14 pensamientos en “EFEMÉRIDE. SEMANA DEL 13 AL 19 DE NOVIEMBRE. General de Brigada Adolfo Coloma Contreras (R.)

  1. Ya es históricamente irrefutable la responsabilidad del Consejero de Orden Público Santiago Carrillo Solares en las matanzas de Paracuellos. El siempre lo negaba hasta que traducido llego a España el libro “Diplomat im roten Madrid” (primera edición mayo 2006 editorial Áltera) de Félix Schlayer que era cónsul de Noruega en el Madrid Republicano. Cuando se tienen noticias de la primera gran “saca de presos” de las cárceles de “la Modelo”, San Antón, Porlier y Ventas y se descubren las inmensas fosas comunes repletas de cadáveres a medio sepultar, Félix Schlayer visita al Consejero de Orden Público Santiago Carrillo para informarle de ello y pedirle que tome medidas para que no continúen las matanzas. Carrillo le tranquiliza dándole seguridad de ello…. pero las matanzas continúan durante todo el mes de noviembre y primeros días de diciembre en que finalizan los asesinatos “oficiales y en masa”. Porque los asesinatos y “paseos” realizados por milicianos del PSOE, CNT, FAI, PC, UGT etc. afectos a las más de 200 checas del Madrid republicano habían tenido lugar desde el mismo 18 de julio y persistieron durante toda la guerra en las decenas de “fusiladeros” o paredones distribuídos por todo Madrid como los que había en las revueltas de la Cuesta de la Vega que baja al Manzanares por el costado sur de la catedral de la Almudena donde aún he conocido yo las grandes oquedades producidas en las paredes de ladrillos por los disparos. Estos testimonios de tantos asesinatos se han hecho desaparecer al construír el edificio que albergará las “Colecciones Reales” sin que ni una triste placa mantenga viva la “Memoria Histórica” que proclama la infame ley 52/2007. El muy cristiano “perdonad pero no olvideís” tenía su razón de ser hasta la promulgación de la infame ley. Ahora no es posible, ni olvidar…. ni perdonar. Porque los herederos ideológicos -y muchas veces tsmbién de sangre- pueden repetir sus “hazañas” si llega al poder un nuevo “Frente Popular”. Los pueblos que olvidan su historia…..

    Me gusta

  2. Gracias por su aportación don Lorenzo.
    En esa línea iba la efemérides, y sentencia tan dura como “¡Españoles: Perdonad, pero no olvidéis! Traída a colación de un cuadro de gran formato, que estuvo expuesto en el viejo Museo del Ejercito en Madrid. Hoy se guarda seguramente en los amplísimos depósitos del actual Museo en Toledo. Desgraciadamente, la Ley de la Memoria histórica, ha hecho reverdeces los agravios, pero solo los de una parte. bien se merecen los mártires de Paracuellos, un recuerdo, una oración y un grito de ¡Basta ya!
    Adolfo

    Me gusta

  3. A llas órdenes de V.E., mi General. ¡Menuda efeméride!.

    Paracuellos. Estuve destinado allí, en el que entonces era el Centro de Control de Tránsito Aéreo de Madrid, ubicado a mitad de la ladera de la colina, con jurisdicción en toda la parte centro norte de la península, durante los primeros doce años de mi vida como Controlador de la Circulación Aérea. Y nada más llegar en Octubre de 1.972, me llamó la atención poderosamente aquella gran cruz pintada en blanco de cal siempre inmaculado que veía desde el centro de trabajo. Una tarde me puse a explorar y descubrí aquel inmenso cementerio en el llano. El guarda jurado que había me explicó todo y me mostró todos los rincones, en alguno de los cuales y para demostrrar algunas de sus afirmaciones, habían descubierto y allí estaban, efectos no precisamente de hombres adultos, sino varios zapatos de tacón alto, de mujer, y otros pequeñítos, también varios, de niños de no más de doce años.

