ANTE EL GOLPE DE ESTADO Y EL ARTICULO 155 Juan Chicharro Ortega General de División de IM. (R.)

Piensa luego existe

Ante la clara situación de rebeldía de la Generalitat de Cataluña ya no queda otra opción – agotados los innumerables intentos por evitarlo – que la aplicación del artículo 155 de la Constitución con la finalidad de obligar a las sediciosas Instituciones de la Comunidad Autónoma de Cataluña a volver a la legalidad constitucional y desde luego para proteger el interés general de la nación. Sin duda un camino incierto, lleno de dificultades, que van a exigir grandes dosis de inteligencia en su aplicación pero en el que será necesario  mano firme y decisión.

Ante todo es imprescindible que el Gobierno de la nación sea consciente que nos encontramos ante un clarísimo proceso revolucionario/subversivo, que es necesario detectar  el origen del problema que ha dado lugar a la situación creada y que son necesarias medidas para incidir sobre las aspiraciones de ese 40% de la población catalana que apoya la secesión, bien sean estas de carácter ideológico, económico o social, incluso aunque fueran imaginarias.

Dos eran dos…

Es decir, hay que investigar las causas del descontento de la población sediciosa, hay que afianzar el apoyo de esta mediante disposiciones de carácter político-social, hay que contrarrestar el efecto de la propaganda secesionista y desde luego desarticular sus redes de apoyo. Es imprescindible recuperar la iniciativa y no estar siempre a remolque de las acciones de los alocados líderes de la secesión.

Pero ¡atención! en la guerra subversiva – y esta lo es – es necesario tener siempre en cuenta que se lucha por la población y no contra la misma y la realidad es que pese a lo aparatoso de lo que vemos, y de la buenísima gestión mediática por parte de la sediciosa Generalitat, son muchos más los catalanes encuadrados en lo que se denomina la mayoría silenciosa o más bien silenciada. Acudiendo a estudios estadísticos de la universidad de Barcelona – publicados en este BLOG. Reflexiones sobre Cataluña  –  y merced a técnicas precisas de estudios de masas y manifestaciones se puede comprobar fehacientemente que las masas que inundan las calles de Barcelona, tanto en Diadas como en cualesquiera otras habidas, se mueven entre una horquilla entre las 300000 y la 800000 personas, incluyendo niños y toda la parafernalia adjunta. De ninguna manera, ni de lejos, constituyen la mayoría social en Cataluña; por eso es tan importante, teniendo en cuenta que se lucha por la población, que es a la mayoría silenciosa a la que hay que amparar y aplicar sin complejos, incluso la fuerza coercitiva, contra la masa alborotadora que han ocupado las calles.

Una imagen virtual

Cierto es que la aplicación inteligente del artículo 155 va a requerir gradualidad, proporcionalidad y menor restricción de los derechos autonómicos evitando fórmulas graves de intervención cuando quepa obtener los mismos resultados con otras medidas de menor intensidad, más mucho me temo que la insurrección se encuentra en una fase tal que se  van a hacer  necesarias medidas más contundentes, siempre y cuando se quiera evitar la permanencia en el tiempo de la  insurrección. Y es que nos vamos a encontrar con una situación en la que la comunidad autónoma va a persistir en la vulneración de la legalidad e, incluso, haciendo caso omiso de las disposiciones y resoluciones del Tribunal Constitucional lo que va a dar lugar  a la declaración de alguna de las situaciones o estados excepcionales en las que habrá que desplegar los medio más enérgicos en defensa del orden constitucional y del Estado de Derecho, incluso con protagonismo, en su caso, de las Fuerzas Armadas. Me estoy refiriendo a la Ley Orgánica 4/1981 que regula los estados de alarma, excepción y sitio.

Y en todo este proceso urge asumir el control de los Mossos de Esquadra, desde ya, seguramente con la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional e incluso si necesario fuera acudiendo a la Ley de Movilización Nacional para ponerlos bajo la disciplina y control militar.

Soy de la opinión que de haberse dado este paso hace ya tiempo muchos de los sucesos acaecidos el pasado día 1 de octubre no hubieran tenido lugar.

