DE NUEVO LA UNIDAD MILITAR DE EMERGENCIAS (UME) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

La UME en socorro de los atrapados en la carretera

He dicho en múltiples ocasiones (no se lo tomen al pie de la letra, solo es una hipótesis) que el día que otro “zapatero” cree una unidad militar contra la corrupción (y contra los tontos) en España disminuirán las tormentas y aparecerá un esperanzador rayo de sol.

Ministerio del Interior, Dirección General de Tráfico, Autonomías con todas las responsabilidades en protección civil y emergencias, delegaciones del Gobierno, empresas concesionarias y un larguísimo etcétera que todos ustedes bien conocen.

Ministerio de Fomento, Red de carreteras del Estado, Dirección General de Carreteras con cinco subdirecciones, 1.364 máquinas quitanieves, 242.297 toneladas de fundentes (principalmente sal), distribuidas en 352 almacenes y 530 silos. Vigilancia 24 horas al día en autovías y carreteras de alta intensidad de tráfico.

Seguro que muchas más cosas para luchar contra el general invierno. Y resulta que llega un general de muy bajo nivel y ninguno de todos estos costosos y numerosos organismos son capaces de hacerle frente. A temperaturas bajo cero más de 3.000 vehículos se quedaron atrapados en la carretera, principalmente en la autopista AP-6, con casi 80 kilómetros de corte, y miles de familias asustadas y sin atención durante 18 horas. Información nula. Nos cuentan que llegaron a pasar pánico conforme pasaban las horas. Nadie sabía lo qué hacer. Niños y mayores. Angustia.

Hasta que apareció la Unidad Militar de Emergencias. Otra vez. No es, ni será la primera vez, que le cubren las espaldas a la incompetencia. En definitiva allí apareció el Ejército.

No voy a entrar ahora en la discusión, por otro lado no olvidada, sobre la oportunidad o no de la creación de esta unidad y sus presupuestos restados del conjunto de las FAS cuando fue una misión que desempañaron siempre con máxima eficacia los ejércitos sin necesidad de crear un unidad específica y de tal envergadura y coste.

Lo ocurrido en síntesis y lo que interesa es que la Unidad Militar de Emergencias, como antaño lo hacían las unidades, ha sido la que ha sacado del monumental atasco a los responsables de estas imprevisiones e irresponsabilidades y, un vez más, los ciudadanos han comprobado en quien pueden confiar.

Después de oír las escusas de siempre, las palabras incluso ofensivas que pretenden echar la culpa a los automovilistas, o las que se dirigen unos a otros dependiendo del lugar donde estén, gobernando o en la oposición, lo que queda es una severa preocupación por la inseguridad a la que nos enfrentamos. Una añadida a otras más: la de no poder viajar en vacaciones o tener que hacerlo con equipamiento como para escalar un 8.000.

Al final siempre estarán <<los de la UME >>, los soldados, los militares. Como siempre que truena, aunque pasada la tormenta se les olvida.

Gracias de nuevo a <<los de la UME>>. Gracias soldados por vuestro buen hacer y en esta ocasión por llevar la tranquilidad  y sonrisa a los españoles en un momento muy crítico para muchos de ellos.

Veros aparecer entre la niebla y la ventisca fue su mejor regalo de Reyes.

No puedo terminar estas palabras sin hacerme eco de la anunciada subida de un 2% del precio del peaje de las autopistas. Momento muy oportuno.

Como dejaba caer uno de los responsables del desaguisado ante la imprevisión lo mejor será quedarse en casa.

La UME sin descanso para ayudar a los miles de atrapados en la carretera

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

8 enero 2017

 

 

 

11 pensamientos en “DE NUEVO LA UNIDAD MILITAR DE EMERGENCIAS (UME) General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

  1. Me gusta

  2. Que gran ejemplo ofrece cada vez que interviene la UME.
    Como parte del Ejército que es, su seriedad, entrega, pundonor, les hace contar actuaciones por éxitos.
    ¡Que orgulloso estoy de mi Ejército!
    Un muy cordial saludo, mi General y feliz año.