    Todos los años, el 7 de Noviembre, la Asociación de Familiares de las Víctimas organizaban un solemne funeral en la preciosa pero espartana capilla que hay en el centro del recinto, y el celebrante era siempre el Párroco de Paracuellos, un sacerdote ya mayor que nos decía Misa todos los Domingos en e Centro de Control, y de ahí mi conocencia y amistad con él, pues solía yo hacerle de monaguillo. Razón por la que en esas conmemoraciones en el cementerio, me pedía que le ayudase también. Este Sacerdote, por cierto, era superviviente de otros aquelarres de sangre siendo párroco joven en su tierra, Galicia, y se salvó porque un miliciano a quien él había favorecido con comida y medicamentos para una hija enferma, que era del piquete que iba a por él a la casa rectoral, se las arreglo como pudo y le avisó para que se ocutara, cosa que hizo en la cripta de la igesia. Cuando rebuscaron las fieras y pusieron todo patas arriba, el miliciano que hizo de samaritano, tuvo buen cuidado de que no abrieran la cripta. El “mandamás” de aquella jauría de lobos dijo que había que quemar el templo por si el cura estaba dentro, cosa que también pudo impedir el anterior sugiriendo dirigirse a otro lugar en que había caza segura.

    Mucho se ha escrito sobre Paracueos, y paradójicamente creo que el único que más se aproxima a la verdad es el impenitente Ian Gibson en su libro “Paracuellos, cómo fue”. En él deja claro que la intención de la junta de defensa, desde el primer momento, era la de eliminar a los presos, y que todo el traslado se reducía a unos kilómetros hacia las afuera de Madrid. Lo que no se sabe es quién designó el lugar. HUbo un par de autobuses que equivocaron el camino y en la bifurcación cerca de la Alameda de Osuna, tomaron hacia la derecha y terminaron en Torrejón de Ardoz, a las afueras del mismo y en un lugar llamado El Caz del Soto de Aldovea, hicieron el trabajo. Estas víctimas fueron trasladadas a Paracuellos despés de terminar la guerra, y también descansan alli.

    Carrilo siempre echaba la culpa a Serrano Poncela y hasta lo ponía de ladrón, pero en sus declaraciones a Ian Gipson, off the record, el inconsciente le traiciona y dice algo así, para justificarse, como “que aquello no era un juego de niños, sino una guerra a muerte”.

    Qué habría sido del trovador Ian Gipson sin el filón de la guerra civil españoa. Este irlandés pretendiente a emulador de Gerald Brenan, también se instaló al sur de Granada pero no tan alto como la Alpujarra, sino en el Valle de Lecrín, y allí se dedicó a escavar en una mina no de oro sino de diamante con el nombre de Federico García Lorca, y de eso vive. Lo malo para él y paras muchos otros, incluído un antiguo Juez, que fue la estrella de todos los jujeces del mundo mundial, es que el diamante no aparece por muchas prospecciones que hacen. Y es que, en tiempo tan lejano como 1.958, estudiando yo en el Instituto el curso cuarto de Bachiler, leí un “papel” en el que decía que el diamante había sido exhumado y trasadado tres años antes, a un cementerio con una lápida con distinto nombre. No diré qué cementerio es por si algún aficionado a la arquelogía pudiera leer esto fuera del grupo, y montara el cirio para levantar el cementerrio entero. Dejemos que todos los muertos descansen en paz. Ya nos reuniremos todos en la resurrección del día del Juicio Final.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!. Y perdón por tan larga historia.

    Me gusta

  4. Estoy absolutamente de acuerdo con Lorenzo Fernández Navarro de los Paños. Ante la falsedad, el revanchismo y la injusticia que de ambas nace, no se puede permanecer impasible. No cabe el perdón. Hacerlo con quienes pretenden construir sobre la falsedad, el odio y la revancha equivale a malversar la herencia recibida de cara a las generaciones que nos siguen. Consecuencia de ello viven hoy en un auténtico desconocimiento de la verdad pretérita.
    Se ha creado una laguna histórica que nos ha llevado de nuevo atrás cual cangrejos. Solo hay que repasar las Actas del Congreso que apoyan la legitimidad del actual sistema en la Republica y se repudia el que en un tiempo record trajo a España el mayor progreso social de su historia.
    Hoy se desprecia a quienes primero salvaron España y luego hicieron esa magnífica obra en ella, y por el contrario se ensalza a quienes vencidos, continuaron primero su inquisitoria acción desde el extranjero y luego, tras su regreso, lo han hecho propiciando el odio y la falsedad más extemporánea.
    Se celebra también estos días el centenario de la Revolución que propicio un magnifico genocidio. Aquí fue vencida y eso aún no lo han digerido.
    Reitero, sobra la falsedad no se puede construir nada honorable y en ello está nuestro problema actual… mal camino

