LOS LAZOS AMARILLOS EN ESPAÑA, UN ESTADO DELINCUENTE. TODAVÍA QUEDAN VALIENTES Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

El abrazo del oso

Los Comités de Defensa de la República CDR se apoderan de la calle, intimidan, crean pánico en muchas personas que no se atreven a salir de casa, la violencia es el ambiente, se desata a la mínima, en Cataluña se vive en una constante provocación. ¡Qué preocupación! Nadie se ocupa. Abandonados. En cualquier momento puede ocurrir cualquier cosa, grave, muy grave. Nadie hace nada por atajar la provocación. Todo lo contrario. Se fomenta. Esta situación no puede durar un día más. No asustan los Comités de Defensa de la República CDR. Son pocos y cobardes.

Asustan:

1-Los responsables irresponsables de la Generalidad y todos y cada uno de los partidos independentistas. También el partido que diciendo no serlo se deja querer porque si no, no estaría en el Gobierno de la Nación.

Desde la Generalidad se incita a la violencia con el insulto constante y la provocación. Los lazos amarillos es lo que pretenden: provocar. Cuando se retiran los lazos, por unos valientes, los mozos de escuadra, que deberían saber los límites de sus deberes, levantan atestado.

Las declaraciones del irresponsable de la Generalidad, señor Torra, buscan el enfrentamiento: España un Estado delincuente. ¿Quién es delincuente, el Estado, los españoles? Espejito, espejito, dime quien es… Los españoles en Cataluña abandonados a su suerte.

Todo esto asusta.

2-El señor presidente del Gobierno responsable de este estado de cosas, asusta. Porque la única manera de acabar con ello es intervenir la autonomía y pedir responsabilidades a sus irresponsables responsables.

Dejar al juez Llarena a los pies de los caballos, ahora sí, ahora no…, dando a entender que le va a defender, pero sin ofender al ofensor, asusta.

Gobernar sin saber, sin responsabilidad, asusta.

Asusta ese obsceno no es no, necedad insoportable que da miedo dicho por el responsable (?) de vidas y hacienda. La madurez indudablemente no se alcanza con la edad. Y eso asusta.

Todo esto asusta.

Entre tanto temor, irresponsabilidad, y débiles gobiernos faltos de moral, surgen como no podía ser de otra manera: los valientes.

Solos ante el peligro, sin apoyo alguno, un grupo de españoles salen a diario a defender su libertad. Si señores, eso defienden: su libertad, la de ser españoles y vivir como tales. Su Nación, su bandera, su idioma, sus costumbres, su estilo y educación. Defienden lo suyo y a los suyos, con la Ley y el orden. No es fácil cuando los totalitarios te fichan y te las ves y deseas para estudiar, trabajar, hacer una simple gestión administrativa, dar tu opinión en público, cuando mucha gente vive atemorizada, sin libertad de expresión ni en la intimidad; que, vigilada, ha desaparecido.

Asusta que nadie desde el Estado, desde la Administración, los defienda. Y nadie es nadie no es la sandez de no es no.

¡Valientes! ¡Comprometidos! Debemos daros las gracias porque lo que vosotros hacéis es defendernos a todos, defender nuestra libertad.

Todavía quedan valientes. Tenemos que apoyarles y no olvidar donde y por lo que luchan.

Pero todo esto asusta.

Rafael Dávila Álvarez. General de División (R.)

Blog: generaldavila.com

27 agosto 2018

 

ANTE EL GOLPE DE ESTADO Y EL ARTICULO 155 Juan Chicharro Ortega General de División de IM. (R.)

Piensa luego existe

Ante la clara situación de rebeldía de la Generalitat de Cataluña ya no queda otra opción – agotados los innumerables intentos por evitarlo – que la aplicación del artículo 155 de la Constitución con la finalidad de obligar a las sediciosas Instituciones de la Comunidad Autónoma de Cataluña a volver a la legalidad constitucional y desde luego para proteger el interés general de la nación. Sin duda un camino incierto, lleno de dificultades, que van a exigir grandes dosis de inteligencia en su aplicación pero en el que será necesario  mano firme y decisión.

