RETORNO A LA EDAD MEDIA. Salvador Fontenla Ballesta, General de Brigada (R)

Corpus de sangre…

Las instituciones políticas catalanas pusieron en marcha, a partir del año 1637, un proceso de secesión de España. Esta desavenencia culminó en el 1640, que con el pretexto de una revuelta sangrienta, desembocó que el principado de Cataluña dejara de depender de la corona de España y se incorporara a la corona francesa, mucho más despótica y centralizadora que la española. Estos hechos desembocaron en una larga guerra de recuperación, que duró 12 años (1640 – 1652).

La virulenta revuelta el 7 de junio en Barcelona, día del Corpus de Sangre, entre otros desmanes asesinó al virrey, el conde de Santa Coloma. El gobierno español decidió, ante la falta de fuerzas suficientes para controlar la situación y una infravaloración de la realidad, la aplicación de una política suave de apaciguamiento, que como era de esperar no dio resultados, porque la espiral de violencia se extendió y no dejó más solución a que hablaran las armas.

Francia no desperdició la ocasión para llevar la guerra a territorio español, y este conflicto fue también aprovechado por Portugal para desligarse de la monarquía hispánica, que tuvo que mantener dos frentes de guerra abiertos en la misma península Ibérica. Esta guerra puso a prueba la resistencia de España, en unas situaciones políticas, económicas, sociales y militares muy adversas.

Esas guerras trajeron funestas consecuencias para España y Cataluña. Se perdieron definitivamente Portugal y el Rosellón (la Cataluña francesa) con las emblemáticas plazas de Perpiñán y Salses.

 El retorno a la Edad Media.

Es un principio básico en la política, y en otros órdenes, que el poder tiende inevitablemente a acumular más poder. Por eso los sistemas democráticos modernos tratan de limitar esa tendencia por medio de controles legislativos y con otros contrapoderes.

Lo mismo ocurre con el poder político sobre un territorio determinado, como es el caso de las actuales autonomías españolas, que tiende al control absoluto del mismo, como si fuera de su exclusiva propiedad, invadiendo y ocupando todos los resortes políticos, económicos, educación, etc. Apropiándose, como cosa suya, de su historia, lengua y, por consiguiente, convirtiendo a sus ciudadanos en vasallos o rehenes. Así, paso a paso y de forma subrepticia han conculcado la Constitución, al no ser todos los españoles iguales ante la ley, porque cada territorio tiene leyes diferentes y hasta contradictorias.

Es decir, el actual sistema y desarrollo de las autonomías españolas supone un retorno a la Edad Media, donde el poder territorial de la nobleza competía, a veces en condiciones de igualdad, con el poder real. El problema es cíclico en cuanto hay debilidad en el poder central, los poderes territoriales ponen en peligro la unidad nacional. Lo hemos visto en las rebeliones del siglo XVII, en las guerras de separación de los virreinatos en el principio del XIX, y en las guerras cantonales con hasta un ¡Viva Cartagena! La misma historia se ha vuelto a repetir en la primera mitad del siglo XX, y ahora Cataluña lo ha intentado, con una fuga hacia adelante, mientras que otras autonomías siguen a la expectativa y al acecho.

Igualmente que en la rebelión del año 1642 Cataluña y España perdieron el Rosellón, ahora Cataluña debe perder su unidad política. Es preferible que Cataluña pierda Tabarnia, valle de Arán y alguna zona más, antes que España pierda su unidad e integridad territorial. Solo un traidor taimado o un bobo ingenuo puede creer, y más tratar que los demás lo crean, que no van a reincidir y volver a aprovechar los recursos de las instituciones públicas para intentarlo nuevamente, en cuanto consideren la situación favorable (No olvidéis que los enemigos de España y de la civilización cristiana están alerta).

Es además un esperpento que se consientan partidos políticos que en sus programas electorales tengan como objetivo la ruptura de España, es decir tienen como objetivo delinquir. Por la misma reglas de tres se podrían admitir partidos políticos que tengan como finalidades programáticas saltarse semáforos en rojo, maltratar a los animales o fomentar la corrupción.

