria desde sus ejércitos no puede quedar limitado al actual reservismo que no ha cubierto las expectativas y deja sin resolver el mandato constitucional (artículo 30), por el que cualquier español tiene el deber y el derecho de defender a España. Con ello nuestra Constitución persigue ese anhelo histórico de incorporar a todos los españoles a la común defensa y seguridad. Por ahora es simplemente un enunciado.
Servicio militar, por tanto, suspendido y no suprimido como alguno erróneamente cree y que ya expliqué en mi artículo: ‹‹Abuelo ¿qué es la mili››, publicado hace tiempo.
Lo que ha aportado la Milicia Universitaria a las Fuerzas Armadas y a la sociedad ha sido mucho y bueno y sus frutos todavía los estamos recogiendo. Es una historia de aportación recíproca, intercambio de conocimientos y enriquecimiento mutuo, difícil de encontrar en otra relación. Un ejército profesional es muy caro y solo pueden permitírselo naciones muy ricas, o muy irresponsables. Aquí, como ya hemos explicado en otras ocasiones, se hizo precipitadamente y, aunque los resultados van siendo excelentes, la precipitación y posterior olvido de sus consecuencias nos deja en una situación que debería reconsiderarse, no para volver al anterior servicio militar sino para recuperar el gran aporte de conocimientos y afrontar el legítimo deseo de una parte de la sociedad, y no pequeña, que anhela formar parte de los ejércitos de España.
Quizá no hemos pensado en las enormes posibilidades de contar con profesionales de distintas materias y su utilidad en el campo de la Defensa. Deseo, lugar para ellos y materias hay en abundancia; faltan ideas y voluntad política. El actual reservismo es una de las muchas disposiciones que, para salir del paso y como consecuencia de la precipitación, introdujo el ministerio de defensa y que a nadie satisface.
El año 1942 se inicia la Milicia Universitaria (MU) en el Ejército de Tierra, Milicia Naval Universitaria (MNU) en la Armada y Milicia Aérea Universitaria (MAU) en el Ejército del Aire. También conocido como Instrucción Premilitar Superior (IPS), cambió su nombre por el de Instrucción Premilitar para la Formación de Oficiales y Suboficiales de Complemento (IMEC) en 1972 para posteriormente en 1991 denominarse SEFOCUMA hasta el año 2001 fecha de su desaparición. Nombres como Estrecho de Quinto (Tierz-Huesca), Seva (Vic-Barcelona),
Robledo (La Granja-Segovia), Los Castillejos (Reus-Tarragona), Santa Fe del Montseny (Gerona), Montejaque (Ronda-Málaga) o Las Navas (Zaragoza), todos campamentos universitarios, junto a las canciones como Margarita se llama mi amor… y tantas y tantas anécdotas, formaron parte del entorno universitario-militar de la sociedad española durante cerca de sesenta años. untitled
Sus componentes rindieron un servicio que la Patria agradece y nunca debe olvidar. Y dejaron su tributo como héroes y caídos, como soldados españoles, entre los mejores. El primer caído de la Milicia Universitaria fue el alférez Miguel de la Mano Ruiz, nacido en Bilbao y caído el 8 de octubre de 1944 con el Batallón de Cazadores de Legazpi 23 en la guerra contra el maquis en el sector Aróstegui-Erice. Al caer herido su capitán, lo rescata, tomó el mando de su unidad y herido por una granada en el vientre y pierna derecha, se evacuó él solo mientras enardecía a sus soldados. Moriría a los pocos días en Pamplona. Tuvo una calle en Uribarri que la intransigencia y el desconocimiento borró.
Francisco Rojas Navarrete formó parte de un Batallón Expedicionario a Sidi-Ifni. El 7 de diciembre de 1957 salió al frente de su Sección en protección de las tropas de ingenieros encargadas de la reparación de Tenin, adelantándose a la vanguardia de la Legión en misión de cobertura. Se entabló un duro combate en el que el alférez Rojas cayó herido mortalmente continuando alentando a sus tropas hasta su muerte. Se le concedió la Medalla Militar individual y fue promovido a teniente.
Allí dejaron sus vidas Antonio Sánchez Barranco (Ifni-1957), Santiago Cristos Astray (Ifni 1957) y Juan Serrano Leite (Ifni 1958).
En combate o en el servicio diario, profesionales de las armas como sus compañeros de carrera, universitarios y soldados, españoles que amaron a España y la sirvieron con todas sus consecuencias.
Santiago Arizón Munte, artillero. Leopoldo García del Campo, asesinado por ETA siendo Coronel de Intervención.
Moisés Pallarés Pollina, y Miguel Bascones Alonso (MAU), o Fernando Merino Guardia son nombres de oro de las milicias universitarias a los que hay que añadir el de los magistrados Rafael Martínez Emperador y Francisco Tomás y Valiente también asesinados por la alimaña etarra.
Los caballeros aspirantes Manuel Vaca González, José Serrano Montero, Evaristo Cabezas Sánchez y Sebastián Gallardo murieron en acto de servicio.
Ahora que los Centros Universitarios la Defensa se introduce en la Universidad, no estaría de más que la Universidad se acercara de la misma forma a la Defensa, a sus ejércitos, desde dentro y no desde la alejada visión teórica o retórica. Que no deben estar alejadas y menos separadas las armas y las letras, tan necesarias unas para las otras y las otras para las unas.
Un buen ejemplo fueron las Milicias Universitarias.
¡Qué pena que no exista algo parecido y que olvidemos lo que tan buenos frutos dio a España!
Con Fe y Voluntad
avanza hasta el fin
ni un solo paso atrás.
No admitas jamás
un imposible para ti.
No dejes que te venza
la inquietud,
pues todo se alcanza
cuando sabe combatir
con fe y con voluntad
la juventud. (Del himno del Campamento de Montseny)
General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

