EL CRISTO DE MENA, LA II REPÚBLICA Y EL JEFE DE LA LEGIÓN General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Coronel Juan José de Liniers y Muguiro

‹‹Gracias por la lealtad de que siempre me habéis dado pruebas y por la certeza que tengo de que seguiréis siempre siendo un modelo de disciplina››.

Estas irónicas palabras estaban incluidas en el mensaje de despedida que el Rey Alfonso XIII dirigió el 14 de abril a los militares.

No hay la menor duda de que la proclamación de la República se hizo de manera arbitraria y como consecuencia de unas elecciones municipales que nada tenía  que ver con un cambio de Régimen. Nunca hubo una victoria en las urnas ni una Constitución votada por el pueblo. La legitimidad brilló por su ausencia, pero el Pacto de San Sebastián había conseguido su objetivo: derrocar al Rey. Los de la legitimidad todavía andan buscando como respaldarla e intentando convencer de lo que nunca ocurrió.

Después vino lo peor. La Ley de la Defensa de la República (auténtica ley mordaza), la violencia en las calles, dirigida de manera especial contra la Iglesia Católica, la agitación permanente… Un mal comienzo que nada bueno presagiaba. ‹‹ ¡No es esto, no es esto!››, ¿lo recuerdan?, pero era ya tarde.

No hubo muchos defensores de Alfonso XIII ni él tampoco los requirió, pero sí que hubo militares que desde el primer momento vieron que su sitio no era aquel y prefirieron dejar las filas del Ejército. Entre ellos estaba el Jefe de la Legión.

Iglesia de Santo Domingo en Málaga 1931

Mandaba en aquellos días la unidad más emblemática del Ejército español, la Legión, el coronel don Juan José de Liniers y Muguiro, que había sido jefe fundador de la V bandera ‹‹Gonzalo Fernández de Córdoba›› el 1 de noviembre de 1921.

En el momento de la proclamación de la II República el coronel Liniers se encontraba en Madrid en el curso de ascenso a general. El día 15 se entera de la marcha de S.M. el Rey y no tardó ni un momento en tomar su decisión. Puso un telegrama al ministro de defensa Azaña comunicándole su dimisión como Jefe de la Legión y pidiéndole el pase al retiro. El ministro le contestó de inmediato y con gran indignación. Le decía que la petición la cursase por el conducto reglamentario desde su lugar de destino y residencia, Riffien, donde se encontraba su unidad la Legión.

El coronel Liniers tenía muy clara su decisión y volvió a enviar otro telegrama al ministro, esta vez diciéndole que así lo haría, pediría el retiro desde su unidad. No quedó ahí la comunicación sino que le expresaba que la  despedida sería ante sus legionarios formados y dando los vivas reglamentarios hasta entonces:

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Legión!

‹‹Le aseguro señor ministro que serán contestados con el mayor entusiasmo por todos los legionarios››.

Recibido el telegrama y sin soltarlo de la mano el ministro concedía el retiro inmediato al Jefe de la Legión.

El coronel don Juan José de Liniers y Muguiro tuvo el honor de ser el primero en la historia en acompañar al Cristo de la Buena Muerte con el inicial desembarco de la Legión y posterior desfile por las calles de Málaga. Así se inicia el vínculo entre la Legión y su protector:  el Cristo de la Buena Muerte.

Cristo de Mena

La quema de conventos y destrucción del Cristo de Mena

La llegada de la II República iba a terminar con los desfiles procesionales. El 11 y 12 de mayo de 1931 ardían todos los templos de Málaga. El Cristo de la Buena Muerte, el de Mena, fue quemado con saña. Con el Cristo legionario fueron destruidas 15 tallas de Pedro Mena.

El coronel Liniers fue el primero y el último que, junto a sus legionarios, dio escolta y desfiló con el Cristo de Mena, el de La Buena Muerte y Ánimas. El año 1930 se realizó el primer desembarco y la Legión desfiló, con su Coronel al frente, dando escolta al Cristo recién alistado, al Cristo Legionario, el de Mena.