Hay una serie de competencias que un Estado serio no debería haber cedido, entre otras: asuntos exteriores, defensa, orden público, fiscalidad e impuestos, educación y sanidad. La reinstauración del servicio militar obligatorio (de la que Francia ha vuelto a dar ejemplo) es una excelente herramienta para la integración social y cohesión territorial (no olvidemos que fue abolida precisamente por eso y a presión de los independentistas catalanes), además así tomaría verdadero sentido las juras de Bandera, para que los que juran sepan lo que simbolizan y a lo que se comprometen, porque si no se queda en un mero acto alegre y colorido.

España ha salido de situaciones históricas peores que estas, solo hay que tener voluntad y anteponer los intereses nacionales a los partidistas.

Salvador Fontenla Ballesta, General de Brigada (R.)

Blog: generaldavila.com

22 enero 2018

 

 

10 pensamientos en “RETORNO A LA EDAD MEDIA. Salvador Fontenla Ballesta, General de Brigada (R)

  1. Mi General, en primer lugar un saludo y, a continuación, decirte que me ha parecido genial tu análisis, pues no se puede decir más claro en tan pocas palabras, que por otra parte vienen a confirmar el viejo dicho que dice que el país que olvida su historia está condenado a repetirla.
    Un abrazo y a tus órdenes

    Me gusta

  2. Estimado Gral. Fontenla:
    Me ha encantado tu análisis. Intentaré ser muy breve.
    ¿Os imagináis a algún participante en el 23-F deambulando por Europa, dando conferencias, ruedas de prensa, participando en pantagruelicas comidas a costa de los contribuyentes, etc.? Y conste que no pretendo ofender a nadie…
    Acabo ya, hace casi un año que escribí en Facebook, que Rajoy nos ha vendido por un plato de lentejas, o lo que es igual, que la independencia catalana está más pactada y acordada que los PGE.
    Decir esto me ha traído una serie de problemas, y persecución laboral, a todos los niveles, más importante, incluso, que escribir o hablar de GURTEL, que es otro tema que pone muy nerviosa a la clase dominante, y digo yo: si tienen “la conciencia tranquila” ¿porque no pedirán ellos mismos que se investigue….?
    Repito también, que el principal problema, la raíz del mismo no es ni que PUIGDEMONT nos esté haciendo una descomunal “butifarra” a todos los españoles, ni Gurtell, sino el “DESGOBIERNO”, que lo permite, ha robado (presuntamente, of course) y que nos toma por idiotas a los españoles.
    Repito mi enhorabuena de nuevo por tu magnífico trabajo, quedando a tu disposición
    Esperanza González de Fonseca Marco

    Me gusta

  3. A las órdenes de V.E., mi General.

    Magistral y sencillo el cuadro que pinta del paisaje que tenemos a la vista, que precisamente los más responsables de evitar que termine con nuestra existencia como nación se empeñan en no querer ver.

    Nunca estuve de acuerdo con aquella fiebre autonomista y algaradas para conseguir cada cual su autonomía particular que tuvimos que sufrir ya desde el día siguiente a la muerte del Caudillo, el único que fue capaz de capitanear la resurrección de España y volver a hacerla grande y respetada durante el período más largo en los últimos doscientos años.

    Y pasados todos estos desde la promulgación de la Constitución de 1.978, cada día se hacen más patentes dos cosas. Una, que este texto lleva dentro una espoleta de relojería que ya está en marcha, y que es la misma definición de las autonomías como “nacionalidades”. Explosivo que fue introducido a la fuerza por el PSOE, y de eso existe memoria filmada en entrevistas en televisión a un señor de apellidos Múgica Herzog, que pretendía adoctrinarnos con el argumento fácil y pueblerino de “que no había que tener miedo a las palabras” (¿…?).

