A PROPÓSITO DE UN ARTÍCULO DEL JEMAD Juan Chicharro Ortega General de División de IM ( R )

COMENTARIO DEL DIA

El JEMAD

En la crisis nacional en la que nos encontramos, como consecuencia de lo acaecido en Cataluña en los últimos tiempos, llama siquiera la atención el manifiesto silencio de una Institución como las FAS a las que la Constitución en su artículo 8.1 asigna un claro mandato de todos conocido. Un silencio hoy roto en un brillante artículo en el diario ABC por el actual General de Ejército Jefe de Estado Mayor de la Defensa.

A la vista del sainete o esperpento con el que nos sorprenden todos los días el resto de las Instituciones nacionales – todas –  tranquiliza, y mucho, la seriedad de nuestras FAS quienes manteniendo una posición inequívoca de servicio a España, y al orden constitucional, nos recuerdan hoy a través de su Jefe máximo que saben muy bien donde están y que desde luego cumplirán con su deber. No cabe extraer otro criterio de las palabras del General Alejandre cuando nos dice hablando de las amenazas y riesgos relativos a nuestra seguridad nacional  que  “llegados a este punto, no puedo referirme únicamente a las amenazas genéricas que compartimos con nuestros aliados. También debo tener en cuenta el acuerdo adoptado por el Senado del pasado 27 de octubre, que constataba la extraordinaria gravedad en el incumplimiento de las obligaciones constitucionales y la realización de actuaciones gravemente contraria al interés general por parte de la Generalitat de Cataluña.”

palabras del JEMAD

Y si acaso hubiera duda de los que nos dice recalca “y lo hago recordando el juramento que renové el pasado 28 de marzo de guardar y hacer guardar la Constitución” añadiendo además “que la historia demuestra que, llegado el caso, los españoles, y con ellos sus FAS, sabemos defender nuestra Nación. Por ello que nadie lo dude: siempre estaremos preparados para, cuando se nos reclame, responder….con la responsabilidad debida y exigida, con la razón, la ley y el amor a nuestro país. Por España y los españoles”.

Aplaudo las claras palabras del JEMAD y es a propósito de ellas que no está de más recordar que como consecuencia de lo explicito de su misión, nada menos que en el Título Preliminar de la Constitución, los ejércitos constituyen una Institución Nacional que rigiéndose, por supuesto, por la Constitución, se deben a la Patria, a España.

Así, el artículo 8.1. nos dice : las FAS tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional y de su lectura podría interpretarse erróneamente que las FAS podrían intervenir para frenar una intentona separatista, si bien hay que tener claro que esto no es posible que sea llevado a cabo de forma autónoma, toda vez que de una parte la propia Constitución ya establece un árbitro último para dirimir los conflictos constitucionales : el Tribunal Constitucional y de otra queda claro en el artículo 97 que es el Gobierno el responsable de la defensa del Estado. Y además sabemos que el Fiscal General del Estado debe velar por el cumplimiento de la Ley.

En definitiva, las FAS están sometidas plenamente al Gobierno y no es labor de éstas el ponderar de forma autónoma decisiones al respecto. Esto está muy claro y así nos lo recuerda, también, en su artículo el General Alejandre, pero también conforme a la propia letra de la Constitución si lo que deviniera en algún momento fuera contrario a la letra de la propia Constitución y los responsables de su defensa no actuaran consecuentemente ahí nos encontraríamos con el citado artículo 8.

Afortunadamente no es esta la situación en España en estos momentos a pesar de todo cuanto vemos y a pesar de la perplejidad con la que uno observa cuanto acontece.

Bienvenidas sean las palabras del JEMAD que unos tomarán como inadecuadas y otros como aviso a los navegantes pero que no son otra cosa que lo que dice la Constitución española, les guste o no.

Juan Chicharro Ortega

General de División de IM (R.)

