KABUL 90 MUERTOS JUNTO A LAS EMBAJADAS LONDRES TRES ATENTADOS EN TRES MESES General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

afganistan 21-04-2012 R recorrido por la ciudad de kabul en un acompañamiento por militares españoles FOTO JAIME GARCIA ARCHDC EN LA IMAGEN

Kabul es la capital de Afganistán. Allí la muerte espera sin darte tiempo a pensar en ello. Se vive en la calle, siempre, y siempre se muere de la misma manera. Es la ‹‹Tierra de la Muerte repentina››. Allí la mansedumbre no es ninguna virtud sino un defecto. Son ya demasiados muertos. Ha sido en Kabul. Casi siempre era en Kabul o en sitios que sonaban parecido, a lejanos y desconocidos. Ahora también son en Londres, París, Alemania… Ningún rincón del mundo se libra.

El 44 th Regimiento inglés en la batalla de Gandamak 1842

Kabul está muy lejos y nada sabemos de aquella tierra. Allí parece que contamos los muertos de otra manera. Han sido 90, pero las cifras solo dicen que ha sido un terrible atentado, nada más, no sabemos lo que allí ocurre. ¿Distinto que en Europa? En el Reino Unido tres terribles atentados en tres meses. Echarle la culpa a internet es una tontería. Pretender derrotar la ideología que lo sustenta es una quimera. La Quimera y Belerofonte pertenecen a la mitología y esto requiere realidades. La primera ministra británica ha dicho que hay que reducir la tolerancia de la sociedad con el extremismo y endurecer las leyes y dar más poder a la policía. Ya va siendo hora. El enemigo, el terrorismo, suele acogerse a la bondad del otro y a las leyes que a todos ampara. Al final muere el bueno y la ley se encoge. La libertad es un bien preciado que hay que cuidar. La vida aún más.

Al dar las doce en Cabul

Hace más de cincuenta años Walter Krause escribió al dar las doce en Cabul, un viaje por las encrucijadas del Asia Central. Detenerse un momento para entender más allá es buena virtud. Dice que Kabul es, antes que nada, tiempo. ‹‹la prisa –dice un proverbio asiático- fue inventada por el diablo››. En Afganistán se les paró el tiempo a los ingleses. Por tres veces. No solo a ellos, pero ellos dejaron un cañón, botín de guerra que marca la hora de aquel mundo. Al mediodía, cada día, asciende desde la Puerta del León una humareda a la que le sigue un fuerte trueno que despierta de su letargo a la ciudad. Se conoce como el top-i-shast o disparo del mediodía. Es el nombre del tiempo cabulí. Distinto al del resto del mundo. Nos lo cuenta Walter Krause. No ha variado un ápice la moraleja de la historia. A diario el gran mullah se sienta delante de un reloj de arena esperando que la sombra se acerque a las doce. Es el momento en el que levanta la mano y la deja caer rápidamente. Un mullah subalterno empieza a dar vueltas a la manivela de un viejo teléfono de hilos por donde emite su señal hasta la montaña Puerta del León. Allí un funcionario descuelga el teléfono y transmite el aviso a dos soldados que con la mecha encendida en la mano dan fuego al fogón de uno de los dos obuses. Si hay suerte el disparo se produce, aunque es frecuente tener que recurrir al segundo de los obuses. Cuando el cañón dispara ‹‹son las doce en punto››. Y ese es el que vale y no otro.

Si el cañón no funciona o llueve y el reloj de sol no funciona, la torre del reloj es una buena referencia. Y en último caso el mullah contaba con relojes magníficos de la época victoriana con la hora correspondiente de Greenwich. Es otro tiempo el que allí cuenta.

Los cañones son fruto de la captura a los ingleses en la batalla de Maiwand (1880). En Afganistán los relojes dan las horas de otra manera. A veces incluso se paran y empiezan a correr hacia atrás.

Es necesario que empecemos a entender estas cosas y otras muchas para que comprendamos por qué la muerte se extiende por todos los rincones y en tiempos distintos.

90 muertos en Kabul

No sé si convendría retirarse a los cuarteles de invierno y meditar. La cruda realidad se impone y lo importante es acabar con el terror que nos acompaña. En Kabul o en Londres.

Nos mata una organización (?) sin redes, sin organización. No se conocen entre ellos, no asisten a reuniones, no forman grupos. ¿Sabe, quién debe saberlo, a qué y a quienes nos enfrentamos? Empezamos a tener la sensación de que nos han robado el cañón y la hora; el tiempo lo marcan ellos. Desde un viejo reloj de arena o si llueve y les ocultamos el sol tiran de un buen rolex, pero la hora la marcan ellos. Nos han robado algo más que el tiempo.

Sin duda hay que reducir la tolerancia de la sociedad con el extremismo, endurecer las leyes y dar más poder a la policía. En Kabul o en Londres.