En definitiva, nada fácil el camino ante el que nos encontramos por delante pero si se actúa con inteligencia y sobre todo con firmeza sin titubeos se logrará doblegar a la insurrección.

La Segunda República lo tuvo muy claro: declaró el Estado de Guerra y le ordenó al General Batet sofocar la rebelión, algo para lo que le bastaron horas. Ahora nos encontramos en una guerra de leguleyos y de cartas de vuelta encontradas que ocasionan que llevemos ya casi dos  meses con el golpe de estado sin desmontar con el consiguiente deterioro de la convivencia social, del desgaste económico de Cataluña y de la precariedad de la seguridad ciudadana.  Será cuestión de la modernidad.

Juan Chicharro Ortega General de División de IM. (R.)

Blog: generaldavila.com

19 octubre 2017

 

16 pensamientos en “ANTE EL GOLPE DE ESTADO Y EL ARTICULO 155 Juan Chicharro Ortega General de División de IM. (R.)

  1. ESTIMADO GRAL. CHICHARRO: VOY A SER MUY BREVE PORQUE CAREZCO DE TIEMPO PARA MÁS, SOLO DESEO DECIRLE QUE HA HECHO UD. UN ANÁLISIS SOCIO POLÍTICO DE LA REALIDAD CATALANA INSURECCIONISTA, Y DE LA MANERA DE EMPEZAR A RESOLVER EL GOLPE DE ESTADO DE CATALUÑA, QUE SI DE MI DEPENDIERA ES DIGNO DE ESTUDIARSE EN LA FACULTAD DE SOCIOLOGIA Y CIENCIAS POLÍTICAS.
    GRACIAS POR ABORDAR EL PROBLEMA DESDE UNA PERSPECTIVA CIENTÍFICA, Y NO SOLAMENTE PATRIÓTICA, PORQUE HOY DÍA ES IMPRESCINDIBLE “LO UNO PARA LLEGAR A LO OTRO”.
    TERMINO AÑADIENDO QUE COMPARTO LO QUE UD. HA ESCRITO DEL PRINCIPIO AL FIN, GENERAL.
    COMO YO DIGO, QUE DIOS CONTINÚE INSPIRANDO SU PLUMA.
    RESPETUOSA, PERO CORDIALMENTE LE SALUDA
    ESPERANZA GONZÁLEZ DE FONSECA MARCO

    Me gusta

  2. A las órdenes de V.E., mi General. Diáfana, exacta y magistralmente expuesta la situación.

    Por desgracia, por la maldad y la mala fe de unos y la excesiva ingenuidad y buena fe de otros, así como por los intereses inconfesables y ambiciones de quienes persiguen el poder a toda costa guiados por su narcisismo infantil y su carencia absoluta de inteligencia, incapaces de pensar que están en el mismo barco que todos y que si éste se hunde elos mueren también. O quizás, además de por todo esto, por la incapacidad absoluta y permanente de todos, y no estar a la atura de las circunstancias, hemos llegado, o mnejor dicho, nos han llevado, a esta situación dramática y más que incierta en la que nos vemos y que nadie podía imaginar a estas alturas de la historia. Porque España no era ya una nación atrasada de boina negra, abarca y alpargata, analfabeta, pobre y hambrienta como en los años treinta del siglo pasado. Entonces la gente, desesperada y sin dos dedos de frente, nada tenía que perder y se echaba a la calle a ver si conseguía ago para comer ese día, aunque ese algo fuese un disparo que terminara con su mísera existencia.

    Ha sido mi cantinela diaria e insistente desde el principio de esta triste historia, mi opinión de que si se hubiese actuado con seriedad y firmeza legal en el primer momento, nada de esto estaría ocurriendo hoy. Ahora me preocupa de manera muy especial el hecho inevitabe de que pueden pagar muchos justos por pecadores, es decir, la población inocente de Catauña y de toda España que nunbca “se ha metido en nada” pero son españoles de bien y orgullosos de serlo. Ahí es donde hace falta una inteligencia que, a lo que llevamos visto, dudo mucho exista, para preservarlos y protegerlos; porque si no, la batalla estará perdida irremisiblemente. Creo que esto no se soluciona, sino todo lo contrario, se empeoraría, con unas nuevas elecciones en ninguna parte, y sería el mayor error a sumar a la ya larga lista. Tal como está la sensibilidad de todos, podríamos encontrarnos con que lo que saliera en esa ruleta fuera aún peor de lo que tenemos y sobre todo en Cataluña.