Mi admirado y querido Maestro Antonio Burgos escribió, hace exactamente 18 años, un artículo antológico y muy burguiano que les dejo como cierre de este recuerdo a las Milicias Universitarias: Alféreces de complemento en Montejaque.

38 pensamientos en “LAS MILICIAS UNIVERSITARIAS (General de División Rafael Dávila Álvarez)

  1. EN PRINCIPIO DESEO PEDIR A V, E, DISCULPAS POR EL ASUNTO SIGUIENTE Y QUE ME TIENE MUY PREOCUPADO.
    LA PERSONA QUE ME CUIDA EL ORDENADOR SE METIÓ A REDENTOR Y EMPEZÓ A ESCRIBIR EN SU NOMBRE Y LUEGO HA SIDO INCAPAZ DE BORRARLO.
    CON MI DISGUSTO COMO ES LÓGICO.

    Me gusta

  2. EN OTRO ORDEN DE COSAS,Cuando uno lee a V. E, se traslada a aquellos tiempos en el que todo era alrededor de NUESTRA NACIÓN,todo alrededor del honor, de los triunfos, de las penas que también había, de las Milicias, de los éxitos.
    Mi Padre era incasable contándonos todo lo del Ebro, que lo vivió. En fin,otro mundo, donde había deseo de triunfo. Que ahora desgraciadamente no aflora.

    Le gusta a 2 personas

  3. Sinceramente creo que se ha perdido la BASE FORMATIVA— LA ENSEÑANZA, en todo tipo de Materias, Y LA IGNORANCIA de lo que pasa en tantos asuntos nos ha llevado a
    creer que lo antiguo no está de moda.
    PIDO DISCULPAS A , V.E.