    Y otra, que mientras no se modifiquen una ley de partidos políticos que cierre el paso a aquellos cuyos objetivos son la desmembración de España, y una ley electoral que de verdad garantice la igualdad en valor de cada voto, y que cualquier coalición deba hacerse para concurrir a las elecciones y no a posteriori cuando ya se conocen los resultados, con lo que estamos viendo todos los días que quienes ganan y gobiernan no son los más votados sino la suma de pequeños grupúsculos que en realidad no representan a nadie y sí con este sistema se reparten la tarta. Esto, además de ilógico e injusto, por mucho que lo quieran presentar como legal, es un fraude a la población y a los votantes. Es sencillamente la demostración de que nunca de unas elecciones saldrá lo que vota la mayoría, sino lo que a los políticos, a base de componendas y pasteleos, les conviene. En eso sí que parece que existe un consenso no escrito de “hoy por mí, mañana por ti”. Y no hablemos del “consenso” en lo que se refiere a la lacra de la corrupción, donde a lo máximo que llegan para “terminar con ella”, es al expresivo y clarificador “Y tú, más”.

    ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

    Me gusta

  4. Buenas tardes, General Fontenla Ballesta:

    Magnifico escrito y desarrollo del panorama actual, que es el que todos vemos..hoy.
    No voy a aportar nada pues ya esta todo claramente dicho y completado por las muy buenas aportaciones de los colaboradores.. tan solo concluir, dando las gracias,
    a Vd. General Fontenla, y a todos, con un muy afectuoso saludo.
    Y también estoy a disposición de todos..

    !! VIVA ESPAÑA !!

    Josefa López del Moral Beltrán

    Me gusta

  5. El problema histórico de España, incluido el mismo siglo XX, nada tendrá que ver con el mismo problema, o enfermedad social de origen, del siglo XXI.

    El siglo XXI no se cuenta por años, sino por horas y días. Hasta el siglo XX esta misma triste historia la han pagado todos nuestros antepasados, repetidamente siglo tras siglo; mi tatarabuelo en Cuba y mi abuelo en la Batalla de Ebro. Pero eso acabó definitivamente para algunos de nosotros.

    Algunos que al servicio de España hemos dado toda nuestra juventud ya estamos lejos, nuestros hijos ya no serán españoles, ni tendrán que sufrir la desdicha de pagar impuestos que les esclavizan y les llevan de la miseria a la muerte sin más reconocimiento que el que casi hasta la fecha se negó durante casi un siglo al Regimiento de Cazadores de Alcántara 14 de Caballería en el Monte Arruit. ¿Quién se acuerda hoy de aquellos 685 soldados de España?.

    Casi nadie.

    Me gusta

  6. Impecable artículo con mirada retrospectiva que viene a demostrar, una vez más, lo que muchos pensamos: no sólo la inutilidad de las Autonomías, sino el.peligro real que representan (que son ya en este momento) para la igualdad entre los españoles y para la unidad de España. Eso sin entrar en otras consideraciones como la corrupción insoportable que se ha gestado en muchas de ellas al amparo de su independencia legislativa y escaso control, y el insoportable gasto que representan por la multiplicación de sus instituciones, tanto las preexistentes como las de nuevo cuño en las que viven de los PGE un inmenso rebaño de más de 450.000 políticos.

    Lo terriblemente extraño es que, siendo ya un clamor el rechazo por parte de los ciudadanos, sólo haya un partido político que lleve en su programa la abolición de esta organización territorial y, encima, no se le vote.
    Complicada España…

    Gracias, mi General, por su brillante y claro artículo.

    Me gusta

  7. A las órdenes de V.E.

    (respecto del servicio militar) “no olvidemos que fue abolida precisamente por eso y a presión de los independentistas catalanes”

    No concedamos victorias a quien no es merecedor de ellas. La abolición del servicio militar en España fue producto de la presión social en toda España, y a los hechos me remito: comparense número de objetores de conciencia y número de reclutas. Añádase a ello el movimiento de insumisión…en toda España.

    Ese debate, el de la utilidad del servicio militar, daría para mucho, en todo caso reflejar que la abolición de la “mili” fue consecuencia de un cambio de mentalidad.

    Y luego, comparar un opción política respetable (que yo no comparto ni de lejos) como es el independentismo con claros actos de delincuencia, me parece totalmente fuera de lugar.

    Me gusta

  8. Viva España
    Fuera.las autonomías
    Fuera los reinos de taifas
    Fuera las policías autonómicas
    Todos iguales ante la ley
    Fuera tantos gobiernos
    Tantos presidentes. Etcétera etcétera.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s