    En fin, que sólo podemos permanecer en guardia y sin dar cabezadas en la garita, por muy solos que nos encontremos y alejados del Cuerpo de Guardia.

    Hay que volver a rezar por España, pues parece que el bienestar y la tranquilidad nos han hecho olvidar esa sana costumbre.

    Lo único que deseo es, que si hay que morir, si ese ha de ser el útimo servicio a la Patria, pues que sea gritando un !!!VIVA ESPAÑA!!! salido del corazón y más fuerte que nunca..

    Me gusta

  3. Buenos dias, mi General:

    magistral e impecable exposición, de la situación en la que estamos y posibles soluciones ante las leyes establecidas e informaciones.
    Gracias, con un muy afectuoso saludo.

    !! VIVA ESPAÑA !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran

    Me gusta

  4. El editorial de El País de hoy lo dice todo. Pero el gran problema es cuando falla el sistema de respuesta ante un ataque revolucionario. Cuando quienes deberían repeler ese ataque, no lo hacen. Sólo la Historia da lecciones de cómo se puede salir de estos atolladeros. Por eso se le llama a la Historia “maestra de la vida.”
    La experiencia que estamos sufriendo los españoles estos días es durísima. La lección que a la fuerza nos están dando los acontecimientos, debería llevarnos a idear para el futuro un sistema que de verdad nos proteja colectivamente frente a ataques a la nación española como los que se están produciendo desde hace meses.
    Somos capaces de dictar leyes para los Bancos y Entidades de seguros, que les imponen la obligación de establecer un sistema de control interno que analice y detecte los riesgos, y prevea las respuestas correspondientes para el caso de que los riesgos lleguen a materializarse. Y sin embargo, no somos capaces de hacer algo parecido para hacer frente a los riesgos que amenazan a España como nación. Por eso es hora de aprender muy bien esta durísima lección, y de poner urgentemente manos a la obra para que en España se frene en seco la actual revolución y para que no se vuelva a repetir otra parecida en el futuro. Porque es tristísimo que cada pocas décadas se quiera dinamitar la pacífica convivencia entre los españoles, sin que las autoridades sean capaces de poner coto a los traidores y criminales que organizan estos ataques a España.

    Me gusta

  5. Mi General nadie mejor que los que hemos sido militares y los que aún están en activo lo que significa una confrontación civil, he vivido dos guerras civiles Kolwezi y dos en Líbano, no quiero esto para España y vamos camino de ello si no se remedia, ahora bien la prudencia es aconsejable pero no la cobardía y esta es la sensación que tengo por las tibiezas del gobierno, al gobierno socialista no le tembló la mano a la hora de aplicar el 116 de la Constitución por la rebelión de los controladores aéreos y este es el articulo que hace tiempo se debería haber aplicado y no el 155 que parece si va aplicar y digo parece, porque si en cualquier momento Puigdemont convoca elecciones, y como puede el gobierno tolerar este disparate , con toda su maquinaría propagandística en marcha ¿más de lo mismo? ¿aplazar el problema?.

    Se me revuelven las tripas cuando leo y oigo a estos rojos como se revuelven contra el gobierno para aplicar las leyes y redundar que no es la justicia el camino, si no el dialogó ¿que dialogó?, desmembrar España más de lo que ya esta.

    Es hora de desmontar el Secesionismo, el adoctrinamiento en las escuelas, desmontar los medios secesionistas y porque no aplicar los art 6,9 y 10 de la Ley de partidos.

    A su orden mi General

    Le gusta a 1 persona

  6. Muy acertado su escrito Mi General.

    Pienso que el el principal problema en todo esto, es no haber hecho NADA, ni bueno ni malo, simplemente NADA.

    Por mucho que el Sr. Rajoy y su Gobierno, nos cuenten la milonga, que todo tiene que hacerse, con moderación y proporcionalidad, NADA, no se ha hecho NADA.