    Le gusta a 2 personas

  4. Mi respetado y MUY QUERIDO GENERAL,
    ¡¡¡…GRACIAS…!!!
    ¡¡¡…INSUPERABLE….!!!
    DESDE EL ALFZ. DE LA MANO RUÍZ A GALLARDO (GLORIOSAMENTE CAIDOS POR DIOS Y POR ESPAÑA.
    COR. PALACIOS COSTERO / COR. CASTELEIRO
    FRAGA etc. TOMAS Y VALIENTE etc…
    Dulce ROBLEDO,…(CAP. REIG MEDIAVILLA,,,VÁZQUEZ OCHOA…TTE. JOYANES AGUILAR..BIA 41 ALfz, CALERO, CUETO, RUÍZ ,ZUBIZARRETA..,et. /.MONTE LA REINA …Cap. SASTRE VALLE etc…TCOL LALLAVE..ÓVILO…CTES. LÓPEZ PRESAS
    “TALOS A VERTICE PULCHER AD IMOS” (Bonito desde la cabeza hasta los píes) / Horacio, Epístolas)
    Infinita GRATITUD. ENHORABUENA
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA LA IPSA
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA

    Le gusta a 2 personas

  5. Mi respetado General:
    Con agradecimiento leo sus generosas palabras sobre aquellos que, como el que suscribe, tuvimos el privilegio de servir a nuestra Patria en las Milicias Universitarias, concretamente en la IMEC, donde aprendí a amar a España, más aún, y a sus Ejércitos. De ella y con ella nació un lazo eterno con las Fuerzas Armadas que muchos hemos guardado como un tesoro materializándolo a través de asociaciones como UNAMU.
    El que suscribe, tiene también el orgullo de haber sido uno de los fundadores de la Hermandad de Veteranos de los Grupos de Regulares de Melilla siendo actualmente su secretario técnico y director de la revista digital Atlaten donde tantas veces nos hemos hecho eco de sus escritos.
    Como verá, una muestra de seguir pasando “lista de presentes” en nuestros Ejércitos al que nos unió para siempre aquel sagrado juramento.
    Ahora, mi General, desde mis 65 años, déjeme que con aquel mismo orgullo juvenil de cuando era un alférez eventual de complemento llevé mi mano al primer tiempo de saludo y con marcialidad castrense le diga ¡ A la orden de Vuecencia mi General !

    Le gusta a 4 personas

  6. A las órdenes de V. E., mi General.

    Muy entrañable y justo recuerdo a las Milicias Universitarias, que eran parte del Ejército, como un cuerpo más. Naturalmente, coincidí y conviví con muchos miembros de la MAU, que eran gente estupenda y de trato exquisito, pues no en vano tenían una formación cultural importante, y además, casi todos los que yo conocí procedían de muy buena cuna en lo que a historial de servicios y amor a la Patria se refiere. Vamos, que les venía de casta.

    Es curioso y lo recuerdo con mucho sentimiento de gratitud, que fue un Capitán de Artillería, Jefe de una Batería en aquel viejo y recordado Cuartel de Costa en Algeciras, en cuya plaza de armas compartíamos espacio, él con sus cañones y nosotros con nuestros artilugios, y no uno de Aviación, quien me hizo el gran favor de liberarme de la angustia y las dudas que sentía por tener que abandonar el servicio activo al haber aprobado y conseguido una de las plazas convocadas para Controlador civil de la Circulación Aérea. Era muy joven, igual que yo, y nos tratábamos bastante y con mutuo afecto. Y qué casualidad, confesándole yo mi lucha interna, y por qué no decirlo, mi miedo a un futuro que desconocía, me dijo: “El Ejército lo llevarás siempre en el alma, pero tienes la obligación moral, también para con la Patria, de mejorar y de servirla si cabe, mejor desde otro puesto de más responsabilidad. Tú nunca tendrás ningún problema. Piensa y hazte la idea de que has hecho una Milicia Universitaria, y te será más fácil de llevar el cambio al principio, hasta que te acostumbres”.

