LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE. «ES PREFERIBLE PINTAR LOS BARCOS QUE MONTARLES CAÑONES». Rafael Dávila Álvarez

El acorazado Jaime I

 La Guerra civil en el norte. El general Dávila, Franco y las campañas que decidieron el conflicto  

Hoy dedicaré el artículo a dar una breve explicación del gran error cometido por el ministro de Marina de la República, Indalecio Prieto, al abandonar el bloqueo del Estrecho.

La participación de la Marina de Guerra española en los comienzos de la guerra civil suele ser bastante desconocida a pesar de su decisiva intervención. Muchos no entienden que estando en poder del bando rojo la mayor parte de los buques de guerra, se permitiese el paso del Estrecho por las tropas de Franco.

Los contactos iniciales entre los organizadores del alzamiento y los mandos de la Marina fueron escasos y en principio le encomendaron un papel pasivo, «primero el de impedir el traslado de las Fuerzas del norte de África a la Península, en caso de que el gobierno pensara servirse de ellas —como lo hizo en 1932—, en el segundo plan, por el contrario, que garantizara su transporte» (CN. Enrique Manera, del Servicio Histórico Armada.  Alzamiento y Revolución en la Marina, editorial San Martín).

La guerra en la mar tuvo una decisiva importancia, no siempre tenida en cuenta, ya que la economía española dependía de la posibilidad del acceso a los puertos con los suministros necesarios para alimentar la guerra y atender a la subsistencia de la población. La mar va a jugar una baza decisiva en la contienda. A su mando un hombre excepcional: el almirante Francisco Moreno y Fernández, jefe de la Flota Nacional.

La historia de la Marina española desde la llegada de la República en 1931 bien puede resumirse en la frase pronunciada por uno de los numerosos ministros que tuvo la Marina: «Es preferible pintar los barcos que montarles cañones». Ese era el espíritu que les movía.

Al proclamarse la República la flota española estaba en un proceso de favorable evolución y contaba con 2 acorazados, 5 cruceros y 3 cruceros en construcción, 15 destructores y 12 submarinos. La República hizo lo posible por paralizar el programa naval y atacó a la disciplina y unidad del personal cuando, aunque con escaso material, era una Marina de gran calidad comparable al de otras europeas. La llegada de la República supuso una paralización de todo el proceso de inversión de los programas navales. La última fase había sido aprobada por Ley de julio de 1925 y en ella se autorizaba a la construcción tres cruceros de 10.000 toneladas, tres destructores de 1.600 toneladas, 12 submarinos  de mil toneladas, 2 buques tanques y otras unidades menores así como de fuerzas aéreas embarcadas, minas y diversas instalaciones en las bases, talleres, polvorines etc. El importe era de 877 millones.

Al comenzar la Guerra Civil el 80% de la Flota quedó en manos de los rojos. Fue asesinado el 40% del escalafón de Marina quedando detenidos un 20% de sus jefes y oficiales en cárceles y campos de concentración de la zona roja.

Del lado nacional quedaron los Cruceros Canarias y Baleares, en construcción, el viejo acorazado España, el Almirante Cervera y algunos buques menores.

La Escuadra era clave para poder asegurar los abastecimientos y transportar el Ejército de Franco a la Península. Todo dependía del Ejército Expedicionario de África. Como hemos dicho la mayor parte de los oficiales fueron asesinados en los primeros momentos y quedó la Flota sin la necesaria dirección de conjunto y disciplina de combate.  Los buques eran dirigidos por Comités de cabos y marinería que sometían a votación las decisiones creando una situación insostenible desde el punto de vista estratégico.

El ministro de Marina José Giral había ordenado en un principio mantener el control del Estrecho, aunque era un subalterno del Cuerpo de auxiliares, Benjamín Balboa, quien daba instrucciones a las tripulaciones que aceptaron el bloqueo desplegando la Flota en el Estrecho.