    Así que espero, que de ahora en adelante, dada la insistencia en el golpe de Estado declarado en Cataluña, se haga ALGO, en lo que se puede meter la pata, (nadie puede saber las consecuencias de las acciones), pero que se haga ALGO, y dejar claro al Sr. Rajoy y todo su Gobierno, que haga lo que haga, tendrá el apoyo de todos los Españoles, que defendemos una España Indivisible, como primer articulo de “nuestro credo”, como ESPAÑOLES.

    Si no lo hiciere, que España y los Españoles, se lo demanden

    A la orden de V.E. Mi General.

    Me gusta

  7. Muy certera y docta exposición. mi general. Bajo mi punto de vista, pienso que la solución está en suprimir a todos los que dirigen las masas, las cuales, faltas de dirección quedan inoperativas. De todas formas no estaría de mas hacer alguna incruenta demostración de fuerza.

    Le gusta a 1 persona

  8. Mi General me fío muy poco de los partidos “constitucionalistas”. Son responsables en gran parte de la situación actual. Coincido con tu lúcido análisis del problema. También creo que después de corregir con la acción de la Justicia, se debe buscar el equilibrio y nunca la supercompensación. Por otra parte,mucho me temo que tanto PP como PSOE sean capaces de reconocer sus errores. Ahora se habla de reformar la Constitución. Todo apunta a que lo que pretenden es satisfacer y facilitar las apetencias secesionistas con normas más flexibles. En fin, para salir del paso, este hatajo de mamones ( en su prístino sentido etimológico) seguramente van a hacer un pan como unas tortas.
    Por último, la tentación de poner la ambición personal o los intereses de partido por encima de los de España es algo muy parecido a lo que siempre se llamó traición.
    Los Chicharro además de fuertes y valientes también sois inteligentes. Un fuerte abrazo y a tus órdenes. Zunzunegui

    Me gusta

  9. Mi General, si el Gobierno tuviera el valor que se le supone ‒ya que está por demostrar‒ le bastaría un párrafo de su artículo para llevar a feliz término esta aventura en la que cuatro iluminados con intereses personales han embarcado a España entera. Dicho párrafo extracta y concreta a la perfección la que debería formar parte de la actuación del Gobierno.

    Leo que “…hay que investigar las causas del descontento de la población sediciosa, hay que afianzar el apoyo de esta mediante disposiciones de carácter político-social, hay que contrarrestar el efecto de la propaganda secesionista y desde luego desarticular sus redes de apoyo.”

    Pero estos cuatro puntos merecen reflexión. Permítame los siguientes comentarios:

    “Investigar las causas del descontento de la población sediciosa”
    Entre las causas no encuentro más que adoctrinamiento ciego, romanticismo utópico o espíritu borreguil ya que las razones de tipo social o económico no creo que permanezcan entre las motivaciones separatistas dado que se ha dicho por activa y por pasiva desde instituciones nacionales y extranjeras y por expertos, que la independencia sería la ruina de Cataluña. Una afirmación que por muy tontos que sean ya han empezado a comprobar en propias carnes.- No existen causas reales para aspirar a una mejor vida siendo independientes y quienes insistan en ello será porque esperan vivir enchufados gracias a su activismo.

    ¿De verdad puede Cataluña sentirse agraviada o descontenta de algo? La extensión de su autogobierno, las prebendas económicas y otras, su turismo e industria, etc, son la envidia de muchos otros lugares de España y del mundo.

    “Afianzar el apoyo de la población mediante disposiciones de carácter político-social”
    ¿Qué más quieren? Logicamente cuanto más mejor, pero el Estado español no son los Reyes Magos y ellos no son tan buenos hijos como para que el resto de la familia renuncie a una parte de lo suyo en su favor. Ya tienen más de lo que les corresponde y ya hay bastantes agravios comparativos soportados por nuestros bolsillos.- Ninguna de sus quejas es real ni justa. Se trata simplemente del montaje de un grupo de delincuentes para evadir a la justicia española y seguir mangoneando lo que no es suyo.

    “Contrarrestar el efecto de la propaganda secesionista”
    Fundamental para evitar apoyos extranjeros de políticos mal informados a partír de la propaganda secesionista y para que la opinión pública nacional e internacional sepan de las mentiras en que se apoya el golpe de Estado. Hay que insistir en desmontar las falacias separatistas empezando porque Cataluña nunca fue soberana y siempre vasalla de los reinos de Aragón y Castilla.