    Y así ha sido y continúa siendo. Muy contento y sarisfecho por el acierto y la oportunidad de haber sido de más utilidad, en especial al Ejército. Aunque me perdí el haber llegado al empleo de Capitán, y muy probablemente al de Comandante. Ya no figura la profesión en el DNI, pero mientras estuvo figurando, siempre mantuve la de Militar.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 3 personas

  7. Mi General, un asimple pregunta por desconocimiento de causa, en Hoyo de Manzanares, estaban las antiguas uniades de estudios y eperiencias, de las Armas, alli entre otros estaban los “excedentes de las IPS”, que salian o termimaban su instruccion como Cabos 1º, ¿ellos no estan contabilizados en la IPS,? ¿volvian al replazo que les correspondia…?, en que situacion quedaban.
    Se que existian pues mi padre mando una de las unidades de Hoyo, concretamente la de Caballeria, y de alli en el año 72 se trasnladaron a valladolid, creando el RINS de la ACA, “Calatrava”

    Me gusta

  8. Gracias mi General por este recordatorio tan necesario para todos los que hemos servido en la Milicia Universitaria, en su diferentes versiones temporales, en las distintas épocas, armas, ejércitos y escalas de los mismos y que, a día de hoy, nos sentimos imbricados e implicados en el servicio a España, desde nuestros pasado castrense y desde las asociaciones de reservistas en las que muchos, aún, continuamos. De nuevo, gracias.

    Le gusta a 3 personas

  9. Mi General: Solo el Director de este Blog, podría acordarse de lo que aportaron las Milicias universitarias, a las Fuerzas Armadas, a España y a ellos mismos.
    Se portaron como se esperaba de ellos. He tenido la suerte de conocerlos. No entiendo su final, aprendieron a conocernos y salieron amando más a España. Algunos murieron como héroes y nosotros aprendimos de ellos.🇪🇸🇪🇸🇪🇸

    Le gusta a 3 personas

  10. Este artículo me ha despertado la “morriña “. Soy uno más de los que tuvieron Alféreces y Sargentos de IPS y alguno tan nombrado como Felipe González en el CIR 3 de Cáceres. Yo acababa, junto con 19 Tenientes más, de incorporarme al Campamento,calentando todavía las estrellas, blancas por entonces en mi caso ,como de Oficial de Intendencia que era. Lo conocí en el Cuerpo de Guardia pues hacían Guardia al principio como Adjunto o algo así, para darles “suelta”. No deja de ser algo especial en tu vida militar haber sido Oficial de un Presidente del Gobierno más tarde. Su Capitán ,Silva era su apellido, nos lo anunció diciéndonos tenemos en la Compañía a “Isidoro” que entre otras cosas la mayoría no sabíamos quién era.Fueron unos compañeros más.
    Mi General, agradezco este momento de rememoranza que me has facilitado. Siempre a tus órdenes
    Serafín Verdejo
    TteCoronel de Intda. (R)

    Le gusta a 2 personas

  11. Acabo de leer el artículo del General Dávila, y veo con sorpresa que no se me cita en absoluto, pues soy el autor de los Pergaminos que ilustran el texto. Todos ellos realizados por mi, tras muchas horas de estudio y trabajo en los distintos Archivos y Bibliotecas Militares, en honor y homenaje a mis Compañeros formados en las nobles filas de la Milicia Universitaria. Fdº: Francisco Ángel Cañete Páez.- Comandante de Complemento de Infantería (XVII Promoción de la Milicia Universitaria (I.P.S,)

    Me gusta

  12. Buenas tardes mi General.
    Simplemente quisiera dejar constancia de que las ilustraciones de este artículo han sigo realizadas por el Comandante de la Escala de Complemento de Infantería D. Ángel Cañete Páez, amigo mío y con quien he colaborado en alguna ocasión en estudios de la Milicia Universitaria y en alguna publicación en la Revista Ejército.
    Atentamente,
    Luis Villalonga Sánchez. Arquitecto.
    Alférez Eventual de Ingenieros de la última etapa de la M.U.: SEFOCUMA.