    Me gusta

  3. Buenas tardes, mi General y a todos los lectores:
    Como Guardia Civil, desempeñando a día de hoy la especialidad de tráfico, en la provincia de Lugo, se muy bien lo que es enfrentarse a estas incidencias y circunstancias…
    Permítame, mi General, desviarme del tema:
    “no hace mucho decidí viajar un fin de semana con mi moto particular. El fin de semana no ofrecía garantías de buen tiempo, es más, llovía con intensidad; pero aún así, y el placer que me garantiza viajar en ese tipo de vehículo, ocupé sus maletas con lo necesario y me fui directo a la carretera. Ya les digo que llovía intensamente para viajar con normalidad, cosa que debió hacerse con una rigurosa concentración y seguridad. Cansado, decidí alojarme en un hotel en la “Virgen del Camino”, León. Nada más alojarme fui a cenar algo. El local elegido no diré cuál se trata, obviamente por razones de seguridad. Me acerqué a la barra y pedí algo para cenar. Mientras tomaba mi cerveza observé a unos quince soldados, muy jóvenes, de uniforme, árido, dentro del local. Unos comían, otros charlaban, reían y se comportaban como personas normales sin uniforme. Lo curioso que les cuento, es, sencillamente, que mientras observaba sus caras de chicos jóvenes, ellos, tarde o temprano, si se diera el caso, están dispuestos a dejar esas sonrisas y ocurrencias para pasar a la accion por en bien de todos nosotros, de España y del sentido común, patrio de cualquier soldado. Me sentía orgulloso de ello, verles ahí, con un único fin: “el incuestionable cumplimiento del deber”.
    ¡Gracias, soldados, por vuestro incansable sacrificio!

    ¡Excelente! Muy acertado, mi General.
    Víctor Fraga, guardia civil y soldado.

    Me gusta

  4. Buenas tardes, mi general:

    Así ha sido, y y lo ha visto toda España…sufrido los atrapados, y visto por todos los demás.. No hay cuentos que valgan.. y me reservo lo que pienso del gobierno, y los gobernantes,y responsables, de estas áreas, desde ministros hasta directores generales..asesores..etc..que en vez de servir a los ciudadanos..que es, donde deben estar, están de vacaciones, y cobrando en abundancia..

    me uno a las felicitaciones de los militares de emergencia UME…por su pronta actuación y eficacia.. Enhorabuena, sois los mejores…

    Un afectuoso saludo..

    Josefa López del Moral Beltrán

    .

    Me gusta

  5. Mi general, querido Rafa: Feliz por tus comentarios y de acuerdo con lo que escribes. Como deprisa, sin querer darle mucho pábulo, has escrito algo así que “también lo hacían antes los soldados sin que hubiera ninguna Unidad especializada”, como así era, pero un aspecto no tan positivo, aunque a la generalidad de los españoles le parecerá muy bien, es que los miles de soldados que constituyen la UME no están ocupando destino en las Unidades de nuestras Fuerzas Armadas. Así nuestros soldados tiene que repetir Misiones y Misiones en el extranjero y su carencia será siempre en detrimento de sus actividades en el Ejército respectivo.
    Pese a todo lo dicho, estoy orgullosísimo de la UME y, como soldados que son todo lo que hacen, una vez adquirido el correspondiente grado de instrucción, resulta inmejorable. ¿Te acuerdas cuando fuimos a Bosnia en 1992, la cantidad de gente que no lo tenía todo consigo en lo referente a cómo lo iban a hacer nuestros soldados, legionarios y no legionarios?Se sorprendieron, pero no sabían de lo que eran capaz de hacer nuestros militares, porque no los conocían. Para terminar, en cuantas ocasiones, tuvieron que actuar, si no llega a ser por la UME…………

    Javier Zorzo

    Me gusta

  6. En este caso, como con los incendios, inundaciones, terremotos y eventos catastróficos similares la memoria frágil y el agradecimiento escaso si es que llega en algún caso, no por las personas a las que socorren que siempre quedará en su corazón la gratitud por el apoyo prestado, sino por la “casta política” a la que no interesa que por su “¿EFICIENTE GESTIÓN? puedan achacarles responsabilidades, que evidentemente tienen al reducir medios a esta UNIDAD.

    Si bien, los recortes presupuestarios han influido en la UME en términos de infraestructuras, no han afectado a la operatividad, que nos lo expliquen los cargos de libre designación ….como los Ministros de Defensa..

    Muy buen artículo, mi General.

    Me gusta

  7. A las órdenes de V:E., mi General.

    Naturalmente que el Ejército siempre fue la solución en todas las emergencias y catástrofes, y a quien se recurrió cuando otros organismos se vieron superados o fueron impotentes. Claro que, en este caso resulta difícil hablar de “catástrofe natural” cuando el fenómeno de la nevada estaba más que pronosticado con antelación suficiente para haber adoptado las medidas que hasta seguramente están previstas en los protocolos y normas de actuación. Pero con tanto organismo, departamento y “mandamás” indocumentado por aquí y por allí, pues a ver quién se pone de acuerdo.

    Menos mal que gracias a la Providencia, no ha habido que lamentar males mayores.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA Y SUS EJERCITOS!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s