El general Franco había logrado pasar algunos efectivos, a todas luces insuficientes, aunque sirvieron para mantener el espíritu de lucha y la fe en la victoria alimentando las esperanzas de las fuerzas peninsulares. Desde Ceuta, con gran audacia, en la noche del día 18 se logró transportar a Cádiz y Algeciras al I Tabor de Regulares al mando del comandante Oliver, y el 2º escuadrón desmontado del capitán Sanjuán; el día 19 al II Tabor de Ceuta del comandante Amador de los Ríos.

La Escuadra roja se presentó en el puerto internacional de Tánger y, aunque se remitió nota de protesta ante la Comisión Internacional denunciando el abuso y quebrantamiento de la neutralidad, no se obtuvo resultado hasta el día 23 en que burlando a la Comisión Internacional y al Comité de Control de Tánger sustituyó sus navíos por torpederos y submarinos dominadores del Estrecho desde la base de Málaga.

En la mañana del día 30 se transportaron por vía aérea 20 legionarios al mando del teniente Gassols y otros 20 por la tarde con el comandante Castejón. Así sucesivamente y con un total de 22 aviones se pusieron en la Península hasta fin de julio 837 hombres.

El general Franco en junta de jefes deliberó sobre la necesidad de lograr el transporte marítimo con fuerzas y elementos suficientes y contando con protección aérea. La decisión se ejecutó el 5 de agosto desembarcando en Algeciras dos batallones y parte de otro, una batería de 105mm., cuatro morteros, material de transmisiones y municiones. Continuaron los transportes en los meses siguientes. En agosto, y a partir del día 5, un total de 8.453 hombres con su armamento; 9.732 durante septiembre; 2.300 en octubre que con los transportados en julio se formó un pequeño ejército de unos 24.000 hombres que desde Sevilla pudo ir avanzando hacia Extremadura y Madrid equipado de artillería y aviación.

Especial mención tiene la actuación de la tripulación del cañonero Dato con su comandante don Manuel Súnico y Castedo al mando y que fue recompensado con la Medalla Militar individual. El insignificante cañonero tuvo que dar escolta a las motonaves Ciudad de Ceuta, Ciudad de Algeciras, al Aranco, Benot, y Kert. En pleno Estrecho se encuentra con el Destructor Alcalá Galiano que pudo evitar el paso del Estrecho de las tropas de Franco si no es por la valiente actuación del Dato que a pesar de su manifiesta inferioridad se enfrentó al destructor que huyó sin presentar combate con cobardía y sin honor.

Indalecio Prieto se preguntaba con su habitual retórica.

—¿A dónde van esos locos?, pregunta al juzgar ahora la actitud de los sublevados.

Esos locos solo tienen Marruecos y algunas ciudades y pueblos aislados, salvo Castilla la Vieja; en África hay 32.000 soldados que no pueden cruzar el Estrecho, bloqueado por la Escuadra. La aviación, en su gran mayoría, está con la República. El número de soldados con que cuentan en la península los sublevados es solo de 13.000. En total, con los de África 45.000 soldados.

Va a ser precisamente Indalecio Prieto quien cometa el gran error de liberar el Estrecho. Al constituirse en septiembre el nuevo Gobierno con Largo Caballero a la cabeza, Prieto es nombrado ministro de Marina y sin pensarlo dos veces envía el grueso de la Flota al Cantábrico a luchar contra los nacionales, el crucero Almirante Cervera y el viejo acorazado España, estando de acuerdo con ello los Comités de marinería. El Estrecho quedó desbloqueado y los nacionales con mayor visión estratégica enviaron al Canarias, ya en servicio, y el Almirante Cervera. Solo faltaba enfrentarse en combate y así ocurrió el 29 de septiembre en el combate de cabo Espartel en el que los barcos nacionales hundieron al Almirante Ferrándiz y con graves daños al Gravina consiguiendo el dominio completo del Estrecho. El paso estaba libre y las tropas de refuerzo a la península alcanzaron el necesario flujo para llegar a Madrid. El error de Prieto pudo significar la pérdida de la guerra..