El año siguiente, 1931, es protagonista del cartel de la Semana Santa de Málaga. Pero el ambiente es distinto. El aire está denso y ya se vislumbra una primavera roja de odio y dolor. Unos aplauden, otros gritan y silban. Como «escandalizantes y provocadoras» califican algunos medios las imágenes procesionales.  Un mes más tarde, el 12 de mayo de 1931, el infierno de odio y fuego que asola a España, a la España cristiana y católica, llega a Málaga, a Mena, y el Cristo Crucificado, el de la Buena Muerte, el de los legionarios, es arrojado a la hoguera. Los pequeños demonios bailan a su alrededor. Creen haber culminado su obra. ¡No! No han quemado al Cristo de Mena, solo fue una madera lo que ardió. El Cristo refugiado en tantos corazones no se perdió. El Cristo como buen legionario aceptó el reto y supo esperar. Se oyó un grito desgarrador: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?». Era un rezo, una oración, un  lamento que fue escuchado, el que convierte la muerte en Resurrección. Por eso es el Cristo de la Buena Muerte, por eso le rezan y protegen los legionarios. Aquí está de nuevo la Legión, aquí están para rezarte estos soldados, Caballeros que cantan ser novios de la muerte sabiendo que allí estás Tú, esperándonos en nuestro cielo legionario. No abandonar jamás a un hombre…

Los que habéis hecho este desfile procesional bajo la imagen del Cristo legionario sabéis de lo que os hablo y del significado de mis palabras.

No está de más terminar este recuerdo, como pedía despedirse el coronel Liniers, con los gritos reglamentarios:

Cartel de la Semana Santa de Málaga en 1931

¡Viva España! ¡Viva el Rey! ¡Viva la Legión!

¡Viva el Cristo legionario de la Buena Muerte!

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

Se publicó el13 abril 2017

11 pensamientos en “EL CRISTO DE MENA, LA II REPÚBLICA Y EL JEFE DE LA LEGIÓN General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Mi respetado y muy querido GENERAL,
    Ante tan EXPLICATIVO Y DOCUMENTADO ARTÍCULO, NI UNA PALABRA DE MÁS NI DE MENOS. Sencillamente he optado por VIBRAR CON EL CORONEL DE LINIERS Y MUGUIRO. (Coincidí con su nieto en el CIR 3 «SANTA ANA de CÁCERES y EJEMPLAR AMISTAD Y RECUERDO).

    AL CRISTO DE LA BUENA MUERTE (CRTO. DE MENA)

    La boca semiabierta y párpados caídos,
    dobladas las rodillas , cabello repartido,
    el legionario pecho, sangra estremecido,
    expresiva belleza en músculos dormidos.
    Divina dimensión y Sol de luto revestido,
    arqueados brazos, sus hombros vencidos,
    dolor y amor en la Cruz de los redimidos,
    por fuego quemado, Señor y sorprendido.
    Aún dramático Mena, Palma sin gemidos,
    casi un siglo y en ellos siempre imprimido,
    tan rutilante luz emociona pasos unidos.
    Jesucristo de la Buena muerte, tan querido,
    concede a La Legión el lugar para elegidos
    no mires faltas, solo entrega y buen sentido.

    CREDO LEGIONARIO
    EL ESPIRITU DE COMPAÑERISMO
    Con el sagrado juramento de no abandonar jamás a un hombre en el campo hasta perecer todos..

    Como a la Bandera , el juramento,
    tan sacro sello de la legión valiente,
    nadie se abandona en tierra ardiente,
    hasta perecer todos en patrio intento.
    Queija en Arbaa, siempre presente,
    como el canto del cisne, su lamento,
    el primer caido con sublime ejemplo,
    era invicto lucero y poeta ferviente.
    Apenas la aurora luciendo contento,
    Villeval Gaitan firmó prontamente,
    primer alistado con leal sentimiento.
    Es heroica la estela, tan sorprendente,
    que a fuego grabado cortando el aliento,
    siempre, binomio hombre-campo siente.

    AL GENERAL DE LINIERS Y MUGUIRO

    Desde lo más humilde a la más alta nobleza,
    la Legión como su inseparable novia abraza,
    Juan el segundo del conde Liniers por traza
    vio la luz con Cánovas de moderada sutileza.
    Teniente de Cazadores tiene en Melilla plaza,
    lucha con arrojo, dando ejemplo de grandeza
    en Valencia su Unidad actuando con braveza,
    felicitación y condecoración a tan pura raza.
    Fue primer comandante de la quinta Bandera,
    asciende por méritos de guerra con gran valor,
    asignado mando de la Segunda Legión fuera.
    En mil novecientos treinta lograría un honor,
    Jueves Santo en Málaga, procesión primera ,
    donde su Legión desfilaba con sublime fervor.

    Ruego disculpas por pasarme.
    Abrazos a todos y a la orden.
    A la orden de V.E
    ¡VIVA ESPAÑA!
    ¡VIVA EL REY!
    ¡VIVA LA LEGIÓN!