‹‹Extiende el cojín de la paciencia sobre la alfombra de la esperanza››, dicen los afganos. Pero esa tranquilidad se gana cuando no cierras los ojos a lo que te rodea y eres valiente.

También dicen que la mansedumbre hay veces que no es una virtud sino un defecto.

Estamos cometiendo un gran error que nos lleva a ser esclavos del miedo. Empezando por los gobiernos tibios y cobardones.

General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

Blog: generaldavila.com

9 junio 2017

11 pensamientos en “KABUL 90 MUERTOS JUNTO A LAS EMBAJADAS LONDRES TRES ATENTADOS EN TRES MESES General de División Rafael Dávila Álvarez (R.)

  1. Creo que no se puede decir de manera más clara y rotunda. Esperemos que los gobiernos recojan el guante y sepamos con quién nos jugamos el futuro. Porque es eso y no otra cosa lo que está en juego: “Nuestros valores”. Europa parece haber renunciado a ello. España va con ellos hacia el precipicio

    Me gusta

  2. Buenos días general, que fuerte y decisivos los tiempos que estamos viviendo.. y, como no puede ser de otra manera, también comparto el fondo y todo lo expuesto hoy con total claridad .
    Un afectuoso saludo..

    Me gusta

  3. Mi General su rotundo final lo suscribo totalmente “Estamos cometiendo un gran error que nos lleva a ser esclavos del miedo. Empezando por los gobiernos tibios y cobardones.”

    Tierra Inhóspita en el que solo ellos son capaces de adaptarse, temperaturas extremas de frío y calor, si bien con un alto sentido de la hospitalidad. Nación está que nunca fue conquistada.

    Donde los diversos ataques terroristas que sufre este país no son ajenas las organizaciones terroristas que nos toca padecer en Europa, cuna de Al Qaeda donde fue abatido Bin Landen pero que también nuestra Embajada sufrió un lamentable atentado que nuestros servicios de inteligencia ya advertían de la vulnerabilidad que suponía.

    En donde la intervención española en Afganistán es aún una gran desconocida, donde militares españoles entrenan a militares en Afganistán.

    Dos consideraciones a valorar nuestros compromiso internacional que nos obligan, no debería ser eximente de la obligación de dotar con los medios adecuados a nuestras tropas atendiendo las valoraciones de inteligencia.

    A sus ordenes Mi General

    Me gusta

  4. Buenas tardes
    la medida no siempre recoge lo medido.
    Afganistan nada tiene que ver con este mundo, hemos intentado meterlo en el siglo XXI a empellones y nos hemos dejado la piel y no hemos conseguido mas que mucha gente que ni estaba ni se la esperaba esten y se les note.
    Deberíamos ejercer el dicho aquel, sabio por antiguo que dice, cada oveja con su pareja y cada mochuelo en su olivo .
    Europa no esa preparada para lo que ha creado, ni alli ni aqui, sabe hacer bonitas frases, graves discursos e impecables exposiciones de principios, que se come cada mañana entre el frio que deja el dolor y la indefensión del que nada sabe.
    Europa no sabe enfrentarse a este ejercito de desarrapados inconexo que destroza desde el corazon de su propia estupidez.
    Los bellos principios no evitaran, no estan evitando las salvajadas, los comedidos discursos solo terminan apoyando el miedo del que puede morir y la rabia del que mata.
    Alguien tendra que abrir el sarcofago, tirar la momia, limpiar y empezar de nuevo con la fe de victoria que en este momento no hay.
    Saludos

    Me gusta

  5. Expulsar a todos los musulmanes incluidos aquellos que lleven aquí 16 generaciones y tengan pasaporte de los países europeos sin excepción

    Me gusta

  6. El Presidente de Australia se lo ha dicho bien claro a los musulmanes. Tengamos valor y actuemos en consecuencia. Desde el año 711 hemos sufrido suficiente experiencia. La opinion de D. Agustin Payno no me parece exagerada. Julio de Felipe

    Me gusta

  7. Yo soy profundamente cristiano, mas, no soy religioso en el sentido de ir a la iglesia de esa manera habitual como suelen hacerlo macha gente; que tampoco son más buenas por eso. Porque para ser buena persona no hace falta ir tanto a la iglesia ni pegarse cabezazos en el suelo o contra el muro de las lamentaciones. La buena gente respeta el derecho ajeno y se apiada de los que sufren ayudando de la forma más humana que pueda al que lo necesite sin importar de la religión que sea; eso es humanidad, y lo demás es cuento para embaucar.

    Yo pienso que a los musulmanes no hay que echarlo de Europa. SÍ que habría que hacerles entender, que hay que ser persona y actuar civilizadamente. Que no falten el respeto a los que los acogieron por humanidad y les dieron unos derechos que no fueron merecidos en muchos casos. Eso es lo que habría que revisar, sobre todo en España.

    ¡¡¡Y TODO EL QUE A HIERRO MATA A HIERRO DEBE MORIR!!!

    Atentamente y a la orden: Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s