COSAS DE LA MAR Aurelio Fernández Diz Capitán de Navío (R.)

En la Antártida

Acabo de leer la noticia que a continuación transcribo y empiezo por decir que me ha producido no poca tristeza. Es cierto que los militares en activo y aquellos otros, entre los que me encuentro, que nos cuesta mucho trabajo dejar de serlo aun por razones de edad, tenemos un concepto del patriotismo que, es verdad, no podemos exigir a los integrantes del mundo civil entre los que podemos incluir a nuestros empresarios navieros.”Nosotros estamos para ganar dinero “dijo un día un Presidente de Anave en el Ateneo. Nada que objetar salvo manifestar que en el mundo  militar donde lo normal es la práctica de las virtudes militares, como pueden ser la austeridad y el espíritu de sacrificio, llevados a veces hasta su grado más heroico, este tipo de declaraciones y comportamientos nos dejan un poco tristes y  con la sensación de estar trabajando en el vacío. Que ganen dinero nuestros empresarios navieros, y mucho, y todo el que puedan qué bueno será para todos, pero que lo hagan con, al menos, unas gotas de patriotismo.

Las navieras españolas encargan fuera los buques que construían en Galicia: 

Buque Tronío, palangrero de superficie en aguas internacionales

Hay otra noticia que me llama poderosamente la atención sobre la pesca ilegal en la Antártida y que afecta a un armador gallego y a sus hijos. La pesca ilegal y no reglamentada es una lacra que hay que evitar por todos los medios a nuestro alcance. Se comprende así el celo de nuestra Guardia Civil que ha revisado los contenedores de basura  próximos al domicilio de los afectados en busca de pruebas que permitiesen  su denuncia  por su actividad ilegal. Y las han encontrado.

Hay algo que, sin embargo, me mueve a escribir ante las extrañas  circunstancias que se dan en el caso:

El mundo de las organizaciones internacionales relacionadas con la pesca se adorna de situaciones  muchas veces difíciles de entender. La empresa Armadores Vidal domiciliada en Ribeira (La Coruña) ha sido multada con 17,4 millones de euros, que no es poco, por el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) por pesca ilegal en aguas de la Antártida. El empresario Antonio Vidal y tres de sus hijos están siendo perseguidos y han sido finalmente condenados por la Audiencia Nacional. El caso es que, ante el correspondiente recurso, el Tribunal Supremo ha absuelto a la familia Vidal del posible delito que hubieran podido cometer. Ante esta situación, representantes de la Convención para la Conservación de los Recursos de la  Vida Marina en la Antártida (CCAMLR) han conseguido, manifestando gran preocupación y activismo en contra de la sentencia mencionada, que el Tribunal Supremo haya decidido la  revisión de su sentencia.

El Supremo revisará la absolución del clan Vidal por pesca pirata en la Antártida

Pero se dan las siguientes circunstancias que son las que mueven hacia una cierta perplejidad:

Según se puede comprobar en la propia página web de la CCAMLR este organismo tiene concedidas para el periodo dic 2016-nov 2017 las siguientes licencias para pescar en la zona de su responsabilidad:

Australia   ……….   7 licencias  para 5 buques.

Chile……………..   2……………… 2     “

China…………….   4……………… 4      “

Francia……………   2………………  2     “

Japón……………..  3……………….1     “

Republica de Corea. 9………………. 7      “

Nueva Zelanda         6……………… 3      “

Noruega………….   4……………….4      “

Rusia……………..   3……………….3      “

África del Sur……   1……………….1      “

España……………  2……………….1 buque (2 licencias para el “Tronío”)

Ucrania…………..   5……………….4      “

Reino Unido………  7……………….4 buques (2 licencias  para el “Tronío”)

Uruguay………….. 2………………. 2      “

 

Total………57 licencias para  43 buques

El “Kunlun” abanderado en Guinea Ecuatorial.fue hostigado en aguas antárticas por buques de las armadas de Thailandia y Nueva Zelanda y de organizaciones ecologistas.

Con independencia de lo que finalmente sentencien los tribunales de justicia llama la atención que España, que es una potencia pesquera, solo haya conseguido del CCAMLR dos licencias (una para cada zona y especie a capturar) para un  buque, el “Tronío”, que curiosamente tiene otras dos licencias conseguidas por el Reino Unido. Debe de haber un problema con el abanderamiento de este buque. Como se puede comprobar  el Reino Unido ha conseguido 7 licencias para un país  cuya cultura gastronómica no incluye de ninguna manera el pescado como ingrediente principal, dejando aparte el  conocido cucurucho de “fish and chips.” Es difícil de comprender también  la razón por la cual la CCAMLR ha sido tan poco generosa con España y, al mismo tiempo, representantes destacados de esta Convención reclaman con gran vehemencia acciones penales contra el armador Vidal y su familia, ahora en serios problemas por sus  actividades de pesca ilegal. El  buque  “Kunlun”, que se relaciona con la familia Vidal, no está inscrito en las listas del MAGRAMA pero sus actividades en el mar antártico podrían llegar a ser teóricamente legales si España tuviese concedida, al menos, una licencia más para pescar en la zona y la mencionada familia quisiese abandonar la práctica de la perniciosa pesca ilegal y no reglamentada. También llaman la atención las licencias concedidas a Australia y a la República de Corea.

En cualquier caso, la merluza negra o antártica es una especie muy cotizada y parecería inadmisible que las pesquerías logradas al abrigo de algunas de estas licencias   se dedicasen a la obtención de productos industriales en lugar de al consumo humano, como parece mucho más lógico. La merluza negra es un recurso muy apreciado en los países del sureste asiático donde la familia Vidal suele vender sus capturas. Se desconoce si el CCAMLR tiene en cuenta esta consideración al conceder las correspondientes licencias.

A la vista de todo ello hay motivos para creer que las decisiones de todos los organismos que se relacionan con la organización de las pesquerías están sometidas a fuerte presiones según los intereses en liza. Por eso parece que la  actitud de nuestros negociadores no puede ser, simplemente, tranquila y confiada y apoyada solo en la supuesta buena voluntad y predisposición de las personas  que, dentro de los mencionados  organismos internacionales,  resuelven y deciden por nosotros, en asuntos pesqueros.

Y que los tribunales impartan justicia.

Aurelio Fernández Diz

CN (R.)

Blog: generaldavila.com

18 mayo 2013

 

2 pensamientos en “COSAS DE LA MAR Aurelio Fernández Diz Capitán de Navío (R.)

  1. Ni una sola noticia al respecto he visto en los media y este es un tema muy serio.
    En mi zona practicamente hemos acabado con los recursos del mar, en buena medida a causa de la pesca ilegal, las técnicas de arrastre, etc.
    Del laberinto de concesión de licencias de pesca me quedo sorprendido, no tengo ni idea quien defiende estos intereses de nuestro país ni quienes forman estos organismos que controlan la zona antártica.
    Gracias por la información.

    Me gusta

  2. Gracias por su comentario, que comparto. Solo deseo dejar constancia de que nuestros pescadores, salvo excepciones, al practicar la pesca de forma artesanal, no son los responsables de la desaparición de un recurso que tanto puede afectarles, como sucedió con el bacalao en aguas de Terranova.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s