    “Desarticular sus redes de apoyo”
    Sin las organizaciones que apoyan y desarrollan las consignas del momento el montaje separatista se vendría abajo. Quien corresponda debería volcarse en medios para bloquear los canales de las redes sociales mediante los que se convocan concentraciones o se difunden instrucciones que contribuyen al éxito del movimiento sedicioso.

    Sea cual sea el diagnóstico y el remedio, si no se actúa con decisión y firmeza contra sus redes de apoyo se está dando la oportunidad de que la sedición dé un paso más.

    Mala cosa cuando hay que enfrentarse a las castas más bajas de la sociedad, ‒el lumpen, como decía Pablo Iglesias‒ esos grupos de personas social y económicamente marginadas dispuestas a concentrarse en cualquier lugar y momento y que, además, dominan las redes sociales. Y si todo eso lo aliñamos con la clase media de capa caída, la masa predispuesta a derribarlo todo está servida.

    El separatismo, como el marxismo, necesita de la pobreza y la incultura. La pobreza para asegurarse una muchedumbre de descontentos dispuestos a todo y la incultura para que esa masa esté aborregada, estancada y predispuesta al servilismo hacia sus líderes. El adoctrinamiento temprano hace el resto

    Mariano no debería olvidar que en la aplicación de la ley, la firmeza evita la dureza. Su falta de firmeza para abortar el problema está obligando ahora a emplear la dureza.

    Veremos las consecuencias en próximos días.

    Le gusta a 1 persona

  10. Cierto lo que mi querido General deja plasmado en su extraordinario y acertado artículo, que yo asumo plenamente; tanto que me guío por algunas expresiones del mismo para hacer mi correspondiente comentario, ratificando así mi pleno convencimiento y asunción de lo evidentemente escrito por mi General.
    Lo que aparece en el horizonte, a partir de ahora, es un camino incierto, lleno de dificultades, que van a exigir grandes dosis de inteligencia en su aplicación pero en el que será necesario mano firme y decisión… pero ¿será capaz el débil y titubeante Gobierno, subyugado a las ocurrencias del PSOE, a ser inteligente, firme y decisivo?
    Por supuesto que es imprescindible recuperar la iniciativa y no estar siempre a remolque de las acciones de los alocados líderes de la secesión… pero eso es lo que se ha hecho hasta ahora y me temo que esa iniciativa sea algo difícil de tener por alguien que no se define, que titubea, que es indeciso, que representa un “si pero no”, que no se sabe si “sube o baja”…
    Pero que va a dar lugar a la declaración de alguna de las situaciones o estados excepcionales en las que habrá que desplegar los medio más enérgicos en defensa del orden constitucional y del Estado de Derecho, incluso con protagonismo, en su caso, de las Fuerzas Armadas… eso sería lo lógico y razonable para cortar situaciones de raíz que se está encalleciendo, pero ya me parece pedir un milagro a personas que han perdido iniciativa, decisión y firmeza.
    Y, por supuesto, en todo este proceso urge asumir el control de los Mossos de Esquadra, convertidos ya en policía política.
    Tiene toda la razón, mi querido General, cuando manifiesta que de haberse dado este paso hace ya tiempo, muchos de los sucesos acaecidos hasta ahora no hubieran tenido lugar.
    Y ciertamente, si se actúa con inteligencia y sobre todo con firmeza sin titubeos se logrará doblegar a la insurrección, haciendo frente a una guerra de casi dos meses con el golpe de estado sin desmontar, con el consiguiente deterioro de la convivencia social, del desgaste económico de Cataluña y de la precariedad de la seguridad ciudadana.
    Y, por último, si será cuestión de la modernidad… me temo que cuanto más moderno es el mundo, es más cómodo, más frágil, más indeciso, más…
    Reciba un fuerte abrazo de este su amigo y viejo veterano español.
    Pedro Motas

    Me gusta

  11. Gracias mi General. Yo encuentro que hay una identidad de criterios entre todos los que estamos tan preocupados por lo que está pasando en una parte de nuestra tierra. Yo encuentro difícil comprender por qué el pensamiento de la mayoría de nuestros políticos se aleja tanto de lo que España , en tan grave situación , necesita. Hacen declaraciones con una superficialidad insoportable. Como si su Patria nada les importase. Que horror!
    Un abrazo muy fuerte y gracias de nuevo por ceñirte al problema con tanta vocación como maestría.

