El comentario del día CUANDO LAS BARBAS DEL VECINO VEAS CORTAR… El presidente Macrón anuncia la reactivación del Servicio Militar en Francia Por el G.B. (R.) del ET Adolfo Coloma

Soldados franceses prestan seguridad ante una crisis

El pasado 19 de Enero, en el curso de una visita a la base naval de Tulón, el presidente de la República Francesa, Emmanuel Macrón, anunció su intención de aumentar progresivamente el presupuesto de defensa para que en el año 2025 alcance el 2% del PIB del país. Lo hace apenas siete meses después de afrontar su primera crisis presidencial cuando el General Pierre Villiers, Jefe de estado Mayor de los Ejércitos, le presentara la renuncia, precisamente por la bajada de los presupuestos cuyo incremento ahora anuncia ¿Qué le mueve a ello?

Pero no se ha quedado ahí el joven presidente de nuestro país vecino y gran amigo de España. Ha puesto fecha a uno de los planes que llevaba en su campaña electoral, cuando ganó las pasadas elecciones presidenciales en mayo del año pasado: El restablecimiento del servicio militar “universal y obligatorio” (incluye por tanto a la mujer) aunque de una duración muy limitada, apenas un mes. ¿Por qué ahora?

Son preguntas, del todo procedentes, que sin duda se harán muchos de nuestros lectores. Estamos hablando de un país que mantiene activos en sus FAS a más de 250.000 efectivos, además de 350.000 en la reserva regular, lo que le sitúa como lasfuerzas armadas más numerosas de la UE y – no lo olvidemos – la3ª fuerza nuclear militar más grande del mundo, sólo por detrás de Estados Unidos y Rusia.

Ya tratamos en este blog  el anuncio del incremento progresivo del presupuesto español de defensa por la ministra del ramo, con ocasión de la Pascua Militar. Hoy lo que constituye sin duda para nosotros la noticia del día, es el anuncio de la vuelta al servicio militar en Francia, poco más de 20 años después de su supresión en 1996, bajo el mandato del Presidente  François Chirac.

Pero lo cierto es que a nosotros no nos ha causado gran extrañeza.No solo por el valor militar en sí mismo que aporten los contingentes de jóvenes a los que les corresponda la prestación de este servicio –que también –  sino por el incalculable valor que van a aportar a la socialización del país, a la interrelación entre sus ciudadanos, pero sobre todo, a la vertebración de un país, como lo es España, compuesto hoy por personas de una gran diversidad cultural, social, incluso lingüística y formados en unos planes  educativos cuando menos muy centrados en la visión de su propia comunidad autonómica.

Es cierto que no es formar ciudadanos la principal misión de las Fuerzas Armadas y menos con el modelo profesional actual y la descentralización total de la educación. Pero tampoco se puede olvidar el servicio que los Ejércitos y la Armada prestaron a la nación con el pasado modelo de servicio militar en el que, además de formar combatientes, preparaba a la tropa para acceder al campo laboral, a través de los planes de promoción personal en el Ejercito (PPE), e incluso redimirlos del analfabetismo, como recordaba “Juan Soldado” no hace mucho en este mismo blog.

No se puede volver al servicio militar puro y duro – como los más veteranos lo hemos conocido – en la época del móvil y de internet, del interrail y de los vuelos low-cost. Pero algo habrá que hacer para contribuir sin excesivos costes a la cohesión del país, especialmente en época juvenil, rito de paso entre la formación educativa y la vida profesional.

Puede que Francia, con todo su poderío, basado en sus imponentes fuerzas armadas y su bien asentada industria de defensa, no lo necesite.Pero  lo va a hacer. Así es que más nos vale a nosotros lavarnos la barba en vez de mesárnosla, porque nuestro vecino ya se la está cortando.

Y desde luego, que vuelva cuanto antes el juramento o promesa ante la Bandera de España.

Adolfo Coloma

GB (R) del ET

Blog: generaldavila.com

21 enero 2018