    Me gusta

  5. ¡Gracias, muchas gracias, don Rafael, por su extraordinario testimonio., digno de un artículo completo .¡Que lástima que tengamos que resucitar aquel “Perdonad pero no olvidéis” pero no nos dejan más remedio para evitar que se sesgue la historia.
    De su valiente relato me ha llamado poderosísimamente la atención los de “varios zapatos de tacón alto, de mujer, y otros pequeñitos, también varios, de niños de no más de doce años” Todo lo que yo he leído al respecto (confieso que hace ya algunos años) hace referencia a varones únicamente como sujetos de tamaña salvajada.
    Gracias nuevamente por su aportación valiosísima.
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  6. Buenas tardes mi General:

    Me uno al recordatorio de todos los que fueron fusilados, y asesinados..rezando por ellos y como bien dice , perdonando pero no olvidando para evitar que se repita la misma historia..
    He leído detenidamente también las aportaciones, tan completas.. pues, hay que conocer bien todos los hechos.tal sucedieron, y no como quieren contarlos historiadores partidarios de la izquierda.

    Gracias… y un afectuoso saludo.

    Josefa Lopez del Moral beltran

    Me gusta

  7. Mi general, si cuento esto es porque aquel viejo guarda jurado, contemporáneo de los hechos y que fue obligado, según dijo, a participar en las cuadrillas del pueblo de Paracuellos para echar tierra sobre las fosas y dejar enterradas a las víctimas de la noche, así me lo relataba y explicaba. Aunque no dijo que él viera cadáveres de mujeres y niños, sí explicaba su existencia porque, siempre según su versión, no solamente sacrificaron allí a presos extraídos exclusivamente de las cárceles, sino también a bastantes personas detenidas en la calle, bares y restaurantes, sobre todo. Y no deja de ser verosímil que entre ellas hubiera alguna familia “bien” cenando con todos sus componentes y se los llevaran para ese viaje a la eternidad.

    Recientemente ha aparecido en Facebook, pero ahora no lo encuentro, un “post” con la ¿corroboraciónj? y cuantificación numérica de mujeres y niños sepultados en ese cementerio. No sé, sería cuestión de verificar eso investigándolo a fondo, si es que puede existir aguna documentación perdida por ahí. Nada es absolutamente fiable, ni descartable, de aquella operación diabólica. Me llama mucho la atención que, por ejemplo, en listas que vienen en ese libro de Ian Gigson, “Paracuellos, cómo fue”, y en otras que he visto en distintas pubicaciones, a continuación de muchos nombres, si no en el encabezamiento de la lista, grarrapateaban la palabra “Libertad”. O sea, como si los fuesen a liberar de la cárcel y que se fueran a casa. Por eso sospecho, que puestos a estar instalados en la mentira, sin el menor escrúpulo, pues todo es posible.

    A las órdenes de V.E.

    Me gusta

  8. Lo que más me sorprende es cómo ha sido posible que los perdedores impusieran su versión de las cosas a todos los españoles, en un vano intento de ganarle todavía la guerra a Franco y que se haya permitido y aceptado una memoria histórica sin oposición alguna ni exigencias de veracidad.

    La historia reciente de España es la que la izquierda ha querido imponer y se ha difundido y aceptado la especie de que Franco era el único que fusilaba cuando está más que demostrado que hechos como los de Paracuellos se repitieron en mil lugares y de mil maneras con un balance de muertes, sobre todo muertes injustas de ciudadanos sacrificados sin razón ni pretexto alguno, muy superior a cualquier represión franquista. Una llamada represión pero que seguramente tenía mucho de justicia por los delitos de sangre cometidos por los encausados.