    Le gusta a 3 personas

  13. Buenas tardes,
    veo con sorpresa que utiliza para ilustrar su artículo los gráficos y los inconfundibles “pergaminos” elaborados por mi padre D. Francisco Cañete Páez sin mencionarlo en ningún momento y, por supuesto, sin pedirle permiso para su reproducción.
    Espero subsane dicho error u olvido y cite la autoria de mi padre o bien elimine de su articulo las imágenes,
    Un saludo
    Ines Cañete

    Me gusta

  14. Se ha cortado el comentario. Nada más que aquí estamos para servir y no servirnos a sí que cualquier rectificación o lo que usted quiera estamos abiertos para ello. El que escribe no es “el artículo del general Dávila”, sino el mismísimo general Dávila mi querido comandante, como también lo es el que escribe. Como digo en mi perfil “Retirado, pero ni del todo ni de todo”, mi querido comandante.
    Un cordial saludo y quedamos a su disposición que es distinto de a sus órdenes.
    Para cualquier cosa tiene usted abierto un correo público donde puede dirigirse generaldavila1@gmail.com

    Le gusta a 4 personas

  15. Efectivamente, mi General, cuanto tiempo de esas milicias universitarias, y cuantas vivencias en la “retaguardia” de las novias o amigas de quienes pasaban parte del verano cumpliéndolas.

    No creo que hubiera uno solo entre la pandilla de amigos que no cantara en tono de broma al volver aquello de “Margarita se llama mi amor…” parece que debía ser una de las canciones preferidas al desfilar. Mi entonces novio, después mi marido, ponía cara de circunstancias porque no era cuestión de ofenderse, pero a mi me ponía un poco nerviosa, la verdad. Entre esa marcha y el famoso poema “Margarita está linda la mar…” tenía que aguantar bromas constantemente. Quizás fuera por eso por lo que no quise que ninguna de mis hijas se llamara como yo.

    Pero hacer esas milicias era importante y creo que fundamental para la formación y la autodisciplina de aquellos muchachos estudiantes que después tenían que enfrentarse a una vida profesional, y una buena base para sentir la Patria como algo suyo e insustituible. La desaparición de la mili y de las milicias ha sido un desastre, porque ha borrado de un plumazo un sentimiento que quedaba arraigado para el resto de sus vidas, y que ahora vemos que ha desaparecido, y es posible por no decir seguro que de ahí vienen tantos apátridas como al parecer hoy existen en España.

    Volver a implantar aunque sólo fueran unos meses de disciplina militar sería una medida más que correcta, pero lo veo difícil a no ser que las cosas cambiaran radicalmente.

    Tenemos países que han optado por ello, y no son precisamente los menos adelantados ni los más radicales. Pero no sería una medida muy popular, y ahora lo que se persigue son votantes, no personas formadas y dispuestas a defender a su Patria. Una de las paradojas de hasta donde hemos llegado en política.

    Saludos

    Margarita Alvarez-Ossorio

    Le gusta a 3 personas

  16. Buenas tardes mi General :

    Muy buen articulo el de hoy en el blog, y en mi caso, como en multitud de ocasiones, ” toda aprender, de todo y de todos. ” Infinitas gracias, y saludos a todos.

    Un afectuoso saludo, General Dávila, con agradecimiento

    Josefa del P. Socorro López del Moral Beltrán

    Le gusta a 3 personas

  17. A las órdenes de V.E., mi General.

    Si de algo puede valer mi humilde y por descontado respetuosísima opinión a todo el mundo, es mi percepción de que entre personas que llevamos a gala el amor a la Patria como bandera, y ese es nuestro credo por encima de formulismos y protocolos sociales, y así lo expresamos y practicamos a diario, nada que pueda suponer una aportación de cualquier tipo para ilustrar y dar esplendor a lo que se escribe en familia, es necesariamente una cuestión exclusivamente privada de nadie, y más si el objeto en curstión ya antes estaba publicado de alguna manera y accesible al conocimiento general.