    Me gusta

  12. Mi respetado y admirado General. No es mi propósito introducir aquí nada que esté fuera de lugar y no esté relacionado con los temas que se tratan. y menos aún si de alguna manera me afecta personalmente.

    Estuve en servicio activo en el Ejército del Aire durante quince años, los mejores de mi vida, por mi juventud, desde los dieciséis a los treinta y uno, y por lo gratificantes que fueron en todos los sentidos y todo lo que allí aprendí para ser hombre de honor y de utilidad a la Patria y a los demás.. Fue el lugar donde más se valoró mi humilde persona y se recompensó mi modesto trabajo. Animado y convencido por mis propios Jefes, que no de motu propio, oposité en iguadad de condiciones con los aspirantes civiles, a un cometido civil, Controlador de la Circulación Aérea, quedando a efectos militares en situación de disponible en la Región Aérea en que tuviese mi puesto de trabajo y mi residencia. De hecho, siempre se me renovó mi Tarjeta Militar de Identidad, con fotografía de uniforme, y la última que tengo lo es sin caducidad por razones obvias de la edad. Con ella cualquier acuartelamiento o entidad militar ha sido siempre mi casa cuando lo he necesitado o querido, no solamente del Ejército del Aire sino de Tierra o de la Armada, actos militares importantes, residencias, etc.

    No quería dejar el servicio activo, porque me encontraba como pez en el agua, y porque, lo confieso, me daba un poco de miedo salir al mundo civil a competir en un ambiente que me era desconocido y en cierto modo me parecía hostil. Como decía, mis propios Jefes me aconsejaban y me animaban (uno de ellos tenía a su propio hijo ya como Controlador). Y este Jefe, un Teniente Coronel, que luego llegó a Teniente General, al confesarle mis reservas, me dijo: “Tú no tienes que temer a nada ni a nadie, pues con tu capacidad ilimitada, tus conocimientos, tu espíritu de servicio y tu comportamiento, te bastas y te sobras para triunfar en lo que te propongas”..

    Viene todo este preámbulo quizás con cierta dosis de inmodestia aparente, pero que bien sabe Dios me cuesta mucho pudor relatarlo en un medio público que pueden leer otras personas, por la mención que hace en su comentario más arriba sobre los tristes acontecimientos de los días uno, dos y tres de Diciembre de 2.010 en el Servicio de Control de Tránsito Aéreo, el Señor Don José M. Magallón, cuyo empleo Militar desconozco y por ello no sé qué tratamiento le corresponde para dirigirme a él, también con todo respeto y admiración por sus acertadas y funamentadas opiniones aquí, que comparto sin reserva alguna.

    Es ésta una historia intencionadamente muy mal contada a la opinión pública por el Gobierno de aquellos días, que yo no voy a contar aquí por improcedente, pero que tendría mucho gusto en contar a quien esté interesado, por su amor a España y a la justicia, en conocerla de primera mano y explicada con absoluta honestidad. Con palabra de honor. Que nadie mejor que un Militar conoce el significado y el alcance de esta expresión.

    Cuando ocurrió todo esto, que había comenzado con un decreto demoledor el día cinco de Febrero de ese mismo año, 2.010, un servidor llevaba jubiado por la edad ya cuatro años. Pero como todo lo que se vertió de ignominia sobre esta profesión y sus componentes me tocaba de lleno en mi historial, en mi honor y mi profesionalidad (jamás me rebelé yo, ni me habría rebelado contra nada ni contra nadie, ni lo hubiera consentido a nadie en el ámbito de mi jurisdicción).