El 29 de septiembre de 1936 los cruceros nacionales Canarias y Almirante Cervera lograron ahuyentar a la escuadra roja del Mediterráneo después de hundir al destructor Ferrándiz y averiar al Gravina. Una huida inaceptable y de ineptos como la definiría el almirante ruso Nikolái Guerásimovich Kuznetsov.

Se veía venir. No podía ser de otra manera cuando las cosas habían empezado con ejemplos de indisciplina y crueldad como el del acorazado Jaime I.  La dotación del acorazado envía a la superioridad el siguiente telegrama.

—Hemos tenido seria resistencia con jefes y oficiales en servicio, venciéndoles violentamente. Resultaron muertos un capitán de corbeta, un teniente de navío, un alférez, un cabo artillero, dos marineros. Rogamos urgente instrucciones sobre cadáveres.

El ministro de Marina responde:

—Con sobriedad respetuosa den fondo a los cadáveres anotando situación. El día 21 de julio de 1936, sobre las 10 horas, serán arrojados al mar, guardándose el protocolo de rigor.

Perdieron la guerra en la mar.  Porque allí, como dice el CN. Enrique Manera en el prólogo al libro Alzamiento y revolución en la Marina, «Hace falta una sociedad difícil, jerarquizada, en donde la convivencia está basada en la confianza mutua, la reglamentación de los usos y costumbres navales, el sentimiento íntimo del cumplimiento del deber, así como del convencimiento de que se forma parte de una gran familia animada por un fin noble y generoso, el servicio a la Patria en la mar, todo ello dentro de una disciplina rígida, muy exigente en todos su niveles».

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

12 pensamientos en “LA GUERRA CIVIL EN EL NORTE. «ES PREFERIBLE PINTAR LOS BARCOS QUE MONTARLES CAÑONES». Rafael Dávila Álvarez

  1. Nosotros, los pocos que ya hemos llegado a las últimas «fronteras» de la vida conocemos esas historias referidas de primera mano, el resto de la sociedad, salvo estudiosos bien informados, la desconocen totalmente dado el interes desmedido de reescribir la historia de estos nuevos «talibanes» que nos gobiernan en su ficticia y denigrante guerra contra los muertos.Gracias, mi General , por sus recordatorios tan certeros. Aquel paso del Estrcho debió de ser memorable., Mi padre, a la sazón Teiente de aviación por aquel entonces, le tocó el apoyo aereo a aquellos «barquichuelos» que luchaban en muy inferiores condiciones con los barcos de la República aunque eso sí, con la altísima moral que te empuja de poseer las
    convicción de defender la causa justa de defensa de la Patria.. La desorganización, la ignorancia y la falta de moral de las fuerzas y politicos de la república hizo el resto. Ala orden de Vuecencia mi General.
    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Le gusta a 7 personas

  2. Atentamente y con el debido respeto

    Arriba España y abajo el mal gobierno
    —————————————————
    Cuando Franco se murió
    Yo me alegré de su muerte
    Pensando en esa razón
    Que era Franco el dictador
    Ante el todo omnipotente.

    Si de los “rojos “dependiera”
    ESPAÑA NO EXISTIRÍA
    Y. Sus enemigos nos tendrían
    Bajo la puerca bandera
    Que exhiben las bastardías.

    De los que en ella se alzan
    Tergiversando la historia
    Y deshonrando la memoria,
    Mutilando las esperanzas
    Que bendice la discordia.

    Estaríamos como en Cuba,
    Nicaragua y Venezuela
    Donde el hambre se desvela
    Y los derechos se arrugan
    En las intrigas que deniegan.

    Si de los “rojos “dependiera”
    ESPAÑA NO EXISTIRÍA
    Y. Sus enemigos nos tendrían
    Bajo la puerca bandera
    Que exhiben las bastardías.

    Cuando Franco se murió
    Yo me reía del difunto
    Y. Brindando por mi Nación
    Empecé a creer en Dios
    SIN SABER LO QUE ESTABA OCULTO.