    Muy bien el culto a la cortesía, pero de eso a expresiones que por sí mismas anulan o ensombrecen el hipotético derecho personal que nos pueda asistir sobre algo que hayamos realizado en el acuartelamiento y con los medios costeados por el Ejército.
    En fin, seguramente un servidor es el menos indicado o autorizado para comentar estas cosas. Pero, con lo rico que es nuestro idioma español, se me ocurren infinidad de formas para decir lo que se quiere decir sin que parezca que podemos herir sensibilidades o desautorizamos a alguien por el uso puntual de algo que, acertada o erróneamente, creamos honestamente que nos pertenece en exclusiva. A fin de cuentas, no se trata de un plagio ni de arrogarse su autoría, cuestión impensable en este caso.

    Nada más, ruego el perdón de V.E. y de cualquiera a quien no parezca procedente este mi parecer y proceder. Y, un mal momento y la comisión de un error expontáneo podemos tenerlo cualquiera.

    ¡¡¡Viva siempre, por encima de todo, hasta de nosotros mismos, España!!!

    Le gusta a 3 personas

  18. Con permiso de Vuecencia, mi General. Para los que ya tenemos bastantes años, estos artículos nos llenan de emoción y gratos recuerdos.
    “Son las armas y las letras las tareas diarias del Doncel”. ! Arriba España y viva La Legión !. Julio de Felipe Jiméno, soldado de España

    Le gusta a 3 personas

  19. Parece que el Señor Cañete tiene el copyright de esos pergaminos, mi General, muchos amigos para defenderlo e incluso una hija que debería aprender un poco de cortesía o también podríamos llamarlo educación, para dirigirse a alguien como usted, siempre tan escrupuloso con éstas cosas por una triste omisión sin mayor trascendencia que la que parece que el señor Cañete, familia y amigos parecen darle.

    Quedamos pues todos enterados de la autoría de esos pergaminos, y también de las formas inadecuadas que se han empleado para hacerlo constar.

    Esperamos que esté contento con el resultado. En mi caso, sinceramente, no lo estaría. Hay muchas y variadas maneras cordiales de señalar un error u omisión, que hubieran sido bastante más correctas y todos estaríamos felicitándolo por un trabajo bien hecho. Ya ve que no es el caso, lamentablemente.

    Le gusta a 3 personas

  20. Mi General, mi agradecimiento por su magnifico artículo sobre la estancia de esa juventud universitaria que presto sus servicios en las filas de las Fuerzas Armadas. No olvidare aquel verano en que yo, procedente del Escuadrón de Paracaidistas del Aire sito en Alcalá de Henares, me incorpore a Burgos como Profesor de aquel curso de la M.A.U. Imposible olvidar graciosas anécdotas como la de aquel vasco que periódicamente escribía a su padre solicitándole dinero para poder efectuar el pago de la gasolina de los aviones en que recibía el doble mando de sus clases de vuelo. Mas tarde tuve siempre, en las unidades bajo mi mando Oficiales de esta procedencia que me dieron pruebas sobradas de su capacidad y entrega.
    Y como contrapartida de estas ilusionantes lineas, tengo que mostrar mi mas profundo desagrado por la exigencia extrema y falta de la mas leve cortesía y respeto del “cobro” por trabajos prestados y publicados sin autorización personal. Parece inconcebible que alguien que a ostentado la categoría de Jefe en el Ejercito, no haya asumido la idea de que uno no está en la milicia para recabar premios, sino para prestar sus servicios a la PATRIA SIN MAS.
    ARTICULO 8º de las Reales Ordenanzas
    “El Oficial cuyo propio Honor y espÍritu, no le estimulan a obrar siempre bien, vale muy poco para el Servicio….”” ;(en vigencia desde Carlos III..
    (Aconsejo leer la Ordenanza hasta el final, claro que siempre hay alguien que no guarda ese tipo de libros en su biblioteca..)
    ¡¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!!!