    Fue aquello, por parte de un Gobierno agonizante y sin escrúpulos, con la yuda imprescindible de cuatro traidores a la Patria (que nunca faltan pero que jamás podrán empañar el honor de quien lo tiene), que no sólo a sus compañeros de profesión, y asesorado por una empresa especializada en estos “trabajos”, de fuera de España, quien diseñó, desarrolló y llevó a cabo aquella operación, que gracias a Dios, se saldó sin víctimas entre los usuarios de la aviación comercial. No lo digo yo, sino varios de los jueces de distintos puntos de España que llevaron la investigación y decretaron el archivo o sobreseimiento de los procesos al constatar que los autores y culpables del incorrectamente llamado “cierre del espacio aéreo” durante aquellos tres fatídicos días, fueron otros y no los Controladores, que sí estuvieron en su puesto de trabajo en todo momento.

    En fin, ya me he alargado más de lo prudente, y pido perdón por ello y por lo que he expuesto, que nada tiene que ver con el contexto de que se trata. De los aproximadamente dos mil quinientos profesionales en activo y operativos a quienes afectó aquello, más de un tercio lo eran porque yo les había instruído y certificado con mi firma su aptitud para ese trabajo. Estoy absolutamente seguro de que ninguno de ellos me habría fallado con un comportamiento indigno. Como ilustración sóko quiero citar el hecho de que ya el primer día, recién terminado el Consejo de Ministros que prendió con un nuevo decreto el detonante, el entonces Fiscal General del Estado, en Radio Nacional de España, salió, sin poder disimular su euforia, adelantando as penas de prisión que se podrían imponer por delito de sedición.

    Lo único providencial que sí hizo el Gobierno, aunque no fuera ese su objetivo, fue enviar al Ejército del Aire a supervisar y garantizar con su presencia la prestación del servicio. Y digo providencial, porque gracias a esta presencia, los profesionales estuvieron en todo momento porotegidos en su integridad y dignidad como personas, y en el desarrollo de su trabajo.

    Una historia muy triste e indigna de la que muchos de los afectados nunca se recuperarán.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA SIEMPRE!!!

    Me gusta

  13. Mi General, me temo que no hay partido político hoy en dia, con representación, que mire por el bien de España y no por sus réditos electorales.
    Hay varios factores :
    Un gobierno en minoría, bastante acomplejado por su pasado y rodeado de corrupción.
    Un partido de toda la vida que intenta parecerse a quien le ataca y volverse mas de izquierdas que la misma izquierda Podemita.
    Una apertura de la constitución para hacer legal lo ilegal en el peor momento posible donde todos se lanzaran como hienas a sacar tajada.
    Unos partidos minoritarios, que debido a la pésima ley electoral, hace que tengan mas representación de la que deberían tener.

    Veo un futuro bastante negro con una nueva cesión de privilegios para que todo se tape durante un tiempo y el cáncer siga creciendo.

    A la orden de Ve
    Sdo IM Rv

    Me gusta

  14. Como siempre sus artículos son estupendos y cargados de verdades como templos.
    Como dice Don Alejandro, todos los políticos ponen ante todo y en primer lugar sus intereses y después lo que venga.
    Hay que tener en cuenta que TODO viene desde que empezó eso que llaman los políticos la democracia. Desde que murió Franco y se constituyeron los distintos partidos, los dirigentes políticos Catalanes empezaron a frotarse las manos.
    Los distintos gobiernos con tal de poder sentarse en el Gran Sillón de Mando, daban a Cataluña y a sus dirigentes lo que pidieran.
    Los votos es lo que cuenta para los políticos, lo demás les importa un bledo.
    Cada vez que van a tomar una decisión ( ahora mismo- el Sr. Rajoy) se preguntan y hacen sus cuentas ” en esto voy a sacar o a perder votos”. Y esa es la historia.
    Con tal de ganar votos han dado a Cataluña lo que ha pedido y además han mirado para otro lado a la hora de controlar el desmadre de la enseñanza, el gasto público, en los medios públicos de comunicación, etc.
    Ahora es tarde Sr AZNAR. Usted dio demasiado por un puñao de votos.
    No se que partido ni que artículo deben aplicar pero lo que está claro es que deben sanear la Comunidad Catalana de la A a la Z.
    Auditoria de las cuentas públicas.
    Inspección y control en seguridad.
    Seguimiento y estudio en materia de Enseñanza.
    Control en la Seguridad Social, etc…
    Saludos a todos y a seguir esperando………

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s