    España día 12 de agosto de 2022

    Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 7 personas

  3. En la pelicula «El Planeta de los Simios», y posteriores de la saga, los primates dominan la Tierra, y esclavizan a los humanos, siendo ellos quienes empuñan los fusiles, pero NUNCA se les ve tripulando barcos ni aviones; demasiado increible, incluso para Hollywood y sus efectos especiales. Buenos días, mi General, y todos. .

    Le gusta a 6 personas

  4. A las órdenes de V. E., mi General.

    Magnífica historia la del paso del Estrecho, que tan estudiado y valorado fue durante mucho tiempo en todas las escuelas militares, pues nunca antes se había realizado semejante operación a esa escala. Tanto, que sirvió de inspiración y modelo, unos años después, para la organización y realización del cruece del Canal de la Mancha, y comenzar así a batir al Ejercito Alemán hasta llegar por el Oeste a las inmediaciones de Berlín, pues el grueso de la capital les fue regalado a los rusos, que también se lo habían currado por el Este, aunque con un salvajismo primitivo digno de las antiguas hordas procedentes de Asia que durane siglos asolaron Europa. Que esa es otra historia que puede estar emulándose hoy.

    La reacción y respuesta del gobierno de la repúbloca ante el alzamiento comenzado en Africa, fue de auténtica risa. Desde aquello de «Que se levanten, que se levanten, que yo me voy a acostar», hasta retirar los buques del Estrecho y llevarlos al Cantábrico, por donde de momento no había ningún peligro ni enemigo a vigilar por el mar, y dejar los barcos en manos de chusma inculta con mucho odio y sed de sangre, pero con mucho canguelo e inutilidad hasta para cruzarse con un inofensivo bote de remos para pescar, pues ellos mismos comenzaron su derrota desde el primer día.

    Menos mal que no nos ha invadido nadie cuando hemos tenido ministros de defensa a los que les gustaba servirse de aviones de guerra para que lo pasearan por su terruño, en plan turista, y además proclamaban que preferían que los mataran a matar.

    Toda la Guerra Civil, por lo que corresponde a la república y a su llamado ejército popular, se diría que fue dirigida por el genial Miguel Gila con su inseparable teléfono.

    ¡¡¡Viva España!!!

    Le gusta a 6 personas

  5. A la Orden de Vuecencia, leer sus artículos son recordar, revivir y aprender de nuestra rica Historia, a esta sociedad actual y utilizando un símil marinero que navega a la deriva y esta perdiendo el rumbo, no por toda ella, los que somos hijos de generaciones pasadas cuando España era una grande y libre vemos con tristeza como nuestra querida España esta siendo torpedeada con saña por todos los flancos y aunque se intentan tapar los impactos irremediablemente cada día las vías de agua son mas numerosas. Solo me queda recordar las palabras que contesta el Generalisimo cuando un periodista ingles le pregunta que armas tiene para ganar la guerra y el contesta…….DISCIPLINA, DISCIPLINA y DISCIPLINA.
    Siempre a sus Ordenes.
    Arriba España

    Le gusta a 7 personas

  6. Mi General : Sería una exageración decir, que este relato ,ha sido el mejor que he leído .
    La Marina me entusiasma, mi Padrino era marino, hermano de mí padre,. Guardaré esta lección de hoy. Gracias por tus palabras, siempre magníficas, 🇪🇸🇪🇸🇪🇸
    ¡¡VIVA “ LA ARMADA ESPAÑOLA!! ¡¡¡TODO POR LA PATRIA!!!

    Le gusta a 5 personas

  7. Un par de comentarios a este magnífico artículo.

    Con los soldados que cruzaron el Estrecho se formó un pequeño ejército de 24.000 hombres, en su mayoría legionarios y regulares, con un nivel de instrucción y moral muy superior a la de los soldados peninsulares.