    Le gusta a 4 personas

  2. Buenos dias mi General, ha escrito un magnífico artículo de lo ocurrido en esas fechas, me ha dejado sin palabras, personas como usted son las que necesita ESPAÑA.
    ViVA EL REY VIVA ESPAÑA VIVA LA LEGIÓN

    Le gusta a 3 personas

  3. Mi General : Hoy es un día que comienza muy bien. Acabo de leer, por segunda vez, tu magnífico relato y puedo decir que es extraordinario. GRACIAS,
    Que bueno es recordar, y como levanta la moral y el orgullo de ser Español el haber dedicado, casi toda una vida,, dentro del Ejército, y leer nuestra historia.
    .Gracias a este Blog puedo darme cuenta de lo que es ESPAÑA.🇪🇸🇪🇸🇪🇸
    ¡¡¡ TODO POR LA PATRIA !!!

    Le gusta a 4 personas

  4. Con su permiso, mi General. Creo que, como paradigma de lo que significó la llamada II República, la figura de Azaña es un libro abierto que explica por qué aquella amarga y sangrienta impostura fue desde el primer día un cadáver político que no pudo nunca estar a la altura de quienes siempre supieron cuál era su sitio, su deber para con España y cómo cumplirlo honorablemente.

    Le gusta a 2 personas

  5. A las órdenes de V. E-, mi General.

    Cuando un servidor era niño y adolescente, en la procesión solemnísima de Nuestra Señora de las Angustias, Patrona de Granada, se cantaba, entre otras de alabanza, una letrilla que rezaba: «La Virgen de las Angustias, la que más altares tiene, porque no hay un granadino que en elpecho no la lleve» Aunque esta letra hacía referencia a la costumbre de llevar colgada al cuello una medalla de la Virgen, que en una abrumadora mayoría de la población era de oro macizo y con cadena del mismo metal, como el tesoro más preciado, también significaba, al nombrar el pecho, que se llevaba en el corazón. Y en efecto, lo que se lleva en el corazón es indestructible.

    Ahora, cuando parece que algún aprendiz de brujo ha abierto otra vez la caja de Pandora, y el mundo, comenzando por Europa, puede convertirse en un inmenso tablero de ajedrez sobre el que comienza a jugarse una demoníaca partida de destrucción, miseria y muerte, tendríamos que aferrarnos a nuestras imágenes y devociones, a nuestras tradiciones de siglos. Y que nadie suprima aquí nuestras procesiones, ni nuestros himnos, que tanto han conformado nuestra forma de ser y modo de vida. Ese es un objetivo al que no renuncian quienes están reescribiendo la historia a su gusto y conveniencia. Y ya se sabe el refrán, «a río revuelto…»

    Siento nostalgia de cuando, en Semana Santa, la Legión era lo más importante en la procesión de Nuestra Señora de la Alhambra, en la tarde-noche del Sábado Santo, que finalizaba entre las doce de esa noche y la una de lamadrugada del Domingo, con la celebración del Sábado Legionario.

    Para vibrar de emoción. Pues eso:

    ¡¡¡Viva España!!!. ¡¡¡Viva el Rey!!!. ¡¡¡Viva la Legión!!!

    Le gusta a 4 personas

  6. Emotivo escrito Mi General. Recordar al Cristo de Mena, que como bien dice, se podrá quemar pues es madera, pero el símbolo queda en nuestros corazones como su resurrección. Aquellos tiempos debieron ser terribles, y tenemos que tenerlos presentes para que no vuelvan a ocurrir más, España es demasiado hermosa para que unos desalmados desaten tanta violencia. Viva el Cristo Legionario. Viva La Legión y un viva muy grande para España. Gracias y saludos para todos.

    Le gusta a 4 personas

  7. Buenos días mi General y todos; no es necesario haber desfilado junto al Cristo de la Buena Muerte para entenderlo, creo que hoy todos nos sentimos cerca de El, y aún más cerca de La Legión si eso es posible.

    Que El les proteja y nos proteja a todos, que estamos muy necesitados de protección en éstas horas aciagas que nunca pudimos imaginar que tendríamos que pasar, ni tan pronto.

    Le gusta a 4 personas

  8. Buenas tardes mi general y todos;
    Emotivo lo que nos ha escrito hoy, para recordar, y llevarlo en el corazón siempre. Soy de la cofradia de Mena, de la Legión y de Nuestra Señora de la Soledad.
    Y deseo y pido, que nos proteja a todos, ahora y siempre, a España, el Rey, y a la Legión.

    !!Viva España !! !! Viva El Rey !! !! Viva la Legión !!

    Josefa del P. S. Lopez del Moral Beltrán

    Le gusta a 1 persona

  9. Esto si es memoria histórica se debería dar en clases y en la universidades, a todos los hijos cristianos o no para quesepan, laautentica memoria histórica, y no la memoria H. De algunos Socialistas y Comunistas e independentistas, que pululan en la querida España!!
    ¡ Viva el Dios de los Cristianos! Y con el todos/as los que calleron por ser cristianos en nombre de la figura del Cristo de Mena!
    !! QUE ASI SEA!!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s