Blog: generaldavil.com

3 noviembre 2017

 

 

10 pensamientos en “A PROPÓSITO DE UN ARTÍCULO DEL JEMAD Juan Chicharro Ortega General de División de IM ( R )

  1. Lo bueno, si breve, dos veces bueno como decía el conceptista Gracián. En pocas palabras dejas muy claro cual es la Misión de cada una de las Instituciones en la organización del Estado. Como bien dices, las FAS están plenamente sometidas al Gobierno -sea el que sea- y que a él, y sólo a él, corresponde decir si las FAS deben intervenir para restituir el Orden conculcado en el que figura, en forma destacada, la integridad territorial…. pero que si el Gobierno -cualquier gobierno- no cumple su oblgación, las FAS cumplirán la suya, la que les marca el artículo 8.1 de la Constitución. Siempre a tus órdenes mi general.

    Me gusta

  2. A las órdenes de V.E., mi General.

    Excelente, impecable y correctísimo recordatorio del JEMAD. Y muy oportuno en las circunstancias que estamos viviendo (y dispuestos a cumplir nuestro juramento si llegara el caso). No hace muchos días, tres o cuatro, apareció en Facebook la noticia de la destitución de otro General con alto mando por leer en un acto un Artículo, creo que el mismo, de la Constitución. Esperemos que no ocurra otro tanto en esta ocasión.

    En fecha tan lejana como finales de 1.963, haciendo un servidor el Curso para Suboficial, entre los textos que teníamos y que eran materia de exámen, había uno con el título de “Moral Militar”. Y en el primer Capítulo decía, con palabras muy parecidas, lo mismo que este Artículo del JEMAD. Decía literamente y a modo de sintetización de todo lo explicado: “A un Militar no le es lícito rebelarse o intervenir porque una Constitución no le guste o no esté de acuerdo con ella, pero sí cuando sea palmario que esa Constitución no se cumple ni se hace cumplir por quien tiene la obligación de hacerlo”. El autor era un Comandante del Cuerpo Jurídico. Ni que decir tiene que conservo ese texto, así como todos los demás del curso, junto con los referentes a legislación y Leyes Penales Miitares. Y al que me he referido, de vez en cuando, si me surge una interrogante o duda de conciencia, le doy un repaso para comprobar que algunos pensamientos que me asaltan en esta confusión no se deben a que yo esté perdiendo la perspectiva. Ni el juicio.

    Por todo ello, pido a Dios que el Espóritu Santo no deje de iluminar las mentes de quienes tienen el ineludible y sagrado deber de garantizar el cumplimiento de la Constitución y demás Leyes para que podamos vivir en unidad, paz y armonía. Y que ese deber no sea nunca materia de discusión ni mercancía de trueque en beneficio de unos y perjuicio de otros, ni para satisfacer el ego y el narcisismo de ningún aprendíz de brujo de la política. A ver si se hace realidad ese encabezamiento de nuestra Constitución de “Que todos los españoles somos iguales ante la Ley”.

    Porque en estos casi cuarenta años de vigencia, a veces, muchas veces, y en relación con las dichosas “nacionalodades”, ese encabezamiento no ha pasado de ser una frase poética bonita. Los de siempre, y algunos hasta con cincuenta años de terrorismo, y otros no tanto pero sí sin parar de llorar, se han beneficiado egoista e insolidariamente, de lo más y lo mejor en detrimento de los demás con el insólito argumento de “ser más guapos, más altos y más listos”, y lo que alguien sugirió de tener el factor RH diferente.. Eso a lo que unos y otros llaman eufemísticamente “el hecho diferencial”. Menudo slogan sarcástico.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!.

    Me gusta

  3. Una actitud que se repite para mayor dignidad de nuestros militares. Las manifestaciones del Jemad no sólo son acertadas sino necesarias y diría que obligadas en la actual situación. Pero algo ha cambiado. No hace mucho el Jemad hubiera sido destituído de inmediato por tales declaraciones. Ya lo sufrió el General Mena por hacer el mismo recordatorio:

    «No olvidemos que hemos jurado o prometido, guardar y hacer guardar la Constitución. Y para los militares, cualquier juramento o promesa constituye una cuestión de honor».

    Recordarlo nuevamente hoy por parte de la más alta autoridad militar le honra y renueva la fé que la mayoría de españoles tiene depositada en nuestras FF.AA. para que sean garantes de la España que queremos. Hoy el Jemad disipa cualquier duda y nos enorgullece que esté a la altura de lo que España merece y los ciudadanos de bien esperan.