    Algunas veces se habla de las checas, lugares de tortura que no tienen equivalente en el bando nacional, pero nadie nombra ni recuerda los barcos-prisión “Río Segre”, de Tarragona; “Isla de Menorca”, de Castellón; “Astoy Mendi”, de Almería; “Cabo Quilates” y “Altuna Mendi”, de Bilbao; “Atlante”, de Mahón, y “Alfonso Pérez”, de Santander, así como en los terroríficos pozos de Tahal y de La Lagarta en Almería, y los de Carrión de Calatrava y Herencia.

    O los marinos de Cartagena arrojados al mar, los fusilamientos masivos de las prisiones de Ubeda, Ciudad Real, Toledo, Almería, Lérida, Málaga, San Sebastián y el fuerte de Guadalupe, Castellón, Ibiza, Fuenteovejuna, Albacete, Consuegra, Cebreros, Ocaña, Monasterio de Cóbreces, Guadalajara, Bilbao (prisiones de “Ángeles Custodios”, “Larrinaga”, “La Galera” y “Carmelo”) y Martos.

    Cualquier circunstancia adversa para ellos, como sus continuos descalabros bélicos, servía de pretexto para cebarse en los inermes presos de las cárceles o de los barcos-prisión, y así sucedió con millares y millares de víctimas desde los comienzos de la contienda hasta sus últimos coletazos. Pero al parecer, el único que fusilaba era Franco y así parece haberlo aceptado la mayoría, no sólo de españoles sino también en el extranjero.

    Ellos, los sucesores de aquellos “ideales” políticos han conseguido que la masa ciudadana asuma su versión histórica parcial y deformada donde sólo hubo muertos suyos en las cunetas. Unos muertos cuya búsqueda y recuperación ha estado olvidada durante décadas hasta que se repartió dinero para ello.

    La izquierda, la izquierda en general, no señalo a nadie… es decir, todos ellos, han estado muchos años ignorando y silenciando sus vilezas y repitiendo las nuestras y, una vez más, quienes pudieron impedirlo no lo hicieron dejando que quienes en realidad fueron víctimas aparezcan como verdugos.

    Y es que durante muchos años la izquierda ha estado pretendiendo obligarnos a taparnos los ojos con unas cosas para que no veamos otras.

    Y, jodér, lo han conseguido.

    Me gusta

  9. Gracias, enrique, mi coronel:
    ¡Mira que tener que volver a estas alturas con tan infaustos recuerdos! per si no lo hacemos, corremos el riesgo de que la memoria sea de otros y colectivamente no se puedan entender las causas de tal tragedia.
    Gracias, como siempre, por tu oportuna participación
    Adolfo

    Me gusta

  10. Gracias nuevamente don Rafael, por sus aclaraciones y aportaciones. ¡Claro que importa el numero, y los detalles! Se trata de vidas truncadas por la barbarie y la sinrazón. Pero que la disparidad de cifras no sean causa de invalidar la realidad de la tragedia que en las vegas del Río Jarama ocurrió.
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  11. Mi tio Antonio Payno Mendicouague yace en las fosas de Paracuellos vilmente asesinado por las hordas rojoseparatistas. D. E. P.

    Me gusta

  12. O el vapor Uruguay, utilizado como buque prisión, que estuvo fondeado en el Puerto de Barcelona, en el que estuvo preso Rafael Sánchez Mazas y del que salió con sus compañeros de presidio para ser fusilado, y tantos otros, como bien apunta, Don Rafael.
    Se trata de un nuevo revisionismo, o mejor de revanchismo en torno a la Ley de la memoria histórica (o de la desmemoria histórica) lo que está levantando viejas rencillas. Pero no es saludable que sean unos solos, los que manipulando la historia, vendan a su merced SU RELATO.
    Gracias de nuevo, don Rafael
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  13. Permítame, Don Agustín
    ¡Antonio Payno Mendicouague!
    PRESENTE.
    que descanse en paz con la oración, el recuerdo y el compromiso.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s