    Tras el exitoso paso del Estrecho del llamado «Convoy de la Victoria» se presentaron varios buques republicanos encabezados por el acorazado España para bombardear el puerto de Algeciras. Consiguieron dañar el cañonero Dato pero aquello no consiguió cambiar el curso de la guerra.

    Le gusta a 3 personas

  8. Mi General, desde muy pequeño, soy de Ceuta, he visto en muchas ocasiones el palo mayor del cañonero Dato, al que V.E, hace referencia, en su bien documentado artículo. Al pie de dicho testigo histórico, se haya un pequeño monolito con la efigie de Ntra. Sra. de África, Patrona de Ceuta, y bajo ella las huellas de dos botas, que siempre nos dijeron pertenecían al Generalísimo, porque desde allí, nos contaron, vio como el 5 de agosto de 1936, en una audaz gesta, ocurrió lo que después se llamo el Convoy de la Victoria. No se si ahora, con tanto cambio político, estas reliquias de la Historia, que se encuentran junto a la Ermita de san Antonio, en uno de los montes que rodean a la Ciudad Autónoma, las han retirado. Por otra parte, también se aseguraba que un potente niebla, apareció inesperadamente, dando una magnifica cobertura, al citado convoy. Todo ello, le puedo asegurar a V.E., que siempre estará en nuestra memoria. HONOR Y RESPETO, A TODOS LOS HEROES QUE CRUZARON EL ESTRECHO DE GIBRALTAR, EN AQUELLAS DIFICILES FECHAS. Feliz Verano mi General.

    Le gusta a 3 personas

  9. Buenas tardes

    Pues yo, mi General, después de leer su artículo, no logro entender (y posiblemente no haya entre Vds. nadie más ignorante que yo sobre tácticas militares) la actitud de Indalecio Prieto y su orden de desplazamiento del grueso de la Marina de la que disponían del Estrecho al Cantábrico.

    Porque hasta para una ignorante como yo está claro que el peligro para el ejército republicano eran justamente esas fuerzas que se hallaban en el Norte de Africa y que eran leales a Franco, y que pudo trasladar a la Península gracias al desbloqueo del Estrecho.

    Una acción así resulta inexplicable hasta para un niño. ¿Tomará nota la famosa Memoria como quieran llamarla del porqué perdieron la guerra?

    Como dice D. Rafael Hervías Garrido, parece más un chiste de Gila que una maniobra de un político para colmo nombrado Ministro de Defensa.

    Hasta Margarita Robles me parece más coherente que aquel sujeto, aunque tengo la esperanza de con este gobierno no lleguemos a meternos en una guerra. Ya se están encargando de que nuestros ejércitos carezcan de disciplina, y no entro en polémica sobre la dictadura de Franco, pero de lo que no me cabe duda es de que era un buen soldado, y que lo demostró. No conocía esa frase, «Disciplina, disciplina y disciplina» que nos guste o no su figura, es imprescindible en todos los órdenes de la vida, y no sólo en lo militar.

    Saludos

    Le gusta a 4 personas

  10. En esa parte de la historio recuerdo a tres maridos de mis tias
    Pepe Garces Pablo Yoldyy Juan y de este no recuerdo el apellidi
    Pero rezo por los tres por igual por que si yo no recuerdo el apellido ,Dios lo sabe perfectamente

    Le gusta a 3 personas

  11. Dios y la voluntad de vencer hacen posible lo imposible.
    El paso del Estrecho un ejemplo.
    Dos de mis familiares participaron en él, lo último que hicieron en su vida, su edad, la que tienen mis hijos ahora… descansen en Paz y la Paz que no tuvieron en vida la tengan junto al Señor eternamente.
    Los míos y yo siempre les estaremos agradecidos por su sacrificio por Dios y por España por mucho que quieran reescribir la historia.
    El título de esta entrada  «ES PREFERIBLE PINTAR LOS BARCOS QUE MONTARLES CAÑONES» un claro ejemplo de que nada ha cambiado en la cabeza y proceder de una buena parte de nuestros representantes politicos, los de ahora siguen igual.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s