    Le gusta a 4 personas

  21. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    Sin miedo a equivocarme, le confieso a V:E que HAN SIDO DOS DE LOS MESES MAS FELICES DE MI VIDA. SOBRE TODO, CONLLEVABA LA JURA A LA SGRADA BANDERA, DONDE NOS ENCONTREMOS LOS DE LA 41 BIA Y LOS DE LA PLANA (SÄNCHEZ DEL RIO,FOURNIER, BUYTRAGO CARMONA, MIRA CANDEL Y GARCIA MINLLOR), Aún recuerdo casi todos los de la Batería, sólo citaré algunos : LOZANO, BUSTOS SALGADO, YAGÜE, SALCEDO(jugador ATLÉTICO, RÓDENAS CILLER, SERRA GESTA (sim, sobri tg etc.cap.HERACLIO, SANTAOLALLA, PALMER,GRAU etc.))
    EL ENTUSIASMO DESBORDA CUALQUIER ECO DE TAN HERMOSO PATRIO PASADO. LEVANTAR EL COAC DE GRUPO AAA ETC. CON EL GRAN JOYANES, VER A UTRILLA APARECER EN MAYERLING, IR CON VÁZQUEZ OCHOA O EL TTE CABRERA A EXPLOSIONAR TRILITA ETC. TODO INOLVIDABLE LA GRATITUD A TODOS LOS MANDOS DEL MÁS MARAVILLOSO ROBLEDO Y ESPECIALMENTE A LOS ARTILLEROS DE MI BATERÍA 41.
    AMIGOS DE OTRAS BATERIAS: F. y LUÍS COLOMO, F. PÉREZ HERRERO, EL ENTRAÑABLE J.B. MARTÍN SANCHEZ ETC.
    LA AMISTAD Y EL COMPAÑERISMO CON DIMENSIÓN ETERNA.
    “UT SEMENTEM FECERIS, ITA METES” ( Lo que siembres, será lo que cosechReiterando gratitud, abrazos para todos.
    A la orden de V.E
    VIVA EL REY
    VIVA IPS
    VIVA Y ARRIBA ESPAÑA
    P/D
    “El Rubio” ( OREJA PEDRAZA) su hermano GD. INTERVENTOR VILMENTE ASESINADO POR ETA.)

    Le gusta a 1 persona

  22. Agradezco mi General su magnífico artículo sobre la prestación del Servicio Militar por la juventud universitaria . Con mi recuerdo imborrable de aquelos meses de verano en que ,procedente del Escuadron de Paracaidistas del Aire en Alcala de Henares , fuy selecfcionado para formar parte del Cuadro de Mandos de la M.A.U. en Burgos. Imposible olvidar anécdotas graciosas como la de aquel vasco que escribía a su padre, para pedirle dinero para el pago de la gasolina de las avionetas en las que le daban doble mando. Ni su envidiable espíritu alegre estudiantil. Mas tarde, en todas las unidades que estuve, bajo mi mando sirvieron Oficiales procedentes de este origen que me demostraron su capacidad y entrega al Servicio.
    Pero tras estas alegres lineas, no puedo dejar de mostrar mi pesar y desagrado por esa reclamación de “cobro” por servicios prestados, efectuada además con total falta de cortesia y respeto. Realmente, parece inaudito que una persona que ha ostentado el grado de Jefe en el Ejército no haya asumido que “aquí”, no llegamos para cobrar premios o beneficios, sino para prestar nuestro servicio a la PATRIA. y menos, insisto, tolerando en un familiar la descortesia y falta de respeto en la insistencia de su reclamación. Y esto esta por encima de que los tiempos y costumbres esten cambiando.
    Y estoy con V.E. MI General, no había que contestar, pero no pude retenerme.
    ¡¡¡¡ VIVA ESPAÑA!!!!

    Le gusta a 3 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .