EL SUICIDIO DE ESPAÑA Vicente Díaz de Villegas y Herrería. General de División (R.)

Dentro del espectáculo de la política Española además de circo, autos de choque, montaña rusa…también hay juego. ¡¡Hagan juego señores!! ¡¡Hagan Juego!! No estamos en el casino de la Toja, ni en el de Santander, ni en el de Madrid,  estamos en Las Cortes. En las Cortes, desde hace 41 años, se nos están jugando España y toda su herencia incluidos nosotros, la paz y el bienestar. Juego peligroso.

A muchos “gamblers” enemigos de España, se les permite jugar en nuestro tablero, tablero que, sin esconderlo, emplean como trampolín para sus fines destructores. A estos enemigos se suman en el tablero una cantidad de aficionados, a quienes hemos regalado la confianza y alimentamos generosamente con nuestros impuestos, que se limitan a cubrir sus necesidades personales  y a seguir la disciplina de partido por encima de España. Luego quedan honrosas excepciones que nos defienden como Rosa Díez, Inés Arrimadas, María San Gil, Mayor Oreja, Nicolás Redondo, Santiago Abascal,…

¿Paciencia nos piden? La paciencia, implica serenidad y es distinta de la fácil pasividad o tibieza ante el ataque; no es un no reaccionar, ni un simple y mediocre aguantarse.

Están en guerra contra España, contra todos nosotros españoles, aunque algunos o no se han enterado o no se quieran enterar, y los riesgos se han convertido en amenazas y las amenazas en ataques directos a la libertad de expresión, de circulación, de enseñanza, de mercado,…a la propia LEY.

Algún/os líderes no dan o no dieron aquellas batallas que, según ellos, no van o iban a ganar. Grave error; en las guerras, como en el toreo, hasta el rabo todo es toro. Cada batalla que se da, desgasta al enemigo. Estudien por ejemplo Belchite y Brunete, aquellas batallas frenaron y cortaron el avance de los autodenominados rojos. Cada batalla que se da, rompe la iniciativa del adversario y distrae parte de sus fuerzas. La batalla que no se da, deja la vía abierta hasta el corazón.

Entre las causas de mortandad que supera a la del automóvil o a las de violencia doméstica (incluyendo en doméstica la que se produce contra niños mujeres y hombres) está el suicidio. Del suicidio no se habla, no hay sentimientos ni sentimentalismos, como hacia otros colectivos. Claro que no se habla de ellos, no son un nicho de votos,  son solo mujeres y hombres muertos no votos. Tampoco las aseguradoras pagan por ellos como ocurre con los muertos por accidente. Así que toca olvido político.

Sí que interesan, otros grupos de influencia, los enfermos y familiares, con los que se busca otra ventana de confrontación, es el grupo de la Eutanasia. No se habla de mejoras y aumento de los centros para cuidados paliativos para los enfermos terminales. Liquidar a los enfermos es más barato que cuidarlos y, en un futuro próximo, como en tiempos de la Alemania nazi, también se podrán liquidar “legalmente” a quienes tengan alguna deficiencia o encerrarlos en un psiquiátrico como los comunistas. En España ya ha habido algunas codenas a estos “ángeles de la muerte”.

Luego viene, a ver quién  es más “listo” para engañar a la ciudadanía. Retorciendo argumentos y leyes. Olvidan los tres poderes que están para SERVIR, temporalmente, a una España de siglos de antigüedad, servir a TODOS los Españoles, servir a una España UNIDA en la diversidad, como ocurre con las diferentes partes del cuerpo humano. Olvidan que el fin no justifica los medios.

Del 4º poder, la prensa, hemos visto como cambiaba la deontología de la verdad por la de la postverdad y el negocio.

Ejemplos de todo:

1) Unos tirantes con la bandera española le cuestan la vida a un Legionario Español por un violento chileno (importado de Chile, y donde se destroza y asalta la propiedad de los chilenos y las iglesias -22 muertos-)  con antecedentes por dejar tetrapléjico, en España,  a un servidor del Estado. 5 años.

2) Sedición vs Rebelión dejan al pie de los caballos al Jefe del Estado y facilitan la salida de la cárcel de los secesionistas

3) Se aparta a la juez Alaya del caso de los EREs y aparece una extraña sentencia que condena o inhabilita “asegún”.

4) Se expulsa a la Policía Nacional de la vía Layetana.

5) Se promocionan cordones sanitarios desde los enemigos de España para quienes defienden a España.

6) Dialogar significa imponer mi decisión.

7) Mme. “Arderéis como en el 36” llama al respeto a las víctimas

8) ¿Cómo se llama la connivencia con delincuentes?

¿Estamos locos o somos tontos? Estamos pagando a nuestros verdugos hasta el arma con la que nos van a destruir

Si buscamos, entre los grandes partidos, no encontramos el apoyo a  la familia, primera célula de la sociedad.  Ser madre y criar, cuidar y educar a los hijos no está valorado. Lo más políticamente correcto ante un embarazo y sus implicaciones parece ser primero hay que abortar – matar al no nacido -. Caso de tener el hijo, hay que mandarlo a la guardería, desde el minuto 0, para que la madre se vaya a su puesto de trabajo, lo prefiera o no, para pagar la cuenta familiar. Ayudas para las madres de familia Españolas en casa no hay. Otra cosa son los apoyos y puestos para las familias de los políticos. Ser Madre está infravalorado.

Los españoles caminamos hacia el suicidio colectivo, guiados por unos influencers, cuyos inmediatos intereses personales  y cuya soberbia, les impiden SERVIR al pueblo por el que fueron elegidos.

¿Nos damos cuenta de que nos están “eutanasiando.”?

Parece que quieren cambiar la Constitución arteramente. De por sí, una Constitución que permitiera el suicidio y fraccionamiento de España sería un sinsentido y habría que anularla por inservible. De no ser así hay que culpar a los tramposos.

Es un deber y responsabilidad insistir en avisar del FRAUDE de ley a la Democracia que se está produciendo permanentemente, al gobernar con sanguijuelas de España que pretenden lincharla dentro y fuera del territorio nacional. No se puede pactar con los que se declaran enemigos de España y quieren desmembrarla, no hay Democracia en ello, hay Traición. No hay justificación ni papel de regalo y lazo para tragar. ¿Creemos en el Constitucional?

Corresponderá a los Tribunales, CNI, Guardia civil y Policía Nacional hacer luz y Justicia parando el fraude y deteniendo a los defraudadores de cualquier poder. No hay más líneas rojas. Ya no nos queda ni Casablanca.

¿Creemos en esta democracia? Hemos cambiado la paz, la unidad, el progreso, la solidaridad por una partitocracia feudal. ¿Es posible otra Democracia? La respuesta es: SI. Hay que rectificar. Gobierno de… rectificación.

En este mes conviene recordar aquellas palabras dirigidas a un gobernante y a quienes le rodean: “Contado, Pesado, Dividido.”

Vicente Díaz de Villegas y Herrería

Soldado de España

27/11/2019

Blog: generaldavila.com