Ante todo es imprescindible que el Gobierno de la nación sea consciente que nos encontramos ante un clarísimo proceso revolucionario/subversivo, que es necesario detectar  el origen del problema que ha dado lugar a la situación creada y que son necesarias medidas para incidir sobre las aspiraciones de ese 40% de la población catalana que apoya la secesión, bien sean estas de carácter ideológico, económico o social, incluso aunque fueran imaginarias.

Dos eran dos…

Es decir, hay que investigar las causas del descontento de la población sediciosa, hay que afianzar el apoyo de esta mediante disposiciones de carácter político-social, hay que contrarrestar el efecto de la propaganda secesionista y desde luego desarticular sus redes de apoyo. Es imprescindible recuperar la iniciativa y no estar siempre a remolque de las acciones de los alocados líderes de la secesión.

Pero ¡atención! en la guerra subversiva – y esta lo es – es necesario tener siempre en cuenta que se lucha por la población y no contra la misma y la realidad es que pese a lo aparatoso de lo que vemos, y de la buenísima gestión mediática por parte de la sediciosa Generalitat, son muchos más los catalanes encuadrados en lo que se denomina la mayoría silenciosa o más bien silenciada. Acudiendo a estudios estadísticos de la universidad de Barcelona – publicados en este BLOG. Reflexiones sobre Cataluña  –  y merced a técnicas precisas de estudios de masas y manifestaciones se puede comprobar fehacientemente que las masas que inundan las calles de Barcelona, tanto en Diadas como en cualesquiera otras habidas, se mueven entre una horquilla entre las 300000 y la 800000 personas, incluyendo niños y toda la parafernalia adjunta. De ninguna manera, ni de lejos, constituyen la mayoría social en Cataluña; por eso es tan importante, teniendo en cuenta que se lucha por la población, que es a la mayoría silenciosa a la que hay que amparar y aplicar sin complejos, incluso la fuerza coercitiva, contra la masa alborotadora que han ocupado las calles.

Una imagen virtual

Cierto es que la aplicación inteligente del artículo 155 va a requerir gradualidad, proporcionalidad y menor restricción de los derechos autonómicos evitando fórmulas graves de intervención cuando quepa obtener los mismos resultados con otras medidas de menor intensidad, más mucho me temo que la insurrección se encuentra en una fase tal que se  van a hacer  necesarias medidas más contundentes, siempre y cuando se quiera evitar la permanencia en el tiempo de la  insurrección. Y es que nos vamos a encontrar con una situación en la que la comunidad autónoma va a persistir en la vulneración de la legalidad e, incluso, haciendo caso omiso de las disposiciones y resoluciones del Tribunal Constitucional lo que va a dar lugar  a la declaración de alguna de las situaciones o estados excepcionales en las que habrá que desplegar los medio más enérgicos en defensa del orden constitucional y del Estado de Derecho, incluso con protagonismo, en su caso, de las Fuerzas Armadas. Me estoy refiriendo a la Ley Orgánica 4/1981 que regula los estados de alarma, excepción y sitio.

Y en todo este proceso urge asumir el control de los Mossos de Esquadra, desde ya, seguramente con la aplicación de la Ley de Seguridad Nacional e incluso si necesario fuera acudiendo a la Ley de Movilización Nacional para ponerlos bajo la disciplina y control militar.

Soy de la opinión que de haberse dado este paso hace ya tiempo muchos de los sucesos acaecidos el pasado día 1 de octubre no hubieran tenido lugar.

En definitiva, nada fácil el camino ante el que nos encontramos por delante pero si se actúa con inteligencia y sobre todo con firmeza sin titubeos se logrará doblegar a la insurrección.

La Segunda República lo tuvo muy claro: declaró el Estado de Guerra y le ordenó al General Batet sofocar la rebelión, algo para lo que le bastaron horas. Ahora nos encontramos en una guerra de leguleyos y de cartas de vuelta encontradas que ocasionan que llevemos ya casi dos  meses con el golpe de estado sin desmontar con el consiguiente deterioro de la convivencia social, del desgaste económico de Cataluña y de la precariedad de la seguridad ciudadana.  Será cuestión de la modernidad.

Juan Chicharro Ortega General de División de IM. (R.)

Blog: generaldavila.com

19 octubre 2017