    Hoy el Jemad no será sancionado por ello ‒faltaría más, como decía el ministro Bono poco antes de firmar la orden de arresto del General Mena‒ sino sólamente criticado y vapuleado por esa izquierda que quisiera destruirla impunemente sin que la ley y las FF.AA. lo impidiesen.

    Aunque las comparaciones son odiosas, también he de recordar al anterior Jemad podemita cuya vergonzosa y deshonrosa actitud, hoy el General Alejandre neutraliza y compensa devolviendo al cargo el honor, la admiración y la honra que le pertenecen.

    Corresponde a los políticos poner límites a los insaciables deseos separatistas de reinar en feudos propios e impedir que crucen las barreras que obligarían al Ejército a cumplir sus obligaciones respecto a España, pero cuando los políticos no cumplen con su deber y reinciden ‒año tras año‒ permitiendo que los sediciosos organicen estructuras y den pasos hasta llegar a declararse independientes, el recordatorio militar en última instancia resulta oportuno y obligado.

    Gracias, mi General, por renovar nuestra confianza en las Fuerzas Armadas.

    Me gusta

  4. Muchas Gracias Mi General (salgo al kiosco para leer un tan necesario y clarificador artículo de nuestro JEMAD).
    Y hablando de clarificar las cosas para las elecciones en Cataluña del 21-D, echo en falta algo, que por parecer evidente creo que no debería dejar de recalcarse: Si en esas próximas elecciones venciese un bloque independentista que volviese a jugar sus cartas al límite de la Ley, habría que volver a aplicar la Constitución para desmontarlo. Y ello con el consiguiente drama económico y social, que se repetiría esta vez con mayor crudeza y ruina para Cataluña.
    Puede verse que los seguidores y herederos de los encarcelados avisan de sus programas electorales para el 21-D, insistiendo en su ilegalidad y esperando mayor porcentaje de votos para seguir cometiendo fechorías. Obtengan un 15%, un 60% o un 90% de votos los independentistas radicales, habría que decirles, antes de las elecciones, que seguirían siendo ilegales las acciones contrarias a los procedimientos establecidos en la Constitución.
    Alternativamente creo, como ya han avanzado anteriores contribuciones a este Blog, que se deberian limitar, e incluso ilegalizar, ciertas facciones o pseudo-partidos políticos, que abusando de sus derechos al 150%, no cunplen ni con el 15% de sus deberes.
    ¿Cuanto dinero, puestos de trabajo, y sobre todo CONFIANZA está perdiendo Cataluña por causa de estas facciones inconstitucionales?. ¿cuantos años va a costar salir de esto, y cuanto costaría salir si se repite el error o la actitud anticonstitucional de un nuevo gobierno?. No somos tan ricos ni tan capaces como para soportarlo. Y si lo aguantamos es porque se ha rebajado tanto el umbral de la seguridad y la autodefensa, que rozamos a veces las actitudes suicidas.
    Es el momento de muchas cosas, pero creo que una muy importante es que los partidos dejen de jugar de una vez con el cálculo electoral y suban en cambio el umbral de seguridad (código penal, requisitos para ser un partido político, disciplina en las Cortes, uso de la Bandera de España-en Euskadi siguen sin mostrarla-, multas económicas, etc.). Ya se sabe, sin seguridad (ya sea física, jurídica, económica, etc. ) no hay democracia, ni progreso, ni bienestar, ni pensiones, ni nada de nada.

    Me gusta

  5. Buenas tardes mi General:
    Leído el articulo del JEMAD, me ha gustado y tranquilizado como no podía ser de otra manera. Gracias..
    Un afectuoso saludo

    !! VIVA ESPAÑA !! Y !! VIVA EL EJERCITO ESPAÑOL !!

    Josefa Lopez del Moral Beltran.

    Me gusta

  6. Como miembro de las FAS de España aunque sea desde el retiro, al que todos llegamos por edad, satisface leer el “brillante” artículo publicado por el JEMAD en el diario ABC y se aplaude el “silencio roto”.

    Ya lo dijo Cervantes:

    ” Nunca la pluma embotó la lanza”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s